tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

miércoles, 19 de febrero de 2014

El fiscal pide imputar al Barça por delito fiscal en el fichaje de Neymar

Pese a que la solicitud de imputación tiene fecha del lunes, no fue hasta la mañana del miércoles —una vez jugado el partido de ida de los octavos de la Champions— cuando la fiscalía dio a conocer su acusación contra el F.C. Barcelona, al que señala como autor de un fraude fiscal cometido por no haber declarado todos los contratos del fichaje de Neymar.
Después de que el Barça pretendiera amortiguar el caso con la dimisión de Rosell, la fiscalía formula una dura acusación contra el club barcelonista por la firma de “contratos simulados” y la realización de operaciones de “ingeniería financiera” mediante los que “se pretende cometer el engaño a la Hacienda pública” y por los que el club habría defraudado 9,1 millones de euros en 2011 y 2013, fechas en las que se firmaron los acuerdos con el delantero brasileño. El escrito señala que, además del contrato de trabajo con el futbolista y el contrato de adquisición de los derechos federativos al Santos, “constan hasta nueve contratos diferentes por diversas causas en los que se acuerda el abono de cuantiosas cantidades a sociedades de la órbita del jugador”.
Tras la petición de la Fiscalía, será el juez Pablo Ruz, instructor del caso Neymar, el que decidirá si atiende la solicitud e imputa al club y si llama a declarar a su representante legal o a las personas que firmaron los contratos que originaron el fraude. En los acuerdos aparecen como firmantes el propio Neymar y Sandro Rosell, Javier Faus y Josep Maria Bartomeu, como representantes del Barça. Hasta en siete ocasiones, el actual presidente Bartomeu es uno de los firmantes.
Tras conocerse la petición de imputación, el club emitió un comunicado en el que defiende que la actuación del Barça “ha sido, en todo momento, con respecto a esta operación y de acuerdo con la información de que se dispone, plenamente conforme al ordenamiento jurídico vigente”.
Para pedir la imputación, el fiscal José Perals ha escrutado los 11 contratos presentados por el propio club y sostiene que de su estudio y de lo declarado a Hacienda existe una diferencia ya que no constan abonados “y sin la retención o declaración voluntaria de liquidación del impuesto correspondiente, un total de 37.920.000 euros”. “Únicamente consta que se hayan retenido por el F.C. Barcelona por el Impuesto sobre la Renta de los No Residentes el 24,75% de 8,5 millones de euros que se abonaron al jugador en la nómina de septiembre de 2013”, señala la Fiscalía, para añadir que la cuantía supera, “con mucho”, el límite del delito fiscal, fijado en 120.000 euros.
Desde 2010, la legislación permite acusar no solo a personas físicas sino a jurídicas y, en esa posibilidad, la Fiscalía de la Audiencia Nacional pide la imputación del Barça. El club podría regularizar su situación fiscal en el caso de que se abra un expediente administrativo por parte de la Agencia Tributaria pero tendría que rendir cuentas, igualmente, de su responsabilidad penal, por la que se podrían imponer multas de hasta el cuádruple de lo defraudado.
Como argumento de la imputación, la fiscalía alude a otros casos resueltos por el Tribunal Supremo (entre ellos, uno del Real Madrid) que considera que la adquisición de derechos federativos y el abono de otras cantidades a sociedades ligadas al jugador deben considerarse rendimientos de trabajo. A este respecto apunta que dado que Neymar es “en principio, un no residente, la obligación de tributar corespondería al pagador, al F.C. Barcelona”.
Aunque ya ha concretado los motivos por los que pide la imputación, el fiscal considera que han de seguir las investigaciones y pide que la Agencia Tributaria aporte las declaraciones de liquidación de impuestos del Barça relacionadas con el fichaje investigado y que certifique si el jugador se considera a efectos fiscales como “no residente” en 2013 con obligación de tributar en España o en su caso si debía hacerlo en Brasil. Reclama, además, que el padre del futbolista aporte toda la documentación relativa a la constitución y actividad real de la sociedad N&N, así como las declaraciones tributarias a partir de 2011.
También pide el fiscal que se dé traslado de la acusación a la Abogacía del Estado ya que debe ser esta institución la que reclame el pago del fraude como representante de la Haciendo Pública.
La petición de la imputación del Barça se deriva de la querella presentada por el socio del Barça Jordi Cases contra el ya expresidente del club, Sandro Rosell, por un presunto delito de apropiación indebida en su modalidad de distracción. Tras esta querella, el club, que había asegurado que el precio del traspaso de Neymar fue de 57,1 millones de euros, acabó admitiendo que la operación total alcanzó los 86,2 millones de euros.
Una vez admitida la querella, el pseudosindicato Manos Limpias decidió personarse en la causa. La fiscalía se ha mostrado favorable a admitir la personación siempre que pague una fianza de 60.000 euros.

La cura de la hepatitis C afronta “una revolución como la penicilina”

A partir de este año, cuando se hable de cócteles antivirales ya no habrá que pensar solo en VIH. Otra enfermedad infecciosa, la hepatitis C, se acerca a “una revolución como la de la penicilina” por esta causa, en palabras de Jaume Bosch, presidente de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH). Se refiere con ello el médico, quien también dirige el Centro de Investigación Biomédica en red de Enfermedades Hepáticas y Digestivas, a la llegada a la clínica de tratamientos antivirales que, combinados, pueden curar más del 90% de los casos de esta enfermedad.
En España se calcula que puede haber hasta 900.000 infectados por la hepatitis C, aunque la mitad no lo sepa. Esta enfermedad puede permanecer latente mucho tiempo, y luego producir cirrosis o cáncer hepático. Se le atribuyen unas 10.000 muertes al año solo en España, y es responsable de la mitad de los mil trasplantes de hígado que se hacen al día.
Como casi siempre, en EE UU van por delante y ya han aprobado dos de estos fármacos, y hay un tercero pendiente. La Agencia Europea del Medicamento acaba de dar el visto bueno al primero de ellos, y se espera que lo haga con los otros dos en unos meses. Con ello, los afectados dispondrán de una combinación de antivirales que atacan distintas fases de su ciclo vital. Estos cócteles tienen ventajas considerables frente al tratamiento actual, en el que se usa una combinación de fármacos más antiguos, como el interferón y la ribavirina. La primera es la tasa de curación, cuando la combinación anterior solo lo hacía en algo más de la mitad de los casos; la segunda, que sirve para todos los tipos de virus (los cuatro genotipos); la tercera, que se trata de tratamientos cortos (de 12 a 24 semanas) por vía oral, con lo que se evitan las inyecciones de interferón; y, la cuarta, que se podrán dar prescindiendo del interferón, con lo que se evitan sus efectos secundarios (irritación, depresión, insomnio, pérdida de peso, anemia), que podrían ser tan fuertes que los pacientes dejaban el tratamiento.
Pero no todo son ventajas. El precio de la medicación es un inconveniente grave. En EE UU cada uno de los medicamentos cuesta unos 80.000 dólares (60.000 euros). Aunque los precios en Europa no tienen por qué ser iguales (de hecho, en España suelen ser más bajos), puede suponer gastar unos 120.000 euros por persona. Todo esto no son más que suposiciones, porque el precio se negocia tras la aprobación entre el ministerio de sanidad y los laboratorios correspondientes.
La próxima llegada de estos medicamentos ha puesto en situación de alerta a los hepatólogos, que creen que es el momento de que se establezca una estrategia nacional contra la enfermedad. Esta, debería cubrir tres aspectos clave, ha dicho José Luis Calleja, secretario de la AEEH: el diagnóstico y la prevención, la formación de la población y los profesionales y el acceso a los fármacos. Y, aquí, se vuelve al tema del precio. Bosch cree que si se financian los antivirales para el VIH, no debería haber problema para hacerlo con estos fármacos, aunque fuera estableciendo pautas de acceso: no empezar dándoselo a todos los afectados, sino a grupos de riesgo (coinfectados por VIH, trasplantados, personas con enfermedad hepática avanzada o con insuficiencia renal).
Calleja, en cualquier caso, cree que en este caso la aprobación, “vistos los beneficios”, no debería retrasarse. Pero los especialistas admiten que el antecedente (unos antivirales específicos para el genotipo 1 de la hepatitis C que había que recetar combinado con el interferón y la ribavirina) hay riesgo de que la negociación del precio y, sobre todo, los procesos para administrar el fármaco, que definen las comunidades e, incluso, los gestores hospitalarios, supongan un retraso de “un año o más”
Lo que tienen claro es que, de cara a esta revolución, haría falta una estrategia nacional que estableciera los diagnósticos y prevención de la enfermedad, campañas de información y formación y protocolos para el acceso al tratamiento.

Un vídeo muestra los disparos en Ceuta con los inmigrantes en el mar


Un nuevo vídeo de la tragedia de Tarajal (Ceuta), donde murieron 15 subsaharianos, recoge los disparos efectuados por agentes de la Guardia Civil cuando los inmigrantes se encontraban en el mar y nadaban hasta la playa. La narración del programa Las Mañanas de Cuatro, además, mantiene que los disparos se efectúan "directamente" contra quienes se encuentran en el agua. De hecho, se oyen varias detonaciones y se observan como caen las pelotas a pocos metros de donde se hallan los inmigrantes.
Este vídeo aparece después de que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, compareciera en el Congreso y admitiera que se dispararon pelotas de goma al agua; pero, según él, siempre lejos de donde se encontraban los subsaharianos y sin poner en peligro sus vidas. Una declaración que desmentía la versión anterior ofrecida por el delegado del Gobierno de Ceuta y por el director general de la Guardia Civil, que habían negado el uso de material antidisturbios contra quienes se encontraban en el mar.
Por su parte, el autor de las imágenes denuncia en Cuatro que los efectivos del instituto armado insultaron a quienes se dirigían a suelo español. "Se escuchó el grito fuerte de vamos, vamos, cabrones", asegura el ciudadano anónimo, que añade: "Ni Salvamento Marítimo, ni Cruz Roja".