tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

martes, 26 de agosto de 2014

El independentista Salmond derrota en el debate de Escocia al unionista Darling

“Es nuestro momento”, proclamó apasionadamente el independentista Alex Salmond. “Es una decisión de la que no hay vuelta atrás”, advirtió el unionista Alistair Darling. Las caras visibles del sí y el no en la campaña del referéndum sobre la independencia de Escocia chocaron anoche con inusitada violencia en su último debate cara a cara antes de la consulta del 18 de septiembre. Un debate en el que de nuevo la cuestión de la moneda que circularía en una Escocia independiente dominó los intercambios entre ambos, ante 200 votantes, en la Galería de Arte y Museo Kelvingrove, en Glasgow.
Los analistas concluyeron que, esta vez, Salmond se impuso con claridad, al contrario de lo que había ocurrido hace tres semanas. También una encuesta de ICM para el diario The Guardian dio un claro triunfo al líder independentista y ministro principal escocés por 71% a 29%. Pero está por ver qué influencia puede tener el resultado del debate a la hora del voto, que algunos escoceses pueden empezar a ejercer desde hoy porque empiezan a repartirse las papeletas de voto por correo en algunas zonas del país.
La victoria de Darling en el primer cara a cara, celebrado el pasado día 5, no significó un aumento del número de partidarios del no. Los independentistas acabaron subiendo en las encuestas de las semanas siguientes. Y también porque el intercambio entre ambos políticos, a menudo gritándose el uno al otro sin escucharse, no fue del todo edificante.
Ambos son viejos zorros de la política. Y tan opuestos el uno al otro como lo que defienden en el referéndum del 18 de septiembre. Darling, 60 años, ministro laborista del Tesoro en tiempos de Gordon Brown y antes de eso responsable de Transporte, ministro para Escocia y ministro de Industria y Comercio, ha sido siempre un político oscuro pero eficaz, lo que en la política británica llaman “un par de manos fiables”. Salmond, 59 años, es un político imprevisible que ha resurgido ya varias veces de sus cenizas. Lo hizo en 2004, cuando volvió por segunda vez al liderazgo del independentismo. O en 2011, cuando ganó contra pronóstico la mayoría absoluta que le permitió convocar el referéndum del próximo día 18.
Es esa capacidad de sorpresa de Salmond y del SNP (Partido Nacional Escocés) lo que todavía llama a la prudencia a pesar de que el no mantiene desde hace meses una sólida ventaja de entre 10 y 14 puntos. Quizás anoche puso las bases para un nuevo renacimiento. En parte porque Alistair Darling, que ganó el primer debate al dejar a su adversario sin respuesta a la cuestión clave de cuál es su plan B si Escocia no puede seguir usando la libra, recurrió anoche una vez tras otra a ese mismo argumento. El público llegó a silbarle cuando volvió por enésima vez a la moneda.
Y esta vez hubo diferencias. Salmond aceptó que a lo mejor tiene que recurrir a otras opciones distintas de la de un pacto con la libra, como que Escocia tenga su propia moneda. O que se adopte la esterlina como solución temporal.
También Darling dijo algo nuevo, aunque muy a su pesar: aceptó por primera vez que una Escocia independiente podría compartir la libra con Reino Unido, aunque pareció hacerlo de forma sarcástica al decir que también podría compartir el rublo o el yen o el euro.
El líder de la campaña unionista, mucho más nervioso que en el primer cara a cara, se dejó llevar por Salmond al terreno que menos le convenía, el del impacto que las políticas del Gobierno de Westminster tienen en la capacidad de decisión del Gobierno escocés en cuestiones como la financiación de la sanidad pública. O el efecto que tendría en la lucha contra la pobreza la renuncia a destinar miles de millones a renovar el programa de disuasión nuclear Trident, como quieren los independentistas.
Los intentos de Darling por llevar el debate al terreno de la moneda o al de las reservas petrolíferas no solo acabaron irritando al público, sino que parecieron dejarle sin respuesta en otras cuestiones planteadas por el público. Como los efectos en el conjunto de la economía del actual sistema de reparto regional de la inversión pública. O, como preguntó otro participante en alusión al eslogan unionista, “¿por qué, si es verdad que estamos mejor juntos, no estamos ya mejor juntos?”.
El objetivo de Salmond fue transmitir la idea de que una derrota del sí en las urnas dentro de tres semanas equivaldría a que los escoceses se podrían ver gobernados de nuevo por un Partido Conservador al que no habrán votado en Escocia, dejando en manos de Londres decisiones clave como el futuro del sistema público de salud escocés. En ese contexto, Darling se vio arrastrado a la contradicción de defender aspectos de la política que la coalición de conservadores y liberales demócratas aplican en Westminster y que los laboristas tanto rechazan. Eso permitió a Salmond asegurar que su rival “se ha alineado con los tories”.
Al final, el líder independentista proclamó: “Este referéndum es sobre el futuro de Escocia y el futuro de Escocia tendría que estar en manos de Escocia. Es el momento de poner el futuro en nuestras manos”. A lo que Darling replicó: “Por supuesto que podemos ir solos, pero no creo que tuviéramos tanto éxito como el que tenemos siendo parte de Reino Unido”. E insistió, otra vez, en la importancia de la cuestión de la moneda porque “para todo país, lo más importante es la moneda, el dinero”.

Los últimos días del exjefe de sicarios de Pablo Escobar entre rejas

John Jairo Velázquez Vázquez, el único superviviente del grupo de temidos sicarios que acompañó en su guerra contra el Estado colombiano al capo Pablo Escobar, ultima su salida de la cárcel después de pasar 23 años entre rejas. Entró con 29 años y abandonará con 52 la cárcel de Cómbita, a dos horas de Bogotá, donde pasó los últimos 12 años y después de haber cumplido las tres quintas partes de su condena. El sicario rebajó la pena con trabajo y clases, y para obtener su libertad condicional habría pagado 4.500 dólares.
La salida de prisión de Popeye, como se le conocía en el mundo del hampa, estaba prevista para el lunes bajo fuertes medidas de seguridad dado los crímenes que cometió —confesó más de 300 asesinatosdurante la época de violencia de Escobar— y también porque colaboró con la justicia en esclarecer algunos de los dolorosos hechos que marcaron al país en los años ochenta e inicios de los noventa. Se espera que este martes salga libre.
La libertad del exjefe de sicarios del narco más poderoso del mundo, aunque haya cumplido su pena, no deja de ser controvertida para los colombianos. Popeye ha admitido con frialdad que ordenó el asesinato de unas 3.000 personas cuando el jefe del desaparecido Cartel de Medellín libraba una guerra contra el Gobierno para evitar la extradición.Esa guerra le costó la vida a cientos de policías, periodistas, jueces, magistrados, políticos y al candidato a la presidencia Luis Carlos Galán, de cuyo magnicidio se cumplieron 25 años la pasada semana.
Popeye ha confesado que ordenó que explotaran cientos de coches bomba en las principales ciudades del país, provocando una época de terror que Colombia no olvida. Y a pesar del dolor que causó, han sorprendido con declaraciones como: “Si Pablo Escobar volviera a nacer me iría con él sin pensarlo”. Así lo dijo en una entrevista al diario El Tiempo a comienzos de 2013. Pero también se ha mostrado arrepentido. “Lo que nosotros hicimos estuvo muy mal hecho. Defendimos una idea de Pablo Emilio Escobar Gaviria y la hicimos nuestra y yo la veía muy viable en esa época. Hoy yo me doy cuenta de que cometimos un craso error”, dijo un año antes.
Velázquez se unió al Cartel de Medellín a los 18 años, cuando “el patrón”, como todos llamaban a Escobar, empezó a encomendarle asesinatos. Pero pronto escaló en el hampa llegando a protagonizar el secuestro del expresidente Andrés Pastrana (1998-2002) cuando era candidato a la alcaldía de Bogotá y el del exvicepresidente Francisco Santos cuando era jefe de redacción de El Tiempo. Lo mismo hizo en la voladura de un avión de Avianca en pleno vuelo: murieron 107 pasajeros.
En 1991, Popeye fue uno de los hombres que, con Escobar, se entregaron a las autoridades colombianas que los recluyeron en una cárcel —La Catedral, cerca a su natal Medellín— que el mismo capo construyó y de la que se fugaron al año. Sin embargo, pocos meses después, Popeye se volvió a entregar y desde entonces estuvo preso y colaborando con la justicia.
Popeye ha estremecido al país por la frialdad con la que ha narrado sus crímenes. “Eso de que uno no duerme pensando en los muertos no se aplica conmigo... los actos que he cometido no me han quitado el sueño”, ha dicho. A Escobar lo ha definido como un genio y cuando le preguntaron si lo consideraba un asesino, dijo: “Él ante todo era un líder, un organizador de bandidos y un gran secuestrador”.
Su puesta en libertad ha provocado reacciones encontradas. Uno de los hijos del asesinado Luis Carlos Galán dijo a medios locales que aunque nunca es suficiente lo que pague un hombre como Popeye, él ha aportado al esclarecimiento del crimen de su padre. “Si la norma colombiana establece que después de pagar algo de la pena y estudiar tendrá derecho a esto, pues no nos podemos oponer”, dijo. Para Federico Arellano, quien perdió a su padre en el atentado al avión de Avianca, su salida es “una bofetada para las víctimas”.
Ahora, Popeye, en la calle, tendrá un periodo de prueba de buen comportamiento. Las autoridades colombianas lo estarán vigilando durante los próximos cuatro años. Habrá que ver, como se lo preguntóEl Tiempo ayer en su editorial, hasta dónde los colombianos están dispuestos a pasar la página y hasta dónde los victimarios están arrepentidos y retoman el buen camino

La OMS pide prohibir el cigarrillo electrónico en espacios cerrados

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha emitido este martes el esperado informe sobre el uso y regulación de los cigarrillos electrónicos donde pide a los países miembros mayores medidas regulatorias sobre estos dispositivos y los líquidos que los rellenan, así como la prohibición de su uso en establecimientos cerrados y un mayor control de la publicidad y la venta a menores.
El informe, que será debatido por los Estados miembros en una reunión en octubre, muestra su preocupación por la concentración del mercado de miles de millones de dólares en manos de las empresas tabacaleras internacionales.
Por este motivo, la OMS desarrolla una serie de "opciones regulatorias", que incluyen la prohibición de los responsables del e-cigarret a publicitar sus productos usando reclamos como que el uso de estos dispositivos pueden ayudar a la gente a dejar de fumar; al menos hasta que proporcionen "una evidencia convincente y científica" que apoye esa teoría, y obtengan la reglamentación necesaria.
Asimismo, recomienda que se prohíba su uso en espacios públicos cerrados por riesgo para la salud del "vapor de segunda mano"; y pide a los países que han ratificado el Pacto Anti-Tabaco, realizado por la Organización de Naciones Unidas (ONU), a considerar los límites en la publicidad, promoción y patrocinio de cigarrillos electrónicos que puedan ser eficaces para evitar su uso.
El pasado año la OMS desaconsejaba ya su uso, al menos, hasta que algún organismo regulador competente comprobara su efectividad, seguridad y calidad. Así lo señalaba en un documento publicado con recomendaciones a los Estados miembros, donde pedía además que informaran "encarecidamente" a los consumidores de que no se ha probado su utilidad científicamente y, en consecuencia, que no se usasen.
Los riesgos para la salud del uso de cigarrillos electrónicos o sistemas electrónicos de administración de nicotina (ENDS) no han sido determinados, aunque por el momento las pruebas científicas indican que los productos varían mucho en la cantidad de nicotina y otras sustancias químicas que suministran. Y, por lo tanto, señalaba, "no hay manera de que los consumidores sepan como realmente les afecta lo que está inhalando por el producto que han comprado".
"La afirmación de los beneficios implícitos para la salud asociados son infundadas o pueden basarse en informaciones inexactas o engañosas", alertaba la OMS, que destacaba que aún de desconoce que con riesgos puede tener para la salud que la mezcla tóxica vaya directamente a los pulmones.