tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

domingo, 17 de noviembre de 2013

BOGAVANTES A LA PLANCHA


Ingredientes

  • 1 Bogavante
  • Sal
  • Aceite de oliva

Preparación

Ponemos el bogavante vivo sobre unta tabla con las patas hacia arriba y con un cuchillo bien afilado se le hace un corte a lo largo empezando desde la cabeza hacia cola hasta separar las dos mitades sin llegar a hacerlo totalmente.
Con las manos se abre el bogavante, notándose como se rompe la carcasa ó caparazón, dejando todo el contenido tal y como aparece y le hechamos sal al gusto.
A continuación encendemos la plancha y ponemos unas gotas de aceite de oliva. Cuando esté muy caliente ponemos el bogavante con la carne hacia abajo, y la dejamos unos 4 ó 5 minutos.

Pasado este tiempo, damos la vuelta al bogavante, y lo tenemos otros 4 ó 5 minutos más. Empezamos a notar que está hecho cuando la carne aparezca más compacta y algo separada del caparazón.

VATICANO Polémica en Italia ¿Qué le parece esta imagen?

Una octavilla publicitaria en la que aparece una imagen retocada delPapa emérito Benedicto XVI con maquillaje para promocionar un festival cinematográfico sobre homosexualidad y religiónorganizado en la Universidad Estatal de Milán (Italia) por una asociación de estudiantes ha levantado numerosas críticas.
En la imagen, que recoge hoy el diario 'Corriere della Sera' en su edición digital se puede apreciar el rostro de Joseph Ratzinger con los ojos pintados con sombra verde, colorete, las cejas perfiladas y pintalabios, de forma muy llamativa, a través de un retoque por ordenador.
La octavilla ha sido criticada desde las páginas del diario conservador 'il Giornale', propiedad de la familia del ex primer ministro Silvio Berlusconi, que considera la iniciativa "blasfema y una ofensa para toda la comunidad católica".
El consejero de Forza Italia en el ayuntamiento de Milán Matteo Forte, en declaraciones recogidas por 'Corriere della Sera', destaca que se trata de "un menosprecio a la autoridad religiosa".
La respuesta de los organizadores no se ha hecho esperar y han afirmado que "el verdadero problema no es la provocación sino la homofobia".
La profesora Laura Boella, catedrática de Filosofía Moral en la Universidad Estatal de Milán, manifestó, por su parte, que "la elección de los estudiantes" en la elaboración de la octavilla "debe ser contextualizada" y aplaudió que hayan organizado un evento sobre un asunto importante como la homofobia.
Sin embargo, consideró que "siempre hay que tener en cuenta qué efecto pueden tener nuestras decisiones sobre aquellos que se encuentran en una posición opuesta a la nuestra".
El jurista de la Universidad Católica de Milán Andrea Nicolussiafirma que no se ha sentido "escandalizado" por la foto, aunque declaró que la imagen supone "una provocación paradójica, ya que quien combate la discriminación está, a su vez, discriminando".
"Como católico me ha sorprendido el hecho de que el Papa emérito, como ser humano, ha sido tratado mal. Es una persona anciana que ha escogido retirarse de la vida pública y su voluntad ha sido violada".

Lasaña de centollo y langostinos

Jijona quiere ir más allá del turrón

Jijona, un pueblo de Alicante de 7.700 habitantes, disfruta de una situación de cuasimonopolio. Alberga la mayor parte de las empresas del turrón y el 60% de la facturación del sector. Quitando El Almendro (que emigró de Jijona a Toledo tras ser comprado por De la Viuda), Lacasa y Suchard, que hace sus turrones de chocolate en Austria, casi toda la industria está en este pueblo, que apenas se ha visto golpeado por la crisis. Lo de que el turrón y los mazapanes tienen que estar sí o sí en las mesas españolas en Navidad le ha puesto en buena parte al abrigo de las inclemencias que han vivido otras zonas. Pese a que en 2012 la facturación de esta industria cayó un 1,5%, entre 2009 y 2011 se ha mantenido estable, en los 270 millones de euros.
El turrón es decisivo para el pueblo, que acoge además una planta de Procter & Gamble (la antigua Ausonia), con 500 trabajadores. Las 23 firmas (14 industriales), entre las que destacan Sanchis Mira (Antiu Xixona y La Fama), Almendra y Miel (El Lobo y 1880), Enrique Garrigós Monerris (El Abuelo), Mira y Llorens (El Artesano) o Turrones Picó, dan trabajo, según Federico Moncunill, secretario general del Consejo Regulador del Turrón de Jijona, a 2.000 trabajadores, directos e indirectos. Ahora bien, para Jijona, la situación de esta industria dista de ser ideal por su fuerte estacionalidad: las ventas se concentran en las tres o cuatro semanas de Navidad y el trabajo solo empieza a ser intenso a partir de agosto o septiembre. “En nuestra empresa”, dice Miguel Ángel Miralles, de Mira y Llorens (El Artesano), “trabajan unas 20 personas todo el año, y unas 50 durante la campaña”. En Almendra y Miel, la diferencia es mayor: 40 personas de modo permanente y 150 en los meses de otoño.

Los productos navideños aportan entre el 80% y 90% de la facturación
A las empresas tampoco les beneficia la excesiva estacionalidad. Hay unas estructuras de producción que se usan solo parte del año. “Te complica el manejo de los pedidos y las plantillas y te obliga a actuar con mucha anticipación”, explica José Manuel Sirvent, gerente de Almendra y Miel (El Lobo y 1880). De ahí que la intención de diversificar se haya acentuado ahora, con el estancamiento de las ventas. Y con toda lógica: estas empresas centenarias tienen una larga experiencia en el manejo de las materias primas, los procesos, los canales de ventas o elmarketing. Su estrategia en los últimos años se ha basado en atacar varios frentes: uno de ellos, la desestacionalización del propio turrón para darle un uso diario (bajo otros formatos y sabores), que pueda encontrar su sitio en el mercado de impulso.
Las empresas han tratado también de lanzar nuevos productos, por ejemplo líneas de chocolates, de dulces o de productos como el turrón líquido para la hostelería gourmet. El tema del chocolate parece estar funcionando muy bien para algunas empresas, sobre todo para Sanchis Mira, la mayor turronera de la ciudad (La Fama, Antiu Xixona…), que logró convertirse en interproveedor de Mercadona y produce buena parte de las líneas de chocolates de esta cadena. En el caso del turrón, lo de convertirlo en un producto cotidiano solo funciona fuera de España, donde no está ligado a la Navidad. De hecho, la exportación empieza a coger velocidad. En tres años, las exportaciones subieron un 27%, desde 31 hasta 40 millones de euros, con lo que compensaron la caída en España, que fue del 3,3%. “Hace cinco años vendíamos fuera el 7%, y ahora estamos en el 15%”, apunta Miralles. En el caso de Almendra y Miel, ese porcentaje sube al 30%. Además de ir a Latinoamérica (donde llegó a haber fábricas en Cuba y Argentina), “estamos vendiendo cada vez más en EE UU, a países de Europa como Holanda o Alemania y a emergentes como China, Rusia o los Emiratos”, dice Moncunill.

En tres años, las exportaciones han subido un 27%, de 31 a 40 millones
Difícil ha sido también la penetración de sus nuevos productos en los mercados de la dulcería o la compra por impulso en España (quioscos, gasolineras, cines, etcétera), donde la presencia de las multinacionales es asfixiante. “Es muy difícil luchar contra ellos”, dice Francisco López Merlos, de Turrones Picó. “Mientras que mi empresa factura 13 millones y Antiu Xixona, la mayor, 60 millones, Suchard supera los 400 millones”. Al final, los productos navideños siguen siendo el 80% y 90% de la facturación de estas empresas: la desestacionalización está aún por demostrar. De todos modos, 2013 va a marcar una nueva etapa. La diversificación empieza a consolidarse; las ventas en el exterior, ídem, y todo indica que el mercado interno se va a animar estas Navidades. “2012 fue nuestro peor año”, comenta Moncunill, “por el IVA y la supresión de la paga de los funcionarios, pero este año creceremos el 5%”.
Pero no todo es dulce en el mundo del turrón: los empresarios se quejan de que van a disfrutar poco con el aumento de ventas, ya que sus márgenes se van a reducir por la fuerte subida de la almendra, principal materia prima del turrón. Tanto ha subido, que han tenido que elevar, a su vez, el precio del turrón, y eso ha llamado la atención de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que ha enviado los inspectores a Jijona a investigar si ha habido pacto de precios. Estos lo niegan, pero alguien en el sector asume que algo puede haber habido “con el producto de marca blanca, que supone el 60% de la producción de turrón de la ciudad”.
La investigación ha molestado a los industriales. “No sé cómo van a poder probar si se han reunido para fijar precios, ya que se trata de un pequeño grupo de familias que se conocían entre sí ya en la época de sus abuelos”, una opinión con la que coincide Sirvent: “Aquí nos conocemos todos, esto es muy pequeño”.

El PSC se asoma al abismo

El PSC se asoma al abismo. El consejo nacional extraordinario de los socialistas catalanes está visualizando esta mañana la fractura que existe en el partido entre la dirección y el sector crítico, alineado con las tesis soberanistas. Pere Navarro, primer secretario del PSC, ha convocado este órgano para votar la posición de la cúpula, contraria a que el Parlament solicite al Congreso que le delegue la competencia para convocar referéndums. Los diputados críticos apoyan esta vía. El texto del Parlament, consensuado a principios de esta semana, lo impulsan CiU, Esquerra, ICV y la CUP y reclama la aplicación del artículo 150.2 de la Constitución para organizar la consulta.
El cónclave debía de empezar a las 10.00 de la mañana pero finalmente lo ha hecho con hora y media de retraso por falta de consenso entre las dos partes sobre el contenido de la resolución por el derecho a decidir. Ante el desacuerdo, los críticos han empezado a recoger firmas para presentar su propio documento alternativo y han solicitado además también que se votaran de forma secreta. La dirección ha aceptado la petición y el resultado se conocerá en las próximas horas,
Los críticos rechazan que se les obligue a votar "no" en el  Parlament a textos no basados en el acuerdo y la legalidad
El punto de desacuerdo es la exigencia de la dirección de que en la resolución que se apruebe figure que los diputados del PSC votarán no en el Parlament y el Congreso cualquier iniciativa del proceso soberanista que no surja del acuerdo y la legalidad. El sector catalanista se han negado en rotundo a incluir este punto y ya desde primera hora se mostraban enojados con Navarro cuya actuación calificaban de "alcaldada". Convergència e Iniciativa per Catalunya han mostrado su estupor por la postura de la dirección socialista al entender que el texto consensuado en el Parlament, al precisar que se solicita el traspaso de la competencia en los términos que se pacten con el Estado, coincide con su reivindicación de que la consulta sea pactada.
En su intervención en el consejo nacional extraordinario, antes de la votación, Navarro ha retado a los críticos a clarificar si lo que quieren es "emular el Plan Ibarretxe" y proponer una consulta de autodeterminación unilateral. El líder socialista ha asegurado que su partido no debe supeditarse a los soberanistas, quienes en su opinión "engañan" a la ciudadanía porque saben que no va a haber consulta en 2014. Navarro ha pedido el apoyo de todo el partido para defender con "firmeza y claridad" un proyecto "autónomo" sobre la consulta, que en su opinión no suponga "una marcha atrás" pero tampoco seguir el camino "que solo es útil a los que quieren un portazo". "Lo diré claro: No queremos seguir como estamos pero tampoco romper- Nosotros queremos votar federalismo. No queremos separar Cataluña del resto de España", ha dicho Navarro que ha recordado a los díscolos que tienen la obligación moral y democrática de respetar las decisiones tomadas por amplia mayoría por los militantes, y ha rechazado el "ruido permanente" porque resta credibilidad al proyecto socialista
Navarro dice a los críticos que tienen la obligación moral y democrática de respetar la voluntad de la militancia
La fractura se empezó a consumar este viernes cuando las dos partes se reunieron durante más de dos horas en busca de un acuerdo que no fue posible ni ayer ni hoy. Los críticos,alineados con las tesis soberanistas, daban por hecho pasadas las 10,15 que presentarían una resolución alternativa, pero la dirección ha demorado el inicio para buscar un acuerdo de última hora que evitara el cisma. La dirección tampoco cedió a la petición de los críticos de llevar el tema a la comisión bilateral Generalitat-Estado. Después de consumarse el desacuerdo los críticos advierten que podrían volver a desmarcarse de la disciplina de voto cuando el Parlament vote el próximo 4 de diciembre la resolución que reclama al Gobierno de Mariano Rajoy el traspaso de la competencia para convocar un referéndum sobre la independencia como ya ocurrió cuando en la votación de la declaración soberanista del 23 de enero.

Linda camiseta....


Liberó a su madre del demonio... decapitándola

Talamanca del Jarama no parecía el lugar idóneo para exorcismos exóticos, ni para demonios de santería. Y quizá no lo sea, pero a José Raúl eso le dio igual, porque ahora hace cuatro años que decidióliberar a su madre del demonio que la había poseído.
Pero claro, la liberación consistió en asestarle más de 20 puñaladas, y después intentar decapitarla, sin conseguirlo, por cierto. Marilyn Duthil, cubana de 43 años, tenía a su hijo de 20 en casa, y allí vivía también la pareja de ella. La noche del 4 de octubre de 2009 José Raúl, el hijo, mató a la madre.
Debían de ser las cuatro o las cinco de la mañana, y después del parricidio el chaval se echó al monte. Literalmente, porque estuvo vagando por los campos hasta el día siguiente, cuando lo agarró la Guardia Civil, todavía vestido con las ropas ensangrentadas.
Por si no fuera poco con la posesión diabólica que sufría su madre, José Raúl también arremetió en una calle cercana, en plena huida,contra dos mujeres a las que no conocía de nada, y una se llevó unas puñaladas en el abdomen, el hombro, la frente, el codo y las manos.
José Raúl estaba en una parada de autobús y ellas habían salido de casa a comprar unas medicinas en la farmacia de guardia. Aquel encuentro pudo ser fatal para la chica, llamada Lucy, que iba con una amiga y vio cómo, antes de que Raúl se le subiera literalmente encima, le gritaba: "¡Espera, espera!", mientras ellas echaban a correr pero, ay, Lucy cayó al suelo. A su amiga, después de apuñalar a Lucy, le dijo: "Y ahora voy a por ti, ahora mueres tú también",pero la muchacha se puso a dar gritos y consiguió que alguien se asomara al balcón y espantara al homicida.
Lucy tardó 194 días en recuperarse, aunque le ha quedado unadiscapacidad física y psíquica del 41%, según los informes médicos.
José Raúl no sufría ningún trastorno psicótico, sino que era un "psicópata" con desprecio a las normas
El cuchillo, que era grandísimo, nunca se encontró, pero las pruebas forenses demostraron que había sido la misma arma con la que mató a la madre. Lucy lo describió en el juicio como "un cuchillo muy grande, como para matar a un cerdo".
Marilyn estaba tendida en el suelo cuando llegaron los agentes. Tenía heridas de arma blanca en la cara, el pecho, el cuello y el abdomen. Estaba tirada boca abajo junto a un sofá, en medio de un charco de sangre inmenso, con una bata de andar por casa, creando una macabra imagen en la habitación.
Cuando la levantaron, el cuello de la mujer se dobló de manera imposible: José Raúl había tratado de decapitarla, montando una carnicería brutal en la que además acabó pinchando en hueso, sin conseguirlo.
Según el joven, el problema es que su madre estaba poseída por el 'demonio Yotuel'. Un nombre que así leído, de corrido, suena casi al exotismo de la santería cubana, a todos esos nombres que recuerdan a películas de zombis antiguas y a ritos ancestrales con gallos negros.
Pero cuando se lee separado, tranquilamente, eso de Yo-tú-él suena más inventado que otra cosa, y sin embargo, es un nombre relativamente habitual en tierras caribeñas.
De José Raúl, dijeron algunos en su día que había sido Latin King o pandillero latino de algún otro grupo, pero de ser cierto, nada tiene que ver con este asunto.
En el juicio hubo dos cuestiones polémicas. La primera, si el chico está loco o no. Los forenses no se ponían de acuerdo, pese a que está claro que algo no funciona bien cuando alguien hace eso. Unos decían que el excesivo consumo de hachís le había causado un trastorno mental, con "rasgos mixtos de personalidad disocial y paranoide". Para otros dos psiquiatras del centro penitenciario y del Gregorio Marañón, por su parte, el paciente no tenía ningún rasgo psicótico, sino un "trastorno antisocial de la personalidad (psicópata), que no sufre alteraciones de las capacidades intelectiva y volitiva, conociendo perfectamente los hechos que realiza, cometiéndolos con auténtico desprecio a cualquier tipo de normas".
Esa descripción inclinó la balanza, porque precisamente estos dos expertos no iban como testigos de ninguna de las partes, sino que los llamaron los forenses por tener dudas. El otro asunto polémico fue el ensañamiento. Para el tribunal, no lo hubo, aunque fueran más de 20 puñaladas, porque éstas eran imprecisas y se propinaron sin ánimo de hacer sufrir más a la víctima.

4 de octubre de 2009

Talamanca del Jarama / Víctima: Marilin Duthil, Cuba, 43 años /Muerte: apuñalada / Asesino: José Raúl Nicholas, su hijo¿Y AHORA? / José Raúl fue condenado el año pasado por la Audiencia Provincial a 19 años de prisión

El 'Beppe Grillo' británico llama a las barricadas

Cuatro de cada diez británicos dan la espalda a la política. No sólo han decidido no votar, sino que apenas participan en la vida pública,se sienten «marginados» por el sistema y desconfían de los políticos. La situación se ha agudizado sobre todo entre los menores de 30 años, donde la abstención rondan ya el 50%.
La alerta la ha lanzado esta semana el Comité de los Estándares de la Vida Pública, días después de la llamada a la «revolución de la conciencia» del cómico Russell Brand en la revista The New Statesman y de su entrevista en la BBC que se ha convertido en un fenómeno en Youtube (más de diez millones de pinchazos).
Brand, 38 años, confesó que nunca ha votado y ofreció una razón de peso: «Como la mayoría de la gente, considero a los políticos como fraudulentos y mentirosos». El pasado viernes, en otra entrevista, el famoso cómico aseguró que a David Cameron «le trae al pairo la mayoría de la gente» y calificó al 'premier' de «obsceno, sucio y pijo».
Jeremy Paxman, el veterano entrevistador de la BBC, se ha sumado también al linchamiento y ha declarado esta semana: «El pueblo está harto de esta farsa de pacotilla».
El tercer y notorio indignado ha sido David Radcliffe, el actor de Harry Potter, en declaraciones a la revista Radio Times, donde reconoce que le tentaron hace tiempo los liberal-demócratas y que en la última ocasión votó laborista: «Estoy desilusionado con la política. No es más que pura charlatanería, agotador».
«Es comprensible que si estudias en Eton y de ahí vas al Parlamento, luego no te enteres de los que está pasando realmente en la calle»
El sondeo realizado por TNS-BRMBpara el Comité de Estándares en la Vida Pública revela ahora que las ideas del 40% de la población británica van más o menos en esa dirección. La valoración de los políticos ha caído en picado desde entonces: tan sólo el 17% opina que los políticos están «en sintonía con el sentir general» y el 20% cree que «dicen la verdad». El 30% los considera «competentes en su trabajo» y el 33% confía en que no usan su cargo público «para beneficio personal».
«Lo que más debería preocuparnos es el elevado número, especialmente entre la gente joven, que se siente desconectado del sistema», reconoce Paul Bew, historiador que preside el comité que vela por las normas de conducta de los políticos y participación en la vida pública.
El sondeo va en la línea del estudio realizado hace unos meses por la organización Democratic Audit, que advierte que los partidos políticos se encuentran «declive terminal» en el Reino Unido. «La situación está llegando a un punto en el que tenemos que cuestionarnos si vivimos o no en una democracia representativa», reconocía a EL MUNDO el profesor Stuart Wilks-Heeg, director del estudio.
Tan sólo el 1% de los británicos está adscrito a un partido político. En los últimos 50 años, los militantes del Partido Conservador han caído de tres millones a 177.000, mientras que el Partido Laborista ha pasado de un millón a 194.000 y el Partido Liberal-Demócrata ha perdido la mitad de sus afiliados (50.000). Y la participación política ha tocado fondo: tan sólo el 32% de los británicos votó en las últimas locales.
Las declaraciones incendiarias de Russell Brand han servido paraencender la mecha de la ira contra los políticos. En sus nuevas declaraciones a Alan Carr, en el Canal 4 británico, el Beppe Grillo británico arremete contra Cameron y pone sobre la mesa otra patata caliente: el persistente elitismo de la clase política británica (con el ex primer ministro John Major apuntándose inesperadamente al debate).
«Es comprensible que si estudias en Eton y de ahí vas al Parlamento, luego no te enteres de los que está pasando realmente en la calle», alegó Russell Brand, que esta semana se sumó también a lamanifestación del Millón de Máscaras contra la corrupción política, los recortes y la vigilancia masiva.

El Hospital La Fe de Valencia amontona restos de operaciones al carecer de circuito de basuras

El buque insignia de la sanidad pública de la Comunidad Valenciana sufre el síndrome de Diógenes. La nueva Fe acumula basura de forma sistemática en sus sótanos porque carece del circuito de salida de residuos que debía evacuar diariamente los deshechos que genera su actividad quirúrgica.
Un problema de insalubridad denunciado por los sindicatos y que, tras más de dos años de su apertura, el gigante hospitalario todavía mantiene pendiente.
Desde su inauguración el 13 de febrero de 2011 se siguen realizando pruebas para que los tubos internos que recorren el centro de Malilla permitan con un sistema de aire comprimido expulsar las bolsas de basura hasta los contenedores que se hallan en la zona habilitada, pero hasta la fecha no se ha puesto en marcha y los trabajadores de Clece -contrata de limpieza- deben recoger con carros las bolsas de residuos los largos pasillos hasta los contenedores.
La macabra mercancía «incluye residuos orgánicos», según el responsable sindical de USO-CV en La Fe, Francisco López, quien alertó de que los carros «chorreantes de fluidos y restos humanos pasan delante de las cocinas, del área de esterilización de biberones para lactantes, de farmacia y de lencería».
La mercancía «incluye residuos orgánicos», según el responsable sindical de USO-CV.
Las bolsas gotean y ensucian todo el suelo por el que luego circulan los transportes de la comida o pisan otros trabajadores que acuden a por ropa limpia, «por eso, mientras el tubo neumático no funcione el riesgo de contaminación continúa pero la dirección del hospital siempre da la callada por respuesta cuando se le pregunta por el circuito de salida de basura por el que se debería echar la basura como ocurre con en el de la ropa sucia», aclaró López.
Entre los residuos biosanitarios se encuentran vendajes, gasas, sondas, guantes, apósitos, tubuladuras, filtros de diálisis, bolsas de sangre vacías, equipos de goteos, bolsas de orina y distintas clases de material que haya estado en contacto con los pacientes. Estos desechos se generan en salas de curas, de despertar, de exploración, en servicios de hemodiálisis, laboratorios, unidades de hospitalización y cuidados intensivos, maternidad y consultas externas.
«Nos parece una barbaridad que estos fluidos humanos desfilen en el hospital que se presenta como uno de los más modernos de Europa, cuando pueden generar problemas higiénicos por la proliferación de numerosas bacterias y virus si se acumulan muchos días derivar en enfermedades», destacó el responsable de USO.
A los problemas técnicos para recoger la basura se suma la reducción de personal de limpieza que se ha aplicado en el último año en el departamento de salud de La Fe.
La firma Clece recibió la adjudicación de la contrata por 21,2 millones de euros por 11 meses de 2012, 12 meses de 2013 y 1 mes de 2014. Sin embargo, los pliegos se renegociaron para recortar 3 millones de euros. Una circunstancia que, según detalló López supuso el despido de 40 trabajadores. «Además la empresa ha fijado un ERE de reducción de 28 jornadas que, unido al mes de vacaciones y el personal que se ha quedado en La Fe antigua, supone una pérdida importante de personas para realizar las libranzas», continuó.
Detalle de los fluidos en los pasillos.
«De este modo, de una plantilla de 420 operarios de limpieza que había en La Fe de Campanar en estos momentos pocos días se superan los 200», confirmó el sindicalista, quien cifró la reducción de puestos en más del 50% que «está provocando que un hospital nuevo tengan presente deficiencias de limpieza irreversibles. Tiene menos servicio que los que se fijan como mínimos en una huelga de limpieza».
Los trabajadores piden que se ponga en marcha el circuito de salida de basuras y se activen los contenedores que estaban destinados a este fin y «por imposibilidad de cubrir la limpieza, se aumente la plantilla».
Sin embargo, la justificación de la gerencia de La Fe que han recibido los trabajadores y los sindicatos «se ciñe a que la dificultad económica por la que la pasa la Administración sanitaria obliga a recortar en las contratas». Un «argumento inadmisible» porque, indicó Francisco López, «al inaugurar y presentar la nueva Fe como uno de los centros más modernos de España y Europa, deberían haber tenido en cuenta que el sistema de tubo de residuos iba a funcionar y iba a obligar a realizar el transporte a mano».
Por su parte, desde la dirección de La Fe se negó todo conocimiento del problema: «no se ha recibido ninguna queja ni formal ni por el Comité de Empresa de CLECE relacionada con la falta de personal para desempeñar las tareas de limpieza. Y tampoco se han detectado fallos en el circuito de salida de basuras que funciona correctamente».

Tubo de expulsión y bolsas de rafia

Para poner en marcha el nuevo circuito de basura es imprescindible cambiar el modelo de bolsas que usa la contrata de limpieza y utilizar las de material de rafia (mucho más resistente). Eso supondría un mayor coste que parece que la empresa debería asumir. El tubo no dispone de caída libre -vertical- y requiere que funcionen turbinas de aire comprimido para que desplacen las bolsas. Los contenedores que deben recoger las bolsas del tubo están parados. Los trabajadores de la limpieza utilizan otros hasta que empiece a funcionar este servicio. Los residuos del hospital son de clase II (biosanitarios asimilables sin peligro) y los de clase III, (los biosanitarios con riesgo de contagio).

INDIA Viaje a la fábrica de bebés El útero de alquiler del mundo

La joven Manjuca, de 31 años, espera sentada en el salón. En la pared hay una foto de un bebé blanquito sonriente y un gran calendario en el que los días que pasan son tachados rigurosamente. Ella los cuenta. Hace dos semana le transfirieron el embrión de un matrimonio de Londres y en 15 días sabrá si está embarazada. Manjuca es una madre de alquiler. Si tiene éxito se quedará en el hogar de acogida durante nueve meses. No está sola. Más de 60 mujeres conviven en habitaciones de entre cuatro y seis camas. Algunas dormitan, otras hacen punto o ven la televisión. Siguen una dieta estricta. A todas les une un origen humilde y todas afrontan el mismo destino: son madres de alquiler. Darán a la luz a niños que serán criados por otras familias, muchas de ellas extranjeras, como la de un padre soltero canario que hace un lustro vino a recoger a su hijo a esta pequeña ciudad en el Estado occidental indio de Gujarat.
Hasta hace una década, Anand sólo era conocido como el pueblo de la cooperativa lechera que en los años 70 propició la llamada revolución blanca, pero hoy es un referente mundial en maternidad subrogada. Detrás del fenómeno está la doctora Nayna Patel, la pionera, dueña de la clínica Akanksha en la que desde 2004 unas 500 madres de alquiler han tenido 697 partos.
Medio millar de centros como este han hecho de India una meca para quienes optan por esta práctica, atraídos por la calidad de sus servicios médicos, sus bajos precios y porque el alquiler de vientres es ilegal en casi todo el planeta. Sólo en octubre al menos seis parejas españolas tramitaron pasaportes para bebés nacidos de vientres de alquiler en el país asiático.
El negocio es boyante. La doctora Patel lo sabe y desde el año pasado está construyendo un macro hospital en las afueras de Anand, entre campos de cultivo y casas rurales, que abrirá en octubre de 2014 y acogerá muchas más madres subrogadas que el de ahora, entre 100 y 150.
Si Manjuca, de 31 años, se queda embarazada será la segunda vez que ofrece sus servicios a Akanksha, el máximo permitido por el borrador de ley pendiente de aprobación desde 2010, que regula también un máximo de cinco partos incluyendo hijos propios, dos cesáreas y una edad límite de 35 años para las madres de alquiler. «La primera vez lo hice para construirme una casa. Ahora lo hago por el futuro de mis hijos [dos niñas y un niño]», dice. Lo ve como un «trabajo» y asegura que «nunca» piensa en el bebé que tuvo en la primera ocasión para una pareja inglesa porque no lo considera suyo.
Para Rinku Megwan, de 32 años, también es la segunda vez que presta su vientre y su embarazo se halla ya en estado avanzado. Tiene mellizos de seis meses que crecerán en EEUU. Pragmática como Manjuca, la joven se muestra algo sentimental: «A veces pienso en qué estará haciendo, cómo será su cara. Tendrá dos años. No tengo contacto con la pareja para la que di a luz el bebé».
Durante el embarazo conviven en habitaciones compartidas. Por la clínica han pasado 500 gestantes. Reciben 6.500 euros
Entre las madres de alquiler se forja una cierta amistad. Son todas de distintos puntos de Gujarat, en su mayoría de zonas rurales. Muchas dicen seguir visitando el hogar de acogida meses después de haber terminado su servicio. «Somos una gran familia. Cuesta pasar tanto tiempo alejada de los tuyos pero tiene una recompensa final», exclama Megwan con una carcajada. «Los maridos y los hijos las pueden visitar los domingos y ellas pueden volver a casa en momentos de crisis o fiestas», explica la doctora Patel.
El concepto es sencillo. Alquilar su vientre reporta a estas mujeres un dinero que no ganarían ni en una década de trabajo. Para la pareja que recurre a ellas, que en muchos casos aporta el espermatozoide y el óvulo que engendran el embrión, es una manera de tener el bebé que tanto ansían. Y a un precio menor que en cualquier otro lugar. Todos contentos. Tanto que por la clínica Akanskha se han pasado ciudadanos de una treintena de países, de Australia a Kenia, pasando por Irlanda, Reino Unido o Hong Kong.
El nuevo hospital costará unos 3,5 millones de euros y será una auténtica fábrica de bebés. «Un nido» que en sus cuatro plantas albergará a las mujeres embarazadas, a los médicos y enfermeras que atenderán las consultas y conducirán los partos, al equipo que seleccionará y asesorará a las nuevas candidatas y a los matrimonios que se hospeden en la ciudad para recibir a su preciado bebé.
«Habrá más comodidad para todos, ahora está todo separado. Es un nuevo concepto. Hay un bebé y dos madres, la que a luz y la biológica. Queremos tenerlo todo junto», explica Patel en su despacho de la clínica actual, un edificio de 70 años de antigüedad algo desvencijado. Los papeles se amontonan sobre su mesa, junto a la que se levanta un pequeño altar con dioses y santones hindúes. Siempre tiene la sonrisa dibujada en la cara. Por cada embarazo contratado paga a la mujer unos 6.500 euros, aproximadamente un tercio de lo que los clientes extranjeros desembolsan. Para los indios la tarifa es algo más baja.

Profundas desigualdades

Los detractores ven en esta operación un negocio lucrativo, otro caso de explotación en un país con profundas desigualdades sociales. Ella dice «ignorar las críticas». Sólo ve una ventana de «oportunidades» en la que todas las partes salen ganando. Con un discurso optimista y cautivador desarrolla su idea: «Se trata de conseguir una vida más allá de la subrogación». «Les damos la vida deseada. Enseñamos a las mujeres qué es un banco, cómo abrir una cuenta, lo importante que es educar a sus hijos, compramos materiales para los niños, damos becas...». En su opinión, «lo importante» es «aprovechar» los frutos, pues «el dinero no va a durar siempre». De ahí que para el futuro tenga en mente aumentar el número de actividades que llevarán a cabo las mujeres que contrata. Durante el embarazo elaborarán productos como prendas de vestir, artículos de belleza o chocolates que serán comercializados bajo una marca identitaria por desarrollar. Tras el parto, algunas cocinarán o limpiarán en la nueva clínica y otras serán reclutadas como aprendices de enfermería. «Ya estamos recogiendo currículums».
La fórmula de Patel parece funcionar. El correo electrónico de la doctora recibe decenas de mensajes diarios. Repliega con cuidado su impoluto sari rojiverde, se sienta frente a la pantalla del Mac y en una enorme libreta de papel anota algunas preguntas. Un matrimonio del sur de España está interesado, inquiere por el precio y plantea fechas posibles de viaje a la India. El público foráneo compone la tercera parte de los clientes de la clínica Akanksha. Otro tercio son indios y el resto ciudadanos de ese país residentes en el extranjero. Entre los forasteros, predominan los estadounidenses. En EEUU la práctica es legal pero «cuesta seis veces más» que en la India, argumenta Patel, que defiende la ausencia de «malos hábitos como fumar o beber» en sus mujeres y la voluntad de «ayudar a una familia india» que mueve a muchos extranjeros.
Sólo el mes pasado, seis parejas españolas recibieron a sus bebés nacidos de vientres de alquiler en India
«Muchos españoles quieren venir pero no saben cómo, porque hay problemas», detalla. Desde que empezó solo ha atendido dos casos de clientes españoles, uno el del padre canario y el otro de un matrimonio que tuvo mellizos hace tres años y medio. Desde junio está en vigor un nuevo régimen de visados más estricto que ha complicado las cosas. Sobre el papel solo pueden recurrir a servicios de maternidad subrogada parejas heterosexuales que lleven dos años casadas. Esta restricción ha supuesto un duro golpe para aquellas clínicas indias de reproducción asistida que tenían en los gais un público habitual.
No ha sido así para el centro de Patel, que no atiende a homosexuales. «Yo los respeto», se justifica la doctora. «No lo hago porque este es un pueblo pequeño que no está muy expuesto a parejas homosexuales».
La normativa de visados aprobada por el Ministerio indio de Interior exige, además, un documento que acredite que el país destinatario «reconoce la subrogación», algo que en el caso de España es imposible puesto que es ilegal. La práctica era tolerada hasta ahora porque los niños de padre español tienen el derecho constitucional de obtener esa nacionalidad. Pero la nueva exigencia documental presenta un obstáculo para sellar el visado de salida en el pasaporte español de los bebés nacidos de madre de alquiler. Le sucedió a un matrimonio asturiano este verano, que tuvo varados a sus dos hijos dos meses en suelo indio hasta que las autoridades locales se conformaron con un documento que incumplía sus propias exigencias. Fuentes del Ministerio indio del Interior matizan que ante el volumen de situaciones potencialmente controvertidas «se estudiará caso por caso», algo que en la práctica se está traduciendo en que la Embajada española está pudiendo por el momento tramitar las solicitudes de ciudadanos españoles.

Enjambre legal

El enjambre legal atrapa a todos. Los trámites se prolongan a menudo indefinidamente. «Me va a llevar unos tres meses. Primero hay que conseguir la ciudadanía, luego el pasaporte. Creo que voy a cumplir un récord», asume resignada una mujer británica de origen indio, mientras su marido mece en los brazos al bebé, nacido hace un mes en la clínica. El matrimonio lleva 11 años casado, lo intentaron por muchas vías pero no podían tener hijos, y finalmente se enteraron de la posibilidad de recurrir a una madre de alquiler en el país de sus ancestros.
Gracias al boca a boca, «nosotros no necesitamos anunciarnos. Los pacientes anuncian la clínica por nosotros», clama el doctor Hitesh Patel, marido de Nayna y encargado de solucionar los papeleos que los clientes requieren. Hitesh recibe a la pareja en una sala en la que también se encuentra un matrimonio canadiense. Se fragua una empatía enseguida por los problemas y la felicidad compartidos. «El proceso es similar en Canadá. Esperamos que no haya problema pues hemos estado en contacto con la embajada», confía Dereck, el cabeza de familia, que no aparta la mirada de su vástago Peyton. «Ha merecido la pena», secunda su esposa, Marie. También ellos probaron suerte de varias maneras, tuvieron en dos ocasiones la posibilidad de adopciones privadas, pero no cuajó, y finalmente siguieron el consejo de «un primo de un amigo» que había estado en Anand tres años atrás.
Mientras las parejas conversan sobre el ajetreo previo al parto y lamentan haberse perdido el momento, la doctora Patel entra con prisa en la sala, que está adornada con fotos de su propia familia. Sonríe a los presentes. «Bebés, bebés por todos lados», dice, y la mujer británica confiesa que ha decidido iniciar otro proceso de fertilización de óvulos. «Ya que tenemos que esperar tanto, hemos decidido tener otro. Estaría bien un hermanito». La clínica le promete un éxito de entre el 40 y el 45 %.
Lejos de allí, en una pequeña aldea junto a Anand, Amita celebra los frutos de haber alquilado su vientre. En abril dio a luz a un bebé para un matrimonio extranjero y recientemente recibió el cheque que gratificó sus esfuerzos. Dentro de poco se reincorporará a la difícil realidad: un empleo de contable en una tienda remunerado con 50 euros al mes. Pero hoy toca festejar la inauguración del nuevo hogar, una casa de cuatro habitaciones con terraza construida con el dinero ganado.
Más de un centenar de familiares y amigos asisten con envidia a la fiesta. La gente come samosas, chapatis y arroz. Se reparten dulces. El inmueble aún necesita una capa de pintura. Amita lleva al periodista a un rincón. «Estoy muy contenta». Muestra la foto de un bebé dormido con el pelo moreno. Mira hacia los lados y dice: «Es para ti. La mayoría no sabe cómo gané el dinero. Prefiero mantenerlo en secreto, por el qué dirán». Se coloca el sari y regresa con su marido y su hijo. La fiesta continúa. Su familia es ahora importante en el pueblo.

Capital de la leche

No hay lugar en India donde la vaca haya alcanzado un estatus más sagrado que en Anand, capital mundial de la leche hasta hace una década. De esta ciudad, hoy con 633.793 habitantes (el 48% mujeres, frente al 45% de la media nacional), salía el líquido blanco que nutría a las más importantes cooperativas lácteas del país. Las cosas han cambiado y en la actualidad Anand, más que leche, lo que «exporta» son niños nacidos de sus cientos de vientres de alquiler.

Un 86% de españoles, incluido el 79% de votantes del PP, pide un cambio de caras ya

Descontentos y fatigados tras dos años de penuria, los españoles quieren cambios. Como mínimo, de caras y actitudes. La mayoría (58%) tiene una imagen mala del presidente, y el grupo de los críticos aumenta hasta casi el 66% cuando valora al equipo de Gobierno en su conjunto. Rajoy y sus ministros ni siquiera levantan pasiones entre los votantes del Partido Popular, que en buen número se suman a la inmensa mayoría (85,7%) que reclama una remodelación del Ejecutivo ya.
El Gobierno llega a la mitad de la legislatura literalmente achicharrado. Ésta es la principal conclusión que se desprende de la encuesta realizada por Sigma Dos para EL MUNDO.
Los votantes discrepan radicalmente de Mariano Rajoy cuando asegura sentirse muy satisfecho con todos sus ministros, alaba su esfuerzo y entrega y confirma su escasa predisposición a realizar cambios. Unos lo interpretan como indolencia, otros como demostración clara del sostenerla y no enmendarla.
Los españoles condenan a Wert, Mato, Gallardón, Báñez y a Cristóbal Montoro
Opiniones tan alejadas entre el poder y la calle vienen a reafirmar la creencia de que desde La Moncloa -la ciudad prohibida, como la denomina un buen número de diputados del PP- las cosas se ven desde una óptica diferente. Y da igual a quién se pregunte. Los votantespopulares en este caso apenas marcan diferencias y en un abrumador 79,4% se ponen del lado de los que reclaman con urgencia un equipo de refresco.
Ni que decir tiene que el porcentaje asciende hasta situarse en el entorno del 90% cuando los que se pronuncian aseguran haber votado a otras fuerzas políticas. Incluso si los encuestados se dividen por edades, el deseo de cambio se manifiesta en todas las franjas como un clamor.

Remodelación del Gobierno

A juzgar por la opinión de los españoles, la remodelación del equipo gubernamental debería ser casi completa. Sólo la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, se salvaría de la purga.Un 50,6% cree que debería continuar, frente a un 43% que prefiere su sustitución. Haciendo balance entre unos y otros, la número dos del Ejecutivo obtiene un saldo positivo del 8%.
Ella es la única; la cosecha del resto de los ministros es negativa. Los que se llevan la palma son el titular de EducaciónJosé Ignacio Wert, denostado por una reforma educativa cuya explicación ha estado plagada de torpezas; la ministra de Sanidad, Ana Mato, acosada por su relación con la Gürtel e impulsora de recortes que afectan de lleno a los más desfavorecidos; la responsable de Empleo,Fátima Báñez, que no ha podido dar ni una sola buena noticiapese a su dura reforma laboral y firmante de una revisión sin consenso del sistema de pensiones; el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, cuya mano se ve detrás de todos los tijeretazos y todas las subidas de impuestos, y el responsable de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, que bandea en función de las circunstancias.
El cumplimiento del programa electoral cosecha un muy deficiente de nota
El descontento de la mayoría de los ciudadanos con los ministros se debe en parte a la falta de tacto, a la torpeza o a la ausencia de empatía personal, pero sobre todo al hecho de que se les considera manos ejecutoras de una política que en sus aspectos más relevantes ha sido justo la contraria a la que prometía el PP en su programa electoral.
De hecho, cuando se pide a los encuestados que valoren de 1 a 10 el grado de cumplimiento de las promesas que hizo Rajoy para llegar a La Moncloa, el resultado es un deprimente 2,71, e incluso los votantes populares muestran su insatisfacción concediendo un ramplón 3,94.

'Falta de capacidad política'

Las razones que encuentran los españoles a este incumplimiento palmario de la palabra dada se atribuyen casi en la misma medida a"las circunstancias" (37%), que no dejarían margen al Gobierno para moverse con libertad -aquí cabrían explicaciones que abundan en los dictados de Bruselas o en la nefasta herencia dejada por los socialistas-, y la "falta de capacidad política" (35%), que ahonda en la inoperancia de al menos una parte importante del Gobierno que preferiría el recorte indiscriminado al ajuste fino. Las explicaciones de este grupo conectan también con las del 25% restante que achaca los incumplimientos del programa electoral sencillamente a la "falta de determinación".
Obviamente, los votantes del PP se sitúan mayoritariamente (61,9%) en el primer grupo, más comprensivo con el Ejecutivo, en tanto que los electores de las restantes fuerzas políticas prefieren ubicarse en el segundo bando.