Superamos las 800.000 visitas, desde Girona un saludo a todos nuestros visitantes desde mas de 200 paises alrrededor del mundo, mas de 25.400 articulos publicados desde 2009

.

.
Puerto de Llançá - Provincia de Girona - República de Cataluña

miércoles, 20 de agosto de 2014

El Barça no podrá fichar en 2015

Nuevo revés extradeportivo al Barça. La Comisión Disciplinaria de la FIFA ha confirmado la sanción impuesta al club azulgrana por las infracciones relacionadas con el traspaso de jugadores menores de edad desde 2009 hasta 2013 y le impide firmar nuevos futbolistas durante los próximos mercados de invierno y verano. El club azulgrana no podrá así fichar nuevos jugadores, nacionales o internacionales, durante “dos periodos de traspasos consecutivos completos”, a partir de enero de 2015, por lo que el club no podrá incorporar futbolistas en el el próximo año.
La Comisión de Apelación de la FIFA ha rechazado los recursos interpuestos por el Barcelona y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). El club fue sancionado por la inscripción y contratación irregular de jugadores menores de 18 años desde 2009 hasta 2013. 
El Barça, que este mismo martes viajó a la sede de la FIFA en Zúrich (Suiza) para una vista oral sobre el 'caso Masia' que se alargó durante cuatro horas, ha visto como el ente ha rechazado un solo día después sus apelaciones y mantiene la sanción económica de 450.000 francos suizos (370.000 euros) y, sobre todo, la imposibilidad de fichar jugadores en enero de 2015 y en verano del mismo año.
Con ello, al club blaugrana le quedan ahora estos diez días de mercado estival de 2014 para poder fichar nuevos jugadores, sea para el primer equipo, para el filial o para la Masia. La sanción no estará en liza hasta el próximo mercado invernal, después de obtener el Barça un "efecto suspensivo" por parte de la FIFA para poder fichar este verano, dado que necesitaban más tiempo para estudiar el caso.
El Barça ha anunciado que recurrirá la resolución del Comité de Apelación de la FIFA al Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS). El club entiende que “no puede compartir de ninguna manera una resolución que atenta contra el espíritu de nuestra Masia, un ejemplo de formación académica, humana y deportiva, reconocida mundialmente. Los azulgrana disponen de todas manera hasta el próximo 1 de septiembre para poder incorporar a los futbolistas que quieran en función de la suspensión cautelar que le concedió la FIFA, la misma que le ha permitido invertir 135 millones de euros en fichajes. Así podría contratar al brasileño Douglas como realizar alguna compra y cesión de jugadores interesantes para el futuro. El mercado no se abrirá para el Barça hasta el 1 de enero de 2016.

El reglamento y las excepciones

El artículo 19 del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores dice: “Las transferencias internacionales de jugadores se permiten sólo cuando el jugador alcanza la edad de 18 años. Se permiten las siguientes tres excepciones”:
“Si los padres del jugador cambian su domicilio al país donde el nuevo club tiene su sede por razones no relacionadas con el fútbol”.
La transferencia se efectúa dentro del territorio de la Unión Europea (UE) o del Espacio Económico Europeo (EEE) y el jugador tiene entre 16 y 18 años de edad”.
El jugador vive en su hogar a una distancia menor de 50 km de la frontera nacional, y el club de la asociación vecina está también a una distancia menor de 50 km de la misma frontera en el país vecino. La distancia máxima entre el domicilio del jugador y el del club será de 100 km. En tal caso, el jugador deberá seguir viviendo en su hogar y las dos asociaciones en cuestión deberán otorgar su consentimiento”.

sin palabras...


martes, 19 de agosto de 2014

La fibra ya supone el 73% de las nuevas líneas de banda ancha

La fibra óptica es ya una realidad en la banda ancha en España. Pese a la caída del consumo, el usuario demanda mayor velocidad a su conexión a Internet y apuesta por la tecnología que más se le ofrece. La banda ancha sumó 60.595 nuevas líneas en marzo, impulsada por las altas en fibra óptica hasta el hogar (FTTH), que han supuesto más del 73% de todas las nuevas líneas, según la nota mensual publicada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. A finales de marzo se han contabilizado un total de 740.020 líneas de fibra, un 90% más respecto al año anterior.
El total de líneas de banda ancha ha aumentado un 6,1% respecto a marzo del año anterior, hasta superar los 12,4 millones de líneas, con una penetración de 26,6 líneas por cada 100 habitantes.
Por su parte, la telefonía móvil ha sumado en España en marzo 100.957 nuevas líneas. El aumento en las líneas de pospago (166.173) ha logrado compensar la caída en las líneas de prepago (-65.216). Las líneas dedicadas exclusivamente a datos bajaron en -25.086.
El parque de líneas móviles supera los 50,1 millones de líneas, un 0,5% más respecto al año anterior. Esto implica 107,3 líneas por cada 100 habitantes. En marzo, se han registrado 550.343 portabilidades —cambio de compañía conservando el número—, un 5,4% menos que el mismo mes del año anterior.
Los operadores móviles virtuales (Jazztel, Ono, Pepephone, etcétera) y Orange son los únicos que han obtenido una ganancia neta positiva de líneas. Los OMVs han sumado 250.684 nuevas líneas mientras que Orange se ha hecho con 2.110 nuevas líneas. Movistar registró una pérdida neta de -94.982 líneas, seguida de Vodafone (-39.823) y Yoigo (-17.032).

Agentes marroquíes agreden a los sin papeles en territorio español ante la mirada de la Guardia Civil

Obama tropieza de nuevo con la raza

Cuando Barack Obama ganó las elecciones presidenciales de 2008, el columnista Thomas Friedman proclamó en un artículo que finalmente la guerra civil americana había terminado. Casi 150 años después de la derrota del Sur esclavista ante la Unión liderada por Abraham Lincoln, un hombre de origen africano llegaba a la Casa Blanca. Obama, hijo de un negro de Kenia y una blanca de Kansas, triunfó presentándose como el candidato posracial, el que debía cerrar heridas profundas. Si un afroamericano era presidente, todo parecía posible.
Los sucesos en Ferguson (Misuri), donde la muerte de un negro desarmado a tiros de un policía blanco ha desatado protestas, violencia e intimidación policial, recuerdan que aquella historia —las décadas de esclavitud, segregación, discriminación y marginalidad— no ha acabado. Casi siete años después de llegar a la Casa Blanca, las tensiones raciales se convierten en un problema político de primer orden para el presidente.
Los sucedos en Ferguson recuerdan que la historia de las décadas de esclavitud, segregración, discriminación y marginalidad no ha acabado en EE UU
Que Ferguson, junto a la primera intervención militar en Irak desde la retirada de 2011, haya monopolizado la atención de Obama durante el veraneo en Martha's Vineyard (Massachusetts), da una idea de la gravedad de la crisis. Obama aprovechó ayer una interrupción prevista de las vacaciones para despachar en la Casa Blanca con el titular del Departamento de Justicia, el fiscal general Eric Holder. Holder, negro como él, ha reforzado el papel del Gobierno federal ante unas autoridades locales y estatales desbordadas.
El agente Darren Wilson, presunto autor de los disparos, está de baja con sueldo y en libertad. No ha sido acusado de ningún crimen.
La raza es uno de los argumentos recurrentes de la presidencia de Obama. Con reticencias, Obama ha acabado por intervenir. Lo hizo en 2009, al convocar un encuentro en la Casa Blanca entre su amigo, el profesor negro de Harvard, Henry Louis Gates, y James Crowley, el policía blanco que le había detenido en su propia casa. Y en 2012, la muerte del adolescente Trayvon Martin en Florida y la exoneración de su agresor, George Zimmerman, llevaron al presidente a intervenir en el debate y declarar que Martin podría ser hijo suyo.
Esta vez, Holder ha enviado a Misuri investigadores de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) para aclarar las circunstancias de la muerte de Michael Brown, que tenía 19 años cuando el 9 de agosto, Wilson le disparó por lo menos seis veces, dos de ellas en la cabeza, según una autopsia preliminar. El Gobierno federal ha ordenado una nueva autopsia —la tercera— del cadáver de Brown.
Nadie habla por el momento del envío de tropas federales para contener la espiral violenta. Pero el gobernador de Misuri, el demócrata Jay Nixon, desplegó la Guardia Nacional, la milicia estatal que en EE UU suele movilizarse en ocasiones como catástrofes naturales, pero también para afrontar situaciones de desorden público.
Ocurrió en 1992 en los disturbios de Los Ángeles y en 2005 tras la inundación en Nueva Orleans (Luisiana) por el huracán Katrina. Antes, en los años cincuenta y sesenta, Washington asumió el control de la Guardia Nacional y envió tropas federales para garantizar el cumplimiento de órdenes judiciales que prohibían la segregación. La desconfianza de los negros hacia las autoridades locales y estatales tiene tradición.
El despliegue de la Guardia Nacionalresponde a la escalada del domingo por la noche, cuando un grupo de personas —muchos llegados de fuera de Ferguson, una ciudad de 21.000 habitantes al norte de San Luis— se enfrentaron a la policía con cócteles molotov y con armas de fuego.
La del domingo al lunes —la segunda y, según anunció Nixon, última noche de toque de queda— fue la peor. El estallido llegó tras una semana de protestas mayoritariamente pacíficas, disturbios que evocaron imágenes propias de países inestables, el descubrimiento de la militarización y los excesos de la policía y una respuesta política titubeante que posiblemente haya contribuido a encender los ánimos.
El jueves, Ronald Johnson, capitán de la Patrulla de Carreteras de Misuri, tomó las riendas de la seguridad. Johnson es negro y creció en la zona.
Su llegada apaciguó los ánimos. Pero el viernes, la policía local, además de anunciar la identidad del agente que disparó a Brown, apuntó a Brown como responsable de un robo en un comercio cercano unos minutos antes del tiroteo. La divulgación de esta información indignó a la familia del muerto. Desde el viernes, las noches de fuego y gases regresan con fuerza.
La percepción de que la justicia no es igual para todos y la policía no les protege está extendida entre los afroamericanos. El problema es local —y tiene que ver con el declive de las grandes ciudades del Medio Oeste— pero va más allá, en la geografía y el tiempo. En Ferguson, una ciudad con un 67% de negros, hay 50 policías blancos y tres negros. El 38% de la población carcelaria de EE UU es negra; en ciudades como Washington, tres de cada cuatro jóvenes negros pasarán en algún momento de sus vidas por prisión.
La jurista Michelle Alexander ha definido este sistema como el “nuevo Jim Crow”, por el nombre que recibía el sistema de segregación legal instaurado en el Sur tras la guerra civil. “Estos jóvenes”, escribe Alexander en el libro de título homónimo, “forman parte de una subcasta encerrada y apartada de forma permanente de la corriente principal de la sociedad”.
La reducción de las sentencias por delitos menores y la persecución de la discriminación racial por parte de las fuerzas del orden es una prioridad de la Administración Obama. Pero la raza —el problema americano: el trauma no superado— es una cuestión delicada para el presidente. Una cuestión incluso íntima.
Obama sabe lo que es que la policía le pare o le someta a un registro más estrecho en un aeropuerto por el color de su pie. Es el presidente de todos los norteamericanos —también de los blancos atemorizados por fantasmas de gangs (bandas) y guetos en llamas— pero nadie como él puede empatizar con Michael Brown y su familia.
“Hay muy pocos afroamericanos en este país que no hayan tenido la experiencia de ser seguidos cuando van a comprar a unos grandes almacenes”, dijo una vez. “Esto me incluye a mí”.

La protesta en Misuri deriva en tiroteos tras llegar la Guardia Nacional

La tensión no se relaja en Ferguson, la pequeña ciudad de Misuri donde el 9 de agosto un joven negro que iba desarmado murió tiroteado por un policía blanco. La noche del lunes parecía más tranquila que la anterior. Pasadas las 10, empezaron los lanzamientos de botellas y cócteles molotov contra la policía, al tiempo que los agentes usaron gases lacrimógenos y dispositivos acústicos que emiten sonidos dolorosos para dispersar a los manifestantes.
En algunos momentos se oyeron disparos en la zona de West Florissant Avenue, la avenida de Ferguson donde se desarrollan las protestas. Dos personas resultaron heridas. El capitán de la patrulla de carreteras Ronald Johnson, responsable desde el jueves de la seguridad en las protestas y presencia constante en West Florissant, dijo que no fue la policía quien disparó sino alguien en la multitud.
“Vehículos de agentes recibieron disparos”, dijo Johnson a la cadena CNN. La policía se incautó de dos pistolas.
Entre los 31 arrestados se encuentran personas de California y Nueva York, añadió Johnson, que argumenta que los disturbios los provocan personas ajenas a Ferguson y que lo saqueos y enfrentamientos con la policía acaban dañando al comercio local.
Las escenas de tensión coincidieron con la primera noche sin toque de queda desde el sábado y la primera jornada en la que la Guardia Nacional —las milicias de los estados de EE UU— se desplegó en Ferguson. El despliegue de la Guardia Nacional —el primero en este estado desde la Segunda Guerra Mundial—pasó desapercibido y no intervino de forma directa en el control de la protestas.
Los choques llegaron tras un día y buena parte de la noche de protestas pacíficas en Ferguson. “Las manos arriba, no disparen”, coreaban los manifestantes, casi todos negros. “Sin justicia no hay paz”, es otro de los eslóganes. “Dejad de matarnos”, dice una pancarta.
Los manifestantes critican que Darren Wilson, el agente de la policía de Ferguson que mató a Michael Brown en una calle perpendicular a West Florissant, esté de baja con sueldo y no detenido. Más allá de esta demanda, las protestas han colocado en el centro del debate en EE UU las quejas entre la comunidad afroamericana por el racismo de las fuerzas policiales.
La rutina de la protestas consiste en subir y bajar por las aceras de un segmento de la avenida West Florissant. Antes de anochecer la presencia policial era discreta, aunque algunos grupos de agentes —casi todos blancos— se paseaban mostrando bastones y cintas para esposar a los detenidos.
Pero el ambiente era festivo. La aparición de rapero Nelly, originario de San Luis, la gran ciudad vecina de Ferguson, causó un pequeño tumulto. Hacía calor y un camión de venta de helados circulaba por la avenida.
Los medios de comunicación —cada vez más desde que las protestas comenzaron hace más de una semana— se concentran en un aparcamiento junto a la avenida y tienen un papel determinante. Los manifestantes son pocos durante el día —unos pocos millares— y se concentran en un segmento de una calle de una pequeña ciudad de un estado que raramente aparece en los telediarios.
Cuando el sol se puso, todo cambia. Fotógrafos, camarógrafos y otros periodistas prepararan el casco o tienen a mano una máscara antigás. Centenares de policías se amontonaron el lunes para cerrar el paso en medio de la avenida, frente al aparcamiento que hace de tribuna de prensa y por donde desfilaban las estrellas de la CNN y otras cadenas, alguna comparando Ferguson con Afganistán.
El capitán Johnson dijo a un grupo de periodistas que confiaba en que esta noche sería mejor que las anteriores. Defendió el derecho a manifestarse. Aseguró que él está allí para protegerlos. Señaló a los vándalos como culpables de arruinar unas protestas legítimas. Reconoció que la policía debe hacer más por acercarse a los ciudadanos. Entabló debates con algunas de las personas que piden justicia y acusan a la policía de brutalidad.
La multitud, que hasta entonces había desfilado por la acera o se había concentrado en otro aparcamiento cercano, saltó a la calzada y se colocó en frente de los antidisturbios. Pastores y líderes comunitarios intentaban convencerlos de que evitaran los choques. La policía les ordenó dispersarse o atenerse a las consecuencias.
Una hora más tarde, la protesta se había diluido sin apenas violencia. Con más periodistas y policías en la calle que manifestantes, no había rastro de los saqueadores ni los violentos venidos de fuera. La impresión era que, esta vez sí, las cosas se habían calmado. Estallidos lejanos —tiros de bala o disparos de gases lacrimógenos— indicaban que la noche no había terminado.

domingo, 17 de agosto de 2014

Klaus, el cazador de niños pre-pedofilos

Unos 3.300 hombres adultos con pulsiones pedófilas han pasado por los programas de prevención de Klaus Michael Beier desde 2005. El médico alemán, de 53 años, se enorgullece de haber realizado más de 600 diagnósticos y 400 terapias. Especialista en medicina psicoterapéutica y doctorado en Filosofía, dirige el Instituto de Ciencias Sexuales y Medicina Sexual de la clínica Charité, en Berlín, y sus investigaciones están centradas en el diagnóstico y tratamiento de la pedofilia.
Ahora Klaus está llevando a cabo un pionero programa de prevención de abusos a menores llamado No convertirse en criminal y parte de la base de que «la pedofilia no es curable, pero sí es susceptible de ser controlada en terapia». Su objetivo es ayudarles a mantener la propia conducta bajo control.
Para entender a Klaus, el cazador de niños pre-pedófilos, quizás haya que afrontar sin tapujos qué pasa realmente en Alemania. Las autoridades calculan que unos 250.000 pedófilos andan sueltos en el país. Según la Clínica Universitaria de Schleswig Holstein, el 1% de la población alemana masculina adulta se siente sexualmente atraída hacia los niños y ese porcentaje se traduce en crímenes sin que nadie hasta ahora haya sido capaz de evitarlo.
La policía registra cada año más de 20.000 agresiones sexuales a menores, 15,4 niños por cada 100.000 habitantes, aunque la cifra real posiblemente sea superior. «A los dos niños por año que, como media, son asesinados en este país a causa de brutales agresiones sexuales de pederastas, habría que sumar el promedio de otros 100 que fallecen anualmente víctimas de la violencia ejercida por adultos y que en muchos casos está indirectamente relacionada con la pedofilia», confirma Tatgeneigte, iniciativa de apoyo a las víctimas con sede en Karlsruhe que, a base de testimonios infantiles, está dibujando el perfil de un monstruo que se alimenta de clics de ratón.
La visualización de fotos de desnudos, que desde otra óptica pueden ser consideradas inofensivas, es a menudo el principio de una especie de adicción que lleva a la búsqueda de imágenes más duras en internet. La red tiene una ingente cantidad de material de pornografía infantil que incluye abusos y violaciones. Su consumo contribuye a expandir e intensificar las pulsiones propias de la pedofilia, las imágenes crean necesidades que llevan a pasar a los hechos.
Para tratar de bloquear esta espiral, hay ya ocho hospitales en Alemania que ofrecen programas preventivos a quienes hayan detectado esa tendencia en sí mismos y deseen de forma voluntaria controlarla. Una de ellas, la prestigiosa clínica Charité, acaba de dar otra vuelta de tuerca en la ofensiva de prevención y lleva a cabo, por primera vez este verano, un programa de detección precoz con el que trata de identificar a los pedófilos antes de que ellos mismos sean conscientes de su trastorno. Su población objetivo son menores de entre 12 y 18 años. En definitiva, busca adolescentes que se sientan sexualmente atraídos por niños más pequeños. El responsable del experimento es Klaus Michael Beier y cree poder domesticar al monstruo.
No improvisa. Beier ha dedicado toda su carrera a la pederastia y habla de ella con la asepsia y frialdad de un bisturí. «La pedofilia aparece clasificada en el sistema internacional como un trastorno de las preferencias sexuales», recita, entornando sus gélidos ojos azules. «El trastorno consiste básicamente en que hay una respuesta sexual ante el esquema corporal del niño». Y dice más: «El impulso sexual que cada uno siente no es punible ni moralmente enjuiciable... Los hechos, los abusos, sí lo son y nuestro objetivo es evitarlos».
El objetivo del ensayo es evitar futuros abusos y violaciones. La novedad es que ahora trabaja con menores
La década de experiencia con sus programas preventivos, que se han ido expandiendo al resto de Alemania y por los que se han interesado sistemas sanitarios extranjeros, le ha llevado a la conclusión de que el pedófilo comienza a sentir manifestaciones de esa preferencia sexual, en ocasiones de forma exclusiva y a veces junto a otras pulsiones sexuales, en la adolescencia. Y a partir de ese momento, afirma, permanece inalterable durante toda la vida. Una vez traspasada la edad juvenil, de no haber prevención, las cartas parecen estar echadas. El esquema de conducta tiende a repetirse: «Cuanto más cerca esté la víctima del agresor, antes se producirá la agresión; cuanto más tiempo duren las agresiones, más masivos se volverán los ataques; cuanto más graves sean los ataques, más duraderas serán las consecuencias psicológicas a largo plazo». De ahí la necesidad de actuar temprano.
«Queremos diagnosticar a cerca de tres adolescentes por semanay detectar si tienen estas perturbaciones», calcula, y para ello cuenta con la financiación del Ministerio alemán de la Familia, que aportará 750.000 euros durante tres años.
Los adultos que acuden al programa llegan desde los tribunales o voluntariamente, atraídos en su mayoría por la campaña elaborada sin coste alguno por la agencia Scholz & Friends, en cuyos spots se pregunta al espectador: «¿Te gustan los niños como a ellos les gusta?».
Sobre la procedencia o la identidad de los menores que se someten al programa preventivo, el equipo de Beier guarda un absoluto secreto para preservar su anonimato. «Llegan porque el propio adolescente descubre sus pulsiones o en el momento en que éstas comienzan a preocupar a su entorno familiar o educativo».
En el caso de los menores, los padres participan en la terapia y se ha diseñado un programa de tres años. «Es importante identificar estas afecciones y ofrecer ayuda lo antes posible para que sus fantasías no se lleven a cabo», dice Beier, quien insiste en que es determinante «para los más jóvenes, ya que debido a la pequeña diferencia de edad tienen más fácil acceso [a sus víctimas]».
En 2013, confirma, ya realizó un estudio piloto con 20 adolescentes con disfunciones sexuales, en el que se detectó que más de la mitad sufría inclinaciones a la pederastia. Esta primera y exitosa toma de contacto con el diagnóstico precoz ha justificado que vuelque todas sus fuerzas en la detección a edades más tempranas con el diseño de un proyecto en el que se confronta a los niños con imágenes explícitas de un trastorno de la conducta sexual. El proyecto piloto sirvió para encontrar a 10 pederastas en potencia, pero ¿qué pasó con los otros 10? ¿Qué efectos puede tener en un chico de 12 años la confrontación con hipotéticos abusos sexuales a menores en el papel de agresor? En la criba del diagnóstico, ¿no se incurre en la perversión de menores?, ¿no se paga el precio de matar la inocencia?
Sin alterarse, Beier insinúa hasta qué punto las nuevas tecnologías han cambiado las reglas del juego de la inocencia. «El 30% de los niños de entre ocho y 13 años ya han tenido sus primeros contactos con la pornografía a través de internet y el 15% ha visto incluso imágenes que están castigadas penalmente», responde, dibujando el nuevo y triste mapa de la candidez infantil.
«Yo sabía que me atraían los niños desde que recuerdo. Alrededor de los 14 años ya era consciente de lo que eso significaba», dice un joven de 27 años tras haber participado en el programa y que por motivos evidentes desea mantener el anonimato. «Es lo que más miedo me da en el mundo, que alguien lo sepa. Sería mi aniquilación social. Creo que por ahora he logrado controlarlo y sin ayuda de medicamentos, pero no sé qué va a ser de mí en el futuro».
El paso por la terapia no significa el acceso a una vida normal para los pacientes, incluso en los casos que se consideran exitosos como este. «No, no creo que pueda llegar a mantener una auténticarelación normal con un adulto. Los hombres me son absolutamente indiferentes y las mujeres no me dicen mucho. Me he esforzado, he tenido algunas relaciones que son estupendas a nivel de amigos, pero en la intimidad me aburren, no es lo mismo. Y a veces he llegado a pensar... ¿qué pasaría si me casara y tuviese un hijo? Quizá me obsesionaría con ese niño y aparcaría a mi mujer...», confiesa.
Este joven alemán pertenece a lo que Beier denomina el «campo oscuro de perpetradores potenciales», personas no han cometido abusos pero sospechan que pueden llegar a cometerlos. «Tenemos pacientes que toman un avión una vez a la semana para venir a terapia, haciendo un gran esfuerzo, pero ellos mismos ven los resultados y entienden la necesidad de la perseverancia», continúa el experto. Pero la terapia no termina nunca. La asistencia del programa es permanente.
«La presión de seguir adelante con las fantasías se reduce. Hoy no me siento completamente seguro de mí mismo, de lo que puedo llegar a hacer, pero al menos sí me siento más seguro que antes», admite otro de los participantes adultos en el programa. La estadística judicial señala que alrededor del 40% de los condenados por este tipo de delitos termina siendo reincidente, pero desde el punto de vista clínico el porcentaje es mucho más alto.
Este último caso es uno de los que ha alcanzado los niveles más avanzados de la terapia y ha llegado incluso a informar a familiares y amigos de su condición de pedófilo. Tras dar el paso, su padre ha decidido romper su relación con él pero asume las consecuencias. «Aun así no me arrepiento porque el hecho de que los que están cerca lo sepan, si llego a un momento de debilidad, me haría mucho más difícil caer en la comisión de abusos», explica. «Como el resto de enfermedades crónicas, no tiene cura. Pero sí es posible para el individuo lograr un control de su propia conducta. El enjuiciamiento moral está de más, lo que hace falta es ayuda efectiva para evitar abusos», concluye.
Sus detractores critican, sin embargo, que este trato a la pedofilia como una enfermedad incurable puede acarrear indeseables consecuencias de impunidad de los delitos pederastas ante los tribunales. Beier, bastante ajeno al aspecto criminal y judicial, se limita a recordar: «Los legisladores incluyen la denominada anomalía mental grave como una causa de responsabilidad disminuida, pero para eso es necesario demostrar que, en el momento de los hechos, la enfermedad impide de manera significativa al individuo controlar su conducta y ese no es el caso de los pederastas, al menos no por lo general».
Los datos que su equipo ha ido acumulando desde 2005 señalan que el 40% de los diagnosticados como pedófilos tienen ese impulso de forma espontánea. En el 60% restante de los casos se trata deconductas sustitutivas, personas que sufren trastornos de personalidad y, en su mayoría, víctimas a su vez de pederastas cuando eran niños. «Es fundamental que acudan a estas terapias antes del momento en el que eligen sus estudios. Es especialmente importante para jóvenes que estén pensando profesiones como profesorado o pediatría», sugiere, justificando la necesidad deadelantar la edad de acceso a los tratamientos.
La edad promedio de los adultos que han acudido a la Charité en busca de ayuda es de 37 años. Una tercera parte de ellos, por motivos laborales, está en contacto constante con niños. Estos datos han llevado al ministro alemán de Justicia, Heiko Maas, cuya oficina ha aportado algo más de medio millón de euros en el último año al proyecto, a declarar que «la mejor protección a las víctimas es la prevención».
Beier defiende que la medicina sexual tiene mucho que decir en la pederastia, pero insta a la policía y a los jueces a seguir haciendo su trabajo. «La culpa tiene una función psíquica y pedagógica muy importante. Por eso es muy necesario designar a los criminales y hacerles rendir cuentas». E insiste: «Nadie es responsable de su orientación sexual, pero todos somos responsables de nuestros actos».

Valdés y el baile de la portería

Víctor Valdés, el icono del barcelonismo, vive la peor milonga posible. Los que lo aprecian lo han hecho por esa forma respetuosa suya de ver el fútbol. Aún así sembró enemigos basado en su silencio, en no buscar caer bien a todos. Por eso, algunos se ceban en su desgracia. Se quedó sin los millones prometidos por los oligarcas rusos del Mónaco. Crónica toca la puerta de su mansión en Castelldefells. Nadie contesta. Nos comunicamos con su agente, Ginés Carvajal: «Lamentablemente en este momento Víctor no puede hacer entrevistas, se encuentra lesionado. Lo importante es que se recupere cuanto antes». Confirmado, el gran guardameta, el que lo ganó todo para el Barça puede pasar una temporada de vacío. Sin club, sin los 10 millones de sueldo prometidos. Peleado con su padre y su hermano, ha perdido el ritmo en un carnaval de más de 100 millones en traspasos y finiquitos. Y por encima de los 40 millones en salarios.
Un récord que lo ha dejado sin club. Todos los grandes tienen ya portero de categoría. Casillas, el mejor de la Historia en su puesto en títulos, quien ha vivido una temporada en Liga tan triste como un bolero, se queda en el Madrid pero con forofos rematándole vía Twitter por donde más le duele: con su familia y su lealtad al club. Los otros clubes españoles no pueden pagar a Víctor lo que pide. Y rivales europeos que podrían acercarse a su compás, contrataron a Thibaut Courtois y Pepe Reina. Este último recayó en el club que dirige su amigo Pep. Salario: cinco millones, la mitad de lo que cobraría Valdés. Courtois, menos de la tercera parte. Víctor, casi seguro, acabará en los tribunales... Su rodilla tiene la última palabra.

Víctor Valdés

Milonga /Sin destino
Abandonó el Barça ganando 6 millones. No aceptó renovar pues iba a cobrar cuatro más en Mónaco. Y se rompió el ligamento cruzado de la rodilla derecha. El club monegasco lo rechaza pues sigue lesionado. Dirán los tribunales.

Iker Casillas

Bolero /Se queda
Se iba y no se iba. Bailó bolero el capitán del Madrid. El portero más laureado de la Historia pudo ir al Arsenal. Fracasó en el Mundial. Gana 9 millones al año. Prescindir de él serían 47 millones de finiquito.
33 años / 185 cm

Keylor Navas

Reggaeton /Cambia
Pura fiesta. Estrella en Brasil 2014 con Costa Rica y mejor guardameta de la Liga pasada. Llega del Levante por 10 millones, la cifra más alta pagada por un portero en el Real Madrid. Salario: 2 millones.
27 años / 184 cm

Diego López

Cha-Cha-Chá /Adiós
'Mou' le fichó para que llevara a la más guapa. Ancelotti le dejó. En 2014/2015 quería seguir el mismo baile, pero se quedó sin pareja. Traspasado al Milan por 3 millones. Cobra 4 millones.
32 años / 196 cm

Claudio Bravo

Sardana /Cambia
Titular del Barcelona. Si se descuida con Ter Stegen, puede terminar suplente. Procede de la Real Sociedad por 12,5 millones. Capitán de Chile y clave en la eliminación de España. Cobrará 3,5 millones.
31 años / 185 cm

Marc Ter Stegen

Vals /Llega
Viene en son de paz, como bailando vals, desde el Borussia Mönchengladbach. Se acerca a paso firme como uno de los jóvenes más prometedores de Europa.Traspaso: 12 millones. Salario: 3 millones.
22 años /189 cm

Pepe Reina

Chotis /Viaja
El mejor chotis lo ha culminado uno de los jugadores más queridos de la Selección. Es una de las sorpresas del verano. Del Nápoles al Bayern de Guardiola por 3 millones de euros y 5 millones de salario.
33 años / 188 cm

David De Gea

Pop /Se afianza
El novio de la cantante Edurne es titular del Manchester United. En medio de este baile conserva el récord del mayor traspaso por un guardameta español:unos 30 millones. 4 millones de sueldo.
23 años / 191 cm

Thibaut Courtois

Pasodoble /Al Chelsea
¿Va a ser el mejor del mundo? Dueño del puesto en la selección belga y el Chelsea, al terminar su cesión dejó el Atlético de Madrid campeón de Liga y finalista de Champions. 3 millones de salario.
22 años / 199 cm

José Manuel Pinto

Chirigota /Sin club
Ex portero del Barça y hoy, como Valdés, sin equipo. Su salario( 1,5 millones), ¿lo ganó por haber sido amigo íntimo de Messi y no por los resultados obtenidos? Habría sido indemnizado con 547.500 .
38 años / 185 cm