tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

viernes, 18 de abril de 2014

Europarlamento: otro cubo de agua fría para Machado la golpista

 El vicepresidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo, Willy Meyer, rechazó ayer la visita de la exdiputada María Corina Machado a esta instancia, como parte de su agenda para desacreditar el gobierno del presidente Nicolás Maduro y promover acciones injerencistas en Venezuela.
Willy Meyer lamentó que se haya dado un espacio en esta instancia a Machado, quien se ha caracterizado “por tener un pasado golpista y que está siempre alentando a la violencia, en lugar de procurar un diálogo político”.
“Es inadmisible que se utilice el Parlamento y la Comisión de Asuntos Exteriores para dar pie a personas golpistas, que incitan a la violencia”, subrayó en referencia al llamado a la violencia y al derrocamiento del gobierno de Maduro por parte de la exparlamentaria.
En entrevista concedida a Telesur, Meyer calificó la intervención de Machado como un circo mediático, y cuestionó la posición de la referida comisión al permitir la participación en el Parlamento Europeo de la exdiputada, reportó AVN.
Igualmente, Meyer denunció que con esta gira por Europa, María Machado busca apoyo de la derecha y de la troika, formada por el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Comunidad Europea.

Cultura Murió García Márquez Duelo en la cultura mundial



Casi 10 días después de ser dado de alta del hospital en la capital mexicana, ha muerto a la edad de 87 años el periodista colombiano y uno de los más grandes escritores de la literatura universal, Gabriel García Márquez, entrañable amigo de Fidel Castro.Nuestra amistad fue fruto de una relación cultivada durante muchos años en que el número de conversaciones, siempre para mí amenas, sumaron centenares. Hablar con García Márquez y Mercedes siempre que venían a Cuba —y era más de una vez al año— se convertía en una receta contra las fuertes tensiones en que de forma inconsciente, pero constante, vivía un dirigente revolucionario cubano“, dijo Fidel en una crónica que tituló “El descanso” y que publicamos en estas mismas páginas.
En La Habana, García Márquez fundó Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV) de San Antonio de los Baños, donde auspició, desde 1986, su conocido taller Cómo contar un cuento donde intercambiaba con los estudiantes los modos de armar un guión cinematográfico.
Autor de obras clásicas como Cien años de soledad, El amor en los tiempos del cólera, El coronel no tiene quien le escriba, El otoño del patriarca y Crónica de una muerte anunciada, fue el creador de un territorio eterno y maravilloso llamado Macondo.
Comprometido con los movimientos revolucionarios en el continente, Gabriel García Márquez siguió de cerca la Revolución cubana hasta su triunfo en 1959. Participó por entonces en la fundación de Prensa Latina, la agencia de noticias de la Isla. Su amistad con Fidel y con Cuba se mantuvo invariable hasta su muerte.
Ahora, el ahijado más prodigioso de Melquiades se ha ido, para quedarse entre nosotros un hombre que creó una nueva forma de narrar; un escritor que con un universo y un lenguaje propios corrió los linderos de la literatura; un periodista que amaba su profesión pero odiaba las preguntas; una persona que adoraba los silencios, y con un encanto que cautivó a intelectuales y políticos, y hechizó a millones de lectores en todo el mundo.
Fidel y García Márquez en La Habana.Fidel y García Márquez en La Habana.
El mago de las palabrasEl Gabo, como era conocido popularmente, fue uno de los escritores representativos del realismo mágico, el cual mezcla realidad con fantasía, narrativa utilizada en su obra maestra, 100 años de soledad, novela que narra la vida de siete generaciones de la familia Buendía en el mágico pueblo de Macondo, y que le valió el premio Rómulo Gallegos en 1972, y el Nobel de Literatura en 1982.
“La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla”, escribió el Gabo en su texto autobiográfico Vivir para contarla.
García Márquez nació el 6 de marzo de 1927 en la vieja casa de sus abuelos en Aracataca, un pueblo en la costa atlántica colombiana, donde vivió hasta los ocho años de edad, antes de mudarse a Barranquilla.
Márquez fue el mayor de una numerosa familia de 12 hermanos de clase media. Su padre fue el telegrafista Gabriel Eligio García, y “la niña bonita” del lugar, Luisa Santiaga Márquez, hija del coronel Nicolás Márquez y Tranquilina Iguarán.
Don Gabriel Egidio se entristeció cuando el Gabo dejó los estudios de Derecho que inició en 1947 en la Universidad Nacional de Colombia. “Me aburría a morir esa carrera”, llegó a afirmar Márquez, quien dejó las aulas y comenzó a ganarse la vida de escribir en los periódicos. “Me pagaban tres pesos por nota diaria y cuatro por un editorial cuando faltaba algún editorialista de planta”, señaló en Vivir para contarla, al describir su trabajo en el periódico El Espectador, donde comenzó su vida literaria.
Tras dejar la escuela, se instaló en la ciudad de Barranquilla, donde comenzó a escribir su primera novela, La hojarasca, mientras trabajaba como columnista del diario El Heraldo. En esa ciudad también conoció a Mercedes Barcha, su compañera de toda la vida.
Convencido por el escritor Álvaro Mutis, García Márquez regresó a Bogotá en 1954, donde volvió a la planta laboral de El Espectador, ahora como reportero y crítico de cine.
Desde entonces, el Gabo amplió su actividad periodística, y comenzó a colaborar en diarios de Venezuela, México, España y Estados Unidos. Este trabajo periodístico lo llevó por primera vez a Europa en 1955, donde reporteó para El Espectador la enfermedad del Papa Pio XII.
Estando en Europa, al Gabo se le informa del cierre de su casa editora, y recibe un cheque para que regrese a Colombia. Pero García Márquez decide quedarse en París, donde vivirá “de milagros cotidianos”, según Mario Vargas Llosa. Es entonces que escribe una de sus obras más emblemáticas: El coronel no tiene quien le escriba.
En 1958, Márquez regresa a América. En Venezuela, es testigo del derrocamiento del dictador Pérez Jiménez, y en Barranquilla le da el sí a Mercedes Barcha, con quien tuvo dos hijos: Rodrigo, nacido en Bogotá en 1959, y Gonzalo, que nació en México en 1962.
Tras mudarse a México, en 1965 comienza a escribir Cien años de soledad, obra que sale a los estantes en 1967, y de la cual vende más de medio millón de copias en tres años, algo que dejó a Márquez “mareado y algo incrédulo”, según Vargas Llosa, lo que le permite dedicarse de forma exclusiva a escribir.
El trotamundos García Márquez vive durante los siguientes años igual en Barcelona, la Ciudad de México, Cartagena, La Habana o París; y se vuelve amigo de líderes izquierdistas como Fidel Castro, a quien el escritor describe como “un hombre de costumbres austeras e ilusiones insaciables, con una educación formal a la antigua, de palabras cautelosas y modales tenues”.
En 1981, el Gabo escribe Crónica de una muerte anunciada, pero en pleno lanzamiento de su nueva obra, el gobierno colombiano lo acusa de financiar a la guerrilla, lo que lo obliga a refugiarse en la embajada mexicana durante algunas horas, para luego abandonar Colombia.
Meses después, en 1982, le otorgan el Premio Nobel de Literatura, “por sus novelas e historias cortas, en las que lo fantástico y lo real son combinados en un tranquilo mundo de imaginación rica, reflejando la vida y los conflictos de un continente”.
En su discurso ante la Academia Sueca de las Letras, Márquez afirma que América Latina vive una “realidad descomunal” tras recordar la situación que se vive con la dictadura en Chile, y la guerra en El Salvador. “Una realidad que no es la del papel, sino que vive con nosotros y determina cada instante de nuestras incontables muertes cotidianas, y que sustenta un manantial de creación insaciable, pleno de desdicha y de belleza, del cual este colombiano errante y nostálgico no es más que una cifra más señalada por la suerte”, afirma.
Tras recibir el máximo galardón en el mundo de las letras, el Gabo escribe El amor en tiempos de Cólera, donde recrea el difícil y mal visto noviazgo de sus padres, representados en la obra por Florentino Ariza y Fermina Daza.
En 1989 escribe El general en su laberinto, un relato de ficción de los últimos días de Simón Bolívar, libertador y líder de la Gran Colombia. Después vendrían Doce cuentos peregrinos, en 1992; Del amor y otros demonios, en 1994; yNoticia de un secuestro, en 1996, esta última donde aborda el tema del narcoterrorismo en Colombia.
Tres años después se conoce que el Gabo padece de cáncer linfático, el cual es tratado en la ciudad de Los Ángeles, lo que le obliga a dejar la vida pública por algún tiempo. Su silencio es interrumpido con su última novela, Memoria de mis putas tristes, publicada en 2004, historia que relata la historia de un hombre que encuentra al amor al final de su vida.
La última obra de Márquez fue el libro Yo no vengo a decir un discurso, publicado en 2010, que reúne textos del autor los cuales recorren prácticamente toda su vida “desde el primero, que escribe a los 17 años para despedir a sus compañeros del curso superior en Zipaquirá, hasta el que lee ante las Academias de la Lengua y los reyes de España al cumplir ochenta años”.
En 2012, el cumpleaños 85 de Gabo coincidió con el 45 aniversario de la publicación de su obra 100 años de soledad, la cual fue lanzada en versión de libro electrónico.
Una de las últimas apariciones públicas de Márquez fue en marzo de este año, cuando decenas de personas le cantaron las mañanitas afuera de su casa.

Un juez imputa a dos médicos en Barcelona por cobrar 14.650 euros a una mujer por una intervención no justificada

“Las actuaciones seguidas no se ajustan a la praxis asistencial exigible en estos supuestos”. La conclusión del informe que las forenses del juzgado de instrucción número 18 de Barcelona han elaborado sobre el caso de Pilar Baz son una fría traducción del sufrimiento que arrastra a esta mujer. El juez ha imputado a dos médicos del Instituto Chiari de Barcelona por estafa y lesiones, al operarla de un síndrome que no padecía. “Nunca pensé que me fueran a operar de lo que no tenía”, dice la mujer desde su casa de Torrejón de Ardoz (Madrid), la que casi no abandona desde que el 2 de diciembre de 2010 fuera operada de un síndrome de Arnold Chiari (una lesión medular) que ahora sabe que no sufría. Sus abogados piden para los médicos seis años de inhabilitación.
La historia comenzó en abril de 2010, cuando Baz se cayó de espaldas en la oficina de Correos en la que trabajaba. “Me enganché el pie en la máquina de retractilar palés”, recuerda. Al día siguiente empezaron los dolores. “Sentía el cuerpo muy raro”. Después de ir a la mutua laboral y al médico de cabecera, solo consiguió una vaga promesa: “Se te pasará”, le decían. Pero Baz no mejoraba. “Tenía como un latido en el cuello, al caminar me desestabilizaba hacia la izquierda, también tenía frío todo el tiempo, tiritaba”.
Desesperada, hizo lo que ahora sabe que fue un error: “Me metí en Internet y busqué mis síntomas. Encontré una clínica de Barcelona, especializada en el síndrome de Arnold Chiari. Yo ni sabía lo que era eso. Le pregunté a mi médica de cabecera, y me dijo que podía ser”. El 6 de octubre fue a Barcelona y tuvo la primera consulta, por la que le cobraron 180 euros. El proceso fue rápido, y dos meses después pasó por quirófano. Después de un día de convalecencia, volvió a su casa. Y, enseguida, empezó a darse cuenta de que no había mejorado. “Los dolores iban a más y necesitaba morfina, pero resultó que soy alérgica”, dice con desesperación.
Tras la cirugía, los dolores de la paciente se agudizaron más
Después de tres años de sufrimiento, con continuas visitas a urgencias, insensibilidad en la zona genital, problemas de incontinencia y casi sin poder andar, puso el caso en manos de Javier de la Peña, abogado del despacho Lex Abogacía. El juez ha abierto vista penal oral contra los médicos Miguel Royo y Marcos Fiallo, con los que este periódico ha intentado contactar sin conseguirlo.
La base de la acusación está en el informe de las forenses. Estas detectan las siguientes irregularidades en el caso: se le diagnosticó “de una serie de patologías sin sustento documental”; se le aplicó “un tratamiento quirúrgico (sección del filum terminale)” —el eje alrededor del cual terminan los nervios de la médula— indicado “inicialmente para la malformación de Chiari, y que se aplica aquí a otras patologías tampoco demostradas”; y, tercero, “persistencia de las algias [dolores] iniciales más aparición de patología postquirúrgica por la que aún requiere tratamiento”.
Baz lo resume tajante: “Es que si antes estaba mal, luego estaba peor. Me han destrozado”.

Descubierto un planeta extrasolar de tamaño parecido a la Tierra

El planeta Kepler-186f es ligeramente mayor que la Tierra y está en lo que se denomina zona de habitabilidad, es decir, a una distancia del astro a la que el agua ni se evaporaría ni se congelaría. Los científicos señalan que, teóricamente, allí podría haber agua en estado líquido en la superficie. Está a unos 500 años luz de distancia de la Tierra y es el más exterior de los cinco planetas que giran en torno a una estrella enana, más fría que es Sol. “Hay gente que llama habitables a estos planetas y, por supuesto, no tenemos ni idea de si lo son. Solo sabemos que están en una zona habitable y que es el mejor lugar para buscar planetas que realmente lo sean”, advierte el astrónomo Stephen Kane, de la Universidad del Estado del San Francisco. Él forma parte del equipo, liderado por Elisa Quintana (astrónoma de la NASA), que ha descubierto el Kepler-186f con los datos obtenidos por el telescopioKepler. Los investigadores han logrado determinar el tamaño de Kepler-186f (1,1 radio terrestre), pero aún no conocen su masa, por lo que no pueden calcular su densidad. “Una vez que conoces la densidad media de un planeta, puedes decir si es rocoso o no”, añade Kane. El descubrimiento se publica en la revista Science.
Kepler-186f está cerca del límite exterior de lo que sería la zona de habitabilidad alrededor de la estrella Kepler-186 (en la constelación del Cisne), por lo que el agua en su superficie correría el riesgo de congelarse, pero como es algo mayor que la Tierra, a lo mejor tiene una atmósfera protectora algo más densa que la de nuestro planeta y térmicamente más aislante.
La estrella en torno a la que gira es diferente del Sol: más pequeña, más fría, consume su combustible más lentamente y su luz es demasiado débil para ser observable a simple vista desde la Tierra. Las estrellas de este tipo, explica Kane en un comunicado de su Universidad, son abundantes en la galaxia y, en principio, serían prometedoras desde el punto de vista de buscar vida a su alrededor, porque duran mucho más que las grandes, “lo que alargaría considerablemente el plazo de tiempo en el que podrían surgir la evolución biológica y las reacciones bioquímicas en la superficie”, añade el investigador. Pero, por otra parte, estos astros tienen a ser más activos que el nuestro, con más destellos y, potencialmente, emitirían más radiación hacia los planetas. Kepler-186 f da una vuelta completa en torno a la estrella en 13o días terrestres y recebe de su estrella un tercio de la energía que la Tierra recibe del Sol.
“Una de las incógnitas más interesantes de la ciencia es si la vida puede surgir en otro planeta o, lo contrario: si es algo único del nuestro. El descubrimiento de planetas con propiedades similares a las de la Tierral es un eslabón importante en la cadena que hace falta para dar respuesta a esta pregunta”, afirma Fred Adams (Universidad de Michigan), científico del equipo.
En su caza de planetas similares al nuestro, los astrónomos habían descubierto ya algunos que, por algunas características, se ajustarían al patrón, resume Yudhijit Bhattacharjje en Science. Kepler 20e es algo más pequeño que la Tierra y gira en torno a una estrella similar al Sol, pero fuera de la zona de habitabilidad (estaría demasiado cerca del astro y, por tanto, sería demasiado caliente); Kepler-22b está en órbita de una estrella como la nuestra y en zona habitable, pero es más grande que la Tierra (2,4 veces su radio); y ahora Kepler-186 f, cuyo tamaño encaja y está en zona habitable, pero la estrella no es como el Sol. En las últimas dos décadas, desde que se descubrió el primero, los astrónomos han encontrado unos 1800 planetas extrasolares en otros sistemas planetarios. Solo 20 de ellos orbitan alrededor de sus estrellas en zona habitable, recuerda la Universidad de Michigan. Pero todos ellos eran, hasta ahora, mucho más grandes que la Tierra.
Los otros cuatro cuerpos compañeros de Kepler-186 f en torno a la estrella enana tienen un tamaño inferior a la mitad del terrestre y sus órbitas duran tres, siete, 14 y 22 días respectivamente. Son demasiado calientes e inhóspitos para una forma de vida como la que conocemos, explican los investigadores del Centro Ames de la NASA y el Instituto SETI, en los que trabaja Quintana.
El planeta Kepler-186f ha sido descubierto con el método de tránsito, es decir, midiendo la ligerísima atenuación del brillo de una estrella cuando un cuerpo en órbita a su alrededor se cruza en la línea de visión de la Tierra. Tras ser detectado con el telescopio espacial Kepler, de la NASA, los científicos recurrieron a grandes telescopios (el Keck II y el Gemini) en Hawai para confirmar el hallazgo y desvelar algunas de sus características.

Una avalancha se cobra la vida de 12 guías nepalíes en el Everest

Una avalancha en el Everest ha causado la muerte a al menos 12 guías de montaña nepalíes en el peor accidente registrado en la cumbre más alta del mundo en ocho años, según ha informado el Ministerio de Turismo de Nepal. Además, no se descarta que el número de fallecidos aumente, ya que hay cinco desaparecidos, todos nepalíes. El parte de víctimas incluye a otros tres sherpas heridos.
Según ha comentado a los medios Dipendra Paudel, responsable del área de montañismo del Departamento de Turismo de Nepal. la avalancha ha tenido lugar en una parte relativamente baja de la montaña, entre el campo base y el campo uno, a primera hora de este viernes. El Ministerio de Turismo ha explicado que ya se han enviado a la zona helicópteros y personal de rescate en tierra.
El Ministerio de Turismo de Nepal ha concedido permiso para escalar el Everest esta temporada a 334 escaladores extranjeros, frente a los 328 de la temporada anterior. El Gobierno tiene planeado rebajar las tasas a pesar de la elevada afluencia de escaladores en el Everest.
Por cada escalador suele subir un sherpa para ayudarle en el ascenso. Los sherpas suelen ir en vanguardia para preparar el camino, fijar cuerdas e instalar los campamentos. La temporada de ascensos termina en mayo, cuando comienza la temporada de lluvias y niebla, que hacen prácticamente imposible la escalada hasta la cima. Nepal alberga 14 de los mayores picos del mundo.