.

.
Puerto de Llançá - Provincia de Girona - República de Cataluña

jueves, 17 de abril de 2014

DENTADURAS...


20 Valientes Transforman un Pueblo Fantasma en una Maravillosa Ecoaldea casi Utópica


Este encantador pueblecito abandonado en los años 50 – 60 se ha convertido en una aldea casi utópica. Todas las casas estaban en ruinas y poco a poco gracias al esfuerzo de 20 valientes han reconstruido el pueblo. La ecología es uno de sus principales valores, en esta ecoaldea se cultivan sus frutas y verduras, crían sus pollos y cerdos de forma orgánica, sus casas están diseñadas de forma bioclimática. En general buscan vivir en armonía con la naturaleza pero sin dejar de lado la tecnología, ya que la aldea es 100% energéticamente autosuficiente, tienen placas solares, molinos de viento y una turbina.

El humor de esta foto solo pueden entenderlo uruguayos y argentinos...





Fotos de Sociedad Argentina de Horticultura


El tiburón divide a Australia

Los océanos que rodean Australia son lugar de paso de tiburones, ballenas y delfines durante sus migraciones anuales. Las medusas mortíferas y un sinnúmero de animales que pican, atacan y muerden hacen de la costa australiana uno de los lugares más peligrosos del mundo. El número de ataques de escualos se ha duplicado en los últimos 20 años, con una media de 6,5 agresiones al año durante la década de los noventa y hasta 15 entre 2000 y 2010. Un 30% fueron letales.
Lejos de amedrentarse, los australianos han convertido el océano en una parte esencial de su identidad. A la arraigada cultura surfista se suman actividades como la natación oceánica, el remo y el submarinismo. Quienes se adentran con frecuencia en el mar ven sus peligros como algo natural y aceptan el riesgo con estoicismo, pero las autoridades buscan formas de reducir los incidentes. La medida más extrema es la que adoptó el pasado diciembre el Gobierno del Estado de Australia del Oeste, que incluye la instalación de más de 70 boyas con un cebo clavado a un arpón para atraer a los tiburones y permite a los pescadores sacrificar a los que midan más de tres metros de largo.
La medida no tiene precedentes en el mundo y ha desatado una agria polémica en el país, pues autoriza a disparar contra tiburones tigre, tiburones blancos y tiburones toro. Estos dos últimos están clasificados como especies vulnerables en Australia, solo un escalón por encima de las especies en peligro de extinción. En los últimos meses, manifestaciones de hasta 6.000 personas han tomado las playas de Perth, la capital de la región, en protesta por el programa.
Aunque la comunidad científica afirma que los ataques han aumentado porque cada vez más personas hacen uso de las playas, el Gobierno federal del país consideró que frenar esa escalada es una cuestión de “seguridad nacional” y autorizó la medida. “Gracias a este plan, seremos más rápidos y más proactivos a la hora de atrapar y eliminar tiburones tras un ataque. Los bañistas tendrán más seguridad cuando acudan al agua”, afirmó, al anunciar la medida, el primer ministro de Australia del Oeste, Colin Barnett, enarbolando la cifra de siete agresiones mortales en los últimos tres años en la región.
El programa empezó a ejecutarse en enero y se mantendrá hasta finales de abril, pero Barnett ya ha pedido extenderlo a los próximos tres años. La región destinará además 20 millones de dólares (13,5 millones de euros) hasta el año 2016 para investigar el comportamiento de estos depredadores y detectar su presencia en las playas. Desde que se instalaron las primeras boyas, 110 tiburones han quedado atrapados. De estos, 14 murieron al momento, 31 fueron abatidos por los pescadores que patrullan la zona y el resto fueron liberados.
“Sacrificar tiburones reducirá los ataques, pero solo porque se reducirá su número, y esa no es la solución”, asegura el director del Consejo de Conservación de Australia del Oeste, Piers Verstegen, que comenta que “es más probable que te caiga un rayo encima que sufrir el ataque de un tiburón”. Verstegen lamenta que las autoridades no hayan priorizado opciones “no letales”, como sistemas avanzados de detección de escualos o campañas de información a los bañistas.
La organización ecologista Sea Shepherd encabeza la campaña en contra del sacrificio de tiburones. Su director, Jeff Hansen, denuncia que el Gobierno ha pagado más de 600.000 dólares (404.000 euros) a un solo pescador por recorrer las boyas durante cuatro meses y abatir a los escualos. “Le están pagando 5.700 dólares [casi 4.000 euros] al día. ¿Cuántos investigadores, cuántos vigilantes en las playas podrían pagar con ese dinero?”, pregunta.
Sea Shepherd elevó la cuestión al Tribunal Superior del país, que dictó que las boyas no ponen en peligro la supervivencia de la especie. Pero Hansen recuerda que “los tiburones han habitado los océanos durante millones de años y han determinado la evolución de todas las especies por debajo de ellos”. Un océano sin tiburones, afirma, “es un océano enfermo”.

Una experiencia traumática

Cuando un tiburón blanco de cuatro metros y medio de largo hizo saltar por los aires su canoa, Martin Kane “solo podía pensar en cómo iba a morir”. Un día de junio de 2012, Kane salió al océano a navegar con un amigo. “Me paré porque un grupo de delfines comenzó a nadar entre nuestras barcas y me encanta oírles hablar”, explica.
De pronto, el tiburón blanco arremetió contra la canoa de fibra y la proyectó unos dos metros sobre el mar. Para Kane, la sensación fue similar a la de un accidente de coche.
Mientras el animal se ensañaba con la embarcación, Kane empuñó el remo y se preparó para contraatacar. “Mi amigo Dale remó pasando junto al tiburón, llegó hasta mí y me escoltó hasta la playa, me salvó la vida”, reconoce. La experiencia fue “traumática”, pero Kane cree que el sacrificio de los escualos no es la mejor solución. “Necesitamos proteger a quienes se meten en el agua, pero la tecnología nos puede ayudar más que matar a unos cuantos tiburones”, afirma.

Escuchas policiales involucran al exobispo de Tui en una red corrupta

Todo empezó con la rocambolesca operación de compraventa de una casa rectoral de la Iglesia en Paraños, una pequeña aldea en el interior de Pontevedra. Los vecinos se enteraron de que el Obispado de Tui había vendido a sus espaldas el inmueble que habían contribuido a mantener con sus ahorros. El precio oficial fue de 60.000 euros en 2008 y el comprador, un viejo conocido de la Diócesis, Carlos Gómez Gil,técnico entonces de la Consejería de Cultura que decidía las subvenciones para restaurar patrimonio eclesiástico. A la casa típica de aldea, sus nuevos moradores le añadieron una piscina y un porche tras restaurarla de arriba a abajo.
Extracto de la conversación entre Carlos Gómez-Gil, técnico de la consellería de Cultura, imputado en la trama, y el cura de Lérez
El párroco de Paraños, Juan Sobrino, amigo personal de Gómez-Gil e imputado en la causa, negó a sus fieles que hubiera enajenado la vivienda, pese a que en las escrituras consta que estaba presente durante la venta en una notaría de Vigo. El entonces obispo de Tui, José Diéguez Reboredo, también imputado, habló de una cesión durante 23 años a cambio de las obras de rehabilitación. Pero, en marzo de 2009, los parroquianos se quedaron de piedra al comprobar que el nuevo propietario —que aún no había abonado un céntimo a la Iglesia— la tenía a la venta en Internet por 680.000 euros. Y presentaron una denuncia en la fiscalía. La investigación se cruzó con otra que ya instruía un juzgado de Santiago sobre las ayudas públicas de la Xunta a diferentes diócesis para rehabilitar patrimonio eclesiástico, y las adjudicaciones que la Iglesia firmaba con empresas de restauración. Ambas causas desembocaban en los apellidos de Gómez-Gil Aizpurúa.
Extracto de la conversación entre Gómez Gil y Olga Quintela representante de una empresa de restauración e imputada
La policía tiró del hilo y destapó una presunta red corrupta que se encargaba de restaurar iglesias y conventos con ayudas de la Xunta. Nació la Operacion Retablo. Los investigadores sostienen que Gómez Gil decantaba las ayudas a las órdenes religiosas desde la Consejería de Cultura a cambio de que estas contratasen a empresas amigas. Y que un segundo funcionario, José Manuel Pichel Pichel, arquitecto de la sociedad pública que se encarga de promocionar el turismo jacobeo, adjudicaba contratos para albergues de peregrinos con el mismo criterio. A ambos se le imputa fraude, cohecho, tráfico de influencias, negociaciones prohibidas a funcionarios y exacciones ilegales contra la Administración.
Extracto de la conversación entre José Manuel Pichel, arquitecto de la Sociedad del Xacobeo y un aparejador al que ofrece contratos para albergues
Decenas de conversaciónes grabadas por la policía ilustran el modus operandi. En una de ellas, el hiperactivo arquitecto de la Xunta avisa a uno de sus aparejadores de confianza sobre las posibilidades que abría la red de alojamientos para peregrinos: “Os voy a repartir Galicia, os voy a dar una herencia de puta madre”. Otra charla de Gómez Gil con una empresaria de restauración, Olga Quintela, también imputada en el caso delata las prácticas de la red. El funcionario lamenta que la rehabilitación de un retablo no pueda hacerse por adjudicación directa, al superar los 50.000 euros. La restauradora le recuerda que como poco los trabajos costarían 146.000 euros. Entonces, Gómez Gil invitó ala empresa a aumentar los precios de la restauración de seis imágenes de la misma iglesia de 11.000 a 14.000 euros: “Súbeles un pelín y que dios reparta suerte”. En el sumario constan decenas de llamadas parecidas de Gómez-Gil a otras empresas de restauración para pactar precios y fraccionar contratos evitando así los concursos públicos. La policía peinó sus cuentas bancarias y halló ingresos sin justificar por 122.471 euros entre 1998 y 2008.
Extracto de la conversación en la que Gómez Gil pide a Quintela que infle contratos para reparar las imágenes
Tras recibir la visita de la policía, uno de los empresarios a los que encargaba las obras a travées de párrocos amigos, Manuel Montes Carballa, decidió tirar de la manta. Arruinado y arrepentido, admitió que él mismo había sufragado la rehabilitación de la rectoral, además de realizar otros regalos al funcionario de la Xunta a cambio de promesas de contratos que no siempre se cumplían. Puso como ejemplo un trabajo en el Obispado de Tui-Vigo: “La diócesis, por mediación de Gómez-Gil, encargó el proyecto de obra al estudio de arquitectura [privado] de Pichel, quien logró desde la sociedad Xacobeo que aportase fondos públicos a la Iglesia para afrontar el gasto. De esta forma, todo el mundo sale beneficiado”.
Es solo uno de los innumerables ejemplos que relata el sumario, que también denuncia algunas chapuzas en los trabajos restauración que arruinaron parte del patrimonio. Las escuchas policiales involucran a varios cargos eclesiásticos, empezando por el entonces obispo de Tui, José Diéguez Reboredo; a su ecónomo en la diócesis, Benito Estévez y al cura de Paraños, Juan Sobrino. Tanto el juez que instruye el caso como la policía sostienen que la presunta venta de la rectoral al funcionario de Cultura fue en realidad una “dádiva, un pago por los favores prestados” y les acusa de cohecho.
En otra conversación interceptada por los agentes, el principal imputado, Carlos Gómez Gil, pide (sin éxito) a una de sus empresas de confianza que mueva sus contactos para mediar ante el director general de Patrimonio de la Xunta, José Manuel Rey Pichel (sin ninguna relación con el arquitecto del Xacobeo) y que intente frene la investigación de la fiscalía.
La acusación popular que defiende los intereses de los vecinos de Paraños pide imputar también a dos sacerdotes, Crisanto Rial y David Juan Morado, que aparecen en los pinchazos alertando a los imputados de la investigación policial. La defensa del exobispo y del ecónomo de la diócesis de Tui intenta anular las escuchas y sostiene que la orden de la juez para intervenir los teléfonos de los dos funcionarios de la Xunta no está suficientemente fundada. El fiscal se opone y pide que ese argumento se invoque cuando llegue el turno del juicio con jurado. Para el que falta solo un último trámite: que el juez se lo comunique a las partes.

“Tenga cuidado, la policía va a por usted”

Los más de 3.000 folios que recogen meses de grabaciones policiales a los imputados evidencian las complicidades entre distintos representantes de la Iglesia y los funcionarios a los que la policía, el fiscal y el juez que instruye el caso señalan como personajes centrales de la trama. Un ejemplo: cuando, en septiembre de 2009, los agentes de la Unidad de Delincuencia Económica interrogaron a media docena de párrocos sobre la forma en que recibían ayudas de la Xunta y el procedimiento para adjudicar las obras de rehabilitación, varios sacerdotes se apresuraron a avisar a Carlos Gómez-Gil, el exfuncionario de la Xunta y mediador en la concesión de subvenciones.
El primero en telefonearlo, nada más abandonar la comisaría es Don Crisanto, cura de San Salvador de Lérez, en Pontevedra. Este es un extracto de la charla:
Crisanto: Acabo de venir de la policía.
Carlos Gómez-Gil: Lo sé.
C.: ¿Sabe que andan por usted?
C.G.G.: Lo sé, lo sé, sí, en esta vida te llevas muchas sorpresas, basta con que intentes trabajar y hacer las cosas bien para que haya gente con envidias.[...]
C.: Preguntaron por su nombre y yo traté de ser parco y prudente, no dije mentira pero no dije toda la verdad ni mucho menos, eh. Tampoco quería decir alguna frase que pudiera complicarle. La pregunta más clara siempre, insistente, que ya dije que no me insista más en eso, era si usted o alguien de la Xunta me habían indicado una empresa concreta, es la clave del asunto.
C.G.G.: De verdad, es patético.
C.: Tenga cuidado si hubo una cosa más o menos anómala para poder subsanarla porque ir, van a por usted claramente”
C.G.G.: Lo sé, lo sé. Pero si lo que hubo es solo trabajo. [...]
C.: Mi llamada era un poco para que pudiera estar sobre aviso preparar su defensa si hace falta. [...] La cosa va de que usted aconsejaba, sugería o imponía determinadas empresas y usted recibía parte de los beneficios. Ese es el meollo.
C.G.G.: ¿Y eso cómo lo van a probar? Incluso si fuera así, cómo lo van a probar. [...] Fíjate que se ha trabajado con bastantes empresas. ¿De qué va, extorsionaba yo a todas? Es patético.

Juicio por atentados del 11/S en Nueva York en suspenso por espionaje

Boceto aprobado por el Pentágono y realizado por la artista de la corte Janet Hamlin, del acusado Ramzi Binalshibh, centro, quien asiste a su audiencia antes del juicio junto con otros acusados ​​en la Base Naval de la Bahía de Guantánamo de EEUU en Cuba, el lunes, 14 de abril 2014. De derecha a izquierda están Mustafa al Hawsawi, parcialmente cortado, Ali Abdul Aziz Ali, Ramzi Binalshibh, Walid bin Attash y Khalid Sheikh Mohammad. Un abogado de uno de los cinco acusados ​​en el tribunal de guerra, dijo el lunes que los agentes del FBI interrogaron a los miembros de su equipo de defensa, una revelación que trajo un abrupto fin a la audiencia. Foto: Janet Hamlin, Pool AP)

El juicio militar contra cinco presuntos conspiradores de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en la ciudad estadounidense de Nueva York, permanece en suspenso tras las acusaciones de espionaje sobre la defensa.

Según destacan hoy medios digitales, las denuncias recaen sobre la Oficina Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés), la cual supuestamente utilizó a un miembro del equipo legal como informante confidencial.

Estas imputaciones le siguen a declaraciones previas de los abogados de que los funcionarios del ilegal centro de detención de Estados Unidos en la base naval de Guantánamo (este de Cuba) han vigilado sus comunicaciones, recordó el servicio de noticias en línea Democracy Now.

El pasado año el gobierno estadounidense instaló un micrófono oculto en una sala de juntas de la cárcel, ubicada en la instalación militar que ocupa un territorio arrebatado a la isla caribeña hace más de un siglo.

Según trascendió, Washington aceptó que el dispositivo parecía un detector de humo en el techo de un cuarto de reuniones para detenidos a quienes el Pentágono consideraba “de gran valor” y que estaban encarcelados en un campamento especial de máxima seguridad en la base estadounidense.

En ese momento, los representantes legales de los cinco hombres acusados de planear y ayudar en los ataques solicitaron a un juez que interrumpiera de inmediato el proceso, ya que tal monitoreo violaría el derecho de comunicación entre abogados y sus clientes.

(Con información de Prensa Latina)

Los rebeldes prorrusos frenan la ofensiva de blindados de Ucrania

Las tensiones se agravan en el este de Ucrania, donde aumentan los incidentes entre los contingentes militares enviados por las autoridades de Kiev y los ciudadanos que, defendiendo un modelo federal o prorruso, se proponen realizar un referéndum (ilegal) de autodeterminación.
Desde el punto de vista de los dirigentes interinos del Estado el envío de tropas al este se enmarca en una “operación antiterrorista” contra “separatistas” prorrusos y apoyados desde Rusia (de forma activa e incluso por miembros de instituciones de aquel país, según el Servicio de Seguridad de Ucrania). Sin embargo, desde la óptica de quienes ocupan ayuntamientos, bloquean carreteras y accesos a ciudades la llegada de los uniformados es parte de una acción represiva contra quienes vinculan su identidad con la lengua rusa. Esta acción, según estos sectores, está protagonizada por un “Gobierno ilegítimo” con un apoyo de EE UU y la Unión Europea, que es también activo e institucional, según los representantes de la República Popular de Donetsk (RPD).
Más allá de estos dos clichés que atrapan el sentido común, los sectores razonables de ambas partes temen cada vez más que pueda perderse el control y que se haga inevitable el deslizamiento hacia una guerra civil. Ayer, sectores del grupo radical Oplot ocuparon la alcaldía de Donetsk, con lo que ya son dos los edificios oficiales (el otro es la Administración Provincial) tomados por los activistas prorrusos en la capital de la región.
REUTERS-LIVE!
En Kramatorsk, centro industrial muy dependiente de los pedidos de Rusia, un caza Su-27 ucranio hacía piruetas y pasaba una y otra vez sobre los ciudadanos el miércoles por la mañana cuando esta corresponsal visitó la localidad, a unos 100 kilómetros al norte de Donetsk. El ruido de los motores y el continuo ir y venir del aparato sobre nuestras cabezas suponía como mínimo un factor de presión psicológica y evocaba las exhibiciones de la aviación rusa enChechenia.
Varios helicópteros se posaron en el aeropuerto de Kramatorsk, instalación que ha sido rehabilitada recientemente y que en épocasoviética estuvo al servicio de la industria bélica local. Del aeropuerto se veía despegar un avión de transporte militar. Los habitantes del pueblo habían montado un piquete en la carretera hacia el aeropuerto y se habían sentado en los campos vecinos para vigilar la salida de los aerotransportados. El martes, dos personas fueron heridas —una de ellas tuvo que ser hospitalizada—, cuando los militares dispararon sobre quienes se habían concentrado en las barricadas erigidas junto al aeropuerto, señalaban varios ciudadanos de Kramatorsk. A lo largo de todo el día los ciudadanos habían estado intentando establecer contacto con los que habían aterrizado en el aeropuerto. El general dijo que no tenían intención de atacar a civiles.
Durante la mañana del miércoles, seis carros blindados ucranios fueron neutralizados y requisados por los habitantes de Kramatorsk. La columna de vehículos que entró en la ciudad se había perdido, así que “nuestros taxistas” la condujeron a una calle cerca del mercado en la parte vieja de la ciudad, donde la bloquearon, según contaba Tatiana, también taxista de profesión, que actuaba de portavoz en el “puesto número 1”. Este emplazamiento es un conjunto de barricadas, formadas sobre todo por cubiertas de neumáticos, después de dejar Kramatorsk en dirección a Slaviansk.
Los soldados, bloqueados por la mañana en Kramatorsk, eran de “la última leva del Ejército de Ucrania, chicos de 18 y 19 años que llevaban tres días en el campo, durmiendo en los tanques, hambrientos y asustados”, afirmaba Tatiana, que dijo haber hablado con todos ellos. “Les dijeron que somos terroristas y que los vamos a matar”, explicó. “Después de que nuestro responsable conversara con ellos, los chicos se pasaron de nuestro lado y se fueron, con la bandera de Donbás [abreviatura para la cuenca del Don] y la bandera rusa, hacia Slaviansk”, dijo Tatiana, según la cual en total había unas 60 personas o tal vez incluso más y la columna había sido desarmada. La captura de los seis carros bilindados fue confirmada por el Ministerio de Defensa en Kiev. Otros seis carros blindados se encontraban ayer en Pchélkino, en las inmediaciones de Kramatorsk, y habían sido bloqueados por los activistas locales, explicó la activista-taxista, según la cual un caza había disparado contra quienes bloqueaban la columna, “por suerte sin víctimas”. Hacia Pchelkino se dirigió un autobús lleno de milicianos armados con fusiles Kaláshnikov, que atravesó el “puesto número uno” mientras esta corresponsal estaba allí.
En total, en Kramatorsk había cuatro puestos de control destinados a neutralizar el avance militar ucranio. El Ayuntamiento de Kramatorsk se encuentra protegido por barricadas en las que cuelgan carteles pidiendo al presidente en funciones Alexandr Turchínov que retire los tanques de los accesos de la ciudad. En las barricadas de Kramatorsk se exhiben banderas de la República Popular de Donetsk, se critica a EE UU y se exige el referéndum.
En la ciudad, la industria languidece y los obreros de las grandes empresas cobran sueldos de subsistencia por falta de encargos. “No hay trabajo y nos pagan los sueldos mínimos”, afirmaba Igor, uno de los obreros de la plantilla, de 12.000 personas, de la gran fábrica metalúrgica local, NKMZ.

Las causas profundas de la tragedia de Valparaiso





El incendio que ha afectado a Valparaíso y, sobre todo, sus terribles consecuencias para la población más desvalida de sus cerros, tiene como causas estructurales la pobreza, la gigantesca desigualdad social imperante en Chile, el capitalismo dependiente, el modelo neoliberal y el desinterés real de quienes han gobernado el país durante las últimas cuatro décadas por disminuir la desigualdad social y tomar medidas eficaces que reviertan la profunda decadencia en que se encuentra el otrora principal puerto del país . Lo anterior, no es ni más ni menos que el producto de la instauración del act ual modelo económico.Valparaíso, que siempre ha abrigado una población mayoritariamente pobre, ha visto acentuarse su pobreza en las últimas décadas. Como consecuencia de ello, han proliferado las construcciones precarias, de material ligero, incluso de deshechos, levantadas en lugares no aptos para el hábitat humano (las laderas de ciertas quebradas), donde no llegan servicios básicos (agua, electricidad, alcantarillado, remoción de basuras, alumbrado público, calles y escaleras) en la forma adecuada, sino precariamente y lo que es peor aún, a menudo de manera "salvaje", solo por iniciativa de los propios pobladores y, por ende, con medios mater iales inadecuados. Esto redunda en hacinamiento humano, habitaciones insalubres amén de precarias, además de acumulación de grandes cantidades de basura en las quebradas, lo que en caso de incendio, se convierte en combustible que acrecienta el área y las consecuencias del siniestro.
La culpa principal de situaciones como esta, recae en el Estado y en el municipio. En el Estado, en tanto no ha atendido con grandes obras de infraestructura las necesidades más urgentes de Valparaíso, y no ha establecido un plan maestro destinado a salvar la ciudad de su, hasta ahora, imparable decadencia. Asimismo, es responsabilidad del Estado y de la casta política que lo administra, la nula adopción de medidas eficaces tendientes a revertir el monstruoso proceso de centralización en torno a la capital, en desmedro de las regiones y de ciudades como Valparaíso. Igualmente, han faltado gravemente a sus deberes los distintos gobiernos municipales (tanto de la Alianza o coalición de la derecha clásica, como de la Concertación), que se han sucedido a la cabeza del gobierno municipal de esta ciudad durante los últimos veinticuatro años, por no haber administrado de manera eficiente y proba los recursos disponibles, y por no haber implementado plan alguno destinado a solucionar de raíz los males de su ciudad. Cabe señalar, por ejemplo, que la ciudadanía se pregunta, qué se hizo con los recursos aportados por la UNESCO a partir de la declaratoria de una parte importante de esa urbe como "Patrimonio de la Humanidad", ya que además de la pintura de algunas fachadas y la restauración de un número limitado de obras arquitectónicas, no se nota un efecto claro de la llegada de esos recursos. La degradación de la ciudad ha continuado, sucediéndose incendios, explosiones de gas, derrumbes e inundaciones que cobran vidas humanas, destruyen edificios públicos, casas y barrios enteros. La basura, suciedad y malos olores se acumulan en calles y quebradas, haciendo más precaria y desagradable la vida de sus habitantes, además de afear una ciudad que, por su entorno natural, debería ser una de las más bellas de Chile.
En este contexto, la intervención de bomberos ha tenido ribetes heroicos. Como es sabido, en Chile este cuerpo está compuesto únicamente por voluntarios no remunerados (lo que es un orgullo nacional) y, aunque el Estado y las municipalidades les entregan algunos recursos, estos son absolutamente insuficientes para hacer frente a todas las necesidades de un país que, por su alta concentración urbana, sus desigualdades sociales, la condición de pobreza de una parte muy importante de su población, su clima y geografía, presenta en algunos lugares, condiciones particularmente favorables para la propagación de incendios. Los bomberos deben realizar frecuentes colectas públicas para remediar, parcialmente, sus carencias. Similares faltas de recursos sufren las brigadas que combaten incendios forestales. Motivos suficientes para afirmar que la máxima responsabilidad de la falta de medios que permitan luchar más rápida y eficientemente contra estos siniestros que, invariablemente, afectan casi exclusivamente a los sectores más pobres y desprotegidos de la población, recae sobre las autoridades estatales y municipales.
Sintetizando lo anteriormente dicho, podemos afirmar que la desgracia de Valparaíso no es producto de una fatalidad histórica ni geográfica, sino el resultado de una estructura social profundamente polarizada, de una odiosa distribución de la riqueza y de la abulia e inepcia de la casta política cuyo norte no es el servicio público, como afirma de manera majadera en sus discursos, más bien, el usufructo personal y colectivo de los beneficios derivados de su rol de administradora del modelo de economía y sociedad instalado por la dictadura.

miércoles, 16 de abril de 2014

'Bye bye Barcelona': el documental contra el turismo masivo

LOS MEJORES BARES DE CASTELLÓN

Entrevista con Jorge Zabalza, histórico ex dirigente Tupamaro del Uruguay

Rebelión/Resumen Latinoamericano


Hablar con Jorge Zabalza es hacerlo con un pedacito irreductible de la lucha del MLN Tupamaros de los años 60 y 70. Hermano de Ricardo, otro “tupa” caído en combate cuando el Movimiento guerrillero ocupara la localidad de Pando, el 8 de octubre de 1969, y eterno reivindicador de Raúl “Bebe” Sendic, el fallecido líder del tupamaraje revolucionario y artiguista.
Zabalza fue uno de los tantos rehenes de la dictadura, que estuvo prisionero 13 años en durísimas condiciones. Luego, ya en libertad fue un digno edil montevideano que se opuso a una concesión espuria del Casino de Carrasco, como deseaba el alcalde frenteamplista. Su decisión provocó un terremoto en el Frente y hasta la renuncia del propio Tabaré Vázquez, que lo presidía.
Con el tiempo, Zabalza siguió reivindicando la rebeldía y los principios de sus orígenes, mientras varios de sus compañeros de prisión y de lucha, tomaron otros rumbos en lo político y también en lo ideológico. Hoy, Zabalza se ha convertido en un francotirador (guevarista-bolivariano-artiguista) que molesta al poder, ya que no se calla la boca si debe denunciar las injusticias y mucho menos ante las involuciones en el campo de las ideas. Por todo eso, entrevistar al Tambero (el apodo con que se lo conoce en Uruguay y en el mundo) ofrece muchos títulos periodísticos urticantes. A escucharlo entonces. 
-Poco antes de que Pepe Mujica asumiera el Gobierno, muchos de sus seguidores afirmaban que “ahora sí se va a radicalizar el proceso”. ¿Cuál es su opinión sobre lo ocurrido en este mandato de su ex compañero del MLN Tupamaros? 
-Esa era una lectura bastante parcial, ya que Mujica siempre apoyó el modelo económico que patrocinaba el actual vicepresidente Danilo Astori, ligado a las corporaciones multinacionales. En lo fundamental, Tabaré, Mujica y Astori, tiene una coincidencia plena en el “Uruguay productivo” que tenemos: plantar soja transgénica con agrotóxicos, forestación de eucaliptus y de pinos, megaminería. Un país absolutamente dependiente de las corporaciones, gobierna el país el capital extranjero. Ellos, lo único que hacen es cambiar el escenario para no cambiar nada: un año Tabaré, luego Mujica, ahora volvería Tabaré nuevamente. Disfrazan el discurso y la apariencia, un día Mujica se hace el populachero, otro día filosofa, siempre con grandes contradicciones, o grandes discursos para después hacer todo lo contrario. Tabaré aparece más doctoral, Astori presupone que lo sabe todo y luego no sabe donde meterse cuando no puede con la inflación. 
-Frente a estas cuestiones casi de sentido común en lo que hace a los déficits, ¿qué pasa con la base del Frente Amplio o del propio Movimiento de Participación Popular? ¿No se rebelan? ¿Es tan fuerte el verticalismo? 
-Ha comenzado a aparecer lentamente cierto desengaño. Es evidente que esta campaña de Tabaré Vázquez no está acompañada por el entusiasmo que tuvo la que lo llevó al Gobierno en marzo de 2005. Ellos se están quejando de que va poca gente a los actos, están diciendo que no tienen militancia. Cómo quieren tenerla si después hacen todo lo contrario de lo que prometen. Había una expectativa de con la llegada del “gran Tabaré”, las masas iban a acudir a las convocatorias. Pero no es así. Incluso, las últimas encuestas han dado de que todos los partidos juntos superan al Frente Amplio, y por lo tanto corre mucho riesgo la mayoría parlamentaria, lo que les preocupa.
Lo cierto es que hay una gran despolitización y desideologización de la campaña electoral, que provoca que la gente no tenga entusiasmo. Le quieren vender un jabón u otro jabón, a través de la publicidad electoral, pero son todos lo mismo. 
-En una de las paredes del Cerro de Montevideo, pudimos ver una pintada que decía: “Del realismo a la traición”, en el sentido de que Mujica siempre dice que “esta es la realidad, el mundo ha cambiado”, y hay otros militantes que piensan que “en realidad se han traicionado los principios”. ¿Qué piensa de estas opiniones? 
-Creo que Mujica hizo una opción política por el capitalismo. En algún momento, a (Fernández) Huidobro, Mujica, Bonomi se les quebró aquella fibra de querer cambiar el mundo y hacer una opción por los trabajadores, y perdieron el convencimiento. Entonces se incorporaron a las filas de todos aquellos a los que combatíamos, ya sea los estancieros del Uruguay que generan latifundio, y al cual el Gobierno protege. No ha habido ni un solo choque con el imperialismo. Cuando toda Latinoamérica se alza contra el Imperio y salimos a la calle a defender a Venezuela, Mujica toma una actitud de “gran componedor”. La derecha de Venezuela lo viene a buscar y él dice que sí, que va a ir a arreglar todo, y por suerte Maduro le dijo “no, gracias”.
Acá hubo un cambio ideológico porque se le quebraron las ganas de luchar a estos compañeros. En algún momento de su carrera como Tupamaros y revolucionarios, en algún calabozo. dejaron las convicciones. 
-Sin embargo, han surgido algunas reivindicaciones que generan movilizaciones multitudinarias, como es la lucha por la tierra. 
-Esa es una expectativa que todos tenemos, de cómo se está reaccionando. Al igual que en otros países de América Latina, dicen que en Uruguay se redujo la pobreza, pero la tercera parte de la población tiene ingresos menores a 14 mil pesos, cuando la canasta básica es superior a 50 mil. Son pobres, no tienen para cubrir sus necesidades básicas. Ese descontento está allí, larvado.
Por suerte, frente a emprendimientos como la mina a cielo abierto Aratirí que va a ocupar alrededor de 40 mil hectáreas, o ante las injusticias que están ocurriendo con los trabajadores en los naranjales, hay gente que reacciona. En defensa del agua y de la tierra y todos los recursos naturales. Con la gente en movimiento y luchando, hay posibilidades de hacer política que tenga un sentido revolucionario. No estamos hablando de hacer una Revolución ahora, pero sí de poder mirar un camino, un horizonte que sea revolucionario. 
-¿Sendic sigue siendo un ícono para los rebeldes de Uruguay? 
-Por supuesto. Si no, ¿por que cree que olvidaron a Sendic? ¿Por qué cuando llegan los Tupamaros al gobierno ninguno se acuerda de decir ¡Salud Sendic!, vamos a reivindicar sus ideas y su pensamiento revolucionario? Porque Sendic tenía un proyecto político, y conste que no hablo de los años 70 sino después que salimos de las cárceles, de construir un Frente desde las bases, con cuatro propuestas: no pagar la deuda externa; hacer una reforma agraria, expropiando a los latifundistas sin indemnizarlos y pasando la propiedad de las tierras al Estado; estatizar la Banca, y llevar el salario al mismo poder adquisitivo que tenía en los años 60. Eso significaba otro modelo de Uruguay, un modelo de producción y de capital invertido para el pueblo, de otra forma de vida. Tenía una puntería de no respetar a la clase dominante, de chocar con ella y no hacerle reverencias.
Como actualmente, ninguno de los ex guerrilleros que están en el Gobierno puede reivindicar ese programa, porque están haciendo todo lo contrario, están entregando el país al capital extranjero, Sendic vive clandestino en el corazón del pueblo. Nosotros, cada tanto, tratamos de sacarlo de esa clandestinidad. Este año va a haber una marcha con la gente de UTAA (Unión de Trabajadores Azucareros de Artigas), que vienen de Bella Unión, los trabajadores naranjeros de Paysandú, los compañeros de Tacuarembó y de Rivera, y gente del MST de Brasil, vamos a ir hasta el Cementerio para homenajearlo.
Nuestra idea es que los jóvenes que hoy están luchando levanten el legado de Sendic, que sepan que los Tupamaros no eran como los que están gobernando en Uruguay. Que los Tupamaros tenían dignidad, banderas y querían una Revolución agraria, la misma que hizo Artigas. 
-Lo paso de la épica a la realidad: ¿qué va a hacer Zabalza en las próximas elecciones presidenciales del mes de octubre? 
-Zabalza no quiere votar a nadie. No voy a votar a Tabaré Vazquez. Si el Frente Amplio con Mujica está a la derecha, lo que se viene ahora en el Uruguay va a ser peor. Con él podemos esperar un Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos. Si hubiera movilización popular, Tabaré va a dar palos, que nadie lo dude. Va a ser como Rodríguez Zapatero en España, o como la socialdemocracia griega. Por lo tanto, a Tabaré no hay que votarlo. Hay gente que nos dice, “pero no hay nada mejor, votar a la derecha es peor”, y yo afirmo que Tabaré es la derecha, con tanta soberbia y arrogancia como los otros candidatos de la derecha tradicional. Nosotros vamos a llamar a no votar, o a votar nulo o en blanco. 
-¿Cuáles son las razones para que después de tanto tiempo, la izquierda más rebelde no se pueda unir y marchar juntos? 
-Al no haber una gran movilización y lucha popular no surgen propuestas unitarias. El calor de la lucha de la gente ayudaría mucho a juntarnos. Si no existe una retaguardia, el pueblo con espíritu insurrecto, como decía el Che Guevara, no existe vanguardia. 
-¿Le preocupa la situación de Venezuela, atacada externa e internamente por el Imperio? 
-Me preocupa mucho. El mundo ha cambiado en estos últimos diez años. A los EEUU, Rusia le paró el carro en Siria y ahora le está ganando la “cuereada” en Ucrania, y los norteamericanos no se van a atrever a intervenir directamente, y terminarán metiendo el violín en bolsa. Entonces, les queda América Latina, y en especial Venezuela, Cuba, Brasil. Creo que en los próximos años hay que esperar que el imperialismo intentará concentrarse en lo que ellos siguen llamando su “patrio trasero”. Van a ser horas de definiciones, y allí es donde volvemos a la situación uruguaya. Seguramente, Tabaré se va a definir por la Alianza del Pacífico o aliarse con la derecha fascista del continente.
-Como usted no es diplomático, le pregunto cómo se ve desde el Uruguay la situación argentina.
-Esa sí que es una pregunta difícil. Hay un modelo económico que pretende tener una apariencia más ligada a la defensa de lo nacional, pero por otro lado firman los contratos con Chevrón, que significa una entrega total del país. Por un lado, en Argentina se está dando el procesamiento y enviando a la cárcel a muchos verdugos y torturadores, a los asesinos de la época del terrorismo de Estado, y por el otro lado se condena a perpetua a los trabajadores de Las Heras. Es un auténtico disparate. Es continuamente una de cal y otra de arena. Yo creo que lo que realmente determina en Latinoamérica es el tema del imperialismo. Maduro pelea abiertamente contra los EEUU, Correa expulsa la base yanqui de Manta, Evo Morales echa al embajador de EEUU. En cambio, Cristina Fernández no se sabe si apoya o no esas posiciones, a veces si, a veces no. A pesar de que están un poco peleados, es como Mujica: como te digo una cosa, te digo la otra… Mujica hace 20 días que está diciendo que va a ir a visitar a Obama, y después dice que no puede por razones varias. Pero nunca dice, “no, no voy a ir porque los EEUU asesinaron en Iraq, en Afganistán, en Siria o en Libia”. En cambio, plantea que “no se siente bien”, o afirma que lo va a ir a visitar “porque la embajadora de EEUU en Uruguay es muy simpática y siempre nos trata bien a nosotros”. Jamás toma una posición política e ideológica frente al imperialismo. Y Cristina Fernández, hace lo mismo. 
-Otro tema pendiente en Uruguay es el no juzgamiento a los militares genocidas. 
-El problema de los derechos humanos en el Uruguay no es solo la defensa cerrada de la impunidad que están haciendo el Poder Judicial por un lado y el Gobierno con su política de olvido y perdón. Ahora aparece este tema de que Mujica, por presuntas razones humanitarias, va a traer a cinco prisioneros de Guantánamo, por pedido de Obama. Sin embargo, no se fija en los adolescentes que están presos en los centros de reclusión que están engrillados. Las autoridades actuales de las cárceles de menores, se enorgullecen porque ya no hay fugas, pero no las hay, porque los presos tienen grillos en las muñecas y en los tobillos. ¿Esos no son derechos humanos? Y el hecho comprobado de que en las comisarías de Uruguay en donde se tortura o la violencia policial que hay en los barrios, o en los estadios. ¿Esos no son derechos humanos? Estos que nos gobiernan se han acostumbrado a tener un discurso que parece de izquierda, y que a nivel internacional provoca aplausos, pero la realidad es que hace tiempo no se procesa a ninguno de los genocidas, y que últimamente, dos que habían sido declarados culpables por asesinar a compañeros, han sido dejados en libertad. Esa es la gran contradicción uruguaya: grandes discursos, pero en la práctica todo lo contrario.

Bancarrota moral del gobierno de EE.UU. Obama: espionaje y delincuencia digital



De acuerdo con informes difundidos ayer por The New York Times, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, autorizó a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) que sacara ventaja del descubrimiento de fallas de seguridad en un programa para servidores de Internet que podrían revelar las claves personales de decenas de millones de usuarios y que, en vez de dar aviso a los desarrolladores de ese sistema y al público en general, los aprovechara para espiar a un número indeterminado de personas, empresas y gobiernos.

La falla mencionada, conocida como Heartbleed (corazón sangrante) y dada a conocer apenas la semana pasada, permite el robo de información cifrada almacenada en servidores, como nombres y contraseñas de cuentas de Facebook, Gmail, Instagram, Google, Yahoo, Dropbox, Soundcloud y otros servicios de redes sociales, de intercambio de imágenes, de música y blogs.

En la catarata de revelaciones sobre las actividades de vigilancia furtiva –e ilegal, según las legislaciones de muchos países– puesta en práctica por el gobierno de Estados Unidos, ésta es la primera que involucra directamente al mandatario de ese país; antes de ella, Obama ha podido argumentar que no conocía los detalles de los vastos dispositivos de espionaje desarrollados por la NSA que se han dado a conocer desde junio del año pasado, cuando el ex contratista de esa dependencia Edward Snowden los filtró al público. En consecuencia, el huésped de la Casa Blanca se ve colocado en una situación mucho más frágil por cuanto, de confirmarse el señalamiento, sus coartadas en el tema del espionaje masivo se vendrían abajo.

Una implicación mucho más grave de la información difundida ayer por The New York Times es que el gobierno de Washington, en su afán de obtener en forma ilícita información confidencial de individuos, corporaciones e instituciones oficiales, pudo haber dejado desprotegidos a los usuarios de Internet de todo el mundo frente a las actividades de delincuentes cibernéticos que han venido aprovechando la falla de seguridad en los servidores que utilizan OpenSSL para defraudar, extorsionar, suplantar identidades, obtener información para cometer secuestros y otro sinfín de ilegalidades.

En esta perspectiva, resulta grotesco el pretexto urdido por el gobierno estadunidense para justificar sus acciones de espionaje con base en una pretendida preocupación por la seguridad nacional cuando, para llevar a cabo esa vigilancia furtiva, se desentiende de procurar la seguridad a secas de sus ciudadanos, de sus empresas e incluso de sus propias dependencias de gobierno.

Lo que ha venido haciendo Washington, en suma, a juzgar por la información comentada, es aprovechar la misma zona oscura de los errores de programación y los mismos métodos que utiliza la criminalidad cibernética para atacar a sus víctimas, y ello retrata de manera preocupante, pero fiel, la bancarrota moral a que se ha ido dirigiendo el poder público estadunidense bajo la presidencia de Barack Obama.

Salen a la luz los diarios que el papa nazi Juan Pablo II ordenó quemar

Otro secretario que no guarda los secretos. Pese a que en su testamento, de marzo de 1979, el papa Juan Pablo II, de civil Karol Wojtyla, dejó escrito, sin ningún miramiento, que sus "apuntes personales" debían ser "quemados", esta mañana han salido a la luz en español, editados por Planeta Testimonio y con prólogo explicativo del secretario particular del pontífice durante nada menos que 40 años, el ahora cardenal de Cracovia (Polonia), Stanislaw Dziwisz. Se publican con el título Juan Pablo II. Estoy en tus manos. Cuadernos personales. 1962-2003. Autor: Karol Wojtyla. Son 641 páginas, con algunas fotografías, en las que el combativo pontífice polaco habla de lo divino y lo humano sin orden ni concierto, aunque lo suficientemente claro como para desvelar algunas de sus obsesiones cuando ejerció con mano de hierro el mando en el Estado llamado de la Santa Sede: el poder de su iglesia, las divisiones internas, la disciplina, el sexo, el celibato de los sacerdotes, la evangelización de los pueblos...
"No quemé los apuntes de Juan Pablo II, pues son la clave para comprender su espiritualidad, aquello que es más interior en el hombre: su relación con Dios, con los demás y consigo mismo. Nos revelan cómo era el otro lado de aquella persona que conocimos como obispo en Cracovia y en Roma", se justifica Dziwisz en el prólogo. En el testamento, Wojtyla había dicho: "No dejo tras de mí ninguna propiedad con la que sea necesario tomar disposiciones. Por lo que se refiere a las cosas de uso cotidiano que me servían, pido que se distribuyan como se considere oportuno. Que los apuntes personales sean quemados. Que vele sobre esto el padre Stanislaw (Dziwisz), a quien agradezco su ayuda tan comprensiva".
Autor de varios libros, algunos incluso de poesía, es evidente que Wojtyla habló en serio cuando pidió que sus cuadernos personales acabasen pasto de las llamas. Tampoco se entiende por qué su exsecretario ha tardado tantos años en desvelarlos, si consideraba en serio que se trata de documentos fundamentales para conocer el alma espiritual de su antiguo jefe. En todo caso, la publicación es un acontecimiento que calienta la inminente canonización del autor, el próximo día 27, junto con el también papa Juan XXIII. También es un gran negocio editorial para su promotor, el propio arzobispo de Cracovia, donde el libro apareció el pasado 12 de febrero, publicado por la editorial polaca Znak.
Juan XXIII, conocido como el papa bueno, también escribió un diario íntimo, publicado tras su muerte con el título Diario del alma (en España, en 1964), con un éxito espectacular. Retrataba a un hombre bondadoso, alegre y confiado, que creía en el ser humano y en una Iglesia abierta al mundo y puesta al día tras un concilio que él mismo había convocado con gran desconcierto del gobierno vaticano. De Juan Pablo II se esperaba algo parecido, cuando se supo que durante décadas había llenado incontables cuadernos con reflexiones y pensamientos al hilo de la actualidad, casi siempre guiado por altos jerarcas encargados cada año de dirigir los ejercicios espirituales en el Vaticano. No le parecieron todos tan interesantes, y ello se nota por la cantidad de apuntes que tomaba y las citas, bíblicas o mundanas, que le sugerían. Así, se explayó cuando quien dictaba los ejercicios, que duraban días, eran Joseph Ratzinger (su sucesor en el papado) o el prepósito general de los jesuitas, el holandés Peter-Hans Kolvenbach, y se limitó a apuntar un índice de ideas cuando los oradores eran otros altos eclesiásticos.
Ya en materia, pese a lo engorroso de la lectura de un material entregado casi en bruto por los editores, lo que queda de la lectura es el Wojtyla de siempre: un pontífice madurado en el frío del telón de acero que tenía una visión apocalíptica del mundo y de su iglesia. Así, dice no creer en el ecumenismo ni la unidad de las iglesias; recela sin contemplaciones del Islam; remacha con frecuencia la necesidad de preservar el celibato obligatorio de los sacerdotes; insiste en que el poder de la Iglesia (que confunde con el poder de Dios) está por encima de todos los demás poderes; insinúa algún mandoble, sin especificarlo por sus prisas, contra los teólogos de la liberación, contra Lutero, contra Hans Küng y contra todo lo que huela a modernismo (y todos los otros ismos), y no dice ni palabra sobre la crisis de su confesión ni sobre el papel de su clientela más importante, las mujeres.
Pero no todo es combate o suspicacia en este hombre atormentado porque su poder, que creía absoluto, no lograba cambiar el rumbo de una crisis que sabía profunda. Tomemos esta cita a Paul Claudel: "Los cristianos salen de misa como si fuera un funeral en vez de un encuentro con el Resucitado". Es optimista, por ejemplo, al valorar el ímpetu evangelizador de sus nuevos movimientos y, lo más enternecedor, es optimista consigo mismo, de la mano de los grandes pensadores del siglo XX, sobre todo los franceses Bernanos, Maritain, Bergson, Mauriac, Guiton, incluso Sartre, pero también los italianos Guardini y Papini, el suizo Hurs von Balthasar, y frecuentes recuerdos a Dostoievski y Tolstoi. Pero son nombres que le vienen a la cabeza cuando está tomando notas, sin que diga, casi nunca, porqué los trae al texto.
Un detalle tierno son sus recuerdos, aquí sí que concretos, a santa Teresa de Jesús y san Juan de la Cruz, los arriesgados reformadores carmelitas de hace quinientos años. Tema, casi siempre: el amor a Dios (qué poco habla de Jesús este libro). "Al atardecer de tu vida te examinarán de amor", apunta Wojtyla el 15 de marzo de 1985. Un año antes, el 12 de marzo, había dicho, hablando del infierno: "El infierno es no poder amar más". Cuatro años más tarde, Wojtyla completó esa idea corrigiendo a fondo la cartografía del más allá: ni el cielo, ni el infierno ni el purgatorio son lugares concretos en algún rincón del universo, proclamó en sendas homilías, sino "estados de ánimo (de ausencia de Dios, el infierno; de presencia en Dios, el cielo, y de espera, el purgatorio". En esto sí que fue revolucionario.

Putin alerta a Merkel de que el país está al borde de la guerra civil

Pese a que la tensión en Ucrania no hace sino recrudecerse, Estados Unidos sigue convencido de que la diplomacia es el único camino viable para resolver la crisis ucrania. Sin grandes expectativas sobre el éxito de la reunión a cuatro bandas –Washington, Moscú, Bruselas y Kiev- para abordar el conflicto en ese país que el jueves se celebrará en Ginebra, la Casa Blanca considera, sin embargo, que, servirá para que Rusia y del Gobierno provisional de Ucrania puedan intercambiar directamente sus puntos de vista y se pueda perfilar una senda para acabar con la inestabilidad en el Este de la nación.
El presidente ruso, Vladímir Putin, advirtió este martes por la noche a la canciller alemana, Angela Merkel, de que “la actual escalada coloca al país al borde de una guerra civil”, según la nota emitida por el Kremlintras la conversación telefónica entre ambos. Rusia recalcó, no obstante, que ambos líderes coincidieron en la “vital importancia” de la reunión de Suiza para encauzar el conflicto “en una dirección pacífica”.
Esa apuesta por la diplomacia, además del diálogo, incluye la imposición de sanciones, “las herramientas del siglo XXI”, con las que la Administración Obama insiste en que se debe combatir el desafío de Rusia. La presión para extender los castigos en represalia por las nuevas provocaciones del Kremlin se ha cernido sobre el presidente estadounidense, inmerso en cálculos políticos sobre cuándo y cómo aplicarlos para no perjudicar las conversaciones de esta semana ni los intereses económicos de su país y sus socios europeos.
“La reunión de Ginebra va a ser una oportunidad para que Rusia pueda compartir sus preocupaciones sobre las minorías étnicas y la descentralización del país directamente con Ucrania”, ha reconocido este martes el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney. El presidente ruso, Vladimir Putin, dejó claro el lunes a Barack Obama que las autoridades ucranias debían garantizar una “Constitución con una estructura federal”, una demanda que EE UU no está dispuesto a que se imponga unilateralmente por Moscú. “Ni EE UU, ni la Unión Europea, ni Rusia deben dictar a Ucrania cómo deba ser su estructura política”, ha advertido Carney.
Frente a las reclamaciones rusas de una Ucrania federal, Washington y Bruselas acudirán a Ginebra con la intención de que Moscú retire el apoyo a los paramilitares prorrusos y repliegue sus tropas de la frontera ucrania. “No creo que vaya a llegarse a ningún acuerdo, aunque es bueno que las partes se reúnan a ver cómo la situación se les va de las manos a unos y otros”, señala a EL PAÍS William Pomeranz, subdirector del instituto Kennan del Centro Woodrow Wilson en Washington, en alusión a las consecuencias que puedan derivarse del uso de la fuerza militar contra los separatistas rusos por parte del Gobierno interino de Kiev. Una medida que la Casa Blanca ha respaldado. “La militar no es nuestra opción preferida pero Ucrania tiene la responsabilidad de mantener la paz y el orden público y esperamos que actúe de forma gradual”, afirmó su portavoz.
Carney ha insistido en que EE UU no contempla el envío de ayuda bélica a Ucrania. “Nuestro respaldo es político y económico, el presidente ha reconocido que no ve una solución militar en ese conflicto”, recalcó. En medio de esta creciente inestabilidad, la Casa Blanca reconoció el lunes la visita del director de la CIA, John Brennan, a Kiev este fin de semana, una presencia que Rusia consideró una provocación y respecto de la que demandó aclaraciones. El Departamento de Estado aseguró que se trataba de un viaje rutinario y que no tenía el propósito de coordinar operaciones de inteligencia como había insinuado Moscú.
La estrategia de la Casas Blanca pasa por mostrar su apoyo al Gobierno ucranio –el lunes se rubricó el préstamo de 1.000 millones de dólares y el vicepresidente Joe Biden visitará Kiev la semana que viene para tratar la seguridad energética del país- y presionar a Moscú a través de sanciones que minen su estabilidad económica. La Casa Blanca necesita ofrecer una respuesta firme ante el aumento de la beligerancia rusa. Washington ha reconocido que las medidas sancionatorias podrían extenderse a la industria del petróleo y del gas rusa, pero es una decisión que debería coordinar con sus aliados europeos, reticentes a tocar ese sector debido a su dependencia energética de Rusia. El presidente tampoco querría agotar esa baza en vísperas de la reunión de Ginebra y antes de que el Kremlin intervenga de manera directa en el Este de Ucrania.