tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

jueves, 30 de enero de 2014

La nueva cara del Bernabéu

Ya hay ganador del concurso organizado por el Real Madrid para construir un nuevo estadio Santiago Bernabéu. Se trata del proyecto presentado por la empresa alemana GMP Architekten y los estudios L-35 y Ribas&Ribas. Los perdedores han sido los equipos formados por Rafael Moneo y los suizos Herzog & de Meuron; Norman Foster y Rafael de la Hoz; y Carlos Lamela y Populous.
Todos los arquitectos recibieron ayer una llamada del Madrid en la que se les comunicaba la decisión. El club publicará oficialmente en los próximos días, previsiblemente este viernes, el nombre de los ganadores y los detalles del proyecto.
Han sido dos años de idas y venidas en torno a un concurso que ha tenido cierta controversia. Para empezar, se convocó en dos veces. La primera versión de los proyectos se presentó en septiembre de 2012. El club dio a conocer las maquetas a los socios, pero ninguna de ellas acabó por ser definitiva. Una nueva idea había surgido en el club: además de convertir el estadio en una imagen mítica de la ciudad, el nuevo coliseo debía servir también como forma de aumentar drásticamente los ingresos del Real Madrid, a la manera de otros estadios del mundo, sobre todo estadounidenses, donde la media de consumo de un espectador dentro del estadio es de más de 10 euros. En el Bernabéu son solo 0,8.
Con ese nuevo concepto, el club acudió nuevamente a los arquitectos para que rediseñaran sus proyectos iniciales. Los profesionales debían proponer sus nuevas ideas adaptándolas a la construcción de un hotel, un centro comercial y a la colocación de un espacio para el patrocinador. Ese ha sido para el presidente, Florentino Pérez, uno de los escollos con los que se ha encontrado: encontrar una empresa que financie el proyecto —200 millones de los 400 que costaría el nuevo estadio— a cambio de sustituir con el nombre de la marca el de Santiago Bernabéu o, al menos, añadir su marca como apellido al estadio.
Con esas premisas, los arquitectos presentaron sus nuevos diseños antes del verano de 2013. Algunos de ellos, como el de Lamela, otorgaban escasa rentabilidad al centro comercial o ponían pegas al posible rendimiento económico que saliera del hotel. Pero todos habían apostado por diseñar, además de un estadio, un lugar que sacara más rendimiento económico. El diseño de Carlos Lamela y Populous tenía previsto dar 82 millones sobre los 40 que ya da el estadio; el de Foster y de la Hoz señalaba unos ingresos adicionales de 76 millones; el de GMP, 52; y el de Moneo, 45.
Aquí entra el otro asunto polémico de este concurso. Una fuente que conoce el proceso desde el principio señala que el club modificó esas cifras en un estudio encargado a la consultora Bovis. Esta empresa redactó un informe previo en el que se señalaba las diferencias económicas de cada uno de los estudios, pero en la redacción final, según esa misma fuente, asegura que todos los proyectos presentan la misma rentabilidad. Otra fuente distinta que conoce ese informe confidencial matiza que solo se trataba de proyecciones de los arquitectos y que finalmente han sido los técnicos del club los que han hecho las valoraciones finales.
El principal valedor del proyecto de GMP ha sido el propio Florentino Pérez. Da la casualidad de que uno de los arquitectos que ha diseñado con la empresa alemana el estadio, el arquitecto catalán Josep Ribas, es socio del Barcelona, algo que tampoco gustaba a otros directivos del club. Otras opiniones en la entidad optaban por que el nuevo estadio fuera asociado a una firma de prestigio internacional como Moneo, Foster o Herzog, arquitectos que finalmente han resultado perdedores.
El sueño de Florentino Pérez estará definitivamente en manos de GMP Architeckten. La empresa alemana es conocida por su participación en el diseño de estadios para el Mundial de Sudáfrica y está considerada una especialista en grandes coliseos.
A falta de la información que dé el club esta semana, quedan algunas incógnitas que aún deben despejarse. Para empezar, la forma de financiación y si el Madrid ha encontrado un patrocinador. También se dará a conocer si la rentabilidad económica es la esperada y si el estadio contará definitivamente con un hotel y con un centro comercial para hacerlo rentable tal y como exigía Pérez.
Además de todo eso, Bruselas estudia el convenio firmado entre el Real Madrid y el Ayuntamiento de la capital en 2011. El acuerdo permitió al Madrid conseguir una parcela —con una edificabilidad de 12.000 metros cuadrados— entre el estadio y la Castellana gracias a un intercambio de fincas con el Consistorio. La justicia española ha validado por ahora la operación, pero la Comisión Europea investiga si se trata de una ayuda pública encubierta.
Otro problema añadido sería el posible aumento del aforo máximo permitido dentro del futuro estadio. Todos los proyectos señalaban que para dar la rentabilidad exigida había que colocar entre 5.000 y 7.000 espectadores más, algo que no está previsto en el Plan General de Ordenación Urbana.
En cualquier caso, el estadio cambiará por completo la fisonomía de la Castellana y tratará de convertir el coliseo en una nueva experiencia para quienes vayan a los partidos. Ese es el plan que trazó el club y eso es, en teoría, lo que les han conseguido los arquitectos alemanes y catalanes. Aun así, queda el malestar de los perdedores y de algunos personas que han seguido el concurso desde el inicio.

Amanda Knox aguarda en EE UU un nuevo veredicto

Un tribunal de Florencia decidirá hoy sobre la libertad de la estadounidense Amanda Knox y su exnovio italiano, Raffaele Sollecito, condenados y después absueltos por el asesinato dela estudiante británica Meredith Kercher en 2007 por negarse a participar en una orgía de sexo y drogas. El Supremo italiano anuló el año pasado la sentencia absolutoria, dictaminada por un tribunal que integraban seis vecinos de Perugia y dos magistrados, y ordenó que se repitiera todo el proceso. Knox,compañera de piso de la víctima, no ha regresado a Italia y su condena podría provocar un entuerto diplomático para EE UU si ella decidiera luchar contra su extradición.
Knox y Sollecito fueron inicialmente condenados a 26 y 25 años de cárcel, respectivamente, por la violación y asesinato — los forenses identificaron 43 puñaladas en su cadáver — de Kercher, que tenía 21 años. Los familiares de la estudiante británica y la fiscalía de Perugia recurrieron la absolución de Knox y su novio, alegando que el tribunal no había tenido en cuenta el 70% de los elementos de prueba. El veredicto de octubre de 2011 se emitió en un clima de presión mediática y política que llevó a la entonces secretaria de Estado de EE UU, Hilary Clinton, a interesarse por su compatriota.
Si ambos vuelven a ser declarados culpables —la acusación pide 30 años de prisión para Knox y 26 para Sollecito— podrían recurrir al Supremo. Los instructores del caso encontraron ADN del novio en un sujetador de Kercher, así como restos de sangre y pisadas de Knox en el piso que compartían, pruebas que fundamentaron su condena en 2009. Sin embargo, el veredicto de 2011 cuestionó los mecanismos empleados para obtener las muestras. Rudy Guede, un amigo común natural de Costa de Marfil que les acompañó aquella noche, ha sido condenado en un proceso separado a 16 años de cárcel.
Knox, que ahora tiene 26 años y reside en Seattle —se marchó apenas unas horas después de su puesta en libertad— ha mandado un escrito de cinco páginas al tribunal para justificar su negativa a regresar a Italia: “Yo no violé, no robé, no planeé, no instigué y no maté a Meredith. No estoy presente en la corte porque tengo miedo de que la vehemencia de la acusación les impresione, que el humo entre en sus ojos y les ciegue”.
Sollecito, de 29 años, sigue en Italia y dijo en noviembre que “no tenía sentido” que le estuvieran procesando por “una atrocidad como esa”. Esperará en su domicilio el veredicto, según informa AFP a instancias de su padre. Quienes sí estarán presentes en la corte serán los familiares de la estudiante británica.

Google vende los teléfonos de Motorola a la china Lenovo

Fin a una de las operaciones más calamitosas de Google: la compra de Motorola por 12.000 millones de euros en 2012 que ahora vende a la china Lenovo por 2.130 milllones. Se queda con las patentes que, de momento, no le han servido para ganar ninguno de sus pleitos entablados.
Lenovo utilizará la marca Motorola y los productos ya lanzados o ya previstos para su salida al mercado (Moto G y Moto X), pero Googlemantendrá "la inmensa mayoría" de la cartera de patentes de la marca Motorola Mobility, motivo principal por el que realizó la compra de esta filial por 12.500 millones de dólares en 2012.
Google realizó la adquisición de Motorola, anunciada a finales de 2011, con la intención de ser la dueña de las casi 20.000 patentes que este fabricante había acumulado en sus ocho décadas de historia. Las únicas vías para acceder a estas tecnologías era hacerse con la compañía propietaria de las patentes o emprender costosas batallas legales en los tribunales. Sin embargo, el negocio de los móviles solo le daba pérdidas millonarias cada trimestre.
Motorola ha confirmado la noticiaa través de su blog, donde señala que Google mantendrá la cartera de patentes. Sin embargo, apuntan que el nuevo propietario de los terminales móviles y la marca tendrá un acceso preferencial a la misma. "Como parte de su continua relación con Google, Lenovo recibirá una licencia para la amplia cartera de patentes y de propiedad intelectual. Además, Lenovo recibirá más de 2.000 activos de patentes, así como la marca Motorola Mobility", indica.
La empresa ha señalado que "el acuerdo fortalecerá significativamente la posición de Lenovo en el mercado de teléfonos inteligentes. Además, Lenovo adquirirá una fuerte presencia en el mercado de América del Norte y América Latina, así como un punto de apoyo en Europa occidental, para complementar su rápido crecimiento en el negocio de teléfonos inteligentes en los mercados emergentes de todo el mundo".
Motorola es hoy poco más que una marca mito en Estados Unidos. Los días dorados por haber creado el teléfono móvil, luego reverdecidos con sus modelos Razr, hace tiempo que quedaron atrás. Sus teléfonos se venden poco en su país, y nada en el resto del mundo. Aún así, la china Lenovo trata de repetir el éxito que tuvo con la compra de los ordenadores ThinkPad de IBM en el año 2005, pero entonces la china no tenía predicamento alguno fuera de su país. Hoy, Lenovo es una marca mundial, el primer fabricante mundial de ordenadores y el tercero de smartpones. Cierto es que en Estados Unidos no son nadie, como tampoco lo son ZTE (5,7% del mercado norteamericano) y Huawei (3%),las otras dos marcas chinas que se encuentran entre los cinco mayores vendedores de móviles del mundo, pero ya no es imprescindible vender en Estados Unidos para ser líder mundial.
Lenovo cierra su gran semana de rebajas pues días antes había comprado por 2.300 millones la gama media y baja de los servidores de IBM,con lo que también se colocarán en este mercado líderes mundiales a corto término. Para ello le bastará con mejorar ventas en Europa, donde el consumidor es más receptivo a la marca china. 
El cofundador y consejero delegado de Google, Larry Page, reconoció que la empresa debía centrarse en el sistema operativo Android y dejar el hardware para otros.  Google tiene acuerdos de fabricación de tabletas y smartphones marca Nexus, así como los portátiles Chromebooks.

Los socialdemócratas alemanes obligan a Merkel a un giro social

La canciller Angela Merkel ha defendido este miércoles ante el pleno de la Cámara baja (Bundestag) el giro hacia la izquierda emprendido por su nueva coalición con los socialdemócratas del SPD. La líder democristiana (CDU/CSU) justificó la decisión de abrir la puerta a las jubilaciones con 63 para aquellos que hayan cotizado más de 45 años a los fondos de pensiones públicas. La medida, recogida en diciembre en el contrato de Gobierno tras varios meses de negociaciones, ha sido objeto de duras críticas de la patronal y del anterior canciller federal, el socialdemócrata Gerhard Schröder (1998-2005) que en su día retrasó la edad de jubilación de los 65 a los 67 años en Alemania.
La ley que permitirá la jubilación a los 63 salió este miércoles del Consejo de Ministros y está pendiente de aprobación parlamentaria el próximo mes de mayo. La reducción, de todas formas, tendrá un ámbito de aplicación limitado, ya que podrán beneficiarse de ella solo los nacidos antes de 1952. Unos 900.000 trabajadores se encuentran en esa franja de edad, según informa la agencia Reuters.
Merkel sigue convaleciente de su accidente de esquí en las vacaciones de navidad y se dirigió al pleno sentada en la tribuna. En el contexto de este giro social, la canciller sostuvo que “la humanidad de una sociedad se mide según el trato que dé a los débiles, sobre todo cuando son mayores y están enfermos". El proyecto de ley, que salió del ministerio de Trabajo ahora ocupado por la socialdemócrata Andrea Nahles, también contempla una mejora de las jubilaciones a las madres, así como nuevas prestaciones para las personas dependientes y para la rehabilitación, En total, el paquete tendrá un coste adicional de hasta 11.000 millones de euros anuales hasta 2030. Una vez superada la votación en el Bundestag, donde la coalición de Gobierno ocupa el 80% de los escaños, se espera que la ley entre en vigor en julio.
En su primer gran discurso parlamentario tras su toma de posesión en diciembre, Merkel defendió además la introducción del salario mínimo interprofesional de 8,50 euros por hora, una decisión impuesta por sus nuevos socios socialdemócratas. La canciller descartó que hagan falta subidas de impuestos para costear estas nuevas medidas. Aseguró que su flamante Ejecutivo tiene como brújula “la economía social de mercado”, que ha puesto a Alemania en la vanguardia de Europa al situar “a las personas en el centro de la importancia”. Dijo Merkel que “de la flexibilización de los mercados laborales, que fue inevitable, surgieron sin embargo posibilidades de abuso que la gran coalición se esforzará en eliminar”.
Merkel no da por superada la crisis de la deuda. La canciller defendió que la austeridad presupuestaria debe ir acompañada de una regulación más estricta del sector financiero. Habló Merkel de “excesos irresponsables en los mercados” como causa de la crisis y asumió uno de los lemas de la campaña electoral socialdemócrata: “El que arriesgue su dinero”, dijo, “cargará con las consecuencias y ya no el erario público financiado por los impuestos”. Según cálculos recientes del Fondo Monetario Internacional, (FMI) el contribuyente alemán ha movilizado unos 290.000 millones de euros en salvar a sus bancos desde que comenzó la crisis financiera en 2007.
Aseguró Merkel en el Bundestag que la crisis europea sigue latente y que solo está, “en el mejor de los casos, controlada". Advirtió Merkel a los diputados de que “no debemos fiarnos de la engañosa tranquilidad actual”. Para el futuro de Europa, señaló que “en una unión fiscal no habrá otra salida que unir los lazos” financieros entre los socios. Esto puede leerse como una advertencia contra las voces de sirena del nuevo partido euroescéptico AFD, al que los sondeos dan un 7% de intención de voto en las europeas de esta primavera.
Otro de los temas clave de su discurso fue la transición energética hacia las fuentes de energía renovable en Alemania: “El mundo mira a Alemania con curiosidad y gran interés por este reto, que es único en el mundo”. Dijo Merkel estar “convencida de que, si alguien puede llevarlo a cabo con éxito, esa es Alemania”. El paso de la energía nuclear a las renovables será “una tarea hercúlea en la que todos: personas, municipios y regiones deberán esforzarse. Su logro será un nuevo ejemplo de economía social de mercado”.
El líder parlamentario de La Izquierda (Die Linke), que con la Gran Coalición se ha convertido en el primer Grupo de la oposición, criticó un discurso que a su entender “no guarda relación con la realidad”. Las mejoras en las pensiones no son, para su partido, suficientes. Die Linke, que tiene buena parte de su electorado en los territorios de la antigua República Democrática Alemana (RDA), acusó al Gobierno de perpetuar las diferencias ente las prestaciones sociales que perciben los habitantes del Este y los del Oeste.