tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

sábado, 12 de abril de 2014

La Mariló Montero holandesa....

Hamburguesas de pez espada


Ingredientes:
300 g de pez espada,  1 yema de huevo,  1 diente de ajo picado,  una ramita de perejil picado,  4 rebanadas de pan de molde sin corteza,  4 lonchas de queso para fundir y 1 bote de mermelada de pimiento rojo Para el guacamole:1 aguacate maduro,  1 ramillete de cilantro fresco picado,  unas gotas de zumo de limón,  ½ cebolleta200 ml de aceite de oliva y una pizca de sal
Elaboración:
Picamos el pez espada muy fino, lo mezclamos con el ajo, el perejil y la yema de huevo y sazonamos. Formamos bolas y las aplastamos con la palma de la mano. Ponemos una sartén al fuego con un chorro de aceite de oliva y cocinamos las hamburguesas hasta que queden crujientes y reservamos. Cortamos las rebanadas de pan con la ayuda de un aro metálico formando discos,
tostamos y reservamos. Para el guacamole colocamos todos los ingredientes en un recipiente, los trituramos hasta conseguir una crema fina. Y sazonamos. Untamos la tosta con el guacamole, colocamos la hamburguesa untada de mermelada, ponemos la loncha de queso y gratinamos hasta que funda el queso.

PARTIDOS DE LA JORNADA


Sin tetas no hay trabajo de azafata




covercaptura azaafatasSi eres mujer y buscas trabajar como azafata en el Salón del Comic de Barcelona, que se celebrará los días 16, 17 y 18 de mayo, debes saber que los requisitos son bien específicos: debes ser morena, tener una altura superior a 1,70 y una talla de sujetador mínina de 95. ¿Idiomas, estudios, experiencia? Es lo de menos. Las interesadas pueden enviar sus CVs, mejor dicho sus fotos y tallas, a un email que se adjunta en la página yobalia.com, donde aparece esta interesante oferta de trabajo, especificando en el asunto:'comic+altura+talla+pecho'. Se pagan 140 euros, con lo que, teniendo en cuenta que se trata de 9 horas de trabajo, la hora sale a unos 15,50 euros. El anuncio, que despertó una fuerte polémica en las redes sociales, fue retirado hace unas horas después de que el propio director del certamen, Carles Santamaría, pidiese a la agencia que lo bloquease. "Todo nuestro personal es contratado desde la organización del festival, y lo hacemos con criterios profesionales y no según la talla de pecho",comentó Santamaría a Europa Press, que añadió que su contenido es "denigrante para las mujeres".
Muchas crecimos pensando que una carrera, saber idiomas, un historial de trabajo bien hecho y excelentes recomendaciones eran los mejores ingredientes a la hora de buscar empleo pero en algunos casos nos equivocamos. Según parece, si se echa una ojeada a los portales de búsqueda de empleo, hubiéramos hecho mejor, en vez de invertir tantos años de estudio, en recaudar lo necesario una operación de aumento de mamas, un buen set de tintes para el pelo y, de paso, una lobotomía para no cortarse las venas y ser insensible a la cruda realidad.


mojando a la azafataAltura, pechos grandes, una talla determinada, edad específica son ahora requisitos indispensables para obtener algunos trabajos, y no se piensen que incumbe solo al mundo de las modelos o azafatas de congresos, sino que la tendencia va contagiando otros campos para los que, en principio, cualidades tan específicas nunca habían sido indispensables. Según denunciaba eldiario.es desde su blog Micromachismos, no hace mucho que la web Mediterráneo Digital buscaba una periodista “sexy y guapa” y publicaba en su página de Facebook las fotos de las candidatas. Las criticas de las redes sociales les parecieron absurdas a esta compañía, que se defendía con este argumento: “ofrecemos un puesto de reportera y nos llaman machistas, sexistas, fascistas y todo lo (malo) que acabe en “istas”. Y esto pasa en un país con un desempleo juvenil del 50%, más de 4 millones de parados y en el que cierran, a diario, medios de comunicación de todos los sectores” para acabar con una profunda reflexión filosófica: “señala la luna a un idiota y el idiota solo verá el dedo”.



Afortunadamente, anuncios como el anterior aún no son frecuentes en el mundo periodístico, pero si se quiere ser azafata de congresos, cada vez es más común exigir cuerpos a lo Jessica Rabbit. El Salón Internacional de la Moda de Madrid, que se celebró del 14 al 16 de febrero, pedía también en yobalia.com candidatas a azafatas de imagen con tres requisitos imprescindibles: un mínimo de 1,70 de altura, talla 36 a 38 y una medida de pecho entre 90 y 95. Con semejantes medidas muchas empezaron su carrera de modelos y llegaron a top, ahora una debe estar agradecida si te cogen para repartir folletos a la entrada de una feria, en la que el resfriado o la gripe están garantizados.


Si causar impacto era lo que el stand de Gandía, en la pasada edición de FITUR, pretendía, sin duda lo consiguió, ya que por él deambulaban unas azafatas de la discoteca Bacarra, una de las más conocidas de esa playa valencia, enfundadas en ajustadísimos monos rosas que, imagino, se pusieron el primer día de la feria y les quitaron cuando esta finalizó al modo que un médico te retira una escayola. El atuendo de las azafatas fue muy comentado y hasta Esquerra Unida lo calificó de “vergonzoso y machista”. El ayuntamiento de esa localidad, sin embargo, se desvinculó de la idea, que atribuyó a una “empresa privada”.


azafatas bacarraPaola, 28 años, que trabaja como azafata de congresos mientras no encuentra otra ocupación mejor, a pesar de que acabó la carrera de derecho, reconoce que “lo importante es la imagen, y nada más. La mayor parte de las veces no te piden si sabes idiomas, algo bastante importante porque a este tipo de ferias acuden muchos extranjeros, sino que tengas una determinada talla, una altura y buena apariencia. Muchos te piden que seas rubia o morena o que tengas mucha delantera. No es mi caso y a esas ofertas no voy, pero cada vez son más exigentes con la apariencia”.
Otro ámbito donde las tetas pesan más que la masa encefálica a la hora de ser la candidata perfecta, es en el mundo de los deportes masculinos, en el que las chicas parecen entrar, junto con la copa, dentro del trofeo al ganador. Se buscan modelos para las carreras de coches, para recoger pelotas en los partidos de tenis, para avisar de los rounds en el boxeo y para recibir al ganador de las carreras ciclistas. Y en algunos casos, éste se cree que las muñecas de carne y hueso son parte del premio, como le ocurrió al ciclista eslovaco Peter Sagan el pasado año, cuando pellizcó el culo a una azafata.


Ser azafata de congresos en China no requiere de grandes tetas, pero si de unentrenamiento similar al de las atletas olímpicas. Estas “chicas de cortesía” entrenan una media de 8 horas diarias, deben estar sonrientes y ser capaces de pasar horas sin mover un músculo. Deben dominar el difícil arte de agacharse en un ángulo exacto de 45 grados y sonreír enseñando solo 8 dientes. Muchas estudian ballet clásico, y una gran proporción abandona este entrenamiento por dolores y lesiones musculares.



La página 100x100 azafata da consejos sobre como comportarse y ascender en este fascinante mundo. Algunos tienen el tonillo de aquellos manuales del siglo pasado que nos enseñaban a ser sumisas y perfectas esposas, siempre bellas.


ESPAÑA : Guerra entre Industria y las televisiones por el cierre de canales

La tensión entre el Ministerio de Industria y las cadenas privadas de televisión va en aumento. El cierre de nueve canales de TDT, ordenado por el Gobierno en cumplimiento de una sentencia del Tribunal Supremo, ha desatado un cruce de comunicados entre ambas partes. Los operadores privados achacan el fallo del Supremo a un error atribuible exclusivamente a la Administración. Para solventarlo, han propuesto al Gobierno que aprobara un real decreto mediante al cual se validara la legalidad de los canales que ha anulado el tribunal. Industria dice que esta pretensión es "inaceptable"  y choca con la jurisprudencia del Constitucional sobre la adopción de  leyes particulares y con resoluciones comunitarias.
Los operadores han comunicado a Industria los nueve canales que tendrán que apagar las emisiones antes del 6 de mayo,entre los que figuran La Sexta 3, Xplora, Nitro, Nueve y La Siete. A través de Uteca, la entidad que agrupa Atresmedia, Mediaset, Net TV y Veo TV, este viernes han insistido en que la Sentencia del Tribunal Supremo del 27 de noviembre de 2012 "reconoce que las televisiones privadas cumplieron todas las obligaciones que se les habían impuesto durante la transición a la TDT, y que fue la Administración la única que incurrió en errores y carencias puramente formales, al retrasarse en reconocerlo y culminar el proceso después de la aprobación de la nueva Ley General Audiovisual".
En la misma línea en la que esta semana se manifestó el consejero delegado de Mediaset, Paolo Vasile, que consideró un "atropello" la "expropiación" de canales, afirman que la Administración General del Estado es única y el que los hechos se deban a actuaciones del Gobierno del año 2010 no exime al actual Ejecutivo de su responsabilidad de enmendar errores anteriores, cosa que no ha hecho durante los 18 meses transcurridos desde que se dictó la Sentencia. Y mantienen que las sugerencias legislativas presentadas por juristas de reconocido prestigio a instancias de Uteca que pueden subsanar la situación generada. En su opinión, están basadas en precedentes actuaciones legales promovidas por el propio Ministerio de Industria, Energía y Turismo para el sector energético; son absolutamente legales; y podrían evitar la responsabilidad del Estado por los daños patrimoniales que las televisiones se verán forzadas a reclamar.
También señalan la preocupante reducción de la pluralidad informativa y de ocio que implicará para los ciudadanos el cierre de nueve canales y el impacto económico negativo en una industria que genera un volumen de negocio cercano a las 10.300 millones de euros y empleo directo e indirecto para más de 77.000 profesionales.
Industria, a través de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, ha respondido este viernes que el Ministerio "se está limitando a dar cumplimiento a una sentencia firme dictada por el Tribunal Supremo en los plazos y condiciones que ha señalado el alto tribunal, como corresponde en un Estado de derecho". Añade que es "inaceptable" la pretensión de aprobar un Real Decreto Ley que vacíe de contenido la referida sentencia y reitera su disposición al diálogo, tal y como ha venido manteniendo en los últimos 18 meses, "dentro del marco legal y siempre defendiendo el interés general".
 Deja constancia el ministerio que según los  propios escritos de los licenciatarios de TDT de ámbito estatal a la CNMV no prevén perjuicios en sus cuentas por la ejecución de la sentencia, "lo que no se corresponde con la alarma que trasladan sobre los pretendidos daños que les causaría esta ejecución y su impacto en la actividad económica del sector". 
En esta guerra han entrado también los productores audiovisuales.PATE (Productoras Asociadas de Televisión de España) ha manifiestado su "profunda preocupación" por la "gravedad" de la situación provocada por el cierre de nueve canales de la TDT. La asociación considera que este perjuicio, al que se ven abocadas las televisiones, ha sido producto una actuación equívoca de la Administración y no de las cadenas y, por lo tanto, es el Gobierno el que debe solucionar el problema.
Pese a que los canales abocados al cierre eran incipientes, su desaparición "impide la posibilidad de generar contenidos para los mismos y, por lo tanto, puestos de trabajo en la industria audiovisual que, con esta decisión, no solo no se van a crear sino que se van a destruir. De esta forma, los productores también se sienten directamente perjudicados por la medida". PATE reclama un entorno regulado y seguro, sin cambios permanentes”.

Mas admite que “lo más probable” son unas elecciones y no la consulta

La consulta catalana de autodeterminación prevista para el 9 de noviembre se desdibuja más cada día que pasa. El presidente de la Generalitat, Artur Mas, admitió ayer que el escenario “más probable” en el proceso soberanista catalán es convocar unas elecciones autonómicas que puedan ser leídas como un referéndum sobre la independencia, pues augura que el Gobierno impugnará todas las vías para celebrar una consulta.
“Si no hay otra posibilidad, nosotros transformaremos el escrutinio [de las elecciones] en un referéndum”, dijo en una entrevista al rotativo francés Le Figaro. Con estas palabras dejó claro que el escenario de la consulta se está difuminando cada vez más, especialmente después de que el Congreso de los Diputados rechazara el pasado martes la transferencia al Parlamento catalán de la competencia para convocar un referéndum de autodeterminación. El presidente catalán también explicó en la entrevista que ahora su objetivo es llevar al Parlamento autonómico una ley de consultas que sea difícilmente impugnable por el Gobierno ante el Tribunal Constitucional. Sin embargo, esta ley será difícil que pueda utilizarse para la convocatoria de una votación sobre la independencia, pues la Generalitat no tiene en estos momentos garantizados asuntos tan básicos como un censo electoral fiable.
Pese a abonar en la entrevista el terreno de unas elecciones como sustitutivo de la consulta, el presidente catalán sigue defendiendo la consulta en otros foros. Ayer por la tarde, sin ir más lejos, en un acto de partido, Mas aseguró que “los catalanes serán llamados a las urnas dos veces este año: el 25 de mayo y el 9 de noviembre”. El presidente catalán cuidó mucho el lenguaje. Y es que él puede llamar a las urnas, o sea, convocar la consulta, y que esta no se acabe celebrando porque el Gobierno la impugne. En este escenario Mas podría presumir ante su electorado de haber cumplido la palabra dada pese a no celebrarse la votación.Los nacionalistas, con Mas al frente, admiten que las elecciones en clave plebiscitaria distan de ser la mejor solución. De entrada, porque por más que pretendan convertir los comicios en un plebiscito independentista, los partidos que participen en ellos plantearán multitud de propuestas más allá de las estrictamente territoriales. Además, las encuestas señalan todo tipo de incertidumbres para CiU, que podría pasar a ser segunda fuerza en beneficio de ERC. Eso sí, Mas dio por hecho que el Gobierno no se atrevería a impugnar unas elecciones de este tipo porque unos comicios son “necesariamente legales”.
Lo que más preocupa ahora a la cúpula de CiU es el resultado de las europeas. La victoria frente a ERC dista de estar garantizada y nadie es capaz de predecir los efectos que tendría sobre CiU una derrota en estos comicios. Para evitar males mayores, Mas llamó ayer a los catalanes a tomar en serio los comicios europeos. Y no dudó en asegurar que en estos comicios “nos jugamos el proceso político”. Por eso llamó a las hiperactivas bases soberanistas a pasar a la acción: “Si somos capaces de llenar las calles, también tenemos que llenar las urnas”.

España lidera el abandono escolar temprano en Europa

España se ha vuelto a situar en 2013 a la cabeza de Europa en abandono escolar temprano, el que hace referencia a los jóvenes de 18 a 24 años que dejaron sus estudios tras completar la educación obligatoria o antes de graduarse. Un 23,5% de los jóvenes españoles había abandonado la enseñanza prematuramente el año pasado, el doble de la media comunitaria, situada en el 11,9%, según los datos publicados este viernes por la oficina de estadística comunitaria Eurostat. La paradoja es que el de 2013 es nuestro mejor dato histórico: España mejora en un punto y medio respecto al año anterior, y en ocho puntos si se compara con los datos de la última década. Lo que ocurre es que, en el mismo tiempo, otros han hecho mejor los deberes.
España ya lideró la estadística europea de abandono escolar temprano en 2012 y 2011, después de que Portugal y Malta encabezaran la tabla la última década (aunque en 2009 Portugal y España compartieron la tasa más alta). Pero los dos países han registrado una mejoría mayor que España en los últimos diez años, y eso que partían de posiciones peores: en 2003, Malta tenía un 49,9% de abandono y Portugal un 41,2%, mientras que España apenas superaba el 30%. El país vecino ha logrado reducir su tasa en 22 puntos y Malta hasta 29 puntos. La mejora de España, mientras tanto, ha sido más modesta.
“La evolución española es lenta porque solo se debe a que el mercado de trabajo es ahora menos atractivo para los jóvenes con baja cualificación, tras el pinchazo inmobiliario y el parón o incluso descenso temporal del turismo”, interpreta el catedrático de Sociología de la Universidad Complutense Mariano Fernández Enguita. “Es decir, no mejoramos más porque no hay una reforma adecuada del sistema educativo, que luche contra el fracaso escolar y revise a fondo los criterios de evaluación y acreditación”, apunta.
“Cuando el empleo crezca las aulas perderán alumnos”, dice un experto

Los expertos vinculan, por tanto, esa tibia caída coincidiendo con la crisis —desde 2008 el abandono ha empezado a disminuir— con la falta de oportunidades laborales de los jóvenes, que se mantienen en las aulas porque no encuentran trabajo. Y, de la misma forma que ha caído, subirá. “Cuando mejore la situación económica volverá el repunte de abandono, porque no se están tomando medidas para atajarlo”, sostiene el jefe del gabinete de estudios de CC OO, Miguel Recio, que dirigió en 2011 un trabajo que concluyó, entre otras cosas, que a los 19 años el desenganche educativo ya es irreversible.
Detrás del abandono escolar temprano, uno de los principales problemas de la educación española, hay causas sociales, pero también puramente educativas. Entre estas, señalan los expertos, que tenemos unas tasas de suspenso muy altas en la enseñanza obligatoria, que impiden a los estudiantes progresar hacia la educación posobligatoria. Una cierta “afición” a suspender, dice incluso el sociólogo Fernández Enguita. “Nuestras tasas de suspenso no se corresponden con el nivel de conocimientos que los chavales demuestran en el examen de PISA, aquí cuesta mucho sacar el título de ESO”, indica el jefe del gabinete de estudios de CC OO. “Es un hecho, cuando se miran las competencias en PISA estamos apenas por debajo de la media [de la OCDE en ese caso] y, sin embargo, cuando se miran las tasas de titulación estamos muy por debajo de la media europea”, añade Fernández Enguita.
“Hay que combatir el fracaso, para que la gente logre graduarse, y revisar los criterios con los que se suspende o aprueba”, indica el sociólogo. El fracaso, o lo que es lo mismo, los que no logran terminar la educación obligatoria, es del 10,6%. “Lo que ocurre aquí puede resumirse en un axioma: se enseña menos y se exige más”, concluye.
En edu
En España hay, además, un déficit de escolarización en enseñanzas profesionales posobligatorias —la Formación Profesional— que es especialmente acusado en la FP de grado medio.Los graduados en FP de grado medio fueron el 29% en 2011, por debajo de la OCDE (38%) y de la Unión Europea de 21 (45%). “Por dos motivos, por la falta de plazas y porque como cuesta mucho obtener el título de secundaria, los chicos no pueden continuar por la FP”, asegura Recio. En otros países, el paso a las enseñanzas profesionales no requiere, como en España, el graduado en ESO. Así dan salida a los que no terminan la secundaria, que pueden seguir estudiando y no cuentan en las estadísticas de abandono.
La reforma educativa de la Ley Wert va a atajar previsiblemente el problema, pero en lo que a estadísticas se refiere. En una medida que algunos expertos como Enguita tachan de “artilugio contable”, los titulados en la nueva FP Básica —una enseñanza a medio camino entre lo profesional y lo educativo, dirigida a los que tienen dificultades para aprobar la secundaria— no estarán incluidos en el porcentaje de abandono escolar temprano. Se les considerará en un escalón por encima de la ESO, a pesar de no haber conseguido el título de enseñanza obligatoria (solo lo obtienen si se presentan voluntariamente a la futura reválida de secundaria). En la memoria de impacto normativo de la LOMCE, el ministerio calcula que se sacarán la FP Básica entre el 8% y el 12,5% de los jóvenes (aproximadamente, entre 35.000 y 54.000 al año). Cifras importantes que dejarán de engrosar el deshonroso dato del abandono.
La crisis ha provocado la bajada del abandono prematuro, como también motiva la otra cifra —esta sí, nada deshonrosa— que ha revelado Eurostat. España supera la media de la UE en el porcentaje de jóvenes entre 30 y 34 años que han completado la educación universitaria. Son el 40,7%, frente al 36,8% de promedio europeo. Esta estadística es la otra cara del comportamiento cultural educativo, según Tomás Escudero, catedrático de Diagnóstico en Educación de la Universidad de Zaragoza: “Las familias españolas, de cualquier estrato social, siguen pensando que el camino obligado para ser algo son los estudios universitarios, y si esto no funciona o no se puede entrar, a ganar dinero”.

Sin gluten no quiere decir más sano

La vida sin gluten no es barata. La Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE) calcula que este año las familias con al menos un miembro que padezca intolerancia a esta proteína (presente en cereales) gastarán una media de 1.586,40 euros más que los hogares en los que no haya ninguno. Pese a este sobrecoste, cada vez son más las personas que compran productos con el sello Sin gluten por defecto, aunque no sufran intolerancia. Es una tendencia —avivada por actrices, cantantes y otras celebridades— que ha eclosionado en los últimos dos años: dieta sin gluten para adelgazar, para sentirse más ligero o más sano.
“Existe un número creciente de consumidores que no tienen un diagnóstico de intolerancia a los alimentos, pero consideran que su salud general mejora con la omisión de determinados ingredientes alimentarios como el gluten”, afirma un sondeo de la consultora británica Letherhead Food realizado en varios países europeos, entre ellos España. Y en EE UU, una encuesta publicada el año pasado por el grupo de estudios de mercado NPD concluía que el 30% de los adultos de ese país han dejado o intentan dejar de comer alimentos con gluten. Un porcentaje que contrasta con la tasa real de celiacos, que ronda el 1%.
Lo extraño es que esta creencia no tiene fundamento científico. “El gluten no engorda. Y evitarlo no solo no ayuda a adelgazar ni es más saludable si no se padece intolerancia, sino que además puede provocar carencias nutricionales en el organismo”, advierte la doctora Irene Bretón, miembro del área de nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN). “No tiene ningún sentido retirarlo de la dieta por defecto. No aporta ningún beneficio y además no es fácil ni barato comer sin gluten, como bien sabe un celiaco de verdad. Y hay que compensar con otros alimentos las carencias que implica retirar ciertos productos, como la falta de fibra”, añade.
¿Por qué entonces el gluten se ha convertido, sin merecerlo, en el nuevo demonio de la alimentación? “Son modas. Ha pasado siempre con las dietas de adelgazamiento. Como el tratamiento del sobrepeso es muy difícil, cualquier idea nueva que prometa hacerlo más fácil se cuela rápidamente. Hay personas que llevan años a dieta y se agarran a cualquier método alternativo que aparezca”, sostiene Bretón. “Lo cierto es que quienes afirman haber perdido peso por no comer gluten o cualquier otro alimento no adelgazan en realidad por este motivo, sino porque suelen hacer una dieta diferente a la que hacen habitualmente, con menos calorías, y por eso adelgazan. La obesidad no tiene que ver con la intolerancia alimentaria”, asegura.
Los médicos insisten en que no se deben improvisar dietas, sino acudir a un especialista acreditado. Pero la leyenda de que el gluten puede ser malo para cualquier persona ya ha calado y basta con darse una vuelta por el supermercado para comprobar su avance: los productos libres de gluten ya no se agrupaban en zonas específicas o tiendas especializadas, sino que se mezclan en las estanterías con el resto de las ofertas. “El avance responde, por un lado, a una necesidad real de la población celiaca, que siempre ha reclamado más oferta y más información en las etiquetas. Pero también a una nueva demanda de personas que no son celiacas pero que prefieren comer sin gluten. Ahí hay un nicho que la industria está explotando”, explica José Enrique Carreres, jefe del departamento de nuevos productos del centro tecnológico Ainia.
“En los últimos cinco años, según los estudios de mercado que manejamos, se ha duplicado el número de lanzamientos de productos sin gluten en todo el mundo. De los 9.000 que se registraron en 2009 hemos pasado a 18.700 en 2013. La tendencia es creciente, pues el mayor empuje se observa en el último año: de 12.000 en 2012 a los 18.700 de 2013”, apunta Carreres. La curva de crecimiento en España es aún más pronunciada. “De 280 lanzamientos que se hicieron en 2009 hemos pasado a 1.500 en 2013. Cinco veces más”, observa. El etiquetado sin gluten no es obligatorio, sino que aporta un valor añadido, por eso los alimentos que llevan ese sello suelen ser más caros. “Elaborar un pan sin gluten apetecible requiere una tecnología que no es barata. Y tampoco lo es acreditar que no ha habido contaminación con gluten en ninguna de las fases del procesado de cualquier alimento. Por eso estos productos suelen ser más caros”, aclara Carreres.
El proceso de demonización del gluten ha avanzado en paralelo a otro fenómeno muy relacionado: la fiebre de los test de intolerancia alimentaria. Son pruebas que detectan, supuestamente, qué alimentos no son bien digeridos por una persona y, también supuestamente, pueden causar síntomas como obesidad, dolores de cabeza, ansiedad, problemas respiratorios, fatiga y hasta depresión. Las hay que analizan la sangre, otras el ADN y otras funcionan por biorresonancia. Su precio va de 100 a 300 euros y se ofrecen en clínicas de estética, centros de adelgazamiento, parafarmacias y, sobre todo, en páginas web.
Pero esta creencia tampoco tiene ningún fundamento. “No hay evidencia científica que demuestre una relación causal entre la intolerancia a un alimento y cuadros clínicos como la obesidad o las cefaleas. Ni siquiera podemos afirmar que estas pruebas de intolerancias sean útiles. Los únicos diagnósticos científicos que podemos hacer con los conocimientos actuales son la intolerancia a la lactosa y al gluten. Los demás son hipotéticos”, afirma Belén de la Hoz, presidenta del comité de alergia a los alimentos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).
En España, según la SEAIC, la intolerancia a la lactosa afecta aproximadamente al 10% de la población, mientras que la intolerancia al gluten la sufre el 1%. Los alergólogos recuerdan que no hay que confundir alergia con intolerancia. “La alergia provoca una clara reacción inmediata del sistema inmunológico, y para este problema existen unas pruebas diagnósticas científicamente demostradas. Mientras que la intolerancia provoca síntomas tardíos relacionados exclusivamente con el proceso digestivo, sin participación del sistema inmunológico”, explica la alergóloga. “Sabemos que hay personas que no metabolizan bien determinados alimentos, pero no hay pruebas fiables para determinar el daño que este problema puede producirles. No tiene sentido, por tanto, relacionar un dolor de cabeza con una intolerancia”, añade.
El dictamen médico es nuevamente claro, pero en este caso tampoco ha podido impedir que cada vez haya más personas que deciden eliminar alimentos de su dieta tras someterse a un test de intolerancia alimentaria. Este tipo de pruebas ha alcanzado tal popularidad, que hasta se encuentran ofertas con grandes descuentos en portales de compras colectivas. Y se pueden hacer incluso en casa, como si fuera un test de embarazo.
Los nutricionistas advierten de déficits nutricionales por estas dietas
“Nosotros nos limitamos a comercializar una prueba que permite averiguar qué alimentos pueden sentarnos mal. No diagnosticamos enfermedades ni garantizamos que un determinado síntoma vaya a desaparecer si se eliminan de la dieta esos alimentos, aunque tenemos estudios que avalan que hacerlo puede ayudar a combatir esos síntomas. Siempre recomendamos acudir a un médico para que sea él quien determine la dieta más adecuada a ese diagnóstico”, explica Francesc Cruz, director técnico comercial de Novotest, el laboratorio que comercializa en España una máquina llamada Food Detective, que permite realizar la prueba en casa en solo 40 minutos. En su web ofrecen testimonios de personas, supuestamente reales, que aseguran haber adelgazado o eliminado diversas dolencias evitando los alimentos que la máquina detectó como perniciosos.
Tanto esta máquina como la mayoría de los análisis que se ofrecen en el mercado (Alcat y Elma son los más conocidos) se anuncian apoyados en estudios supuestamente científicos que demuestran su fiabilidad, aunque lo cierto es que la comunidad científica, empezando por la SEAIC, afirma lo contrario. “En los individuos alérgicos a un alimento se encuentran en la sangre niveles elevados de anticuerpos de clase IgE específicos frente a ese alimento. La determinación de estos anticuerpos solo es útil en este tipo de enfermedades alérgicas, y en la actualidad no tiene ningún valor en el diagnóstico de otras enfermedades como migraña, obesidad, etcétera, que son cuadros clínicos que en ocasiones se han relacionado con los alimentos, aunque no se ha podido demostrar de forma fehaciente —mediante provocaciones orales doble-ciego controladas con placebo— una relación de causalidad”, explica la SEAIC en un informe que rechaza la validez de los test de intolerancia alimentaria.
El sector ha duplicado en cuatro años el lanzamiento de productos
“El problema es que la mayoría de los ciudadanos no están capacitados para distinguir cuándo un estudio tiene realmente una referencia científica o no. Y muchas veces la información que les llega más fácilmente no es la que se apoya en fuentes científicas, sino la que hace más ruido en los medios”, advierte Carmen Peláez, científica del Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).
“La información relacionada con la salud y la alimentación vende mucho en los medios porque afecta directamente a la vida cotidiana. Por eso es tan fácil difundir bulos en estos ámbitos, sacar una información de contexto y sobreinterpretar los riesgos reales que sí pueden tener, por ejemplo, el gluten y la lactosa para las personas intolerantes”, sostiene Peláez, que opina que estamos en un momento propicio para la confusión. “Siempre ha habido bulos relacionados con la alimentación, muchos refranes y creencias populares basados en nada. La diferencia es que ahora cualquier mentira se difunde más deprisa y con más fuerza por medio de Internet, y se convierte en verdad enseguida”, comenta.
“Toda la información relacionada con la comida se propaga a gran velocidad porque es un tema muy sensible. Si envías un correo electrónico diciendo que te has encontrado una rata en tu hamburguesa, posiblemente en pocas horas lo veas publicado en alguna página web. Así se explica que leyendas sin ninguna base científica, como la de que el gluten es veneno, se extiendan tan deprisa”, coincide el bioquímico José Miguel Mulet, que ha tratado el asunto de los bulos sobre alimentación en su libro Comer sin miedo.
También se produce el efecto contrario. “Cada cierto tiempo aparecen bulos sobre alimentos supuestamente milagrosos que durante un tiempo arrasan en el mercado y luego desaparecen. Por ejemplo, ¿quién se acuerda ya de las bayas de Goji? Posiblemente solo el que se forró con ellas”, dice Mulet. El bioquímico ha rastreado en su libro el origen de algunas de estas leyendas, entre ellas la de las bayas de Goji, y concluye que en la mayoría de los casos hay un interés económico en su difusión. “La industria, como es natural, quiere vender y ganar dinero. Y en cuanto aparece algo nuevo que puede dar dinero, lo explota y ayuda ella misma a difundir sus beneficios, sean reales o no. Durante un tiempo todo era light, pero como ahora eso ya no vende tanto hemos pasado a la moda de lo natural, lo sano y lo sin”.

Los ‘dietoadictos’

La psicóloga Ana Isabel Gutiérrez Salegui lleva más de dos décadas atendiendo en su consulta a personas con trastornos de la conducta alimentaria. Y en este tiempo ha tenido que desmentir a sus pacientes cientos de ideas irracionales y leyendas sobre la comida, entre ellas la de que el gluten ayuda a adelgazar. “No solo eso. También doy clase a enfermeras en la Escuela de Ciencias de la Salud, y hasta a ellas les tengo que rebatir creencias sin ninguna base médica. Como que el agua ayuda a combatir la celulitis”, afirma. “Es una lucha constante”.
Fruto de esta batalla contra la irracionalidad es un libro que acaba de publicar, Consume y calla,que recoge ejemplos de cómo la propia industria, a través de un lenguaje publicitario endiablado, aviva de manera deliberada las leyendas que le convienen. “La mercadotecnia utiliza muchas veces un lenguaje pseudocientífico, que un ciudadano medio no suele comprender, para dar a entender que un producto tiene unas propiedades que en realidad no tiene. Lactobacilus, bífidus, sirtuinas, nucleóticos... El problema no es lo que se dice directamente en la etiqueta, sino lo que se insinúa”, advierte.
“Hay una preocupación brutal por la salud y la imagen. Y hay gente capaz de pagar cualquier cosa por ello. La industria lo sabe y vende ese mensaje: si comes esto, estarás más sano o más guapo”, comenta. “Y si la moda ahora es pensar que el gluten engorda, pues la industria venderá productos con el sello Sin gluten hasta el ridículo. He llegado a ver paquetes de arena de juegos para niños con esa advertencia”.
Gutiérrez Salegui subraya que esta sobreinformación, paradójicamente, genera a veces más confusión. “¿Sabe todo el mundo que la palabra vegetal no significa que sea más sano? Por ejemplo, muchos aceites vegetales son de palma o de coco, que son malos para la salud porque tienen una gran proporción de grasas saturadas. ¿Y quién sabe lo que quiere decir la expresión sin azúcares añadidos? ¿Que no tiene nada de azúcar? ¿Que engorda menos? ¿Que es más sano?”, se pregunta. Y esta confusión, advierte, puede tener consecuencias peligrosas para la salud. “Si supongo que significa que no tiene azúcar y soy diabético, puede causarme un problema”, dice. En su libro destaca un dato alarmante: la autoridad de control de alimentos y medicamentos de EE UU recibió entre 2007 y 2012 más de 6.000 notificaciones de reacciones adversas vinculadas con suplementos alimenticios, incluyendo vitaminas y hierbas.
Los problemas pueden agravarse cuando se trata de personas obsesionadas con la dieta. “Cada vez hay más gente con trastornos alimentarios. Nosotros ya empezamos a hablar, aunque aún no está tipificado clínicamente, de los dietoadictos: gente que ha perdido la capacidad de comer con normalidad y se agarra a cualquier dieta milagro nueva que se ponga de moda, como la de comer sin gluten. Esto, aparte de provocar graves carencias nutricionales, puede destrozar para siempre el metabolismo y provocar el efecto yoyó [recuperación del peso perdido tras una dieta]”, sostiene la psicóloga.

El Gobierno da un año a la Iglesia para poner los templos a su nombre

El Gobierno despojará a la Iglesia de los privilegios de que goza desde 1946 para poner a su nombre cualquier edificio, almacén, cementerio, garaje o huerto sin tener que demostrar que es la propietaria. En la actualidad (gracias a que el Gobierno de Aznar agrandó esos privilegios en 1998), basta con que un obispo se acerque al registro de la propiedad para que una catedral que nunca tuvo dueño oficial quede inmatriculada, por un puñado de euros, como ha ocurrido con la de Navarra, o con la mezquita de Córdoba, por poner dos ejemplos notables. El artículo 206 de aquella ley franquista que permitía a los obispos proceder como los funcionarios públicos ha desaparecido por completo en el anteproyecto de ley que reforma la Ley Hipotecaria que ha presentado el Consejo de Ministros. En su lugar (ahora el artículo 204) hay una redacción que nada menciona sobre ello.
Pero la reforma presentada ayer da un año de plazo desde su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) para que entren en vigor estos cambios, por tanto, hay tiempo aún para seguir haciendo lo que se ha hecho hasta ahora. Y aún más, teniendo en cuenta que se trata de un anteproyecto de ley al que le faltan meses de trámites.
José María Aznar extendió a los templos de culto la posibilidad de esas inmatriculaciones exprés en 1998 y desde esa fecha, solo en Navarra, la Iglesia puso a su nombre 1.087 inmuebles religiosos o no, un gran patrimonio artístico que en buena medida había construido el pueblo, como queda acreditado en numerosas escrituras.
La Iglesia ha inmatriculado (así se dice en la jerga cuando se registra alguna propiedad por primera vez) en estos años miles de inmuebles y templos en toda España, con un proceso sencillo que muchos expertos jurídicos consideran inconstitucional pero que nadie llevó nunca a tribunales para que quedara demostrado. Se desconoce el número de propiedades que se han puesto a su nombre por toda España, pero algunas estimaciones de fuentes cercanas al Registro de la Propiedad hablan de alrededor de 4.500. Muchos alcaldes desconocen que la iglesia o la ermita ya no pertenece al pueblo. Revertir ese proceso requiere ir a tribunales, algo que no está al alcance de muchos ciudadanos, ni de algunos Ayuntamientos.
La reforma presentada por el Ministerio de Justicia, equiparará a esos obispos con el resto de los ciudadanos, que tienen que presentar en el registro de la propiedad la documentación que obre en su poder y que acredite que la propiedad les pertenece. Pero la Iglesia parte, de nuevo aquí, con ventaja, porque uno de los requisitos que se incorporan en la reforma es que esos inmuebles estén certificados en el catastro, algo que han venido haciendo los religiosos con la misma facilidad con que inmatriculaban aquello que nunca tuvo propietario. En la Conferencia Episcopal no quisieron hacer ayer ninguna declaración. Cuando se consultaba a las diócesis solían argumentar que los templos eran de su propiedad, por tanto, no se estaban apropiando de algo ajeno. Y remarcaban el favor que suponía registrar bajo su nombre algo que no tenía dueño que se ocupara de ello. Quizá por eso, el comunicado que el Gobierno emitió ayer destaca la “conciencia del valor de los inmuebles y de la necesidad de inscribirlos” que ha adquirido la sociedad desde que Aznar permitió inmatricular templos en 1998. Aunque no menciona a Aznar, solo dice que se hizo “por diversas razones históricas”. Más que conciencia adquirida, la sociedad ha estado luchando a brazo partido para evitar que la Iglesia se apropiara de templos y ermitas. Hasta llegar a los tribunales, en muchos casos y con poco éxito, en ocasiones. Sonados han sido los enfrentamientos con la Plataforma Navarra, que se opuso a estas inmatriculaciones y que ha conseguido arrebatarles algunas propiedades utilizando estrategias legales. Carmen Urriza, letrada de esa plataforma, destacaba ayer la “falta de voluntad” de esta reforma por presentar como inconstitucional el famoso artículo 206 de la ley franquista: “Si hubieran tenido conciencia clara de que esto es inconstitucional habrían dispuesto que la ley tiene un plazo de un año para entrar en vigor salvo en lo que respecta a ese artículo, y así se habrían evitado cuanto antes esos abusos. Es una chapuza jurídica que permite a la Iglesia seguir expoliando bienes de naturaleza pública durante más de un año”.
Antonio Hernando, secretario de Relaciones Institucionales del PSOE, dijo ayer que este anteproyecto del Gobierno más que restar privilegios a los obispos “les pone sobre aviso para que sigan haciendo de las suyas. No derogan el artículo de inmediato, sino que se trata más bien de una amnistía a las que acostumbra el PP. Les van a quitar el privilegio, pero les avisan antes”.

Otra función cedida a los notarios

V. G. C.
La reforma de la ley hipotecaria que planea el Gobierno delega, además, en los notarios y registradores de la propiedad el trámite de la inmatriculación, que ahora se realizaba ante un juez de primera instancia. Eso significa que el ciudadano o empresa que quiera cumplimentar ese trámite tendrá que pagar un arancel al notario para iniciar el procedimiento y otro, como hasta ahora, al registrador para realizar la inscripción final. Justicia alega que el objetivo es descongestionar los juzgados y sostiene que, “en la mayoría de los casos”, no supondrá un coste extra para el ciudadano, porque este pagará al notario pero se ahorrará la minuta del abogado. Notarios y registradores también serán, a partir de la aprobación del proyecto, los responsables de otros expedientes, como los de rectificación de superficie o deslindes. En todo caso, si la inscripción provoca un conflicto con terceros, este será resuelto ante un juez, como hasta ahora.
Justicia ya delegó hace seis meses en los notarios miles de procedimientos no contenciosos que ahora realizan los juzgados, entre ellos la celebración de bodas y divorcios de mutuo acuerdo (aunque estos dos últimos, de forma voluntaria para el ciudadano). Esa reforma aún no ha entrado en vigor.

Historia de una prebenda

  • La Ley Hipotecaria de 1946 equiparaba, en su artículo 206, a la Iglesia católica con los funcionarios públicos a la hora de poner a su nombre una propiedad (fincas rústicas, casas). Bastaba con que un obispo fuera al registro con un papel expedido por el diocesano en el que dijera que aquella casa era suya. Así se han inmatriculado (registrado por primera vez) miles de propiedades de toda clase: casas rectorales, cementerios, huertos, garajes, almacenes...
  • En 1998, el Gobierno de José María Aznar extiende ese privilegio a los templos de culto, los únicos que quedaban a salvo de esta práctica. A partir de esa fecha, las diócesis pusieron a su nombre iglesias, mezquitas, catedrales, ermitas. Solo en Navarra se inmatricularon así 1.087 propiedades. Lo que haya ocurrido en el resto de España es un misterio, porque el Gobierno no ha dado esos datos. Solo se los dio a Navarra tras una petición formal de su Parlamento.
  • En 1993, una sentencia declaró inconstitucional el artículo 76.1 de la Ley de Arrendamientos Urbanos: trataba del desalojo de inquilinos de una casa por parte de la Iglesia para lo que también tenía privilegios. La sentencia argumentaba que no se podían confundir fines estatales o públicos con fines religiosos; ni a la Iglesia con una corporación de derecho público. Para los expertos jurídicos, esto era trasladable al caso de las inmatriculaciones, pero jamás se llevó este asunto al Constitucional.
  • El anteproyecto de ley de reforma hipotecaria presentado ahora ya no cita a la Iglesia en todo su articulado.