tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

jueves, 21 de julio de 2011

Vota por nuestra foto en el Concurso del Diari de Girona


Para votar pica AQUI
(Pon un 10...)

Historia del tanga...


Para leer el articulo pica sobre...bueno ya sabes donde...

Tacos de camaron enchilado



Penales del partido Venezuela - Paraguay


Imágenes del partido Venezuela - Paraguay


Drones matan a cuatro personas en Pakistán


Imagen activa
Islamabad, 21 jul (PL) Al menos cuatro personas murieron en un área tribal de Waziristán del Norte bajo los disparos de un avión teledirigido estadounidense.

Un avión no tripulado disparó dos misiles sobre una casa en la zona de Mir Ali, fronteriza con Afganistán, y causó la muerte instantánea a sus ocupantes, cuya identidad no ha sido establecida, reportan hoy medios de prensa en esta capital.

La inmensa mayoría de los golpes de los llamados drones tienen como objetivos zonas de Waziristán del Norte y del Sur por considerarlas el mando norteamericano santuarios de la insurgencia radicada a ambos lados de la frontera afgano-paquistaní.

Estados Unidos rehúsa hacer comentarios sobre esos ataques pese a ser la única potencia militar ocupante de la región con capacidad para lanzar misiles desde esos artefactos operados por control remoto.

Aunque se supone que sus objetivos sean combatientes o campamentos talibanes, muy a menudo gente inocente es "erróneamente" asesinada por los aviones-robot, lo que genera en la población un natural sentimiento antiestadounidense.

En lo que va de año los drones han lanzado medio centenar de ataques sobre las regiones tribales del noroeste de Pakistán, donde han matado a más de 400 personas.

India prueba con éxito misil de corto alcance


Imagen activa
Nueva Delhi, 21 jul (PL) La India probó hoy con éxito un nuevo misil de corto alcance en el polígono de Chandipur, en la costa oriental del país, informaron fuentes militares.

El cohete puede dar en un blanco a 150 kilómetros y antes de considerarse operativo aún debe ser sometido a otras pruebas, indicó la agencia de noticias IANS.

Fue un gran lanzamiento, dijo el jefe de la Agencia de Investigación y Desarrollo para la Defensa, VK Saraswat.

Los misiles de la India están diseñados para portar ojivas nucleares.

EE.UU. quiere manchar la revolución venezolana

Imagen activa
Caracas, 21 jul (PL) Las acusaciones de Estados Unidos contra Venezuela buscan descalificar al proceso revolucionario liderado por el presidente Hugo Chávez, porque se convirtió en un nuevo referente para América Latina, afirmó la diputada del Parlamento Latinoamericano, Marelis Pérez.

En entrevista con Prensa Latina, la legisladora hizo referencia a las constantes campañas de Washington en relación con la lucha antidrogas de Caracas, a la cual incluye cada año en su listado de naciones que incumplen con los compromisos internacionales para frenar esa actividad.

"Indicadores de Naciones Unidas exaltan la reducción significativa del narcotráfico desde Venezuela, sus controles para combatir ese flagelo y minimizar toda la criminalidad asociada al uso del país como puente para trasladar esas sustancias hacia Estados Unidos y Europa," dijo.

Esa entidad declaró por sexto año consecutivo a Caracas como un territorio libre de cultivos ilícitos para la elaboración de drogas, reflejó la disminución de los decomisos de psicotrópicos procedentes de este país y lo ubicó en el quinto lugar mundial en intercepciones de cocaína.

Sin embargo -contrastó la diputada- la Casa Blanca se empeña en desconocer esos esfuerzos con un discurso totalmente hipócrita y de doble moral con respecto a la política sostenida de este país suramericano contra el trasiego de estupefacientes.

En ese sentido, enfatizó que Estados Unidos registra 56 millones de drogadictos, la mayor cifra en el orbe, cada vez más laboratorios legalizados de anfetaminas y metanfetaminas, así como grandes cultivos de marihuana en parques nacionales.

"Lejos de hacer una política contundente para reducir esas actividades, varios estados aprobaron leyes para oficializar el consumo de narcóticos y está comprobada la existencia de centros que agregan químicos a esa planta, lo cual eleva los daños a la salud de su población," aseveró. Esas instalaciones procesan variedades transgénicas de la marihuana para incrementar la concentración de tetrahidrocannabinol, sustancia que cuadruplica los efectos psicoactivos y, en consecuencia, afecta más al sistema nervioso central.

"En esa dirección podemos decir que Estados Unidos es un estado narco complaciente puesto que no hay contundencia, firmeza y transparencia contra el narcotráfico, ni siquiera tiene de sistemas de prevención hacia su pueblo", sentenció.

Cuestionada sobre los proyectos de Washington en la región en materia de drogas, Pérez citó de ejemplo al Plan Colombia, al cual supuestamente destinaron millones de dólares desde 1999 para erradicar los cultivos de la hoja de coca, pero al contrario se incrementaron los sembradíos.

"Todos los gobiernos de América Latina concuerdan que la gran producción de cocaína esta en esa nación y que todos sus países vecinos son víctimas del narcotráfico", aseveró.

En cuanto el papel de la Agencia Antidrogas estadounidense (DEA) en Venezuela, la parlamentaria destacó que más de 60 capos solicitados por Interpol fueron capturados desde 2005, cuando el presidente Chávez rompió los vínculos con esa entidad, acusada aquí de espionaje.

"Debemos siempre ver a Estados Unidos con una gran desconfianza. Es necesario desenmascarar la elite gobernante que está asociada con la criminalidad en función de sus intereses como imperio", concluyó.

Imágenes del partido Venezuela - Paraguay


















Imágenes del partido Venezuela - Paraguay



























Paraguay gana sin ganar (El País-España)


Juan Arango, de Venezuela, se lamenta tras perder el duelo ante Paraguay


Helados por el frío y por las desangeladas gradas, que dejaban ver el esqueleto del estadio porque Argentina no entiende la competición sin su equipo, Paraguay y Venezuela jugaron un partido a nada, solo aliñado por tres palos fortuitos y más que penalizados de la vinotinto, solo resuelto en la rueda de los penaltis. Era la única forma de marcar y Paraguay estuvo más acertada desde los 11 metros. Un premio excesivo para la selección guaraní, que se planta en la final frente a Uruguay sin vencer ni perder un solo partido en toda la Copa América, que gana sin ganar.

Poco apegados a la pelota y sin demasiada preocupación por la posesión, el duelo precisaba de un centrocampista de toque, vidente de los espacios y de los movimientos de las posiciones avanzadas. A Venezuela le faltaba Rincón, el jugador que siempre tiene el partido en la cabeza; y no se significó en momento alguno Arango, un tanto más escorado pero capaz de filtrar pases interiores definitivos. Dos ausencias capitales que condicionaron la apuesta de la vinotinto, con Rondón y Moreno como hombres referencia para construir el ataque de espaldas a la portería y lejos de ser definidores. Paraguay, sin embargo, contó por unos instantes con Ortigoza, futbolista con el siguiente pase en la mente y en la bota. Suya fue la única argucia del duelo, bien secundada por los puntas pero fatal rematada.

Se le exigía el papel de protagonista a Paraguay, de abundantes recursos defensivos pero equipo de relumbrón cuando se le reclama el tino en el pase, el ataque efectivo. Deficiencia que pretendió exagerar Venezuela, siempre con la presión adelantada, con el desgaste generoso de sus delanteros. Así, a la selección guaraní no le quedó otra que hilar perfecto -cualidad que no consiguió ni de lejos- o tirar del pase largo, sin elaboración y desatendiendo cualquier frontera en la creación. Hasta que Ortigoza, protagonista a ráfagas porque buscó el balón para darle salida, retrasó un par de pasos su posición, se desprendió del achuche rival y, con espacio y tiempo, sacó pases a la espalda de la zaga avanzada de Venezuela, en lo que es un riesgo absoluto si no se lanza con acierto la trampa del fuera de juego. Y Vizcarrondo y Perozo se lían con la artimaña, por lo que Ortigoza a punto estuvo de hacer un desaguisado.

En principio, que Ortigoza jugara retrasado podía ser un problema porque su pase debía recorrer más metros y, por lo general, a mayor distancia menor precisión. Pero como Venezuela tiraba la defensa hacia arriba, se ampliaban las zonas de pase siempre y cuando fuera a la espalda de la zaga rival. Precisamente, un pase de Ortigoza a Valdez le plantó a 20 metros de la portería, sin otro rival que el guardameta. Pero un mal control orientado le escoró y, de paso, le anuló. Se le contó, además, otros dos fallos a Valdez; uno a pase de Barrios, que recorrió medio campo y chutó sin fuerza, poca cosa para Renny Vega; y otro desde el vértice del área chica, con un golpeo seco y al pecho, de nuevo, de Vega. Escasa creación, poco ingenio y nula puntería.

La táctica de Venezuela era más primaria incluso, pero no por ello menos resultona. Rondón en el frente lo peleó todo y jugó para el colectivo, pendiente a los balones que caían del cielo para jugarlos hacia los costados, donde César González hacía eslálones estériles, donde el lateral Cichero -no jugó de inicio el extremo Estigarribia por decisión técnica- se incorporaba a las contras, con un disparo que vio puerta pero no la red, atento Villar. Y una jugada calcada pero al otro costado, prolongada por un centro de Rosales, acabó con un remate al larguero de Moreno. Incluso, en una de esas, marcaron un gol, a remate de Vizcarrondo. Pero Rondón estaba en fuera de juego y delante del portero, por lo que el colegiado acertó de pleno al anularlo.

Sin más versiones ni ingenio, los equipos se remitieron a las jugadas de estrategia. Probó Arango sin precisión dos faltas laterales, sin receptor. Y una tercera, ya en la prórroga, que la misma cruceta escupió para fuera, quizá por menos de un centímetro para que la trayectoria fuese a la inversa. Y no mejoró el resultado el paraguayo Barreto, que lazó hacia Verón, habitual del primer palo, para rematar con una intención que solo Renny Vega vio a tiempo para desbaratarla en una parada deliciosa. Tan insípido fue el encuentro que ni siquiera la dinamita (Estigarribia y Miku) sirvió para azuzarlo, para romper el tedio. Se acabó por aplatanar con el propio Ortigoza, que se contagió de la lentitud del juego y de la imprecisión, con malos controles y pases, desorientado porque nadie le leyó el juego; y completó el despropósito Santa Cruz, que jugó cinco minutos porque al salir al campo se resintió de su lesión muscular

No quedaba otra que la rueda de los penaltis, después de otro lanzamiento -involuntario porque fue de rebote- de Miku al palo, después de una prórroga en la que Venezuela, con uno más porque Santana pecó de ingenuo y de poco comedido en su entrada, estirara las líneas y apretara sin resultado alguno. Y desde los 11 metros, Paraguay cogió el color que le faltó durante el resto del encuentro. Acertó en todos sus lanzamientos y Villar, héroe ante Brasil y de nuevo héroe anoche porque detuvo el penalti de Lucena, valieron el salvoconducto para la final. Un triunfo que penalizó a Venezuela, que atacó más y mejor pero no lo suficiente; y que laureó a Paraguay, ya ante Uruguay por el cetro sin saber lo que es ganar con el balón en movimiento.


La flor de Paraguay permanece intacta (Marca-España)

Sin ganar un partido en esta Copa América, Paraguay luchará por el título ante Uruguay. Sin merecerlo, Venezuela se quedó a las puertas de la primera final de su historia. Así de cruel y de maravilloso es el fútbol. Una vez más, la tanda de penaltis se alió con el combinado guaraní y le otorgó un premio que no se mereció.

En Venezuela pueden tirarse de los pelos. Nunca se vieron en una igual. Con un hombre más, el rival atrincherado en su campo y las ocasiones lloviendo como si se fuera a terminar el mundo. Faltó suerte, elemento imprescindible en esto del fútbol. Que se lo digan a Paraguay. Alguno de los jugadores del 'Tata' Martino todavía se preguntará como se llega a una final sin ganar un partido. Con fortuna, con mucha fortuna.

Con esa dosis de buena estrella y un portero de muchos quilates. Si Paraguay regresa a su país con el título bajo el brazo, a Justo Villar ya pueden ir tomándole las medidas para el monumento conmemorativo. Media Copa América habrá dormido bajo sus guantes. Porque salvo cuatro detalles de Ortigoza y las primeras apariciones de Estigarribia en el torneo, Paraguay ha pasado por esta edición como un equipo vulgar. Ver un partido suyo se te hace más pesado que una cena copiosa pasada la medianoche.

Y así fue este partido durante el tiempo reglamentario. Dentro del bajo nivel técnico y el escaso ritmo del choque, Venezuela se movió mejor. Farías se olvidó de Miku en el inicio y se acordó de Rincón durante todo el encuentro. Sin el eje de la zona ancha de esta Vinotinto, Venezuela no mimó el balón como siempre. Aún así, suyas fueron las ocasiones al filo del descanso. Un gol bien anulado a Vizcarrondo y un cabezazo de Moreno al larguero mostraron la fuerte personalidad de la gran revelación del torneo.

Carácter que desapareció en el segundo acto entre la nube de mediocridad guaraní. El resultado fue una parte para tirar directamente a la basura. Tanto Farías como el 'Tata' Martino dispusieron sus piezas para la prórroga que se avecinaba. Entraron Miku y Maldonado en la Vinotinto. Estigarribia y Santa Cruz tomaron posiciones en Paraguay. El delantero no tuvo tiempo ni a mancharse las botas de verdín. Un pinchazo muscular y otra vez al banquillo.

Dos palos seguidos
Desde allí pudo ver como Venezuela arrollaba a su selección en el tiempo extra. Querían sentir el aroma de la gloria, saborear el mayor éxito de la historia futbolística de su país, y se fueron con decisión a por el partido. La Vinotinto jugó con el alma y maniató a la fría selección guaraní. Tan inerte en aquellos instantes como los dos palos que sujetaban la meta de Justo Villar. En el mismo, el del lado derecho, se estrellaron sendos disparos de Miku y Arango en apenas un minuto.

Con la expulsión de Jonathan Santana por doble cartulina el tufillo a triunfo venezolana se hizo más fuerte, pero con el paso de los minutos el olor cambió a rojo guaraní. Aturdió los sentidos de Lucena, errático desde los once metros, y el sueño de Venezuela se acabó. Bonito a la par que amargo.

Nunca tan soso como el papel de Paraguay en esta Copa América. Insulso en juego, sabroso en resultados. Tanto que el domingo se jugará con Uruguay el título. Si el sol vuelve a brillar en el jardín del 'Tata' Martino y los suyos, la Celeste ya puede ir despidiéndose de la Copa.

Paraguay, a la final sin ganar un partido (El Mundo-España)


Paraguay quebró este miércoles el sueño de Venezuela de disputar la final de la Copa América, al lograr una victoria de 5-3 en la tanda de penaltis de un partido en el que la 'Vinotinto' mereció mejor suerte en los 90 minutos oficiales y el tiempo extra, que concluyeron sin goles.

En un partido que sólo pasará a la historia por ser la primera vez que Venezuela disputa una semifinal, fue Paraguay el que contó con la fortuna en la ruleta de los penaltis. Después, ambos equipos acabaron a puñetazo limpio.

Fue Venezuela la que buscó tener mayores opciones en ofensiva e incluso hubo una anotación de cabeza de Vizcarrondo que fue anulada por una supuesta posición adelantada, además de un tiro al travesaño de Moreno.

Fedor y Ortigoza se pelean. | AP

Fedor y Ortigoza se pelean. | AP

La selección caribeña puso entusiasmo y Paraguay fuerza para buscar el contragolpe como un arma que ya a los tres minutos le permitió a Haedo Valdez lanzar una llegada profunda de por la derecha, que no encontró un receptor final para su centro.

Cichero respondió a los 6, con un remate desde el borde del área que tuvo poca potencia y fue bien detenido por el siempre seguro portero Justo Villar. Un minuto después, Darío Verón cabeceó a portería, pero su tiro fue bloqueado por Vega, que en esos momentos tuvo que afrontar algunos sofocones por la imprecisión de su zona defensiva.

Sin muchas luces, pero con el oficio de la experiencia, Barreto se dio maña a los 15 para nuevamente inquietar al portero venezolano, con un disparo desde el borde del área, pero su tiro salió elevado.

Se sucedieron, entonces, acciones de Barrios y Haedo, aunque sin mayor precisión hasta que, a los 34, nuevamente Cichero devolvió la visita al conectar un centro con la cabeza para la fórmula del segundo remate de Vizcarrondo, que logró vencer a Villar, pero su anotación fue anulada por posición adelantada de Rondón.

A partir de entonces, los venezolanos arriesgaron a ir al frente, con el mismo entusiasmo de los minutos iniciales, lo que les bastó para que Moreno lograra conectar, a los 42, con la cabeza un centro que dio en el travesaño, y el balón suelto fue disparado a bocajarro por Rondón, pero bloqueado con gran calidad por Villar.

La segunda mitad fue incluso más deslucida e imprecisa que la primera, con ambas selecciones intercalándose en los errores y predominio de las defensa sobre los pálidos intentos ofensivos. Notorio en esta etapa fue la presencia durante solo diez minutos de Roque Santa Cruz, quien había ingresado por Valdez, pero tuvo que dejar su puesto a Martínez por una lesión.

Ambos equipos hicieron todo lo posible por ir a la prórroga, en la que Venezuela mostró mayor intención ofensiva, al punto que a los 93 un remate de Miku dejó sin opciones a Villar, pero terminó dando en un palo y, casi de inmediato, Juan Arango envió un tiro libre que volvió a estremecer el palo.

Paraguay se quedó con diez hombres a los 12 minutos del primer suplementario, al ser expulsado Santana por una segunda amonestación. Y los venezolanos pugnaron por el gol que no llegaba, con un Fedor que buscó por todos los medios, pero se topó con un Villar que supo responder ante el peligro.

Alineaciones:

0. Paraguay: Villar; Cáceres, Da Silva, Verón, Piris; Santana, Riveros, Ortigoza, Edgar Barreto (Estigarribia, m.70); Barrios y Haedo Valdez (Santa Cruz, m.73) (Martínez, m.80).

0. Venezuela: Vega; Vizcarrondo, Di Giorgio, Cichero, González (Maldonado, m.84); Lucena, Moreno (Fédor, m.71), Rosales, Arango; Perozo (Rey, m.46) y Rondón.

Tanda de penaltis: 1-0: Ortigoza, gol; 1-1: Maldonado, gol; 2-1: Barrios, gol; 2-2: Rey, gol; 3-2: Riveros, gol; Lucena, para Villar; 4-2: Martínez, gol; 4-3: Fedor, gol; 5-3: Verón, gol.

Árbitro: Francisco Chacón (MEX). Mostró tarjeta amarilla a Rosales, Santana, Verón. Santana fue expulsado, tras recibir una segunda amarilla, a los 102.

Incidencias: segundo partido de las semifinales de la Copa América 2011, disputado en el estadio Malvinas Argentinas, de Mendoza, ante unos 8.000 espectadores. Al término del encuentro se desató una bronca generalizada entre las bancas de ambos equipos.

Confirmado: en Uruguay no se venderán entradas para la final


El Ejecutivo de la Asociación Uruguaya de Fútbol resolvió esta noche no vender entradas al público para la final de la Copa América.

Según el comunicado oficial, el organismo "no está en condiciones de realizar venta directa" de boletos para dicho encuentro, por lo que desde Uruguay sólo se podrá ir al partido a través de la compra de paquetes de viaje.

"Hemos recibido, de parte del Comité Organizador, la misma cantidad de entradas otorgadas para los partidos iniciales del torneo, que solamente alcanzan a cubrir las obligaciones previamente contraídas", indica el documento.

La AUF adquirió cerca de 6.000 entradas que deberá destinar a las agencias de viajes, que ya tienen armados los paquetes con pasaje y traslado incluidos, a la delegación uruguaya y a los dirigentes que viajen a Argentina.

"Resulta sorprendente e inaceptable que al país finalista del torneo se le otorgue menos del 10% del acceso al Estadio (Monumental de Núñez), cuya capacidad de espectadores alcanza las 60.000 localidades", manifiesta la AUF en el comunicado.

El organismo rector del fútbol uruguayo dice lamentar la situación y la califica de "injusta" para el público uruguayo.

La AUF, en tanto, sigue realizando gestiones para que la organización de la Copa América le otorgue 4.000 entradas más. Incluso, esta tarde, el encargado de recaudaciones, Ruben González, viajó a Buenos Aires para realizar tales gestiones, esperando, también, las devoluciones que se realicen en la capital argentina.

Hay que tener en cuenta que se está esperando también por el rival de Uruguay en la final, porque en caso de que "la Celeste" enfrente a Venezuela, podría adquirir más entradas, ya que Paraguay podría devolver algunas.

FIEBRE . La terminal de ómnibus de Tres Cruces amaneció con un movimiento intenso de pasajeros, una "inusual demanda de atención", según explicó a EL PAÍS digital, el jefe de la Torre de Control, Osvaldo Torres.

Lo mismo sucedió en las oficinas de las agencias de viajes que venden entradas y paquetes para viajar a la final de la Copa América, donde los teléfonos no paran de sonar y las consultas se extendieron durante toda la mañana.

Es que la clasificación de Uruguay hizo que cientos de personas salieran en procura de conseguir una forma de viajar a Buenos Aires para ver el partido que Uruguay disputará o con Paraguay o con Venezuela.

INTERNET . En Internet también se pueden localizar varios sitios que ofrecen entradas.

El sitio argentino ticketek.com ha habilitado en distintos momentos algunas entradas para la venta, y desde Uruguay se pudieron comprar.

En tanto, y según denunciaron algunos lectores a EL PAÍS digital, hay sitios que comenzaron a revender las entradas, con precios por demás elevados respecto a lo que es el precio oficial.

AVIÓN Y BARCO . Pluna ofrece algunas opciones para viajar a la capital Argentina en avión.

Si se elige salir desde Punta del Este llegando a Aeroparque o desde Montevideo llegando a Ezeiza, los precios van desde los US$ 208 más impuestos, según fuentes de la empresa.

También hay opciones para pasar todo el fin de semana en Buenos Aires, y los precios van desde los US$ 198 dólares.

Por su parte, Buquebus incrementará las frecuencias hacia Argentina para el domingo, con paquetes que incluyen pasaje y traslado al Estadio Monumental de Núñez desde US$ 169.

En tanto, BQB Líneas Aéreas tiene previsto cinco vuelos charter para el día de la final. El costo va desde los US$ 620 e incluye entrada al partido, pasaje y el traslado al estadio. Cada charter lleva a 66 personas.

Los precios de las entradas van desde US$ 80 a 100 las populares y desde US$ 180 a 200 las plateas.

A puro empate, Paraguay se cita con Uruguay en la final



En un partido realmente muy malo, Paraguay se impuso a Venezuela en los penales y se transformó en el rival de Uruguay en la final de la Copa América del próximo domingo.

La "Vinotinto" hizo más méritos y pudo haber obtenido la victoria en el tiempo reglamentario y en el suplementario, pero la "Alborroja", con un juego mucho más mezquino, alcanzó la final… ¡empatando todos los encuentros que disputó en el certamen!

PARTIDO. El combinado guaraní comenzó un poco mejor que su par venezolano.

Sin embargo, lo suyo era muy forzado y le costaba poner en aprietos a Renny Vega.

La mejor opción para los comandados por el "Tata" Martino llegó a los 8´, cuando, tras un corner del sector derecho, Verón se elevó solo en el área de la "Vinotinto" y cabeceó, pero su disparo fue desviado por el "1" venezolano.

Ambos equipos intentaban ejercer presión y apostaban a la velocidad, haciendo de la mitad de cancha una zona de paso. Claro, mucha velocidad, poco fútbol. Haedo Valdez se escapó a los 25´ e, ingresando al área, sacó un disparo que Vega, atento, mandó al corner.

Segunda y última carga paraguaya en la primera mitad, porque los de César Farías se adueñaron de la pelota en los últimos 15´ y se acercaron al gol en más de una ocasión.

Primero se lo anularon a Oswaldo Vizcarrondo a los 35´ por offside de Rondón y luego, a los 43´, se produjo una doble incidencia que mereció terminar en gol. Moreno, de cabeza, la mandó al travesaño tras un centro desde la derecha y, posteriormente, Justo Villar se agigantó para taparle el rebote a Rondón.

Fin de un primer tiempo pobre. Paraguay arrancó mejor, pero se desinfló rápido. Venezuela repuntó sobre el final y dejó una leve mejor impresión. Eso sí, de fútbol mejor ni hablar.

El segundo tiempo fue realmente muy malo. El seleccionado guaraní quiso un poquito al principio, los venezolanos intentaron una leve reacción. No pasó nada de nada. Aburrimiento total. Sin ideas, sin emociones, sin fútbol… Poco, poquito y nada. El alargue era inevitable. Y llegó nomás.

Las cosas cambiaron en el suplementario, pero todo a favor de Venezuela, que se fue con todo arriba y mereció el gol ampliamente.

Es que, entre otras llegadas de peligro, mandó una pelota al palo ("Miku" Fedor) y otra al travesaño (Juan Arango, tiro libre).

Paraguay, que se quedó con uno menos por la expulsión de Jonathan Santana cuando finalizaba el primer chico, apenas se defendió y apostó decididamente a los penales.

En la fatídica tanda, Paraguay se mostró más preciso (Villar le tapó a Lucena) y se quedó con el partido.

Uruguay ya tiene rival para la final de este próximo domingo. A puro empate, es Paraguay.

Copa América Argentina-2011 - Semifinales

Paraguay - Venezuela 5 - 3 en penales (0-0 en los 90 minutos y tiempo extra)

Estadio: Malvinas Argentinas

Asistencia: 5.000 espectadores

Terreno: en buen estado. Temperatura: 6° centígrados

Arbitro: Francisco Chacón (México). Asistentes de campo: Leonel Leal (Costa Rica) y Humberto Clavijo (Colombia)

Definición por penales:

Paraguay: Néstor Ortigoza, Lucas Barrios, Christian Riveros, Osvaldo Martínez, Darío Verón

Venezuela: Giancarlo Maldonado, José Manuel Rey, Nicolás Fedor. Falló: Franklin Lucena (atajado)

Amonestaciones:

Paraguay: Jonathan Santana (78), Darío Verón (107)

Venezuela: Roberto Rosales (55)

Expulsiones:

Paraguay: DT Gerardo Martino (95), Jonathan Santana (102)

Alineaciones:

Paraguay: Justo Villar - Marcos Cáceres, Darío Verón, Paulo Da Silva, Iván Piris - Edgar Barreto (Marcelo Estigarribia, 71), Néstor Ortigoza, Christian Riveros, Jonathan Santana - Lucas Barrios y Nelson Haedo Valdez (Roque Santa Cruz, 74 -Osvaldo Martínez, 81-). DT: Gerardo Martino.

Venezuela: Renny Vega - Roberto Rosales, Oswaldo Vizcarrondo, Grenddy Perozo (José Manuel Rey, 46), Gabriel Cíchero - César González (Giancarlo Maldonado, 84), Giacomo Di Giorgi, Franklin Lucena, Juan Arango - Salomón Rondón y Alejandro Moreno (Nicolás Fedor, 73). DT: César Farías.