tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

martes, 29 de abril de 2014

Montserrat Caballé, imputada por fraude fiscal


Así era la cara de Montserrat Caballé al enterarse de la noticia

Portugal va por rutas secundarias

En otoño de 2011, el Gobierno portugués buscaba múltiples maneras de enjugar la deuda, embridar el déficit público y convencer a la troika de que iba a cumplir con lo exigido tras pedir meses atrás los 78.000 millones de euros que libraron al país de una más que segura bancarrota. Así, en octubre, en una solemne alocución televisada, el primer ministro, el conservador Pedro Passos Coelho, anunciaba la primera de las baterías de recortes y ajustes que iban a encadenarse sin tregua a lo largo de tres años. Los portugueses comenzaban a entender qué significaba eso de “vivir troikado”. En esa primera comparecencia, Passos Coelho (que siempre ha dado la cara a la hora de anunciar malas noticias) adelantó, entre otras cosas, que los funcionarios y pensionistas se quedaban sin paga extra de verano, que subían varios impuestos, que aumentaba el IVA desde el 13% hasta el 23% en casi todo, que determinadas consultas médicas serían de pago a partir de enero, incluidas las urgencias, y que un conjunto de autopistas serían de peaje en diciembre.
Nadie se fijó mucho en las autopistas ese día.

Rescate millonario

Portugal pidió en 2011 un rescate de 78.000 millones de euros para evitar la bancarrota. En octubre de ese año, el Gobierno anunció la primera batería de recortes, incluido el fin de la gratuidad de las autopistas.
El país carece de medios suficientes para mantener sus propias inversiones. Los jóvenes bien formados optan por emigrar al África lusófona en busca del futuro que Europa les niega.
Pero llegó diciembre y, efectivamente, estas modernas vías de comunicación, de tres carriles por sentido, modernas y operativas, inauguradas la mayoría hacía una década gracias a los fondos europeos, dejaron de ser gratuitas. Tenían un nombre algo abstruso, SCUT, un acrónimo procedente de la frase Sem Cousto Para el Utilizador que a partir de entonces dejaba, evidentemente, de tener sentido. Entre estas autopistas se cuenta la A-22, conocida como Via do Infante, de más de 100 kilómetros, que discurre paralela al litoral sudatlántico portugués, en el Algarve, desde Bensafrim hasta la frontera española de Ayamonte, pasando por las localidades de Portimão y Faro. Los operadores turísticos clamaron por lo que temían su ruina y los automovilistas y comerciantes de la zona anunciaron protestas. Efectivamente, hubo manifestaciones y cortes de carreteras. Incluso un par de arcos de cobro fueron inutilizados a base de disparos de escopeta de caza hechos desde el coche, en una suerte de nocturno terrorismo motorizado antipeaje. Pero la decisión del Gobierno prevaleció y la autopista siguió siendo de pago para mejorar la recaudación de la hacienda portuguesa.
“Fue el 8 de diciembre de 2011, me acuerdo perfectamente de la fecha”, dice Víctor Carvalho, camarero en un restaurante de la carretera. “De pronto, todos volvimos a la vieja carretera. A mí utilizar la autopista me suponía cinco euros al día, cosa que no estaba dispuesto a pagar. La carretera de siempre se volvió muy peligrosa, y así sigue”.
La autopista redujo un 50% su tráfico y el turismo se resintió a ambos lados de la frontera. En la parte portuguesa se calculan pérdidas de 30 millones de euros al año y en el lado español se fijan en una reducción de la actividad económica en un 25%, según datos de un foro de la Comisión de Utentes da Via do Infante, con el apoyo y la colaboración del Ayuntamiento de Loulé.
Paralela a esta autopista discurre la vieja carretera nacional EN-125 a la que se refiere el camarero Carvalho. De dos carriles por sentido, con arcenes desiguales y salidas e incorporaciones un tanto desconcertantes, constituye la vía típica que une localidades costeras a base de hilvanar fincas agrícolas y talleres de reparación a la que la joven autopista había desembarazado de buena parte de su circulación.
Ahora, y desde entonces, acumula colas, cruces peligrosos, camiones que arrastran rosarios de coches detrás. Cruzarla es peligrosa. Circular por ella, también. Hay vendedores de (soberbias) naranjas a tres euros la bolsa en el borde, ciclistas arriesgados que circulan al lado de camiones kilométricos que transportan gasolina, hay cubos de basura de las fincas cercanas que aguardan el camión de recogida de cada día, hay restaurantes de carretera y centros de lavados de coches, hay tractores… Y peatones suicidas que la cruzan a la carrera.
Mientras, la autopista moderna y vacía que se extiende a pocos kilómetros al norte es de golpe demasiado cara y demasiado buena para el país que la construyó pero que es incapaz de disfrutarla. Una suerte de símbolo de Portugal, donde los inmigrantes jóvenes bien formados (ingenieros, arquitectos o médicos) salen del país hacia Angola, Brasil o Mozambique a buscarse el futuro que ha desparecido de Europa. El caso recuerda al episodio chusco (pero también simbólico) de una ambulancia ultramoderna de un hospital de la localidad de Torres Vedras, a 40 kilómetros de Lisboa, que en septiembre de 2012 saltó a las páginas de los periódicos debido a que no podía salir de las cocheras por carecer de presupuesto para médicos especialistas que prestaran en ella sus servicios. Demasiado buena para poder ser utilizada. Demasiado cara para una país decreciente.Al conductor que pasa por ahí le asalta la triste impresión de volver atrás en el tiempo, de circular en medio de los años setenta, de sentir cómo un país entero recula. De otra manera: de cómo Portugal se encoge, retrocede y cómo de repente carece de los medios suficientes, entre otras cosas, como para mantener sus propias inversiones, para que funcione su propio motor.
El próximo 17 de mayo, presumiblemente, la troika saldrá de Portugal después de tres años de ajustes crecientes y continuados que han afectado, sobre todo, a los sueldos de los funcionarios, a los gastos de la función pública y a la paga de los jubilados. Los datos macroeconómicos parecen ajustarse en los últimos meses: Portugal cumplió el año pasado con el compromiso del déficit (un 5% del PIB) a base de retorcerle el cuello al presupuesto y todo apunta a que este año también lo hará, alcanzando el 4% prometido a Europa. Pero el desempleo no baja del 15% y la gente vive peor que en 2011 sin que, por el momento, vean que la tendencia se modifique.
Por Boliqueme, una localidad del Algarve, pasa la congestionada y abrumada carretera E-125. Por una de las calles del pueblo avanza un hombre llevando de la rienda un caballo pardo pequeño. Cerca, en un bar, se sienta a la barra Aurelio Gonzalves, transportista de 53 años que ya no usa la autopista nueva por cara, que ya no se emplea de taxista por falta de negocio y de turistas, y que está encantado de hablar con un periodista para poder protestar como merece: “De aquí, de este pueblo, es el presidente de la República, Aníbal Cavaco Silva. Ese de ahí” —dice, señalando a un hombre de unos 60 años que toma un café— “trabajó para su padre, que regentaba una gasolinera”. Y luego añade: “Todavía me acuerdo cuando vino a inaugurar, como primer ministro, la autopista nueva. Con gente de la Unión Europea”.
Y después, mirando amargamente hacia el viejo que trabajó para el padre de Cavaco, agrega: “Lo peor es que ahora viene aquí la policía a poner multas. Y si te pasas de los 50 kilómetros por hora te arrean 120 euros. Claro, vienen aquí porque en la autopista no pillan a nadie porque no va nadie. Ni ellos”.

El Supremo ordena el cierre “sin dilaciones” de los 9 canales de TDT

El Tribunal Supremo ha decidido no suspender la ejecución de la sentencia que obliga al cierre nueve canales de TDT (La Sexta 3, Xplora, Nitro, La Siete, Nueve, Net TV, Veo TV, AXN y Marca TV que ya cerró) antes del 6 de mayo. Las televisiones pedían que se suspendieran los trámites para el cese de las emisiones hasta que el Tribunal Constitucional resolviera la petición de amparo que han presentado.
La resolución inicial del Supremo señalaba que el Gobierno, entonces liderado por José Luis Rodríguez Zapatero, no respetó la Ley General de la Comunicación Audiovisual, que entró en vigor en mayo de ese mismo año, y asignó a los propietarios de licencias “canales adicionales” en la TDT sin concurso público, por lo que se excluyó del mercado a “nuevos jugadores” interesados en prestar servicios de televisión.
Sin embargo, el tribunal apunta que “ya ha habido una decisión judicial sobre la procedencia inexcusable de ejecución de la sentencia, sin más dilaciones”. “Esta sala ya ha dado amplia respuesta a las cuestiones planteadas en el nuevo recurso”, insiste el Supremo.
Lo chocante de las alegaciones presentadas por los operadores de televisión es que la Abogacía del Estado —que representa al Ministerio de Industria que es el que pidió el cese de las emisiones— no se opuso a la solicitud de demorar el cierre sino que “no formuló ninguna objeción a la solicitud”, tal como recoge el auto de la sala de lo contencioso-administrativo.
Pese a ello, la petición de que se paralizaran los trámites de cierre no ha salido adelante.
La orden pesa sobre las emisoras que fueron adjudicadas en 2010 sin que se convocara concurso público. El cierre afecta a tres canales de Atresmedia y dos de Mediaset Veo TV y Net TV, que fue la que presentó el recurso para aplazar el cierre.
Si no se cumple el plazo de cese de emisiones, el Supremo ya ha advertido que impondrá sanciones económicas.
El tribunal argumenta para rechazar la demora en su ejecución que la suspensión de la sentencia no ha sido recurrida en amparo ante el propio tribunal, sino que las televisiones acudieron directamente al Constitucional, ya que consideran que se han vulnerado sus derechos.

Noma vuelve al trono de la cocina

No lo consiguieron. Los tres hermanos que alimentan la creatividad de El Celler de Can Roca, Joan, Josep y Jordi, no pueden presumir de revalidar su restaurante como número uno del mundo, según la lista World's 50 Best de la revista británica Restaurant.
Sorprendentemente para unos y esperado para otros, el danés René Redzepi volvió de nuevo al número uno que ya había ocupado por tres veces con su restaurante Noma de Copenhague. Antes de entrar al auditorio londinense Guildhall, lugar de la gala internacional de los Oscar de la gastronomía, se mostraba escéptico: "Estoy muy contento, he recibido tantas satisfacciones por mi trabajo que no me preocupa si subo o no". Y no ha afectado a la subida el problema que hubo en Noma en marzo de 2013 con intoxicación de clientela.
Al recoger su galardón, rodeado de su equipo y con todo el auditorio en pie y aplaudiendo, Redzepi dio un pequeño discurso "sin temor al momento Woody Allen" de temblor en la voz y sin sentirse intimidado como antaño por "grandes como Adrià o Arzak". Sudoroso y emocionado, Redzepi agradeció el esfuerzo de su gente y mandó un mensaje cariñoso a su esposa embarazada: "A ver si ahora el tercero es niño".
En el edificio de atmósfera catedralicia,la decepción de los hermanos Roca y su familia tenía tintes lúgubres, pero ellos no perdían la sonrisa y al recibir la noticia del bajón los cocineros y sus esposas juntaron las manos.
Antes del comienzo de los Oscar de la gastronomía, el italiano Massimo Bottura, que mantiene este año su posición en el tres, había comentado el efecto segundón: "Es muy cómodo estar en el tres. Te mantienes arriba, no estás con la presión del número uno y no te consideran un segundón". Para compensar el chasco, el más joven de los Roca y responsable de la cocina dulce, Jordi, se llevó el premio al mejor pastelero del mundo.
Si existiera el premio a la continuidad en el puesto, se lo llevaría Juan Mari Arzak, por sexto año como número ocho. Andoni Luis Aduriz se movió del cuatro al seis. Pero hubo una subida sorpresa en la órbita vasca: el vizcaíno Eneko Atxa recibió por su restaurante Azurmendi el premio al restaurante sostenible y entró directamente al puesto 26. "Soy muy feliz, todas las cosas que me puedan proporcionar un cliente más, bienvenidas sean", afirmó.
Juntos en posiciones y subidas aparecen este año más restaurantes vascos: al 35 va Martín Berasategui y al 34 el mago del fuego, el asador Etxebarri. Quique Dacosta bajó del 26 al 41 con su restaurante homónimo de Denia, pero estaba preparado para sustos: "Ya venía mentalizado con la ilusión de subir, pero también estaba preparado para bajar", afirmó.
El restaurante a poner el foco este año es Saison, de San Francisco, del joven chef Joshua Skenes. Y el foco de la innovación y el reconocimiento sigue apuntando al mundo latino: el mexicano Pujol (el 20), los peruanos Gastón Acurio (Astrid y Gaston, 18) y Virgilio Martinez(Central va al 15, la subida más veloz)y el argentino Mauro Colagreco por su mediterráneo Mirazur (el 11).
La brasileña Helena Rizzo, titular del restaurante de Sao Paulo Maní, nombrada este año mejor cocinera del mundo, llegó arropada por sus padres y no paraba de recibir felicitaciones, incluida la de la española Elena Arzak, que ya recibió el galardón hace dos años. "Este premio es muy importante para la visibilidad de las cocineras", comentaba la chef vasca.
El preferido por los colegas chefs en 2014, también es brasileño, Alex Atala. Reconocido como "un explorador e innovador, y motivador. No pudo acudir, "por especiales circunstancias" pero saludó a los colegas en un video:"Este premio significa muchísimo para mi, gracias a todos los compañeros, disfrutad de la fiesta". Y efectivamente lo fue. Esto es una celebración, no una competición", advirtió el responsable de los premios y editor de Restaurant William Drew. La gala empezó y terminó con música atronando la sala. El comienzo ya fue una declaración de itenciones: platos coloristas sin fin en pantalla al ritmo de samba y una declaración de intenciones de los chefs reconocidos en los 50 Best: "Libre, competitivo, innovador, preciso, respetable con la naturaleza, chispeante, experimentador, mágico, artístico, divertido, porque eres rematadamente bueno".
En las ediciones que se han sucedido en 12 años, los premios de la listaRestaurant han ganado fama como la alternativa o complemento a los reconocimientos de la guía Michelin, marcando novedades y tendencias mundiales en la restauración. Hasta el momento han ocupado el podio mundial, elBulli (cinco veces, en 2002 y luego de 2006 al 2009), el estadounidense The French Laundry (en 2003 y 2004), el británico The Fat Duck (en 2005), el danés Noma (2010-2012), tres años consecutivos hasta que El Celler de Can Roca lo desbancó en 2013.

España sigue destruyendo empleo en el primer trimestre de 2014

España siguió destruyendo empleo en el primer trimestre de 2014 pese a los indicios de recuperación económica, aunque con menos intensidad. Según la Encuesta de Población Activa que ha publicado el INE este martes, la ocupación ha retrocedido en 184.600 personas en el trimestre y en 79.600 en un año. La comparación, sin embargo, está condicionada por la celebración de la Semana Santa en marzo en 2013, ya que las vacaciones suelen animar la contratación en el importante sector del turismo. En cualquier caso, lo que no cambia es que con esta evolución el número de personas que hay trabajando en España permanece en mínimos desde 2002 con 16.950.600 millones.
La tasa de paro, por su parte, también empeora y acaba marzo en el 25,93%, dos décimas más que al cierre de 2013. Esta subida ha tenido lugar pese a que la estadística arroja un tímido descenso de 2.300 parados, lo que se debe solo y exclusivamente a un nuevo descenso en la población activa, que es el número de personas en edad y disposición de trabajar. Con ello, el número de desocupados se sitúa en 5.933.300, lo que según destaca el INE es el primer descenso del paro en un primer trimestre desde el año 2005.
A este respecto, el número de activos desciende en este trimestre en 187.000 hasta 22.883.900. La tasa de actividad se sitúa en el 59,46%, la más baja desde el segundo trimestre de 2007. En un año la población activa se ha reducido en 424.500 personas.

Distribución por sectores

Por sectores, el número de ocupados aumenta este trimestre en la Agricultura en 31.800 personas. Por el contrario, desciende en los Servicios (–126.000), la Construcción (–48.200) y la Industria (–42.200). En el último año el empleo ha subido en la Agricultura en 92.600 y en los Servicios en 30.700. En cambio, ha descendido en la Industria (79.900 ocupados menos) y en la Construcción (123.000). Por tipo de jornada, la destrucción de empleo se sigue cebando entre los trabajadores a tiempo completo, con la desaparición de 176.800 puestos, mientras que el número de ocupados a tiempo parcial lo hace en 7.800. Así. el porcentaje de personas que trabaja a tiempo parcial se incrementa 13 centésimas, hasta el 16,20%.
Llama la atención que el empleo público logra aumentar en 11.000 personas, hasta 2.920.500, mientras el privado desciende este trimestre en 195.800 personas, situándose en 14.030.100. Pese a ello, el empleo público como el privado presentan variaciones anuales negativas.
Por otra parte, los hogares con todos sus miembros en paro subieron en el primer trimestre del año en 53.100, lo que supone un 2,7% más que en el trimestre anterior. No obstante, en el último año los hogares con todos sus miembros en paro se han reducido en 33.900, un 1,7% menos.
Según la EPA, 2013 acabó como el sexto ejercicio consecutivo en el que se destruyó empleo, aunque el deterioro fue inferior al de los años precedentes. En cualquier caso, la pérdida de 198.900 puestos de trabajo elevó a 3,75 millones los empleos desaparecidos en la larga recesión que ha sufrido el mercado laboral español y que ha devuelto el número de ocupados al nivel de 2002.