tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

jueves, 26 de septiembre de 2013

LAS MEJORES ENSALADILLAS DE ALICANTE

10 consejos para organizar una buena orgía

La inmensa mayoría de los seres humanos sueña con participar, al menos una vez en la vida, de esa fiesta de cuerpos y sensaciones que es una orgía. Pero muy pocos logran cumplir su sueño: según estudios, la inmensa mayoría de los seres humanos nunca estuvo en algo medianamente parecido a una fiesta orgiástica. Por eso, daremos a continuación una serie de consejos que le permitirán a usted organizar su propia orgía.




1. Estudie muy bien las invitaciones
No invitar a familiares es altamente aconsajeble, puesto que la cercanía de tíos, padres, primos, abuelas o hermanos puede cohibirlo y llevarlo a no disfrutar del momento. Tampoco es recomendable, por obvias razones, que invite a su pareja. Mucho menos se recomienda invitar a aquella persona que no es su pareja pero de la cual está enamorado: cuando la vea rodeada por todo el plantel de Bella Vista, es probable que el amor decaiga.
Evite también a la gente demasiado moralista y culposa, que arruniará la fiesta exclamando frases del estilo de "si me viera mi marido", "no puedo creer lo que estoy haciendo", "todos vamos a arder en el infierno", "esto antes no pasaba", etc.



2. No se ponga exquisito con las invitaciones
Pese a lo dicho en el punto anterior, es importante tener en cuenta que, según estudios, sólo una de cada treinta personas que son invitadas a una orgía, acude a la misma. Por lo tanto, no se ponga demasiado exquisito al momento de invitar gente a la fiesta: establezca criterios mínimos (ser occidental, por ejemplo) o muy vagos (como ser honesto).



3. Reglamente la posesión de los cuerpos y otras cosas menores
Es importante tener presente que la orgía, más que parecerse a un régimen anárquico, es una democracia de placeres donde los de uno se moderan y potencian con los de otros, lo que técnicamente podríamos llamar "relajo con orden".
Son importantes las reglas referidas a la posesión de los cuerpos, puesto que igualan los derechos y permiten que nadie se vaya, literalmente, con las manos vacías.
Por ello, dos cuerpos deben poder manterse unidos por un tiempo máximo preestablecido (15 minutos, por ejemplo, con una prórroga de 5), después del cual cada uno debe asumir su unidad con otro u otros.
El reglamento, con la regla sobre la posesión de los cuerpos, y otras de menor peso, (como no escupir, no tomar mate o no molestar al compañero), debe ser leído antes de iniciado el acto: la presencia de un escribano público en tal instancia, sugerida por algunos especialistas, nos parece un exceso.



4. Contrate a un juez
Se recomienda contratar a una persona que vigile el cumplimiento de las reglas y que pueda, previa advertencia, expulsar a algún miembro que no se adapte al reglamento.
Para evitar confusiones, es aconsajable que el juez esté claramente identificado con un uniforme. Un uniforme, en tales circunstancias, puede ser cualquier prenda.



5. Favorezca la higiene del lugar y de las personas
Asegúrese de que los participantes se hayan dado un baño al menos 48 horas antes de la orgía: si es necesario, huélalos antes de que ingresen al lugar.
Disponga de un balde con agua, una toalla, un jabón y al menos un cepillo de dientes en la habitación donde tenga lugar la orgía: recuerde que eso de ser "sucios" en la cama es solamente un recurso poético.



6. Procure evitar la comida antes de comenzar el evento
Para lucirse en una orgía es necesario que el cuerpo se encuentre liviano, es decir, poco antes de la fiesta no coma nada o, si lo hace, trate de no comer algo muy pesado. Tampoco convide a los participantes con comidas pesadas: ofrecerles a los invitados un guiso de porotos puede arruinar la velada.



7. Establezca lockers para guardar la ropa
Antes de ingresar a la habitación, cada participante deberá dejar la ropa en su correspondiente locker. Qué hacer con la llave es una opción muy personal.



8. Marque horario de comienzo y de finalización
Según expertos, una orgía debe durar más que un cumpleaños infantil pero menos que uno de quince, con intervalos de 10 minutos cada una hora. Teniendo en cuenta tales convenciones, delimite claramente el horario de comienzo y el de finalización.
La orgía debe comenzar luego de un anuncio claro: "a la voz de aura", "salimos" o "arrancandonga" son gritos inaugurales posibles.
Para dar aviso del fin del encuentro, puede recurrir a métodos indirectos, como toser y comentar "cómo se pasó la hora", u otros directos como prender la luz o ponerse a barrer.



9. Sea respetuoso
Durante el desarrollo de la orgía, es importante mantener los valores, ser educado y procurar respeto por las demás personas: al igual que en la vida cotidiana, utilice el  "permiso", el "muchas gracias" y el "buen provecho".



10. No tenga pretensiones ni reparos
Asuma la orgía con quienes asistan a la misma: una vez adentro de la habitación, el partido se juega con los jugadores que estén, y no vale decir "yo no juego". Tampoco puede negarse más de una vez, pues debe dejar a un lado cualquier tipo de exigencia o reparo: si usted fuese una persona mínimamente agradable, no se vería obligada al bochorno de tener que organizar una orgía.

El tribunal de Estrasburgo analizará la imparcialidad de Cobos

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo será el que finalmente decida sobre la imparcialidad del presidente del Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, que militó en el PP, al menos, entre 2008 y 2011, cuando ya era magistrado de este tribunal.
La sala segunda de Constitucional ha rechazado la petición presentada por el exjuez Baltasar Garzón para que se anulara la providencia en la que el alto tribunal desestimó concederle amparo, después de que el Supremo le condenara por prevaricación al autorizar escuchas en las conversaciones de abogados con los cabecillas de la trama corrupta Gürtel.
La sala, por unanimidad, rechazó la petición de nulidad porque “resulta inviable, con carácter general, cualquier petición de revisión o nulidad”. “Ni siquiera este tribunal puede dejarla sin efecto”, añade el auto.
Garzón alegó que, de haber conocido la militancia de Cobos (el magistrado la ocultó al Senado cuando fue examinada su idoneidad), le hubiera recusado antes de que participara en la deliberación y fallo sobre su petición de amparo. Por ello, el auto hace referencia a esa posible recusación e indica que el criterio sobre la imparcialidad del presidente ya fue fijado en el auto del pleno (aprobado por nueve votos a favor y dos en contra) que rechazó las recusaciones formuladas por Cataluña.
Tras conocer la decisión del Tribunal Constitucional, los abogados de Baltasar Garzón anunciaron ayer que acudirán al Tribunal Europeo de Derechos Humanos para que sea este el que decida sobre la imparcialidad de Francisco Pérez de los Cobos. Garzón ya presentó en ese mismo tribunal de Estrasburgo un recurso por su condena, al entender que, con ella, se vulneraron determinados preceptos de la Convención Europea de Derechos Humanos.

“Las apariencias pueden ser de cierta importancia”, dice un fallo europeo
Tanto en el auto sobre la petición de nulidad de Garzón como en el de rechazo de las recusaciones formuladas por Cataluña contra Cobos, el Constitucional ha apelado a una sentencia del Tribunal de Derechos Humanos. El alto tribunal español solo se ha referido al hecho de que el fallo alude a que la afiliación política de los miembros de los tribunales no afecta por sí misma a su imparcialidad. También ha admitido que el tribunal europeo señala que la imparcialidad no está afectada “si no existe conexión o vínculo con las partes en el procedimiento”, pero ha obviado otros argumentos que recoge la misma sentencia. El fallo indica que existe una imparcialidad objetiva y otra subjetiva y, respecto a la primera, indica que ha de analizarse si “además de la conducta personal de los jueces existen hechos ciertos que puedan hacer surgir dudas sobre su imparcialidad”. Además, añade: “Incluso las apariencias pueden ser de cierta importancia”. Es decir, sigue la teoría que sirvió para aprobar la recusación del ahora exmagistrado Pablo Pérez Tremps, que fue apartado del debate sobre el Estatuto de Cataluña por haber participado en un estudio previo.
Aquel caso que llegó a Estrasburgo tuvo su origen en un litigio civil ante el desacuerdo entre propietario e inquilino y unas obras en un establecimiento. El juzgador, además, era parlamentario y militante socialdemócrata en un país en el que la separación de poderes difiere del de España. El juez era un experto en asuntos de alquileres y, tal como indica la sentencia, podía aportar “contribuciones valiosas” al caso.

El Bundestag empieza a reflejar el voto de 5,8 millones de inmigrantes

En la noche del 28 de mayo de 1990 Karamba Diaby, entonces un joven estudiante senegalés en la ciudad de Halle, vivió en carne propia la xenofobia que se desató en la antigua República Democrática Alemana (RDA) después de la caída del Muro de Berlín. Varios extremistas neonazis lo acorralaron en una calle desierta, se lanzaron contra él, lo golpearon y le rompieron las gafas, pero el joven tuvo suerte y logró escapar. En la noche del domingo pasado, Diaby, nacionalizado alemán desde hace 12 años, saboreó una dulce venganza personal al escribir un nuevo capítulo en la historia política alemana.
Como candidato socialdemócrata, se convirtió a los 51 años en el primer diputado negro y nacido en África en ocupar un escaño en el exclusivo Parlamento federal. "Fue una noche tormentosa, pero también muy bonita", confiesa Diaby al recordar la tensa espera que vivió en un restaurante italiano en Halle: "Después de la medianoche supe que había sido elegido y me fui a la cama a las tres de la madrugada, pero solo en la mañana del lunes tuve la confirmación oficial".
Karamba Diaby, que ayer se encontraba en Berlín para participar en una reunión del futuro grupo parlamentario del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), aún sigue siendo víctima de su hazaña. Su móvil no para de sonar y las solicitudes de entrevista se acumulan por docenas. Pero, a pesar de la fama, aún tiene puestos los pies bien firmes sobre la tierra.
"Tuve mucha suerte. El triunfo se lo debo a una sociedad que me dio la oportunidad. Por eso, una de mis metas como parlamentario será trabajar para que otras personas como yo puedan tener las mismas posibilidades", explica. Diaby no es el único diputado con raíces en el exterior del futuro Bundestag. Junto a él hay otros 33 políticos de origen extranjero —11 de ellos nacidos en Turquía o de origen turco— que fueron elegidos para ocupar un escaño. Todo un cambio que puede marcar un nuevo rumbo en un país que hasta no hace mucho ignoraba a sus minorías: 5,8 millones de personas llegadas a Alemania desde el exterior y que hoy tienen derecho a voto.
"En la pasada legislatura solo había 21 diputados de origen extranjero, una representación muy pequeña si se tiene en cuenta el número de ciudadanos nacidos en otros países que ahora cuentan con tiene pasaporte alemán", destaca Diaby. "Ha habido una pequeña mejoría, pero no es suficiente. Los extranjeros que han obtenido la nacionalidad tienen que preocuparse más para poder estar representados en política".
La nueva realidad social que impera en Alemania, un país que ya no le cierra las puertas a los inmigrantes y avanza hacia un modelo multicultural, empieza a traducirse en la política. Algunos partidos como el SPD, Los Verdes y La Izquierda, han promovido la integración de la población extranjera. Pero es un cambio de actitud que está aún en pañales. "En el SPD le dicen a los extranjeros que son bienvenidos, pero nadie les invita a cenar a su casa o a tomar una copa", lamenta el nuevo diputado socialdemócrata.
Aun así, algo está cambiando. Las elecciones del domingo también han introducido un cambio en la poderosa Unión Cristiana Democrática (CDU), el partido que dirige Angela Merkel. La canciller sentenció hace dos años que la sociedad multicultural había fracasado completamente en Alemania, al tiempo que conminaba a los extranjeros a abandonar el país si no aceptaban los valores alemanes.
Pero ahora una mujer de 35 años de origen turco se ha convertido en la primera diputada musulmana de la CDU. La autora de la hazaña se llama Cemile Giousouf. Nació en Leverkusen, la patria de Helmut Kohl, y su elección fue calificada como "histórica" por Kenan Kolat, el poderoso presidente de la Comunidad Turca de Alemania, una organización que representa los intereses de unos tres millones de turcos.
"Soy una señal estratégica y agradezco a mi partido que me haya dado la oportunidad de hacer historia", admitió la nueva diputada al evaluar de manera diplomática su espectacular triunfo en las urnas. Cemile Giosouf participó el martes pasado en la primera reunión del futuro grupo parlamentario de su partido.
Junto a ella se encontraba Michel M. Huber, un antiguo artista de la televisión nacido hace 55 años en Múnich. Huber, cuyo padre fue diplomático senegalés, se convirtió el domingo pasado en el primer diputado de la CDU de origen afroalemán, una victoria que él mismo ha calificado de "histórica". Pero el nuevo diputado, a diferencia de Karamba Diaby, se quejó de las dificultades que vivió durante la campaña en las filas de la CDU. "El partido saboteó mi trabajo", se lemanta Huber.
Aun así, tanto Huber como Diaby son los dos primeros diputados afroalemanes que ocuparán un escaño en el nuevo Bundestag. Este hecho, que también se puede calificar de histórico, fue valorado en su justa medida por el nuevo diputado socialdemócrata de Halle.
"Por supuesto que parte de mi trabajo será abrir puertas en Alemania para ayudar a la gente que vive en África, pero mi principal meta será mejorar el campo de la educación y la investigación", asegura Diaby. "También me sentiré feliz si puedo contribuir a sensibilizar a la sociedad para que la gente con raíces extranjeras tengan nuevas y mejores posibilidades en este país".