tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

domingo, 13 de julio de 2014

Empanadillas de pollo y tomate

'Mi casa ha desaparecido'

Imagine que un día vuelve a su casa después de 20 años y se encuentra con que, literalmente, no está. Y en su lugar se ha levantado un nuevo edificio. Eso fue lo que le pasó a Gloria Rubio. «Mi casa había desaparecido».
Su madre era propietaria de un bloque de tres pisos en el centro deLas Palmas de Gran Canaria y, cuando falleció en 2007, Gloria quiso recuperarlo. «Llegué de Madrid con mi maleta y las llaves de la casa, y me encontré con que no estaba».
Y, claro, cuando llegó a Las Palmas ya había hecho sus planes. «Tenía pensado alquilar dos de los pisos y vivir en el otro». Pero en vez de eso, se encuentra ahora con que, donde antes tenía una casa, ahora no tiene ni una cama en la que pasar la noche. «Tuve que dormir en un hotel».
El caso tiene poco que ver con una fantasía y mucho con la normativa urbanística. Durante 20 años, Gloria y su madre vivieron en Madrid sin visitar su casa de Canarias. «Mi madre estaba muy enferma y no podía viajar», relata Gloria. Mientras tanto, desconocían lo que estaba ocurriendo en su barrio.
En 1999, el Plan General de Ordenación Urbana incluía un proyecto de renovación de viviendas, y expropiaron a todos los vecinos de la calle. El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se lo notificó a todos los propietarios, salvo a ellas, porque no consiguieron dar con su nuevo domicilio, una humilde habitación en un piso compartido del centro de Madrid. «No recibimos ningún aviso», narra Gloria, que pide ahora una indemnización de más de un millón de euros por la pérdida de su edificio.
Esas viviendas se habían convertido en el eje central de su nuevo plan vida. A sus 69 años, sin marido ni descendencia, y, una vez fallecida su madre, quería romper con su pasado y recuperar el nivel de vida que tuvo en su día en la isla. «Vivíamos muy bien. Teníamos una casa en el centro y un coche precioso», recuerda. Hoy, en cambio, sobrevive con una pensión de 365 euros y acude a diario a un comedor social. «Tengo que mirar cada euro», reconoce.
La búsqueda de una nueva vida se ha terminado convirtiendo para Gloria en una vuelta forzosa al pasado. A recordar cómo en los años 80 ella y su madre tuvieron que abandonar Las Palmas por «graves problemas» con su padre. Entonces, ambas se trasladaron a Madrid, intentado no dejar rastro de su paradero.
«No le dijimos a nadie donde íbamos. Tuvimos que salir huyendo. Dejamos nuestra casa y todo lo que teníamos allí», relata. Y recuerda que entre sus muebles «la mayoría de estilo Luis XV» se encontraba uno con especial valor, «un piano de cola que me regalaron mis padres cuando me fui a París a estudiar la carrera». «Era mi media vida», apunta.
Al no localizarlas, el Consistorio valoró su propiedad en 27 millones de pesetas (164.753 euros) y almacenó la cantidad en la Caja General de Depósitos, una especie de consigna pública en la que el dinero puede permanecer hasta 20 años.
Sin embargo, en 2003, el entonces concejal de Hacienda, Eugenio Mambrilla, canceló el depósito y le entregó el dinero a la promotora de las viviendas. «Se han quedado con el suelo, la edificabilidad y el dinero», explica el abogado de Gloria, César Olano.
El millón de euros de indemnización que solicita Gloria incluye el valor del suelo, el mobiliario y los intereses generados en estos años. «Ya no sólo es el dinero. Allí se quedaron todas las fotos, los cuadros, la ropa... Todos los recuerdos de mi familia», explica la mujer, que sufre graves problemas económicos.
De momento, ha reclamado al Ayuntamiento la cantidad en la que se tasó la vivienda, los 164.753 euros; y que, según el abogado, deberían abonarse inmediatamente, tal y como establece la Ley de Expropiación en caso de litigio. «Al menos serviría para que ella fuese tirando», relata el letrado. En cambio, aún no han recibido ninguna respuesta por parte del Consistorio canario.
Fuentes del Ayuntamiento reconocieron a este diario que actualmente están considerando si le corresponde una indemnización a Gloria, aunque no quisieron valorar las decisiones que tomó el Gobierno de entonces, «porque fue hace dos legislaturas».

La corrupción y la guerra interna destrozan al partido de Sarkozy

La Unión por un Movimiento Popular (UMP), el principal partido de la oposición en Francia (199 de 577 diputados), atraviesa una crisis sin precedentes que pone en riesgo su propia subsistencia doce años después de nacer. La organización se encuentra sin líder, dirigida por un triunvirato de exprimeros ministros a la greña, ahogado por las deudas, investigado por financiación ilegal y puesto a diario en la picota por corruptelas filtradas desde dentro como munición entre rivales. Ahora se suman nuevos datos escandalosos sobre la imputación de Nicolas Sarkozy. Las grabaciones policiales al exlíder del partido y expresidente de la República (2007-2012) muestran sus presuntos tráficos de influencia con magistrados para eludir a la justicia.
El diario Le Monde difundió el sábado grabaciones realizadas desde el pasado otoño a Sarkozy y a su abogado, Thierry Herzog. Su contenido fue fundamental para el arresto e imputación de ambos el 1 de julio. Sarkozy fue acusado de tráfico de influencias, corrupción activa y violación de secretos. La policía investigaba si Sarkozy y su letrado recibían información confidencial sobre la instrucción de casos que afectan al anterior jefe del Estado, especialmente a través del magistrado Gilbert Azibert, miembro del Tribunal Supremo, donde se siguen causas sobre financiaciones ilegales en la campaña electoral de Sarkozy en 2007. A cambio, el anterior inquilino del Elíseo y su abogado maniobraban para que Azibert fuera miembro del Consejo de Estado en Mónaco, puesto al que aspiraba.
“Llámale (al juez) para decirle que yo me ocuparé porque voy a ir a Mónaco”, le dice el político a su abogado el pasado 5 de enero.
En efecto, Sarkozy se desplaza 20 días más tarde a Mónaco y, en un nuevo contacto con su abogado, le dice: “Puedes decirle [al juez Azibert] que haré la gestión ante el ministro de Estado”. El 25 de febrero, Sarkozy habla con ese ministro monesgasco, Michel Rocher, pero después llama al abogado Herzog y le comunica que ha incumplido el trato: “He pensado que haría un poco el ridículo y he preferido no sacar el tema”.
El expresidente prometió favorecer a un juez acusado de filtrarle secretos
Esta es la única llamada en la que Sarkozy y su abogado hablan del juez y presunto confidente por sus teléfonos oficiales. Hasta entonces, lo hacían a través de dos aparatos comprados a nombres falsos por el letrado el 11 de enero, solo un día después de que contactos judiciales de Sarkozy supieran que el expresidente tenía intervenidos su teléfono habitual. Supuestamente, alguien le había alertado. La policía sospecha que Sarkozy y su abogado se enteraron durante el viaje a Mónaco de que también tenían pinchados sus teléfonos clandestinos y por eso rectificaron sus intenciones y mantuvieron esa conversación en esos términos
Las maniobras en el entorno judicial ponen aún más en entredicho la reacción de Sarkozy tras su detención, cuando declaró que él era víctima de una “instrumentalización” de la justicia en un momento en el que tiene que decidir si da el paso para volver a liderar la UMP.
Esa opción es precisamente la que ha echado más gasolina a las hogueras que a diario se prenden en la sede de la UMP. Hace ahora un mes que dimitió el presidente del partido, Jean-François Copé, investigado por presuntas corrupciones en la campaña de 2012 (caso Bygmalion). Fue sustituido por el triunvirato formado por François Fillon, Alain Juppé y Jean-Pierre Raffarin. Los tres, con sus equipos propios que no colaboran entre sí, mantienen batallas cruzadas ante las primarias de noviembre: unánime contra Copé y cada cual en carrera por el liderazgo en medio de una indisimulada y amplia alegría por el devenir judicial de Sarkozy, que eliminaría a quien supuestamente tenía las mejores opciones de regresar al timón.
Periódicos y webs difunden casi a diario escándalos internos. Así, Copé tenía empleada como asesora a su mujer, Nadia, en la Asamblea Nacional, por 4.750 euros mensuales del erario público. El partido pagó billetes de avión de la señora Copé por 24.000 euros en 2013. Los salarios de los colaboradores de Copé en el partido llegaban a 10.000 euros al mes. La UMP pagó a la exministra y eurodiputada Rachida Dati, próxima a Sarkozy, 10.000 euros en facturas de teléfono, más otros 7.000 mensuales a una ayudante suya. Fillon, enemigo acérrimo de Sarkozy, usaba aviones y helicópteros privado. Esta semana, alguien ha reventado un armario con información confidencial del partido, que no ha denunciado el caso.
“Todo lo que ofrecemos hoy es el espectáculo de la división, los ataques personales”, ha reconocido públicamente Bruno Le Maire, uno de los dirigentes. La única información de relieve difundida oficialmente por el partido es quizás la más peligrosa para su subsistencia, al menos financiera: debe 74 millones, 30 más que hace seis meses.
Ante semejante cuadro general, el 48% de los franceses opinan que la UMP debe disolverse y crear una nueva formación, según una encuesta de Le Parisien. A la defensiva, Juppé dijo al presentar esta semana las cuentas del partido: “La UMP tiene su lugar. Existe”.

El Mundial lanza al palo el penalti de la publicidad

El prematuro e inesperado descalabro de España en el Mundial de Brasil mandó al palo las previsiones publicitarias. La selección es el principal reclamo, tanto de audiencia como de inversión. Pero el campeonato, sin los de Del Bosque, es un evento menos rentable. "No es nada descabellado suponer que se ha perdido como mínimo un 30% de inversión por la rápida eliminación de España, pues aunque había anunciantes con los paquetes e inversiones ya cerrados e inamovibles, siempre hay quien se va subiendo al carro a medida que van avanzando las fases", explica Víctor Juárez, director de Compra de TV de la agencia PHD.
"Económicamente no es una tragedia. Antes de que empezara el Mundial creíamos que iba a ser muy rentable, y tras la eliminación de la selección española pasa a ser rentable. Vamos a ingresar menos, pero en ningún caso se va a perder dinero", dijo Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset España (Telecinco/Cuatro). A falta del cierre de datos, en el mercado publicitario explican que el Mundial -cuyo coste se estima en unos 30 millones los 25 partidos que ha ofrecido Mediaset- "puede salir lo comido por lo servido, pero, claro, habría que sumar los gastos imputables a producción". Se habla de break even, pero la producción sería imputable a pérdidas.
"Es lógico pensar que la eliminación de España tenga cierta incidencia. Pero creemos que, si contabilizamos la incidencia del Mundial en la audiencia global de la cadena, ha podido ser una competición rentable", afina José Luis Arroyo, director general de Opera (unidad de compras de OmnicomMediaGroup).
Casillas, en el partido ante Chile donde España cayó eliminada.
Casillas, en el partido ante Chile donde España cayó eliminada.
Mediaset hizo una comercialización blindada del Mundial a la gran mayoría de anunciantes, que cerraron paquetes de inversión al comienzo. Ello ha impedido una fuga masiva. Donde sí se han resentido los ingresos ha sido en la comercialización partido a partido, donde, por ejemplo, los anunciantes vinculados con la selección se han caído. Las fuentes consultadas cifran en 70.000 euros unspot en un partido de España, frente a los 30.000 en partidos de otras selecciones en la fase de clasificación -podía variar si era prime time o tarde, y entre 50.000 y 68.000 euros en la semifinal y la final-. Por comparar, si España hubiera llegado a la final, un spot de 20 segundos podría haber costado unos 200.000 euros.
"Aquellos que no habían contratado estos paquetes han tenido ahora la posibilidad de comprar a un precio más interesante porque la cadena necesitaba llenar sus huecos para así intentar mejorar sus beneficios", señala Juárez, e PHD.
En todo caso, la audiencia se sobrepuso a la caída de España. A falta de la final, la media de la cita en Mediaset es de un 38% de cuota de pantalla y 5,3 millones de espectadores, cuatro puntos por debajo de Sudáfrica. "Estamos satisfechos. El primer impacto de España nos sorprendió. La primera reacción fue ver dónde jugábamos el Mundial, en qué franjas y con quién. Apostamos por Brasil o Argentina, elprime time y Telecinco", desgrana Patricia Marco, directora de antena de Mediaset.
"El Mundial es una buena inversión. Valoras lo que tienes, lo que vas a recibir y lo que no recibirías si se emitiera en otro canal", añade la directiva. Telecinco ha recibido una gran inyección de audiencia, gracias a las prórrogas y los penaltis vividos. Sin embargo, este hecho ha provocado un efecto perverso: audiencias millonarias que no se podían rentabilizar.
La Fifa, según ha podido saber este diario, impedía emitir publicidad en la prórroga y los penaltis. "La Fifa protege el producto en el momento de mayor emoción e impide cortes", señalan fuentes conocedoras del acuerdo. Así, por ejemplo, la prórroga entre Holanda y Argentina la vieron 8,3 millones y 9,8 los penaltis. Pero entre las 23.49 horas y las 00.45 horas, lo que va del final de los 90 minutos a la victoria de Argentina en penaltis, Telecinco no puso anuncios. Es decir, no pudo traducir es ingresos esa expectación: no se factura.
Los jugadores de España, tras encajar un gol.
Los jugadores de España, tras encajar un gol. 
Las fuentes consultadas explican que Telecinco ha estudiado las interpretaciones legales que cabía hacer para intentar meter publicidad. Así, en el Holanda-Argentina emitió dos spots nada más terminar el partido, circunstancia que en las anteriores prórrogas y penaltis no había realizado. En el mercado publicitario se habla de un"efecto perverso": no ingresas dinero por publicidad y dejas de ingresar el que tenías contratado por el programa que iba en ese horario y que no se emite. Por esos dos spots entre los 90 minutos y la prórroga, Telecinco podría haber ingresado unos 100.000 euros, frente a los 300.000 de un corte publicitario normal en esa franja. Además, al ser un hecho imprevisto, la publicidad no se puede contratar con antelación.
Claro está, los anuncios emitidos por Telecinco durante el Mundial se han convertido en los más visto de año. El top ten está colonizado por marcas que han aparecido fudamentalmente en los descansos de los partidos emitidos a las 21.00 horas.
Pero la pronta eliminación de España ha supuesto un contratiempo para todos los medios de comunicación: televisión, prensa, radio e internet. "Los contratos ligados a dicho evento por clientes patrocinadores inicialmente se han mantenido durante todo el periodo, aunque seguramente en muchos renegociados a la baja. Donde sí se ha notado una bajada importante son en aquellos clientes que inicialmente no estaban ligados y que en función de los resultados de la selección iban aumentando su inversión publicitaria, siempre muy concentrado en las fechas de sus partidos (o postpartido), evidentemente el haber caído en la fase inicial y comparándolo con los últimos eventos en los que España ha llegado hasta la final, la bajada de inversión publicitaria ha sido drástica", desgrana Raúl Buenache, director de compra de prensa y radio de PHD.
Buenache hace el ejercicio de ponerse en la posición del anunciante y, en general, concluye que no ha sido un Mundial rentable para ellos. "Si lo vemos desde el punto de vista del anunciante (España), debemos decir que no. El Mundial lo sigue viendo una audiencia importante, pero la relevancia en el consumo estando la selección de tu país hasta la fase final del mismo es más notoria que si evidentemente cae a las primeras de cambio". En cambio, para Pilar Villazala, directora de compra digital de PHD sí ha sido una cita rentable: "Digamos que sí ha sido rentable, aunque la pronta eliminación de España ha impedido un mayor crecimiento de la inversión digital, pues una vez eliminada España, se ha parado una gran parte de la actividad digital".

Brasil es el equipo pesadilla

No hay consuelo ni perdón posible para Brasil. La herida provocada por el 1-7 no deja de sangrar por más que jugadores y seguidores canten misa, víctimas ambos de las tretas del populista Scolari. Hay derrotas que no se borran con el currículo ni con títulos sino que demandan medidas estructurales inaplazables, y más en caso del pentacampeón. Brasil es ahora un equipo pasado de moda con el que ya se atreven incluso los mismos árbitros que al inicio de la Copa le reverenciaban como se apreció en determinados pasajes del partido con Holanda, que acabó tercera e invicta, después de ganar la final de consolación, un partido impuesto por cuestiones económicas no futbolísticas: 22 millones de dólares cobra el ganador por 20 millones el cuarto clasificado.
Holanda ha sido al fin y al cabo un equipo de autor desde su llegada hasta su salida de Brasil. Tenía principio y final en Van Gaal, próximo técnico del Manchester United, así que afrontó la despedida con la misma liturgia que el debut: la defensa de cinco y los dos delanteros de costumbre, Robben y Van Persie. Únicamente variaban los jugadores de acompañamiento y esta vez faltó Sneijder, lesionado en el calentamiento del Mané Garrincha. La ausencia del volante del Galatasaray no afectó a la personalidad de la selección, ni a su mecánica, más efectiva a la contra, especialista en atacar el espacio más que en tomar la iniciativa, también contra un equipo disparatado como Brasil. La Holanda que ganó a la anfitriona es la misma que goleó a España.
Hasta centrales de la categoría de Thiago Silva y David Luiz empeoran cada día en el plantel de Scolari. Robben no tardó nada en tomar la espalda del capitán brasileño, vencido ante la carrera del 11 después de un saque de Cillessen. Aunque Robben fue derribado fuera del área, el árbitro pitó penalti y le perdonó la expulsión a Silva. Acertó Van Persie: 0-1. La pifia de David Luiz llegó un cuarto de hora después, cuando su coronilla dejó la pelota centrada por De Guzmán en el punto de penalti para Blind: control con la zurda y tiro con la derecha, igual que estuviera en el comedor de su casa de Ámsterdam: 0-2. El partido se puso a pedir de boca para las transiciones oranje y se convirtió en otra tortura para la verdeamarelha en Brasilia.
La anfitriona es la selección pesadilla para sus hinchas en cualquier campo de Brasil. Aunque Felipão cambió a medio equipo, el fútbol de Brasil provocó el mismo dolor de cabeza que en su partido con Alemania. No sabe cómo salir con la bola ni acabar las jugadas desde que se lesionó Neymar. Falto de medios de toque su único recurso es atacar los centros a balón parado, sobre todo a la salida de las faltas tácticas cometidas de manera reiterada por Holanda. Los oranje no dejaron que los brasileños alcanzaran su área y fueron efectivos ante el marco de Julio César. Igual da quién juegue en Brasil: Hulk o Ramires, Marcelo o Maxwell, Fred o Jo, Fernandinho o Paulinho, Bernard o Willian. Todos parecen uno solo en manos de Scolari.
Acaso Óscar tuvo más protagonismo y Fernandinho se superó como pateador de Robben y Van Persie. Quien no pega no juega con Felipão y el volante del Manchester City se ha convertido en un cazador en Brasil. La misma situación se dio con Hernanes. El descanso solo sirvió para activar la vena agresiva de los locales, especialmente manifiesta durante el torneo, sobre todo en el partido contra Colombia. No era fácil transitar por la cancha de Brasil. La subcampeona del mundo apenas pudo atacar y por contra evidenció sus dificultades habituales para defender, expresadas en dos posibles penaltis: uno por manos de Vlaar y otro por una entrada de Blind a Óscar que acabó con la lesión del zurdo holandés y la tarjeta amarilla para el delantero de Brasil.
El foco se puso sobre el colegiado Haimoudi, de Argelia, no solo por su decisiones controvertidas sino por su facilidad para entorpecer el juego, circunstancia que acabó por enojar a la afición, ya crítica con su equipo, solo reanimada cuando apareció Hulk, un búfalo que le pega al balón con violencia, acorde con la militarización impuesta por Scolari. No hubo manera de que Brasil metiera un gol, así que firmó su capitulación con una segunda derrota, como si diera igual el rival que tenga enfrente, desnortada y ridícula como está después de que se descubriera su engaño en la búsqueda del Hexa. Necesita repensarse en fútbol en Brasil después del ridículo de la familia Scolari.
La ‘ora
El seleccionador que se va seguro es Van Gaal, que será sustituido por Hiddink, quien tiene también asignado su relevo en la figura de Blind. La programación holandesa contrasta con la improvisación brasileña. No es casual que Holanda fuera subcampeona en 2010 y haya sido tercera en 2014 con dos técnicos diferentes, el último Van Gaal. Los oranje inician una nueva etapa en el banquillo y en la cancha: se supone que sus jugadores de referencia, Van Persie, Robben o Sneijder, difícilmente volverán a jugar una fase final de un Mundial. El futuro está en los pies de jugadores como Wijnaldum, que firmó el 0-3 ante el desespero de la afición, quejosa con su Brasil.
El final fue tan esperpéntico que Van Gaal se permitió sacar a su tercer portero, Worm, ante la rechifla generalizada en el Garrincha. No hay quien consuele a Brasil, irreconocible en cualquier parte del mundo, hasta en su casa.

Ovación a Neymar, pitos para Scolari

R. BESA/ RÍO DE JANEIRO
Con un caminar lento, dolorido aún por el golpetazo que le propinó el colombiano Zúñiga en la espalda y le dañó la columna vertebral, Neymar no quiso dejar solos a sus compañeros. El delantero del Barça, máximo artillero de La Canarinha en el torneo con cuatro dianas pese a no haber podido disputar las semifinales ni el último duelo frente a Holanda, saltó al césped del estadio Mané Garrincha poco después de que lo hiciesen sus compañeros. Vestido de corto, envuelto en un peto negro, respondió a los aplausos de la grada manos en alto, con gestos de agradecimiento, y acto seguido se incrustó en el banquillo, entre su amigo Dani Alves y Hulk.
Desde allí presenció el encuentro con nerviosismo y algunos aspavientos. Cada vez que su imagen salió en los videomarcadores, los torcedores de Brasilia le brindaron cánticos de apoyo. Como el resto de suplentes, encajó de mal grado los tres goles de la oranje. No era para menos. Brasil ha encajado 10 dianas en sólo dos partidos seguidos. Fue una despedida triste para Neymar, al que la FIFA incluyó entre los candidatos al Balón de Oro que premia al mejor jugador del campeonato. Junto a Neymar, otro de los futbolistas locales agasajado fue el zaguero David Luiz. Todo lo contrario que Luiz Felipe Scolari. Cuando se emitió su nombre por megafonía, los hinchas de Brasilia le dedicaron sonoros abucheos.