tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

martes, 14 de octubre de 2014

Con 123 años muere el hombre más viejo del mundo

Carmelo Flores Laura murió en su cama por una diabetes. Era el hombre más viejo del mundo pero el gobierno de su país, Bolivia, nunca terminó las gestiones para registrado así en el Libro Guinnessde los Récords.
Vivía en una casa de adobe en el altiplano boliviano, a unos 4.000 metros sobre el nivel del mar. Un indígena aymara que se alimentaba de patata, cebada, habas y bebía el agua que su familia recogía en una montaña nevada cercana a su casa. Carmelo Flores nació el 16 de julio de 1891 y la última semana de su vida la pasó en cama. Su familia le ayudaba a soportar la enfermedad con friegas de un remedio casero que extraían de víboras conservadas en una botella con alcohol.

La motorista justiciera rusa

Montada en una moto, circula por la ciudad con una cámara instalada en su casco en busca de los conductores incívicos que tiran basura desde sus autos para darles una lección. Sin bajarse de la moto, recoge la basura arrojada desde el coche, persigue al autor de los hechos y se la lanza dentro del vehículo.
El vídeo, al que algunos acusan de ser un montaje, ha conseguido cuatro millones de reproducciones en dos días.

Una británica ingresa en Urgencias por un orgasmo de dos horas

Una mujer británica pasó dos horas en Urgencias porque no podía dejar de tener orgasmos encadenados, según revela el diario británico The Mirror, a partir del vídeo colgado por su marido (Stevenz) en Youtube. En la imagen puede verse a la mujer en la cama del hospital, interrumpida cada treinta segundos por espasmos que le impiden hablar con normalidad con las enfermeras, que intentar aplacar su situación con Valium.
El diario no revela sin embargo el nombre de la mujer ni el hospital donde ocurrieron los hechos, aunque el supuesto marido (que graba la escena con incredulidad y con la risa contenida) revela que llevaban pocos meses casados y que todo empezó con un orgasmo "normal" cuando hacían el amor.
A trompicones, la mujer reconoce ante las enfermeras: "Durante los diez primeros minutos, esto era maravilloso. Ahora es agotador... Me siento ridícula. Nunca lo olvidaré".