tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

miércoles, 20 de abril de 2011

Volkswagen Beetle: regreso al pasado

Volkswagen ha presentado en un acto celebrado al mismo tiempo en las ciudades de Berlín, Shanghai y Nueva York el nuevo Beetle. Se trata de la tercera generación de este utilitario, que nace para sustituir al modelo actual, vigente entre 1998 y 2010.

Con él, además, Volkswagen quiere hacer más grande la leyenda del escarabajo, del que ha fabricado hasta la fecha 22 millones de unidades, entre el modelo original y el New Beetle.

El nuevo Beetle, como el precedente, seguirá produciéndose en la factoría mexicana de Puebla. De ahí que las primeras unidades lleguen a Norteamérica, en septiembre de 2011. Unas semanas más tarde, entre octubre y noviembre, los concesionarios europeos recibirán las primeras unidades. Después le tocará el turno al continente asiático, donde se comercializará en febrero de 2012 para finalizar a finales de 2012 o principios de 2013 en Sudamérica.

Vuelta a los orígenes

Con esta tercera generación del Beetle, Volkswagen vuelve a los orígenes del escarabajo. Y decimos que vuelve a sus orígenes porque, entre otras cosas, la firma de Wolfsburg recupera su nombre original de Beetle, eliminando así el aditivo de 'New' o 'Nuevo' de la generación anterior.

A ello se suma un diseño con el que también se busca un mayor parecido con el Beetle original. De hecho, según afirman sus responsables de diseño -Walter de Silva y Klaus Bischoff- a la hora de plantear esta nueva generación, optaron por cómo evolucionar el diseño del Beetle original antes que en realizar una mejora del New Beetle.

Con esta solución, los responsables de la marca alemana han buscado corregir los fallos de la anterior generación. Con el New Beetle, el autor del diseño original, J. Mays, hoy responsable del diseño en Ford, había sacrificado todo al estilo. El resultado fue un coche enormemente atractivo pero con una plazas posteriores reducidas y un maletero muy pequeño.

Más largo y ancho

Respecto a sus dimensiones, el nuevo Beetle toma la plataforma del Golf actual. Es por ello por lo que presenta una longitud de 4,27 metros, una anchura de 1,80 metros y una altura de 1,48 metros. Respecto a su predecesor, el New Beetle, el nuevo modelo gana es mucho más largo y ancho y ligeramente más bajo. En concreto, es 15 centímetros más largo, ocho centímetros más ancho y un centímetro más bajo. En cuanto a la batalla, ahora es de 2,53 metros, dos centímetros mayor.

Cierra el apartado de medidas el maletero, que presenta una capacidad de 310 litros, casi 100 más que los 214 disponibles en la generación anterior.

Con estas dimensiones, Volkswagen ha permitido una mayor longitud del capó, así como una inclinación más pronunciada del parabrisas. A ello se suman otras novedades como un alerón trasero -pintando en negro en su parte superior y en el color de la carrocería en la parte inferior-, que será de serie en las versiones más potentes.

Además, según afirma la marca alemana, la posición de conducción ahora no es tan elevada, algo que tiene su explicación también en la reducción de tres centímetros de la altura libre entre la butaca y el techo.

Siguiendo con el puesto de conducción, destaca el panel de instrumentos adicional situado en la parte superior de la consola que incluye los indicadores de la temperatura del aceite, un cronómetro y un indicador de la presión de admisión.

En cuanto el equipamiento, Volkswagen ha detallado tres niveles para el nuevo modelo: Beetle, Design y Sport.

Aunque el nivel de equipamiento de cada uno de estos tres acabados no se sabrá hasta que se acerque su fecha de comercialización, la firma alemana ha adelantado que el Beetle podrá contar con faros bixenón con luz diurna mediante leds, llantas de aleación de hasta 19 pulgadas de diámetro, una guantera adicional que se abre hacia arriba en el lado del acompañante, techo panorámico, navegador, acceso sin llave y un novedoso sistema de sonido, desarrollado entre Fender y Panasonic.

Motores conocidos

Respecto a los motores, el Beetle contará con tres variantes de gasolina y dos diésel. Las de gasolina son el 1.2 TSI de 105 caballos, el 1.4 TSI de 160 caballos y el 2.0 TSI de 200 caballos. Respecto a las versiones diésel serán el 1.6 TDI de 105 caballos y el 2.0 TDI de 140 caballos.

Todos los motores podrán equipar un cambio manual de serie y, opcionalmente, la caja de doble embrague DSG.

De esta manera el Beetle 2.0 TSI con cambio manual logra 225 kilómetros por hora y obtiene un consumo de 7,4 litros cada 100 kilómetros. Por su parte, el 1.4 TSI de 160 caballos, con cambio DSG, gasta 5,9 litros y logra una velocidad máxima de 207 kilómetros por hora. Por último, el 1.2 TSI de 105 caballos logra una velocidad máxima con un consumo de 5,5 litros cada 100 kilómetros.

Respecto a los diésel, el 1.6 TDI con 105 caballos logra un consumo de 4,3 litros, mientras que el 2.0 TDI de 140 caballos gasta 4,9 litros.

Por último, las versiones más potentes de gasolina -1.4 TSDI de 160 y 2.0 TSI de 200 caballos- podrán equipar el diferencial electrónico de deslizamiento limitado XDS, un sistema que hace que el freno actúe en la rueda interior de la curva para que el vehículo tenga la tracción óptima. Respecto a los precios, aunque Volkswagen todavía no ha hablado de ello se puede especular con que, a mecánica y equipamiento similar, serán un 3% más altos.

En definitiva, Volkswagen introduce una nueva generación del Beetle con un aspecto más retro, un habitáculo más amplio y mayor maletero. Además, todo apunta a que también tendrá un comportamiento mejorado... algo que confirmaremos en la primera toma de contacto.

No hay comentarios: