tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

domingo, 7 de noviembre de 2010

AUGIRONA VIRTUAL STADIUM : LA LIGA ESPAÑOLA

La visita del Papa a Santiago no cumple las expectativas de público

6.000 policías. Horario de 24 horas para los bares. Tiendas de souvenirs abiertas desde las siete de la mañana. Santiago ha amanecido preparado para recibir al aluvión de 200.000 católicos anunciado por la Xunta y el Ayuntamiento para ver y escuchar al Papa. El Gobierno gallego ha invertido unos tres millones de euros de dinero público con la convicción de que Galicia iba a convertirse hoy en el centro de la atención mundial. Pocas horas después, es la decepción de comerciantes, hosteleros y fieles la que se traslada en masa por las calles de la capital gallega.

Desde primera hora, los accesos a la ciudad han estado semidesiertos, sólo unos 300 de los 1.200 autobuses previstos habían llegado al mediodía a los macroaparcamientos habilitados para la ocasión, según fuentes de Protección Civil. "Los únicos que me han comprado recuerdos de la visita son unos policías sevillanos y unos bomberos de Barcelona. Los peregrinos se han asustado", cuenta Óscar, encargado de la tienda Recordos A Rúa, en el centro histórico de la ciudad y a unos cuantos metros de la plaza del Obradoiro, la zona cero de los pomposos actos organizados por la comisión especial creada por la Xunta para este "acontecimiento histórico". Joseph Ratzinger estaba a punto de aterrizar, y las expectativas de negocio alimentadas desde que hace unos meses anunció su visita se han esfumado.

Diego Pérez, sacerdote del Opus Dei de la diócesis de Tui-Vigo, subraya que lo importante es lo que va a decir el jefe de la Iglesia católica. "No ha venido para que los políticos tengan un rédito electoral". Minutos después, una veintena de personas está parada en el parque de la Alameda ante una de las siete pantallas gigantes instaladas en la ciudad para atender a las masas de creyentes deseosas de no perderse el mensaje de su líder. Están rodeados de un despliegue, este sí histórico, de periodistas, policías y voluntarios de Protección Civil. Habla el Papa, tras aterrizar en el aeropuerto de Lavacolla. Consumidores cargados con bolsas pasan de largo. Cuando Ratzinger termina su discurso, sólo dos de los telespectadores de la Alameda aplauden. El ambiente helado sorprende especialmente a Milagros Sandoval, una religiosa de Lumen Dei llegada de A Coruña. "Hay mucha menos gente de la esperada. Quizás es porque se hizo propaganda de que Santiago es pequeño..." "Es una pena", apostilla, desolada, la mujer que la acompaña.


Calor en la basílica, frialdad en las calles


El Papa ha regresado ya al Palacio del Arzobispado de Barcelona para el almuerzo con 150 cardenales y obispos. En el recorrido de vuelta las calles de Barcelona estaban más llenas que a la ida, aunque sin grandes aglomeraciones. La gente se ha concentrado sobre todo al inicio, en la calle Marina, y al final, frente a la Catedral. Pero el espectáculo ha sido televisivo. Casi tres horas de ceremonia retransmitida con unas 32 cámaras que no han perdido detalle de la liturgia mientras mostraban espectaculares vistas del interior del templo diseñado por Gaudí. Por la calle se veían muchas familias con niños, pero la mayoría de gente ha optado por ver el acto desde su casa dado el importante dispositivo de seguridad en las calles y, sobretodo, en los alrededores de la Sagrada Familia.

La ceremonia ha durado una hora más de lo previsto ya que el acto de dedicación de la basílica ha sido larga y lenta. El acto ha tenido tres partes. Primero se ha celebrado una misa, en la que el Papa ha ha leído una homilía reinvidicativa de la familia tradicional. En la parte central se ha procedido a la dedicación del templo y, por último, se ha celebrado la eucaristia. Al final, el Papa ha salido a la tribuna situada en la fachada del Nacimiento en donde ha rezado el Ángelus.

Tras saludar a un grupo de seminaristas y recibir de mano del presidente de la Generalitat, José Montilla, algunos presentes, el Papa ha iniciado el recorrido de vuelta en el Papamóvil. Está previsto que tras el almuerzo, con cordero como plato principal, Benedicto XVI vuelva a salir para visitar el Nen Déu (un centro dependiente de la Iglesia que atiende a personas con graves discapacidades físicas y pisíquicas) y desde allí, partirá directo al aeropuerto de El Prat, desde donde saldrá su avión a las 18.30. En total, el Papa, 28 años después de la última visita de un Pontífice a la capital catalana, habrá pasado 22 horas en Barcelona. Llegó ayer desde Santiago de Compostela pasadas las nueve de la noche y se dirigió directamente al Palacio del Arzobispo en donde ha dormido.

Esta mañana, hacia las nueve, Benedicto XVI ha viajado en el Papamóvil acompañado de su secretario personal y del Cardenal Lluís Martínez Sistach. Ha recorrido 3,5 kilómetros por la ciudad a mayor velocidad de la esperada a través de Vía Laietana y las calles Pau Claris, Diputació y Marina escoltado por los Mossos d'Esquadra con uniforme de gala. El despliegue policial ha sido impresionante, con un agente cada cuatro metros y en cada lado de la calle, formando una serpentina de cazadoras fluorescentes. El paso del papamóvil, que ha salido con 11 minutos de retraso, ha sido un visto y no visto. Algunas de las familias que han madrugado para ver al Papa lamentaban la rapidez de la comitiva y se han marchado a casa a desayunar y ver la ceremonia en la tele tranquilamente.

El ambiente durante el recorrido ha sido más bien frío, con apenas dos hileras de público a los lados de la calle, aunque el Papa sí ha sido recibido con fervor a su salida del palacio arzobispal. A la vuelta las calles estaban bastante más llenas, especialmente al inicio y al final. En la plaza Monumental, han seguido la misa en la plaza cerca de 8.000 fieles, un poco más de la mitad de la ocupación, informa Lluís Pellicer.


Científicos uruguayos desarrollaron software que identifica a los lunares cancerígenos

Los científicos hicieron su estudio a partir de 700 imágenes dermatoscópicas. Un equipo de científicos uruguayos desarrolló un programa informático para ayudar a los dermatólogos a identificar lunares cancerígenos.


Los científicos tomaron como base unas 700 imágenes dermatoscópicas, fotografías de lesiones de piel que se obtienen usando un aparato llamado dermatoscopio, que posee una iluminación especial y un lente potente.

Algunas de ellas habían sido diagnosticadas como lesiones benignas y otras malignas, mediante biopsias, según informó Verónica Psetizki, BBC Mundo, Montevideo. El programa analiza las imágenes y aplica reglas llamadas algoritmos, que permiten obtener ciertos resultados numéricos que indican si un lunar es o no cancerígeno. "Medimos un montón de cosas inspiradas en lo que miden los médicos, como características del color del lunar, del borde, la textura, y con eso sacamos más de 50 medidas que nos permiten caracterizar una lesión como maligna o benigna", explicó a BBC Mundo Pablo Musé, uno de los científicos del Instituto de Ingeniería Eléctrica de la Universidad de la República, que elaboró el programa. La ventaja del software es que permite realizar mediciones más precisas, como la asimetría de un lunar (cuanto más asimétrica la lesión es más probable que sea maligna),o las distintas tonalidades.

La herramienta no busca suplantar la labor del dermatólogo sino ayudarlo en el diagnóstico, usando la información como guía, aclaró a BBC Mundo la dermatóloga Anabella Bazzano, quien también participó en el desarrollo de este programa, a través de la Cátedra de Dermatología de la Facultad de Medicina. Dentro de los cánceres de piel (el melanoma) es el tercero en frecuencia, se observa en general en pacientes jóvenes y es el que tiene mayor mortalidad. Ahí radica la importancia del diagnóstico temprano.

"La tasa de incidencia del melanoma ha aumentado a nivel mundial. Dentro de los cánceres de piel es el tercero en frecuencia, se observa en general en pacientes jóvenes y es el que tiene mayor mortalidad.

Ahí radica la importancia del diagnóstico temprano, porque en un diagnóstico tardío, por más que se extirpe el tumor, la mortalidad es muy alta", explicó, Bazzano.

La especialista indicó que hasta ahora los elementos que existen para un diagnóstico precoz son el control y la dermatoscospía, que permiten amplificar la imagen del lunar y si el médico cree que puede ser maligno se extirpa y se estudia mediante la anatomía patológica.

Sin embargo, la dermatóloga señaló que "entre que las consultas son cortas y los pacientes por lo general tienen más de 15 lunares, con la simple observación te podés perder un melanoma.

Además no todo el mundo va a la consulta con el dermatólogo. Este programa facilita porque es un método automático y detecta las características que indican si la lesión es benigna o maligna, que pasaría a ser analizada por el médico".

Detección masiva

El objetivo es hacer chequeos médicos a todo el que esté interesado. Musé y Bazzano indicaron que el objetivo final es que este programa pueda ser usado en una campaña de screening, o chequeos médicos a nivel masivo, por ejemplo en camiones situados en puntos clave de una ciudad, donde la población asista gratuitamente a ser revisada por dermatólogos.

De esta forma, se podría identificar a la población de riesgo y estudiar a los pacientes con más detenimiento. La idea del programa es lograr reducir al máximo la tasa de equivocaciones a la hora de evaluar los lunares de un paciente.

Musé explicó que, si bien el programa desarrollado en Uruguay no es el único en su tipo, ya que hay varios grupos universitarios en todo el mundo tratando de hacer un programa que clasifique lesiones con la menor tasa de error, el que ellos crearon ha dado buenos resultados.

El software todavía no está disponible en forma comercial. Para que pueda aplicarse a gran escala, resta realizar una interfaz gráfica, que sea más fácil de usar para los médicos. Eso, explicó Musé, dependerá de si consiguen financiación e interesados en comercializar el producto. Si el programa se aplica en países donde la población es distinta a la uruguaya, deberá ampliarse la base de datos con imágenes de lunares de pacientes de ese país, para contemplar su tipo y color de piel.

"Gurú del infierno" acusaba de poseídas a mujeres que se negaban a tener sexo con él

Le dicen "El gurú del infierno", y si las mujeres se negaban a tener sexo con él, las acusaba de "poseídas". Esta increíble historia tuvo pasajes durante la cual el "gurú" esclavizó a mujeres de toda una familia.

Este manifestaba: "Ustedes deben hacer lo que yo les digo. Recuerden que la Biblia dice que deben honrar a las autoridades puestas por Dios. Y a mí me puso Dios. A ustedes mujeres, obedezcan y tengan cuidado con el juicio". Todo quedó al descubierto una noche como cualquier otra que se vivía en una pensión de la zona céntrica de la ciudad de Paysandú. Todo funcionaba bastante bien, excepto por los gritos desesperados de una adolescente que desde el baño pedía auxilio, según narraron a LA REPUBLICA fuentes policiales. Fue ante esta situación, que en las últimas horas las autoridades sanduceras detuvieron a un joven mayor de edad, poseedor de antecedentes penales. Se trata de Luis Alberto Barrios Estefan, de 28 años, quien fuera denunciado por una mujer de 49 años en representación de su hija de 13. También presentó su queja ante los uniformados otra mujer de 39, aunque por amenazas, ya que si no obedecía al joven "gurú" en su afán de mantener relaciones sexuales, lo cual expresa, no llegó a concretar, este la mataría. De acuerdo a la primera denuncia, la menor había ingresado a un gabinete higiénico en un pensionado y detrás de ella el denunciado, quien la aprisionó contra una pared intentando someterla, pero el llamado a vivas voces de la adolescente hizo que no lo lograra.

En tanto, la restante denuncia relata que este individuo le amenazó de muerte a su niño si no mantenía relaciones sexuales con él, lo cual expresa no logró consumar.

Bajo la influencia del demonio

También pesa otra denuncia contra el victimario, pero en este caso de una mujer que halló forzada la cerradura de la puerta de su habitación en el mismo lugar, y de allí la falta de una billetera con $ 1200, ropa interior y discos compactos.

Este estaba acusado en la Justicia de "maltrato físico y psicológico", acciones que él consideraba "pecaminosas" y que efectuaba "bajo la influencia del demonio". Así lo detalló en el Juzgado, donde ya lo conocían por "sus problemas de conducta y sus relaciones con grupos marginales y violentos".

Un allanamiento practicado luego por los efectivos permitió la incautación de ropas en la pieza que ocupara este individuo en la pensión, lo cual fue reconocido por la última denunciante.

De los hechos se enteró a la Justicia Penal la cual dispuso la comparecencia de los involucrados en la sede penal donde en primera instancia resolvió para el detenido Luis Alberto Barrios Estefan el procesamiento con prisión por la comisión de "un delito de violencia privada en reiteración real, con dos delitos de hurto especialmente agravados, en calidad de autor".

Estado de sitio para los vecinos de la Sagrada Familia

Miles de personas aprovechaban ayer las últimas horas de libre circulación por los alrededores del templo de la Sagrada Familia, antes de que entrara en vigor el peculiar estado de sitio y todas las calles aledañas pasaran a convertirse en un auténtico búnker al que solo se podía acceder con invitación o con un documento que demostrara que se vivía en una de las fincas de la zona.

"Quizá no pueda dormir de la emoción", contaba María Rolón, de 62 años y nacida en Paraguay, ilusionada ante la visita papal. Hacia las siete de la tarde estaba cerca de la fachada de la Natividad del templo de la Sagrada Familia, para dar un último vistazo de cerca al altar donde el Papa rezará hoy el ángelus al mediodía. Ella acudirá, pero tendrá que conformarse con verlo todo desde las pantallas de calles cercanas. Se levantará de madrugada junto con su hermana, porque deberá acceder a la zona blindada, donde están las sillas para los invitados, a las que irán, a las siete de la mañana.

Arresto domiciliario

Algunos vecinos no estaban tan emocionados ayer con los preparativos de la llegada del Papa. Dos de ellos preguntaban al nutrido grupo de agentes de los Mossos d'Esquadra que controlaban a los viandantes desde la esquina de las calles de Marina y Provença detalles sobre esa especie de arresto domiciliario que sufrirían en unas horas. "A las doce de la noche se vaciará el área de seguridad. Solo ustedes, con su DNI, que indica que viven aquí, o alguna factura de su piso, podrán acceder a su domicilio", explicaba una agente.

¿Y si esperan invitados en casa? "Tendrán que ir a por ellos, pero antes de las seis de la mañana. Luego no podrán pasar y ustedes no deben salir de sus casas, hasta que se vaya el Papa. Sus invitados deberán acceder por el punto de acceso de madrugada. El problema es que no sabemos aún dónde estará ese punto", reconocía, cuatro horas antes del cierre de calles, un mosso.


Católicos insultan a gays al paso del papamóvil


"No salgas el sábado por la noche y ves a besarte frente al Papa". Esa era el mensaje que llegó por facebook y el móvil. Más de un centenar de gays y lesbianas esperaban a las nueve de la mañana a Benedicto XVI a la salida del palacio arzobispal en la Avenida de la Catedral de Barcelona. Coincidiendo con el paso del Papa (que había salido 11 minutos tarde de la agenda prevista) comenzaron a besarse y a gritar "Yo no te espero", "La iglesia que ilumina es la que arde" o "Bote, bote, bote, pederasta el que no bote", pese a que la consigna era solo besarse y evitar los "insultos, pancartas, banderas y cualquier tipo de respuesta a provocaciones o agresiones físicas o verbales", decía la convocatoria.

Sus gritos llevaron a que grupos de jóvenes católicos, concentrados para ver al Papa camino de la Sagrada Familia, les contestaran también a gritos de "Nosotros os queremos", y "esta es la juventud del Papa", o incluso cantaron el "Qué viva España", de Manolo Escobar. Tras varios momentos de tensión, los Mossos d'Esquadra tuvieron que intervenir separando a los dos grupos para que la tensión no aumentara.

Jordi Petit, histórico dirigente del movimiento homosexual, aseguró que "era un acto de protesta pacífica para demostrar que el amor es igual en todos los corazones. Hemos recibido al Papa con un acto de amor reivindicativo, en contra de la jerarquía eclesiástica que ataca los derechos humanos básicos, prohibiendo el uso de los preservativos, el divorcio o el aborto". De todas formas, Petit matizó que esta crítica iba dirigida a "la jerarquía de la iglesia y no a los cristianos de base que hacen un trabajo positivo". Tras pasar la comitiva del Papa, los convocantes de la Queer Kissing Flashmob irrumpieron en un largo aplauso y se disolvieron de forma pacífica.


Escasa expectación ante la llegada del Papa a Barcelona

La llegada del Papa ayer por la noche a Barcelona no movió a las masas. Ni a favor, ni en contra. Desde las siete de la tarde, dos millares largos de jóvenes procedentes de ciudades como Madrid, Zaragoza, Bilbao, San Sebastián y de la propia Barcelona se congregaron en la plaza de la catedral para esperar, con cánticos y rezos, la llegada del Pontífice. Y durante el día, tres movilizaciones contra la visita se sucedieron sin demasiado éxito de participación en las calles de la ciudad.

Por la mañana, la ONG contra el sida Dance4life organizó un acto lúdico junto al Arc de Triomf que reunió a dos centenares de personas. La propuesta tuvo cierto éxito, pero más por el carácter festivo de la iniciativa -que consiste en bailar de forma colectiva al son de una música- que por lo que supuso de oposición al viaje del Papa. El acto de protesta sirvió para advertir de los estragos que causa el sida y fomentar el uso del preservativo. De hecho, los participantes repartieron condones a los ciudadanos. Algunos, incluso, se los pusieron en la cabeza a modo de gorro improvisado.

Desde el mediodía, el centro de Barcelona quedó blindado por las fuerzas de seguridad para que el recorrido de hoy transcurra sin incidentes. Una de las zonas calientes, la plaza de la catedral -Benedicto XVI durmió a escasos metros de allí, en la sede del arzobispado- fue protegida con vallas. En esa área restringida no pudo entrar ya nadie sin la acreditación correspondiente.

Dos horas concentrados

A primeras horas de la tarde, poco después de que unos 200 agentes de los Mossos llegaran a la plaza en autobuses de TMB, una treintena de miembros del sindicato anarquista CGT ascendieron por Via Laietana hasta quedar situados a la altura de la plaza de la catedral. Los antidisturbios no les permitieron avanzar más y los sindicalistas permanecieron en una acera. Los manifestantes, junto con la numerosa presencia de policías y medios de comunicación obligaron a cortar el tráfico en uno de los carriles de la calle. Después de dos horas, los concentrados se disolvieron sin incidentes.

Menos personas aún (una docena) participaron en un pasacalle en el barrio de Sants. Los jóvenes entraron en la plaza de Osca ataviados con capirotes y unas andas donde cargaban un monigote que quería ser el Papa. Después, lo pasearon por las calles del barrio y denunciaron la pederastia en la Iglesia católica.

Los jóvenes que se concentraron por la tarde en la plaza de la catedral aguardaron la llegada del Pontífice con la esperanza de verle. Un grupo de jóvenes de Madrid confió en que el papamóvil llevase "luz interior" y, de esa forma, pudieran ver al Papa. No sabían que el Pontífice llegaría procedente del aeropuerto en un coche convencional con los cristales tintados de negro. Otro grupo de jóvenes, de la parroquia de Sant Baldiri, en Sant Boi, exhibía una pancarta dando la bienvenida a Benedicto XVI.


Los vecinos de la Sagrada Familia dan la espalda al Papa

Mucha gente de fuera y muy poca de la Sagrada Família. Los fieles que habían reservado asiento para ver a Benedicto XVI han llenado las calles del barrio, pero sus vecinos no han salido ni al balcón. De hecho, muchas ventanas están cerradas a cal y canto para no escuchar el espectáculo organizado fuera.

En el punto neurálgico de la 'zona cero', entre la avenida Gaudí y la calle Marina, los fieles escuchan atentamente la misa mientras que los vecinos no quieren saber nada del evento. Ni tan sólo aquellos que han colgado alguna �senyera� o pancarta a favor del Papa han salido al balcón.

Eso sí, los fieles que han llegado de distintos puntos de España se han volcado con la visita de Benedicto XVI, o mejor dicho B16, tal como llevan pintado en la cara numerosos jóvenes. Con gritos como �Sí sí sí, el Papa ya está aquí� lo han recibido los fieles a su llegada al Templo. Gran ovación también para los Reyes y un recuerdo en forma de aplauso rotundo a la visita de Juan Pablo II en 1982.

Los Mossos y los voluntarios del Arzobispado limitan el paso por las calles de los vecinos, aunque son bastante más laxos con los fieles congregados. Tanto es así que hay varias sillas vacías en la avenida Gaudí que han sido ocupadas por gente que no tiene invitación. Otros han decidido moverlas y plantarlas en medio de la acera para ver mejor las pantallas gigantes.

La foto del dia : el papa prendiendo marihuana al bendecir la Sagrada Familia



Un centenar de homosexuales se besa al paso del Papamóvil

Un centenar de activistas gays y lesbianas se han besado cuando el automóvil de Benedicto XVI pasaba ante el Museo Diocesano, en la plaza de la Catedral, para dirigirse al templo de la Sagrada Familia.

Gays y lesbianas se habían colocado en un zona de la plaza de la Catedral que estaba llena de numerosas personas que de forma entusiasta, con canciones y vítores, esperaban la salida del Papa del palacio episcopal donde ha pasado la noche.

Jordi Petit, dirigente histórico del movimiento homosexual en Cataluña, ha asegurado que "la jerarquía eclesiástica hace muchos años que ataca los derechos básicos humanos", como su insistencia en la prohibición de preservativos.

Petit ha especificado que esta crítica esta dirigida a la jerarquía de la Iglesia católica y no "a los cristianos de base que hacen un trabajo positivo" y se ha pronunciado por un estado laico en el que "la política vaya por su lado y en el que la religión sea algo personal".

Los gays y lesbianas han coreado lemas como 'Vote, vote, vote, pederasta el que no vote' o 'la iglesia que ilumina es la que arde'.

Estos gritos fuero contrarrestados por los proferidos por jóvenes que habían ido a ver la salida del Papa del palacio episcopal y que corearon lemas como "esta es la juventud del Papa".

El Papa carga contra el laicismo en España PERO DEFIENDE LA PEDOFILIA

"Como peregrino entre os peregrinos". Así se presentó el Papa Benedicto XVI en Santiago en una visita que tuvo su envés en la concurrencia: pocos espectadores a pie de acera dando la bienvenida al Pontífice, que no llegó a sentir el calor ciudadano hasta que alcanzó un centro urbano tomado por los 6.000 efectivos de seguridad que blindaron el centro histórico de la capital gallega.

Las críticas nada veladas al laicismo y al aborto, la necesidad de 'reevangelizar' Europa, las alusiones al Camino de Santiago y a la peregrinación y la crisis han centrado las distintas intervenciones que Benedicto XVI ha realizado durante su primera visita a Galicia –hacía más de 20 años que un Papa no visitaba la comunidad autónoma-, donde ha sido recibido por los Príncipes de Asturias y otras autoridades en una mañana cargada de niebla.

Ya en el aeropuerto de Lavacolla mantuvo sendas audiencias privadas con Don Felipe y doña Letizia y, también, con el viceprimer ministro Alfredo Pérez Rubalcaba, con quien abordó el impacto de la crisis.

Un encuentro 'muy bonito y muy emocionante'

Con los Príncipes de Asturias. | M. Riopa

Ampliar foto

Con los Príncipes de Asturias. | M. Riopa

Al término de la eucaristía llegó el turno del líder de la oposición, Mariano Rajoy (un encuentro televisado por la TVG). El encuentro ha sido para el líder de los populares "muy bonito y muy emocionante". "Fue muy bonito porque es el Sumo Pontífice, el Papa, Su Santidad", ha relatado en un gallego titubeante que rápidamente cambió por la lengua castellana.

El Pontífice mantuvo además una breve recepción privada con el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, que le hizo entrega de un cuadro "en nombre de todo el pueblo gallego" como señal de "agradecimiento" por su visita a Compostela.

Se trata de una obra del pintor gallego José Barreiro, en la que se ven, en la parte superior, las torres de la Catedral de Santiago, mientras que en la inferior se representa un libro con la inscripción 'Cantigas de Santa María. Ano Santo'. A propósito de regalos, Benedicto XVI también se ha ido de la capital gallega con una Virgen de la Peregrina, la patrona de Pontevedra, en cerámica de Sargadelos. Y con un facsímil del Libro de Horas de Carlos V, regalo del Gobierno de la nación.

'Europa ha de abrirse a Dios'

En su intervención en la misa celebrada en la Plaza del Obradoiro de Santiago –asistieron 7.000 personas que completaron el aforo en apenas dos horas-, insistió en que "es necesario que Dios vuelva a resonar gozosamente bajo los cielos de Europa", tras apelar a que el continente "ha de abrirse a Dios y salir a su encuentro".

Al mismo tiempo, Benedicto XVI, que arrancó y cerró su discurso con unos párrafos en gallego –ya en el aeropuerto quiso saludar a "os fillos de Galicia"- ha considerado una "tragedia" que en Europa se "afirmase y divulgase sobre todo en el siglo XIX la convicción de que Dios es el antagonista del hombre y enemigo de su libertad".

No obstante, el mensaje más contundente lo dejó caer en el avión, cuando se digirió a los periodistas que lo acompañaban para advertir de que España ha desarrollado en los últimos años "un laicismo, un anticlericalismo, un secularismo fuerte y agresivo como se vio en la década de los años 30" -etapa de la segunda República española-. Unas palabras que, a juicio de los analistas, marcan el objetivo y la finalidad primordial de su viaje a España: poner un dique al laicismo agresivo de Zapatero.

A su vez, y desde el minuto uno de su visita, el Papa no sólo ha cumplido al milímetro con el rígido guión que marca desde la Santa Sede, sino que ha llenado visita de numerosos gestos de cariño por los miles de católicos que se han acercado a verle.

De hecho, justo antes de comenzar el viaje en 'papamóvil' que lo conduciría desde el aeropuerto a la ciudad, Benedicto XVI besó y bendijo a dos bebés que le acercaron. Un gesto que repitió cuando entraba en el Obradoiro para la misa y que recuerda al estilo con que su antecesor, Juan Pablo II, solía ganarse a las masas en sus viajes. [VEA EL VÍDEO]

El abrazo al Apóstol

La imagen del abrazo. | Lavandeira Jr.

Ampliar foto

La imagen del abrazo. | Lavandeira Jr.

Antes de la Santa Misa de la tarde, el Papa visitó la Catedral para acercarse al Pórtico de la Gloria y a la cripta del Apóstol -no hubo foto del tradicional abrazo de frente, sólo una del Pontífice abrazando la estatua por detrás-, después de rezar y ver volar el botafumeiro, al que él mismo echó el incienso ante las 700 personas que pudieron acceder al templo, entre enfermos, niños y autoridades eclesiásticas y civiles. “Qué bonito es todo, es justo como me lo imaginaba”, exclamó.

Al salir, una de las imágenes para el recuerdo: el Pontífice tocado con la esclavina de peregrino y, en la solapa, la vieira. Después, se retiró a almorzar junto a su séquito personal y un centenar de obispos y en el Palacio Arzobispal y degustó un menú a base de a quesos gallegos, empanada de bacalao con pasas, crema de grelos y jarrete con zanahorias que sirvió el Restaurante Carretas.

La lluvia finalmente no hizo acto de presencia e incluso se asomó el sol en el cielo compostelano en el momento en el que el Papa tomó la palabra para iniciar la eucaristía, con media hora de retraso. Una ceremonia a la que puso broche de hora la Escuela Naval de Marín, que interpretó la Salve Marinera.

Luces y sombras

En los aledaños de la Catedral, y pese al satisfactorio balance de Feijóo –en su comparecencia y de forma inusual no permitió a los periodistas realizar preguntas-, los hosteleros lamentaban los escasos beneficios de un acontecimiento que ha costado tres millones de euros a las arcas autonómicas.

A 17 kilómetros de la ciudad, en la localidad de Teo, un grupo no muy numeroso de personas, alrededor de 500, daba la contrarréplica a la visita y organizaba el 'Camiño A Teo'. Un acto festivo y satírico para criticar este viaje con romería, comida y 'homilía' incluida.

Tras de sí deja el mayor despliegue de seguridad en Galicia y también a nivel mediático, con más de 1.200 periodistas acreditados y unas previsiones que cifraban en 200.000 personas las que se acercarían a Compostela. Todo un ejército que hizo difícil el tránsito por las laberínticas calles del casco antiguo, que se habían vaciado de santiagueses pero que no se habían llenado en la misma proporción de forasteros. Apoteosis de un Año Xacobeo y punto final del Camino de Santiago, la ruta de las estrellas.

Fría acogida de los barceloneses al pedófilo Benedicto XVI durante su recorrido

Fría acogida de los barceloneses al Papa durante su recorrido por el centro de Barcelona camino de la Sagrada Familia. Las aglomeraciones no han existido y en diversos tramos el potente operativo policial ha competido con el público en número.

Poco después de las nueve de la mañana, Benedicto XVI salía del Arzobispado, donde ha pasado la noche tras su regalo de ayer a los fieles en forma de improvisada aparición.

El Papa ha estado acompañado en el interior de su vehículo oficial por el Arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, que ha explicado puntualmente al Pontífice la historia de los lugares más emblemáticos que han encontrado en su camino hacia la Sagrada Familia.

[foto de la noticia]

Conforme el Papa ha ido avanzando en el recorrido, se ha podido constatar que las calles no estaban abarrotadas, así que muchos fieles incluso han podido correr en paralelo al Papamóvil, a pesar de la celeridad con la que el vehículo del Pontífice ha recorrido el centro de la capital catalana. Según se acercaba la corte papal a la Sagrada Familia, la afluencia se multiplicaba. Ya allí, ha sido recibido por los Reyes, y el resto de autoridades presentes, entre las que se encontraban el presidente de la Generalitat, José Montilla, el presidente del Congreso, José Bono, el Ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, Jordi Hereu, alcalde de Barcelona, y Joan Rangel, delegado del Gobierno en Cataluña.

El Pontífice se ha reunido por espacio de unos minutos con los Monarcas en la sala museo de la iglesia, donde han departido sentados en unos bancos también diseñados por Antoni Gaudí. El encuentro, de carácter "muy cordial", se ha desarrollado sin intérprete y en un clima de "absoluta normalidad y simpatía" donde han dialogado en italiano, español y alemán.

Allí se ha producido un intercambio de regalos. El Papa ha hecho entrega al Rey del libro 'Summorun Romanorun Pontificum historia nomismatibus', del italiano Giancarlo Altieri, sobre la historia de los papas a través de las medallas pontificias.

Por su parte, Don Juan Carlos ha obsequiado al Pontífice con una edición especial facsímil del Códice Áureo del siglo XI.

Mientras, en el interior del templo de Gaudí, los invitados y fieles le esperaban pacientes en sus asientos -6.500 en el interior de la iglesia y 36.000 fuera- desde las 7.00 horas de la mañana. Asisten representantes de la cúpula militar y religiosa y políticos destacados. Allí está Josep Lluís Carod-Rovira, Josep Antoni Duran Lleida, Artur Mas, Alícia Sánchez-Camacho, Jordi Pujol, Ernest Maragall y muchos otros.

Allí tendrá lugar el momento culminante de su visita pastoral a Barcelona, la dedicación de la Sagrada Familia, obra cumbre e inacabada de Antoni Gaudí. Poco después, a las 12.00 horas, presidirá el Ángelus frente a la fachada del nacimiento para los fieles que hayan conseguido hacerse un hueco.

Por la tarde, Niño Dios y despedida oficial en el aeropuerto

Tras la dedicación del templo, el Papa realizará el mismo recorrido de vuelta y almorzará en el Arzobispado.

Por la tarde, se acercará a visitar la obra benéfica Niño Dios, para marchar más tarde al aeropuerto de El Prat donde, desde el nuevo hangar de la T-1, se celebrará un acto de despedida oficial junto a los Reyes, con discursos del Pontífice y Dno Juan Carlos. Antes habrá mantenido una escueta reunión con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Está previsto que el Pontífice abandone Barcelona en un vuelo que tomará la salida a las 19.15 horas y aterrizará en Roma cuando falten cinco minutos para las nueve.

El monstruo de Amstetten da entre rejas un pelotazo inmobiliario el socio sera el Papadofilo?

Josef Fritzl, el hombre que secuestró y violó a su hija durante 24 años, el mismo que la mantuvo encerrada en un zulo subterráneo durante todo ese tiempo y que tuvo con ella siete hijos, acaba de obtener un permiso de las autoridades austríacas para construir 13 viviendas adosadas y un edificio de oficinas con aparcamiento, según desvela hoy el periódico de Viena Österreich.

En su prisión de alta seguridad, habría recibido ya la noticia de que su solicitud presentada en 2006 ha sido aprobada recientemente, por lo que ya cuenta con el permiso para la demolición y nueva construcción del proyecto presentado para la parcela que mantiene en propiedad en la Calle Waidhofner nº 68, a sólo 500 metros de distancia del lugar donde Fritzl mantuvo su hija en cautiverio.

Después de su condena a cadena perpetua, tuvo que declararse en quiebra y su administrador concursal, el abogado Dr. Walter Anzböck, continuó representándolo por el procedimiento de "consenso anunciante" en sus procesos legales pendientes, hasta que el 4 de noviembre recibió la notificación del permiso para construir y la transmitió a su cliente.

Los vecinos de la citada dirección han recibido la noticia con disgusto y el resto de la población de Amstetten con estupor. No está claro si, desde prisión, Fritzl podría dirigir el proyecto inmobiliario, ni quién lo financiaría. En caso de que no le esté permitido, queda la laguna legal sobre quién hereda la parcela, los viejos edificios y el permiso de construcción.

Máxima seguridad

El monstruo de Amstetten ha mostrado últimamente su intención de mantenerse más activo, algo que considera que "mejoraría mi calidad de vida", según declaró en una reciente entrevista a Bild Zeitung. Pasa los días de encierro en un pabellón de máxima seguridad y nunca está solo: dos guardias lo protegen a toda hora del posible ataque de otros reclusos que lo tienen amenazado de muerte desde el mismo momento de su ingreso a prisión.

Fritzl sale al patio dos veces al día y realiza una rutina de ejercicios por prescripción médica. Pero también se dedica a la huerta: cultiva tomates y se divierte viendo una serie de televisión muy popular llamada "Dos hombres y medio". "El hijo pequeño me recuerda a mi hijo. Además me hace reír. Estar todo el día triste destruye el alma", decía en esa entrevista, lo que hace suponer que estaría encantado de retomar su actividad en el negocio inmobiliario, aunque sea a distancia y desde prisión.