tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

miércoles, 24 de abril de 2013

American Cheesecake


Ingredientes
 1 nuez de mantequilla 12 galletas (tipo María) Semillas de amapola 50 ml de nata líquida 100 g de queso fresco 2 bandejas de frambuesas de 125-150 g 50 g de azúcar 1 bandeja de arándanos de 125-150 g.
 
Elaboración Derretir la mantequilla y distribuirla en los 4 platos de servir. Moler las galletas y esparcirlas por encima de la mantequilla fundida; después, repartir las semillas de amapola. Llevar el plato a la nevera durante tres o cuatro minutos.
Mientras tanto, montar la nata líquida, mezclar con el queso fresco y reservar en el frigorífico. En un cazo, cocer las frambuesas con el azúcar hasta que comience a burbujear; retirar del fuego, triturar y dejar enfriar.
Formar una quenelle con el queso fresco (ayudándose de dos cucharas para darle forma) y disponerla sobre la base de mantequilla, galleta y amapola. A su alrededor, verter un poco de la salsa de frambuesa y acabar decorando con algunos arándanos.

Ortega Cano condenado

El Juzgado Penal 6 de Sevilla ha condenado hoy al torero José Ortega Cano a dos años y medio de cárcel por el accidente mortal ocurrido la noche del 28 de mayo de 2011. Ortega Cano evitó su presencia en el acto de notificación de la sentencia, que va a recurrir, por lo que no será firme hasta entonces. El torero ha sido considerado culpable por un delito de homicidio imprudente y otro de conducción temeraria, aunque ha sido absuelto del delito contra la seguridad vial, ya que no se ha tenido en cuenta el análisis de sangre en el que se reflejaba un índice de alcoholemia que triplicaba al permitido por ley.
La juez argumenta en la sentencia que la cadena de custodia de las muestras de sangre del torero no fue respetada, por lo que rechaza los resultados del test. Ortega Cano también ha sido condenado a tres años y seis meses sin el carné de conducir y tendrá que hacer frente a una indemnización de más de 170.000 euros.
Sobre este último aspecto, la sentencia detalla que la viuda recibirá 119.000 euros y los hijos 19.000. También se establece una prestación de 5.000 para otros familiares, por lo que la cantidad total suma más de 170.000 euros.
El torero se encuentra "destrozado" y ha recibido la sentencia junto a su pareja y su niño, según fuentes de la familia. Ha sido el defensor del diestro, Enrique Trebolle, quien ha acudido a recoger la sentencia, así como los abogados de la familia de Carlos Parra, el hombre de 38 años fallecido en el accidente. Estos han anunciado que recurrirán la sentencia, al igual que el torero, aunque mostraron su satisfacción por el hecho de que la condena implique el previsible ingreso en prisión del condenado.
La Fiscalía de Sevilla había pedido cuatro años de cárcel para Ortega Cano por presuntos delitos de homicidio imprudente en concurso con delitos contra la seguridad vial y conducción temeraria, ya que arrojó una alcoholemia de 1,26 gramos de alcohol por litro de sangre, el triple de lo autorizado, y la Guardia Civil determinó que su todoterreno circulaba a 125 kilómetros por hora en una carretera limitada a 90. Esta prueba se realizó tras el suceso y en el hospital donde fue ingresado el torero, por lo que la defensa la había cuestionado.
El abogado del torero pidió la absolución por entender que la alcoholemia de 1,26 gramos por litro de sangre es una prueba nula, pues se rompió la cadena de custodia en el hospital Virgen Macarena de Sevilla, donde Ortega Cano quedó ingresado en estado grave. Este argumento ha sido aceptado por la juez.
Ortega Cano argumentó ante la juez que sufrió un "vahído o un desvanecimiento", consecuencia de su arritmia cardiaca, que le hizo perder el control de su todoterreno en la carretera entre las localidades sevillanas de Burguillos y Castilblanco de los Arroyos, donde el torero tiene su finca.
La viuda del fallecido se encuentra trabajando fuera de España y tampoco va a acudir a recoger la sentencia, ha informado su abogado.
Ortega Cano insistió en que respetó las señales de tráfico, condujo a la velocidad  reglamentariamente permitida y no bebió alcohol antes del accidente mortal, subrayando que únicamente se tomó dos coca-colas y "se mojó" los labios con una copa de cava que le ofrecieron en un establecimiento hostelero.
En este sentido, llegó a jurar que no bebió "ninguna gota de alcohol ni por la mañana ni por la noche" del día de los hechos, añadiendo que, por prescripción médica y debido a los problemas de corazón que sufre, los facultativos "le han prohibido totalmente tomar alcohol" y por ello para él el alcohol "es un veneno”.
Cuestionado por el fiscal por la prueba de alcohol en la que dio positivo, el exganadero respondió: "He venido aquí con toda la verdad y confiando en la verdad, y lo que diga es la pura verdad". Añadió que, por el hecho de ser una persona pública, se "ha tergiversado" la verdad y se le ha hecho "una injusticia tremenda", punto en el que aseveró que confía en "Dios y en la Justicia" y que siente una gran "pena" por la persona fallecida.
Asimismo, y en su última palabra antes de que el juicio quedara visto para sentencia, aseguró que este siniestro "ha sido el percance más grave" de su vida y que, por ello, está pasando "un quinario" desde hace ya dos años, mientras que también insistió en defender que el día del accidente no bebió alcohol. "Por mi salud y por mi vida, no debo de beber y no he bebido ese día. Que sea lo que Dios quiera y lo que la Justicia dictamine", concluyó Ortega Cano después de seis días de juicio.

Receta para perder 700 mil votos

Blog de Eduardo Parra Istúriz


El resultado electoral del 14 de abril era cualquier cosa menos previsible. La cuenta final dio ganador a Nicolás Maduro por un margen cercano al 2%, muy pequeño para nuestro gusto, sin duda.

Ya con el 99,34% de los votos y una abstención de 20%, el resultado es:

Maduro: 7.575.506
Capriles: 7.302.641

Es decir, 14.878.147 votos.

En octubre del año pasado el resultado fue el siguiente:

Chávez: 8.191.132
Capriles: 6.591.304

Para 14.782.436 votos.

En resumen, dado que el número de votos es casi idéntico y para ambos procesos se usó el mismo padrón electoral, podemos afirmar con cierta libertad que los 700 mil votos que perdió el chavismo fueron transferidos, trasvasados a Capriles en apenas 6 meses. ¿Por qué?

Ciertamente la ausencia del líder fundamental del proceso, Hugo Chávez, había abierto un boquete desde mucho antes de su muerte física. Su discurso con instrucciones claras de elegir a Maduro fue una despedida y los venezolanos así lo sentimos. Se trató de un asunto de esperanza y fe el que creyésemos posible un regreso al poder. La confianza en el líder que parecía superarlo todo. Sólo la muerte le ganó.
Pero este texto tiene que ver con lo ocurrido después del 5 de marzo y no con la situación previa. Si alguien desea comprender mejor la situación de la revolución en los últimos años, recomiendo leer el texto Por qué ganamos de vaina, o por qué de vaina perdimos, de Juan Gómez Muñoz, que en lo personal me agradó mucho. Sin poner en duda la veracidad de lo afirmado allí, creo sin embargo, que esa situación existía el 7 de octubre de 2012 y que la caída de los votos, por lo tanto, no corresponde solamente a esas razones.

Continuemos nuestro análisis:
Tras las largas exequias del presidente Chávez, se abrió súbitamente el período electoral que llevaría a Maduro a la presidencia con un margen estrechísimo, tomando en cuenta las grandes victorias a las que nos habíamos acostumbrado.

Un mes entero de encuestas daban como ganador a Maduro con 10% a 18% de ventaja, destacándose los trabajos de Hinterlaces y de Datanálisis. Las imágenes se explican por sí mismas. Esta encuesta de Hinteraces se hizo antes de la muerte del presidente, y fue publicada a finales de febrero.




Esta otra se hizo en marzo de este año.


Pero incluso, Washington, por medio de la CIA, había vaticinado el triunfo de Nicolás Maduro:


(Washington, 11 de abril. EFE).- El director nacional de inteligencia de Estados Unidos, James Clapper, auguró hoy el triunfo del candidato chavista, Nicolás Maduro, en las elecciones venezolanas el próximo domingo, y dijo creer que continuará la misma línea política que su predecesor, Hugo Chávez.“Con una cómoda ventaja en las encuestas, se espera que gane Maduro y probablemente continuará en la tradición de Chávez”, señaló en una audiencia ante el Congreso.

Entonces el resultado es muy raro. Es, siguiendo la lógica y el histórico de las elecciones venezolanas, más o menos inexplicable que a última hora esa diferencia que se esperaba, de 10%, desaparezca. Son 700 mil votos que cambiaron de lugar en cosa de 6 meses. O mejor EN COSA DE UNA SEMANA. Por que las encuestas del domingo anterior a las elecciones también le daban un margen decente a Maduro. En los últimos días aparecieron señales de que Maduro había perdido cerca de 8 puntos de ventaja durante la brevísima campaña.

¿Cuáles son las causas de ese cambio tan violento, tan raro?

El factor primario es la falta del presidente Chávez, pero estoy seguro de que hemos cometido graves errores en la conducción de la campaña, que gravitó de manera casi definitiva en contra de nuestro candidato.

Hay que tener en cuenta que la Revolución Bolivariana no ha hecho el trabajo ideológico que debió hacer; no hay escuelas de formación en el socialismo y los intentos organizativos en ese sentido han sido breves, debido a las múltiples reorganizaciones que ha exigido el proceso, pasando incluso por cambios de partido político (MVR a PSUV; Causa R a PPT, MAS a Podemos, etc...). O por cambios de formas de organización interna: Coordinadoras Bolivarianas, Coordinadoras Patrióticas, Unidades de Batalla Electoral, y muchas otras. Sólo el Partido Comunista Venezolano ha permanecido incólume en todas estas circunstancias, e incluso se mantuvo firme cuando se le llamó a integrarse al PSUV.

Hay que tener en cuenta que salimos directamente del duelo por el fallecimiento de Chávez, a la proclamación de Maduro como candidato presidencial, en medio de una orgía electoral. Un día estábamos llevando a Chávez a su panteón, y al día siguiente estábamos en una fiesta de camisas rojas y banderas alzadas, frente al CNE, con música a todo trapo y gran alegría. Tal salto fue incongruente, fue difícil de asimilar.

El candidato de oposición había cometido un serio error: llamó despectivamente "autobusero" a Maduro, menospreciando su condición, su clase. Esa clase a la que ofendió fue la que siempre realzó Chávez. Desde siempre, el proceso Bolivariano se caracterizó por reivindicar la dignidad del más pobre, del invisibilizado, del más débil en la escala social. Por eso Maduro y su equipo, inteligentemente, hacen la campaña a bordo de un autobús; dejando claro que es un orgullo venir de bien abajo y llegar a ser presidente de la República. Eso es prueba de que hay una revolución en marcha.
El autobús del progreso terminó siendo manejado por Nicolás Maduro


La oposición encajó el golpe y comprendió que esa no era la vía. Que había que acercarse a la clase menos favorecida; al votante que apoyaba a Chávez por identificación natural y no por aspiración a cargos o segundas intenciones. Entonces decidieron mimetizarse. Confundirse con el enemigo; si no puede contra él, únetele.

En cambio, el comando Hugo Chávez, creyendo que tenía en sus manos la ventaja que ofrecían las encuestas, quiso morder un pedazo aún mayor de la base electoral, y se planteó un acercamiento a otro público; a los seguidores de las estrellas de TV, de una población de bajos recursos y de clase media que sigue viendo con buenos ojos la idea de llegar por medio de emprendimientos individualistas el American Way of Life.

Esa gente había que traerla para acá, y por eso el chavismo, ahora sin Chávez, acepta rápidamente entre sus filas a nuevos actores (nunca mejor dicho): Layla Succar, Omar Acedo, Roberto Antonio, Winston Vallenilla, Roque Valero, "El Potro" Álvarez, y otros artistas famosos provinientes de la Televisión Comercial. Su llegada a las filas del chavismo es bienvenida por la población; en principio se les ve como gente que después de mucho andar, se han dado cuenta de que la opción de izquierda no es tan mala como se la habían pintado. Pero pronto se comete lo que considero el peor error comunicacional en la historia de la Revolución Bolivariana, y vaya que hemos cometido muchos.

Una campaña ajena y excluyente

La campaña se centró en el electorado no convencido, como habíamos comentado antes. Por eso se privilegió a los personajes de la farándula y prácticamente desaparecieron de la campaña los colectivos que tradicionalmente acompañaron a Chávez. El grito de "familiaaaaaa" que Winston copió groseramente de Cheo Feliciano, y que hizo famoso en la pantalla de RCTV; y luego en La Guerra de los Sexos, por Venevisión, ya era un indicio de que nuestra querida Revolución Bolivariana se convertía en una revolución farandulera.

Las dos semanas de campaña transcurrieron a un ritmo incesante de presentaciones de estos artistas en decenas de escenarios en todo el país. No sabemos si hubo convenimientos económicos, pero cuesta creer que estos neocamaradas se hayan presentado tantas veces en un tren de trabajo tan duro sin agarrar ni un bolívar. Así, fueron protagonistas de una campaña que no se parecía al chavismo.

Llevábamos años, 14 años, diciendo que los medios de comunicación privados estaban enviándonos mensajes insulsos, banales; que los medios privados querían convencvernos de ser quienes no somos; de borrar nuestra identidad nacional, y ese discurso, impulsado por Chávez, era coherente con la presentación del llanero Cristóbal Jiménez, de la india Dilia Waikarán, del negro Antonio Machuca, de los muchachos de La Cantera; era coherente con la memoria del Carrao y de Eneas Perdomo; era coherente con Florentino y El Diablo en voz de Vidal Colmenares, con el sabor de Francisco Pacheco, con el oriente de Hernán Marín y de Cecilia Todd. Había una coherencia tremenda entre el discurso y la acción revolucionaria en la reivindicación de lo venezolano y lo latinoamericano.

Ya para el diario Ciudad CCS, antes de la campaña, escribi al respecto lo siguiente; cito:

Chávez planteó en 2004 una frase aún vigente: “No hay herramienta, en verdad, como la cultura , para lograr esa recuperación de conciencia, resurrección de pueblos, profundización de quienes hemos sido, quienes somos, y quienes podemos ser…” En el Proyecto Nacional Simón Bolívar (2007-2013) quedó expresa la intención reintegradora en un capítulo llamado “Masificar una cultura que fortalezca la identidad nacional, latinoamericana y caribeña”. Era la primera vez que la cultura era considerada de ese modo en un proyecto nacional.

Fin de la cita

Es cierto que con Chávez también tenían espacio los trovadores, los raperos, los rockeros, los reguetoneros... pero nunca estuvieron en el centro del discurso ni captaron el protagonismo. No; el discurso de Chávez siempre estuvo junto a los valores antes invisibilizados.

¿Invisibilizados por quién? por los medios privados. Por RCTV, Venevisión, Globovisión, Televen y el 90% de las radios a nivel nacional. ¿Usted es indígena? no sale en pantalla. ¿Usted es pobre? tampoco a menos de que sea en el noticiero. ¿Usted es negro? puede salir como sirviente. ¿Usted es revolucionario? Ehm... Usted no existe, a menos de que sea como parte de un grupo violento de círculos armados.

Incorporar a la campaña electoral a los faranduleros de siempre, a los protagonistas de las novelas, a los que colmaban la pantalla chica en la televisión privada, enviaba un mensaje de amplitud, de inclusión: esta revolución es generosa y permite el ingreso de todos; pero hay una gran diferencia entre dejarlos entrar y hacerlos protagonistas de la campaña.

Darles la batuta en los escenarios desdijo en dos semanas todo el discurso planteado en 14 años. ¿Ahora esta gente, que maneja en sus cuentas decenas de millones al mes, tiene mayor protagonismo que los héroes anónimos (hasta cuando anónimos) de los consejos comunales? ¿Ahora esta gente es más importante que los millones que hicimos 10 horas de cola, para ver a Chavez en la Academia Militar durante 2 segundos?
Algunos justificarían: "bueno, yo no sé cantar; pero ¿por qué no está de primerito Cristóbal Jiménez que era el amigo de Chávez? ¿Por qué esta campaña se aleja tanto de nuestros ideales bolivarianos? ¿Por qué Maduro permite esto?"

Resulta profundamente incoherente la imagen de Winston Vallenilla (o la de Roque o cualquiera de los otros) llamándonos a votar por la revolución. ¿De cuándo a acá este tipo es revolucionario? resonó en la cabeza de muchos ¿y por qué ahora, y no hace 5 años? Pero sobre todo, vale la pena preguntarse cuánta gente pensó que los conductores del proceso; los responsables de darle continuidad a la revolución de los pobres, de los pataenelsuelo, ahora preferían a los muñequitos de la TV antes que a los que siempre le habían cantado. Era una puñalada por la espalda a los amigos de siempre. Como dice un amigo mío: está bien que entren, pero que hagan su cola, que nosotros tenemos años aquí. Francamente no me imagino a Roberto Antonio, El Potro, Roque Valero u Omar Acedo entonando Yankee go home, de Alí Primera.

Habíamos excluído de nuestro discurso nada más y nada menos que a Alí Primera.
Winston Vallenilla estuvo en RCTV hasta el último día de transmisión por señal abierta


Y se volteó la tortilla

Dejamos de ser una revolución fáctica y legal, con un discurso basado en los hechos y en el impulso de las leyes para crear nuevas realidades, para convertirnos en una revolución mediática. ¿Y no es en lo mediático que la oposición tiene experiencia y ventaja?

Exactamente. La oposición se dio cuenta de ello, y la gente que dirigía la campaña de Capriles, tras el éxito obtenido en octubre con la gorra tricolor que fue diseñada en 2004 por la gente de Clase Media en Positivo (clase media con Chávez), decidió jugar a la confusión. Es así como aparecieron en la campaña publicitaria de Capriles piezas idénticas a las del chavismo, comenzando por el nombre del comando: Simón Bolívar; el uso de chaquetas y camisas tricolor por parte del candidato; la utilización de la firma del Libertador, la creación de un grupo llamado "Revolucionarios con Capriles" e incluso una banda tricolor para el brazo, idéntica a la usada por el chavismo antes de la campaña para expresar luto por la partida física del presidente Chávez.
Brazalete de oposición imita el usado por el luto

Me pregunto si es legal usar la firma de Simón Bolívar en una campaña electoral

Capriles usa el logo "Bicentenario" que identificó al gobierno en 2010

Todo esto generó la acusación, claramente con fundamento, de que la oposición estaba copiando los símbolos del chavismo; incluso en las redes sociales se distrajo al público diciendo que la copia era resultado de la falta de imaginación y que ese mimetismo sólo rartificaba que el chavismo era positivo. Mucha gente debe haber pensado seriamente que Capriles estaba dispuesto a darle continuidad a las misiones bolivarianas, dado que su discurso apuntaba hacia allá y las imágenes de él y de su comando se parecían a los del chavismo.

Capriles llegó al paroxismo al ofrecer la nacionalidad venezolana a los médicos cubanos. Este anuncio no podía estar dirigido a los beneficiarios de la medida porque ellos no son votantes, así que se trató de unan oferta desestabilizadora, que buscaba propiciar la deserción masiva de los médicos antillanos en nuestra tierra, y que apuntaba al fin de la Misión Barrio Adentro dada la obvia reacción que tendría el Gobierno cubano ante una medida de ese tipo.

Sin embargo, todos estos elementos hubiesen quedado como una tomadura de pelo por parte de la oposición de no ser por el extraño giro de la campaña de Nicolás Maduro. El presidente en funciones y candidato se empeñó en repetir que él es hijo de Chávez. También manifestó su espiritualidad al plantear que sentía que Chávez le hablaba de alguna manera, en forma de un pájaro.

Aunque sabemos que ambos planteamientos son metafóricos, y que en realidad todos los revolucionarios hemos sentido en Chávez a un padre en algún momento, el comentario perdió sentido a fuerza de repetirlo. Era incompatible el manifestar pesar por la pérdida del mentor, y al mismo tiempo burlarse de la obsesión caprilista con el famoso "Nicoláaaaaas", y hacer del cuento una burla con musiquita.

La saturación mediática atentó contra el verdadero mensaje, el que realmente hacía falta: ratificar el Plan de Gobierno de Chávez y añadirle los aportes que en su experiencia como presidente encargado había podido recabar Maduro. En cambio, el plato fuerte del PSUV en esta campaña orbitaba entre la lástima por el huérfano y una extraña alegría que convocaba a merengueros de los 90 y a artistas más recientes en un pasticho intermedio entre una telenovela de Delia Fiallo y la Guerra de los Sexos.
No es fácil distinguir si esta imagen pertenece a la Orquídea de Oro o a una campaña política




Con respecto a los elementos espirituales, Maduro también abusó del uso de Cristo. Era poco creíble, dado que él es seguidor de Sai Baba, verlo con un cristo y una "estampita" de Chávez en la mano. Es bien conocido que el presidente Chávez era un católico ferviente, y también que hacía frecuentes alusiones a los espíritus de la sabana (léase las ánimas benditas), así que con Maduro la fórmula también debía funcionar.

Maduro no es Chávez; tiene que ser Maduro.

Todos los elementos en el discurso y en el quehacer del presidente Chávez son coherentes. El muchacho de Sabaneta que vendía arañas es compatible con el que cree en Cristo y también en las ánimas. El joven del llano que procura labrarse un futuro en el beisbol y el que termina quedándose en la Escuela Militar son coherentes. El que se alzó en armas y el que se hizo responsable de todo lo que vino después, también.

Nicolás no es Chávez; de acuerdo, pero Nicolás tiene una personalidad y un historial de vida que lo convierten nada más y nada menos que en el primer presidente extraído de la clase obrera en la historia entera del país. Chávez mismo, con toda su humildad de trabajador de la Patria, procede del ámbito militar. Maduro tampoco ha tenido la oportunidad de demostrar si puede o no gobernar con coherencia. Por lo pronto, la campaña ha sido un fiasco total y costó una enorme cantidad de votos.

Ahora hay que gobernar, con coherencia y eficiencia, porque en tres años habrá referendum, y ahí los venezolanos nos volveremos a contar. Si los mensajes y las acciones no coinciden, la oposición ya tiene muy clara la estrategia y está mejor capacitada en lo mediático para enfrentarnos.

Siguiendo a Sun Tzu, hay que conocer bien el terreno, y nuestro campo de batalla, claro está, no puede ser la pantalla de TV. Nuestro campo de batalla está en la calle, en la gestión, en el buen servicio público y en el buen trato al ciudadano de a pie. Nuestra batalla está en la inclusión que jamás, jamás, la oposición podrá ofrecer.

Habrá que cumplir la promesa de gobernar con el pueblo y en la calle, y esa es la única forma en que remontemos la cuesta.

Periodista colonial versus Correa



La entrevista realizada recientemente por Televisión Española a Rafael Correa me provocó un terrible ataque de vergüenza ajena. No soy especialmente amigo de la docilidad periodística con un jefe de Estado, pero la emisión supuso el ejemplo práctico de toooooda la soberbia colonialista española frente a una América Latina que ha decidido no agachar la cerviz. Para quien no la haya visto le hago un resumen. A medida que la entrevista avanza, la encargada de realizar las preguntas se convierte en una especie de fiscal que se atreve a poner en cuestión y a interrumpir del modo más grosero todas las explicaciones del presidente ecuatoriano. El momento cumbre llega cuando la periodista, tras desgranar la totalidad de los tópicos elaborados por derecha española para explicar la supuesta falta de libertad de expresón en el país andino, es agarrada en fuera de juego por un presidente acostumbrado a las embestidas argumentales. «¿Pero aquí no existen leyes de prensa?», cuestiona Correa. Por un momento visualicé que recordaba las barbaridades de «Egin» o »Egunkaria». No hubo suerte. Sin embargo, quedó claro que la interrogadora, como muchos europeos, cree que en este continente no existen normativas. O, por lo menos, no tan serias como al otro lado del charco. Acostumbrados a que sus empresas estirasen las leyes como chicles, no conciben que sus habitantes se doten de ejecutivos que defienden sus intereses y no los de los bolsillos de los explotadores.
La entrevista evidencia la forma con la que se analiza el continente americano desde la perspectiva de quien todavía se cree que maneja los hilos desde una metropoli. ¿Leyes? Ya será menos. ¿Soberanía? De las empresas. ¿Libertades? Eso es para los europeos. En serio, la arrogancia con la que la plumilla aborda las preguntas es el reflejo de una forma de entender el mundo. La de quien cree que, en el fondo, al otro lado del Atlántico solo hay repúblicas bananeras.
No pretendo imponer la genuflexión como rutina en esta profesión ya de por sí acostumbrada a codearse con los poderosos y convertirse en sus fieles escuderos. Sin embargo, me pregunto si nos encontraríamos tal actitud de perdonavidas en el caso de que el entrevistado fuese el presidente español. ¿De verdad creen que veríamos tales faltas de respeto? Ni en broma. Y eso que motivos no le faltarían. Muchos más que para atacar a Correa.

El vino Follador, la sopa Pota y otros nombres inapropiados de comida



Follador-logo-blackEncontrar un buen nombre para un producto no es fácil. Algunas empresas invierten cuantiosas sumas de dinero en dicha tarea, después de que los gurús del naming hayan sentenciado que una denominación atractiva y, sobre todo, fácil de memorizar, es fundamental para el éxito. ¿Pero qué ocurre cuando el nombre nos viene de otro país y aquí significa algo malsonante o ridículo? ¿O cuando el paso del tiempo permite nuevas lecturas humorísticas de una marca hasta ahora venerable?
Lo normal es que se decida un cambio en la denominación. Sin embargo, por distintas circunstancias, hay veces que ésta se mantiene y llega hasta nosotros con su vis cómica intacta. Esta entrada es una celebración de los mejores casos en comidas y bebidas. La mayoría son vinos -no me preguntéis por qué-; también hay productos que, por desgracia, nunca se han llegado a vender en España, o puros despropósitos que ni siquiera tienen justificación por venir de otros idiomas. Pero todos entretienen, que es de lo que se trata.

Follador_valdobbiadene_prosecco_superiore_rangeLa bodega de prosecco, espumoso típico de la región italiana del Veneto, debe su nombre al apellido de sus dueños, los Follador. Estos Fockers del vino llevan produciendo en su país desde el siglo XVIII, pero fue a partir de los setenta cuando se convirtieron en una de las marcas más potentes de su variedad. El prosecco arrasa en otros países europeos y en Estados Unidos como alternativa barata al champán, pero en España aún no ha cuajado imagino que por la potencia del cava. Llegan algunas botellas, sí, pero en caso de que quisiera abrirse mercado en serio por estos lares, a Follador no le quedaría otra que etiquetarse bajo otro nombre. O quizá no: nadie olvida una denominación tan contundente.

Cuatro Folladores. / MOODIEREPORT

Fotto_not_150_1Fundada en 1935, Cuatro Rayas es una primera potencia del blanco de Rueda, con una producción de 11 millones de botellas al año y exportaciones a medio mundo. Se llama así en referencia a los cuatro lindes municipales que dividen sus viñedos. De los años treinta a los setenta, su nombre era tan inocente como el de Marqués de Riscal o Don Simón. Pero a partir de los ochenta, la palabra "raya" comenzó a utilizarse para identificar la dosis de ciertos polvitos que toman los jóvenes para animarse cuando están un poco alicaídos. Desde entonces, el chiste fácil está servido: "las cuatro que te metes después de tomarte una botella", "el vino favorito de mi camello", etcétera. Si yo fuera el propietario de esta bodega, huiría hacia adelante y lanzaría nuevas variedades como Tres Rulos o Cinco Pollos.        

Tu verdejo amigo. / CUATRO RAYAS

En realidad el vino se llama Tokaj Aszú, Oremus es la bodega y puttonyos, el grado de dulzura de estos caldos húngaros. Pero lo que a los españoles nos hace gracia es la combinación de una palabra religiosa con otra que mezcla prostitución y anatomía femenina. Humor básico, sí, pero efectivo. La risa, en este caso, no es barata: una botella normalita de medio litro sale por 63 euros, y algunas variedades llegan a los 231. Curiosamente, la bodega pertenece a un grupo español, Vega Sicilia, que por ahora no ha considerado la posibilidad de traducir puttonyos por "azúcares de la lejana Hungría".
Vino-blanco-tokaji-oremus-aszú-6-puttonyos-2002-050-l
Alabado sea el putonnyo. / TOKAJ-OREMUS

Cuando Emily y Mark Ellenberger decidieron llamar Kagan a su bodega no estaban pensando en el acto de defecar, sino en el nombre de su pequeño barquito de vela. Lo que me sorprende es que, siendo de Texas, no tuvieran ningún hispano cerca que les dijera lo que significaba la palabra homófona en español. O quizá simplemente les dio igual y pensaron que nadie del servicio iba a comprar sus vinos de a 40 euros la botella.   
Kagan-Downtown-Houston
100% libre de bacterias coliformes. / KAGAN

GELATINA EXTRA COLÁGENO
La fotoUno de los casos más extraños de naming español. ¿Seguro que es buena idea llamar a una gelatina de fresa Extra Colágeno? ¿No remite inconscientemente esta palabra al mundo de la química, la cosmética o en el peor de los casos, al extracto de placenta de algunas cremas? Un pequeño detalle de esta imagen que me envió hace tiempo un lector, Julio Manteca, confirma mi sospecha de que estamos ante un producto inquietante y posiblemente demoníaco: la fecha de caducidad es de un día que nunca existió.
Lo tiene todo, menos lo de ser apetitosa / JULIO MANTECA 

Chilly-gel"En lo más íntimo, quiero Chilly", dice el lema del anuncio. Y ya puestos, ¿por qué no un pimiento de Padrón untado en wasabi? Aunque ya había hablado de ella en algún Aló Comidista, no puedo dejar de incluir esta maravillosa crema vaginal en la lista de nombres estrambóticos. Chilly es frejquito en inglés, pero en español suena justo a lo que necesitas cuando te arden los bajos: un chile bien picante. Por el contrario, en México, Guatemala o El Salvador sí tendría más sentido quererlo en lo más íntimo, porque allí chile en argot significa pene.

Lo quiere justo ahí. / CHILLY GEL 

6a00d8341bfb1653ef01901b7af275970b-550wiTenemos una nueva bebida vegetal sustitutiva de la leche. Es buena para el colesterol y el tránsito intestinal, tiene poca grasa... y está hecha con alpiste. ¿Cómo la llamamos para que resulte atractiva para el consumidor? Pues igual que la comida de los pájaros, que todos estos macrobióticos e intolerantes a la lactosa son muy raros y seguro que les gusta comer lo mismo que su jilguero. Y encima le vamos a poner unas manchas como de piel de vaca al envase, pero en color amarillo canario.


Alpiste suena regular, pero 'canary grass', todavía peor. / SORIA NATURAL 

POTA
F43AE373FLlamar "vómito" a cualquier producto de alimentación es feo, pero puede resultar apropiado si estamos hablando de una crema de verduras chunga de tetra-brik. Claro que los potenciales compradores de Pota no tienen ni idea del significado de esta palabra en jerga española, porque son japoneses. Esta delicia existe en cuatro sabores: los dos de la foto -setas y calabaza- y otros dos que aparecen en el blog Jamón en Japón cuyo contenido no soy capaz de descifrar. Sólo me pregunto una cosa: ¿las cremas estarán bien trituradas o tendrán trocitos?

Pota y repota. / COOKING IDEAS

LicorParece que alguien en Gijón se tomó en serio lo de Hijo de puta hay que decirlo más de La Hora Chanante. Ejemplo universal de naming agresivo y malsonante, la marca asturiana no sólo factura los orujos Hijoputa, sino también los licores Lavandera, Sin Vergüenza y Que Te Den Por El... Culo. La joya de la corona, dentro de la gama Don Pedo, es el el delicadísimo Licor de Mierda. Muy fino todo, como el diseño de su tienda online. Además de un gusto exquisito para el branding, esta marca ha tenido problemas tanto para registrar el nombre –los finolis de la Unión Europea no lo veían bien– como de cariz interno.

La foto es regulera, pero el concepto está clarísimo / NOTIMUNDO 

Sangria_Cono____by_astroboyjrvLa bebida oficial de La Parguera, un local de Lajas (Puerto Rico), es marca Coño. ¿A que no se os ocurre un nombre más sugerente para una sangría? Poco sabemos de sus imaginativos autores, ya que el único rastro del local que hemos encontrado en internet es su página en Foursquare. Amigos de Puerto Rico, si tenéis más información, ¡hablad!

Coñazo. / ASTROBOYJVR-DEVIANTART

CHOCHITOS RICOS
Laura me manda a través de Twitter este glorioso ejemplo de naming chungo: los Chochitos Ricos. Un chochito siempre apetece, pero si es con mantequilla de Cantabria, ¡mucho más!
BImt7n2CMAAITqd.jpg_large
PUTO
¿Que no te gustan los Chochitos y prefieres un Puto filipino? Pues no tienes más que viajar a aquel país e ir a una tienda a comprarlo. Además te puedes hacer un bizcocho con él. Esta maravilla la comparte con nosotros Toni Ponce.
BImtdg_CAAA_BIO.jpg_large

ANO
A pesar de sus apetecibles fiestas rectales, tengo ciertas dudas sobre si esta marca danesa podría triunfar en España. Envío de Fran Estevan.

BUKKAKE
Javier Agudo nos manda por mail su aportación en forma de fideos bukkake, una delicia japonesa que encontró en un restaurante de Kyoto. Y, como parece imposible que los japoneses no sepan lo que es un bukkake, ya que ellos lo inventaron, no quiero pensar cuál será el ingrediente principal de este plato. 
69209_10200355512669430_1177428228_nImage

¿Conoces algún ejemplo más de nombre incorrecto de producto de alimentación?

Bruselas examina hoy la normativa española sobre desahucios y preferentes

Bruselas dará hoy su opinión sobre la normativa española de hipotecas. Tan solo un mes después de que el Tribunal de Luxemburgo diera un varapalo a la norma que ha permitido el desahucio de decenas de miles de personas por considerarla incompatible con la directiva europea de protección de los consumidores, el Parlamento Europeo examinará las peticiones de amparo presentadas por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), así como la de inversores minoristas que se consideran estafados por la venta de participaciones preferentes.
La Comisión Europea, que estará presente en el proceso, también se pronunciará sobre unas prácticas que se han colocado en el centro del debate político español.
Primero comparecerá la portavoz de la PAH, Ada Colau. Tras su exposición, intervendrán los funcionarios de la Comisión Europea. Esta podría decidir cerrar el caso —algo muy poco probable, según fuentes parlamentarias— o mantenerlo abierto para seguir investigando.
Al final del proceso, si el Ejecutivo europeo detecta aspectos irregulares podría iniciar un procedimiento de infracción al Gobierno español. Otra posibilidad es que se decida enviar cartas a las autoridades españolas pidiendo más información o mandar una misión de técnicos al país para investigar más a fondo lo sucedido.
La asociación de defensores a los desahuciados denunció al Gobierno español ante la Eurocámara por incumplir el artículo 47 de la Constitución española, que asegura a todos los ciudadanos el derecho a una vivienda digna. Colau reclamará también la introducción de la dación en pago retroactiva y en todos los casos; y no solo cuando hay acuerdo entre entidades financieras y clientes, como ocurre en la actualidad.
La Comisión de Peticiones de la Eurocámara recibirá también a varios preferentistas que denunciarán ser víctimas de una estafa. Argumentarán que las autoridades españolas incumplieron la directiva europea que protege a los ahorradores. La Comisión Europea también dará su opinión sobre este asunto.