tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

viernes, 15 de agosto de 2014

Prohibido poner la sombrilla a menos de seis metros del agua

Hacer una barbacoa, poner la sombrilla en la playa, hablar por teléfono en una gasolinera, caminar en bikini por el casco urbano o conducir descalzo le pueden suponer una multa estas vacaciones.
Las playas tienen algunas prohibiciones que pueden ser desconocidas por los usuarios.
Las playas tienen algunas prohibiciones que pueden ser desconocidas por los usuarios.
El desconocimiento de una ley no exime de su cumplimiento. Por eso es fundamental conocer ciertas normas estatales y autonómicas, y las ordenanzas municipales para no infringirlas. Durante las vacaciones, los ciudadanos cambian sus hábitos, establecen nuevas rutinas y, de forma mayoritaria, trasladan por unos días su lugar de residencia o realizan turismo por diferentes ciudades. Esta situación hace que sea más probable desconocer ciertas normas y, por ende, incumplirlas. Éstas son algunas pistas para no tener problemas innecesarios con la justicia.
Infracciones al volante
Incumplir las normas de tráfico fue el delito que más sentencias condenatorias acarreó en 2013, la mayoría por conducir bajo los efectos del alcohol. Pero hay otras prohibiciones menos conocidas. Cualquier acto al volante que pueda ser considerado como una distracción, como comer o maquillarse, e incluso, afeitarse conlleva una multa de 200 euros y la retirada de puntos del carné de conducir. Otras actitudes que podrían ser más propias de la conducción veraniega en lugares de costa como asomar la mano o el codo por la ventanilla o conducir con el brazo fuera del coche puede ser motivo para recibir una sanción de hasta 80 euros. Conducir sin camiseta o sin calzado implica una multa de hasta 200 euros. Tampoco puede convertir su coche en una discoteca andante, porque si lleva el volumen de la radio demasiado alto al pasar por un núcleo urbano o una zona de descanso, como un hospital, supone una multa de 80 euros, la misma sanción que tocar el claxon sin motivo.

¿En bikini por la calle?
En algunas ciudades turísticas el fenómeno de los descamisados caminando no sólo por los paseos marítimos sino también por las aceras del casco urbano es un debate abierto cada verano. Algunos municipios como Málaga o Barcelona han legislado al respecto y no lo permiten. Por ejemplo, la normativa barcelonesa, avalada por el TSJ de Cataluña, estableció sanciones de 120 a 500 euros.

Olvide las barbacoas
Las barbacoas no son para el periodo estival. La mayoría de autonomías no permiten el uso del fuego en estos meses de verano por riesgo de incendio. Las multas pueden ascender hasta 100.000 euros y llegar al millón si se provoca un incendio.

No es posible en una playa
Las playas son públicas, pero hay actividades que están prohibidas. Por ejemplo, respecto a acampar en la playa, la legislación española determina que fuera de los campamentos de turismo no pueden instalarse más de tres tiendas juntas, el máximo de personas que acampan es de diez, la distancia entre grupos debe ser de más de 500 metros y dicha acampada no puede exceder de tres días. Pero el problema radica en que, además, cada autonomía determina si está prohibido o no acampar en las playas de sus territorios.

Botellón

En algunos lugares, como Madrid, no se puede consumir bebidas alcohólicas en la vía pública, salvo terrazas, veladores, o en días de fiestas patronales.
También hay otras restricciones en las playas españolas como llevar animales sueltos, con multas de hasta 1.500 euros; utilizar las duchas con jabón es falta grave y la multa va de 751 a 1.500 euros ; y por jugar al fútbol o a las palas junto a las toallas puede enfrentarle a una sanción leve al molestar al resto de los usuarios.
Por si fuera poco, hay infinidad de normas que cada municipio establece para sus playas. Por ejemplo, en las de Valencia no se puede poner la sombrilla y la toalla a una distancia inferior a los seis metros del agua. Dentro del parque natural de La Albufera está prohibido el uso de radios e instrumentos musicales. Y en la localidad canaria de Mogán, sus playas son espacio libre de humo y se prohíbe a los bañistas fumar en la arena.
El uso del teléfono móvil
Además de al volante y de forma general en los aviones, hablar con el teléfono móvil tampoco está permitido a partir de ahora en los vagones silenciosos de Renfe. Pero recuerde que también está prohibido su uso en los hospitales, porque puede provocar interferencias en los aparatos médicos, y en las gasolineras. El motivo es evitar que se produzca una deflagración, para la que se necesitan que confluyan tres elementos básicos que se podrían encontrar en cualquier gasolinera: un comburente (el oxígeno), un combustible (el vapor de la gasolina) y una fuente de ignición (es aquí cuando aparece el teléfono móvil).

El ex piloto que quiere sacar del armario a John Travolta

Se conocieron en febrero de 1981, cuando en España aún continuaba la fiebre por 'Grease' (se estrenó a finales de 1978) y muchos aún vestían (y lo seguirían haciendo durante varios años) a lo Tony Manero, el personaje con el que conquistó a crítica y público. En septiembre de ese mismo año, cuando en el imaginario colectivo fantaseábamos con el posible romance en la vida real entre Olivia Newton-John y John Travolta, el actor comenzaba una relación con el piloto Doug Gotterba.
Esa es la versión que mantiene, al menos, el propio Gotterba y que pretende publicar en un libro de memorias. Eso suponiendo que la justicia se lo permita, claro, ya que Travolta y sus abogados, que no han negado nada, al conocer las intenciones del ex piloto a través del diario 'National Enquirer', han llevado el caso ante los tribunales para impedir que el libro salga a la luz.
"John era delicado, pero muy apasionado", comenta el piloto sobre sus momentos íntimos
Al parecer, Travolta y Gotterba se conocieron a comienzos de los 80 cuando éste comenzó a trabajar en Alto, la compañía aérea del actor. Hasta ahí, parece que todo es cierto, ya que, precisamente, el actor alega la cláusula de confidencialidad incluida en el contrato del piloto para frenar la publicación de las memorias.
Mientras la justicia toma una decisión, Gotterba se ha despachado ya en algunos medios y ha contado cómo se fraguó el tórrido romance entre ellos. Su primero "encuentro" tuvo lugar en Monterey, California, donde volaron juntos. Allí, compartieron una "fantástica" botella de vino merlot durante la cena en el resort Highlands: "Tenía la sensación de que me estaba cortejando. Cuando caminábamos de vuelta a la habitación desde el restaurante, me dijo '¿Te gustaría un masaje?'", cuenta el ex piloto. Gotterba aceptó la invitación. Y tras el masaje, el sexo.
"John era delicado, pero muy apasionado. Al día siguiente, me dijo con una gran sonrisa en su cara: 'Me encantado la noche'", contó Gotterba al 'Enquirer'.
Este fue el primero de los muchos viajes románticos a los que el actor llevó a su amante por Hawaii, Amsterdam y Kenia. "Era nuestro secreto".

Tras Lady Di y con Kelly Preston

Alrededor de seis años duró esta relación, siempre según el ex piloto. Hasta 1987, los años de mayor plenitud profesional de Travolta. Éxito que le llevó, entre otras cosas, a bailar con Lady Di. Fue en octubre de 1985, en La Casa Blanca, en una gala conducida por el entonces presidente, Ronald Reagan.
Tras el baile con Lady Di, Travolta pasó la noche con el ex piloto
El inolvidable momento quedó archivado en la memoria de los presentes y en los negativos de los periodistas acreditados. Y en el corazón de Gotterba: al terminar la noche, Travolta regresó al hotel con él y pasaron la noche juntos. "Estaba en las nubes y acariciando el momento", ha contado el ex piloto.
Algunos años después de su ruptura (Gotterba no ha explicado por qué ocurrió, tal vez lo guarde para el libro), Travolta y él volvieron a encontrarse.Fue en 1992 y Travolta ya estaba casado con Kelly Preston.
"Estábamos hablando distendidamente y de pronto le pregunté: 'Dime John, ahora que estás casado, ¿todavía prefieres a los hombres?'. Él me contestó: 'Bueno Doug, aún prefiero a los hombres'".

Luis Suárez: 'Tenía muchas ganas de empezar'

Luis Suárez vivió su primer día de cole en el Barcelona. Primero se vistió de rosa, color de la equipación de entrenamiento, para ponerse a las órdenes de Luis Enrique y, más tarde, se enfundó la camiseta azulgrana para hablar por primera vez, tras la venia del TAS, como jugador del Barça. "Estoy muy feliz de volver a sentirme jugador de fútbol y estar con los compañeros. Tenía muchas ganas de empezar", admitió en declaraciones a Barça TV. [Álbum: El primer entrenamiento de Luis Suárez]
Bromeó con Iniesta, que ejerció de impecable cicerone. Charló conXavi Pedro durante la sesión. Y se las vio con Dani Alves sobre el césped. Fue una mañana, su primera mañana en azulgrana, agitada. Sensaciones nuevas desde aquel mordisco a Chiellini al otro lado del charco. "Era una situación que me hacía sentir incómodo. Estoy pagando un error que cometí y del que ya pedí perdón, pero esto se debe olvidar".
Y un mes y medio después de todo aquello, de aquel partido frente a Italia en el Mundial de Brasil, el inicio de su obligado exilio, con el fichaje por el Barcelona por el camino, volvió a vestirse de corto ante los ojos del mundo. "Estoy muy agradecido al club por todo lo que ha hecho por mí en las últimas semanas y días. Me han tratado muy bien y lo agradezco porque cumplo un desafío, como es jugar en el Barça", admitió.
Su presentación, ansiada, llegará en unos días. Será el próximo lunes 17, fecha de la disputa del Joan Gamper, cuando reciba por primera vez el calor de los aficionados del Camp Nou. "Ahora hay que esperar para volver a jugar, tener contacto con la afición y tener la sensación de jugar en un estadio como el Camp Nou", zanjó el uruguayo en su primer día de cole. Sin duda, el más ansiado de su carrera.