tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

domingo, 7 de septiembre de 2014

Meteorología pone en alerta a 28 provincias por lluvia y tormentas

Las provincias de Álava, Guipúzcoa y Navarra se encuentran hoy en alerta naranja por riesgo importante de lluvias y tormentas, según laAgencia Estatal de Meteorología (Aemet), que también anuncia alerta amarilla en 25 provincias.
En Navarra, la alerta está anunciada para la zona centro, mientras que en Álava el riesgo importante de lluvias y tormentas es para la llanada alavesa; en Guipúzcoa, para el interior.
Además, están en alerta amarilla 24 provincias por riesgo de lluvias y/o tormentas.
En Andalucía figura la provincia de Huelva; las tres de Aragón, Cantabria, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Valladolid, Zamora, Barcelona, Girona y Lleida (todas por lluvias y tormentas).
Asimismo, Castellón y Valencia (lluvias y tormentas), las dos deExtremadura (lluvias y tormentas), las cuatro gallegas (lluvias), La Rioja (lluvias y tormentas), Vizcaya (lluvias y tormentas) y Asturias(lluvias).

El lunes, mejoría

Con la alerta naranja existe un riesgo meteorológico importante en fenómenos no habituales y con cierto grado de peligro para las actividades usuales, mientras que con la alerta amarilla no existe riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para alguna actividad concreta, según la Aemet.
La previsión para mañana es de una cierta mejora: estarán en alerta amarilla por lluvias y tormentas 10 provincias.

Un juez ordena derribar la Cruz de los Caídos de Vigo por ser 'una humillación para los vencidos'

La Cruz de los Caídos, uno de los monumentos más visibles de la ciudad de Vigo y erigida por iniciativa de la Falange en recuerdo de las víctimas de la Guerra Civil, será derribada.
La decisión deriva de una sentencia judicial emitida por el titular delJuzgado de lo Contencioso-Administrativo Número 2 de Vigo. Y es que según fundamenta en su resolución el juez, Antonio Martínez Quintanar, "no es un símbolo religioso sino político, que se construyó para conmemorar la sublevación militar de 1936, de los vencedores de la Guerra Civil y de la posterior dictadura y represión".
Según consta en la sentencia, la Cruz de los Caídos "es un testimonio presente del triunfo de los vencedores de la Guerra Civil y memoria de humillación para los vencidos, sus víctimas y sus descendientes".
La historia de la Cruz, situada en la falda del Monte de O Castro y que se proyecta sobre la ciudad y la ría de Vigo, tiene una altura de 12 metros y fue levantada en el año 1961. La iniciativa de colocar el símbolo religioso, rodeado de connotaciones políticas, fue del jefe local de Falange Española y aunque se ha tratado de convertirla en un símbolo exclusivamente religioso, el intento no ha cuajado.
De hecho el intento de despolitizar la cruz ha contado con la colaboración de los alcaldes socialistas. El regidor actual, también del PSdeG-PSOE, Abel Caballero, rechazó la petición de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de derribar la cruz debido a un acuerdo con el titular de la diócesis católica.
La petición de la retirada del monumento franquista, desprovisto desde 1981 de cualquier inscripción alusiva al régimen anterior, sólo ha sido sostenida por los nacionalistas, la izquierda "transformadora" y las asociaciones antifranquistas. El pronunciamiento del juez ampara ahora sus reivindicación, e invocando la Ley de la Memoria Histórica impulsada por los socialistas, ordena que llegó el final para el monumento.
La incógnita es averiguar si el Ayuntamiento de Vigo recurrirá la decisión del juez de anular el acuerdo de la junta de gobierno de 1 de marzo de 2013, que denegaba la solicitud de derribo del monumento "que posibilita la concentración de grandes cantidades de personas en los actos de conmemoración falangista", según reza la sentencia.

Ventaja mínima del sí en Escocia por primera vez en un sondeo

Los independentistas se han puesto por primera vez por delante en los sondeos del referéndum de Escocia del próximo día 18. Según una encuesta de YouGov para el diario The Sunday Times, el sí obtendría un 51% de los votos frente al 49% del no una vez que se excluyen los indecisos. Si se tiene en cuenta a los indecisos, el sí está por delante 47 a 45. El sondeo, el primero creíble que pone a los independentistas por delante desde que empezó la campaña, amenaza con provocar una conmoción política y ha generado acusaciones mutuas entre conservadores y laboristas sobre el avance de los partidarios de la independencia.
Ese avance es demoledor en las últimas semanas. Hace una semana, los sondeos de YouGov otorgaban un muy sólido liderazgo de 22 puntos a los defensores de que Escocia siga formando parte de Reino Unido. Los sondeos empezaron a cambiar contra pronóstico a favor del sí tras el debate cara a cara del pasado 5 de agosto entre el líder independentista SNP y ministro principal escocés, Alex Salmond, y el líder de la campaña unionista Mejor Juntos, Alistair Darling.
La libra esterlina ya sufrió a principios de semana una fuerte caída en los mercados al publicar también YouGov un sondeo que mostraba un rápido crecimiento del voto independentista. Con el sondeo de este domingo en el que YouGov coloca por primera al sí por delante del no, el nerviosismo se ha extendido a la clase política británica. Una victoria del sí amenaza con desestabilizar profundamente al Gobierno de Londres y dejaría en una situación muy precaria al primer ministro, el conservador David Cameron.
Rechazado desde siempre por los sectores más duros de su partido, Cameron se enfrentaría a una auténtica rebelión pidiendo su cabeza si se convirtiera en el primer ministro que ha presidido la ruptura de una unión con más de 300 años de historia. El Sunday Times asegura que varios ministros creen que Cameron debería marcharse de inmediato si Escocia vota por la independencia y asegura que hay movimientos en el grupo parlamentario para forzar su marcha si se resiste a dimitir. El diario compara la situación de Cameron con la de lord North, el primer ministro que tuvo que dimitir en 1782 después de que la Cámara de los Comunes aprobara una moción de censura contra él por la pérdida de las colonias en América.
El sondeo de YouGov revela que detrás del aumento del independentismo se esconde una profunda desconfianza hacia los políticos de Westminster y se nutre sobre todo de desencantados votantes laboristas que han cambiado en el último mes su intención de voto. Según el sondeo, el 35% de los votantes laboristas están ahora a favor de la independencia, casi el doble que hace un mes. Entre los conservadores, solo un 7% apoyan la independencia y entre los liberales-demócratas, un 16%. Curiosamente, un 18% de los votantes del SNP encuestados dicen que votarán en contra de la independencia.
Aunque todos los políticos están en territorio negativo, los líderes independentistas generan mucha más confianza que los unionistas. Un 42% confían en Salmond y un 44% en su número dos, Nicola Sturgeon. Pero solo un 33% creen en el líder de la campaña unionista, Alistair Darling, y solo un 23% dicen confiar en el primer ministro Cameron o en el líder laborista, Ed Miliband.
Otro de los problemas para el unionismo es que su campaña, basada sobre todo en amenazas sobre los desastres que padecerá Escocia se si abandona Reino Unido, es considerada negativa por el 60% de los encuestados y solo el 31% creen que es en general una campaña positiva. En cambio, el mensaje independentista es visto como positivo por el 69% de los encuestados, frente a un 30% que lo consideran negativo. Ese optimismo del independentismo parece haber calado entre el electorado.
La última prueba del carácter negativo de los unionistas la ha dado Ed Miliband, que haciendo campaña el sábado advirtió que si los escoceses votan por la independencia habrá que imponer controles fronterizos con guardias armados entre los dos países, algo que niegan los independentistas. “Si no queréis fronteras, votad por seguir en Reino Unido”, le dijo Miliband a los escoceses.