tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

sábado, 12 de abril de 2014

Sin tetas no hay trabajo de azafata




covercaptura azaafatasSi eres mujer y buscas trabajar como azafata en el Salón del Comic de Barcelona, que se celebrará los días 16, 17 y 18 de mayo, debes saber que los requisitos son bien específicos: debes ser morena, tener una altura superior a 1,70 y una talla de sujetador mínina de 95. ¿Idiomas, estudios, experiencia? Es lo de menos. Las interesadas pueden enviar sus CVs, mejor dicho sus fotos y tallas, a un email que se adjunta en la página yobalia.com, donde aparece esta interesante oferta de trabajo, especificando en el asunto:'comic+altura+talla+pecho'. Se pagan 140 euros, con lo que, teniendo en cuenta que se trata de 9 horas de trabajo, la hora sale a unos 15,50 euros. El anuncio, que despertó una fuerte polémica en las redes sociales, fue retirado hace unas horas después de que el propio director del certamen, Carles Santamaría, pidiese a la agencia que lo bloquease. "Todo nuestro personal es contratado desde la organización del festival, y lo hacemos con criterios profesionales y no según la talla de pecho",comentó Santamaría a Europa Press, que añadió que su contenido es "denigrante para las mujeres".
Muchas crecimos pensando que una carrera, saber idiomas, un historial de trabajo bien hecho y excelentes recomendaciones eran los mejores ingredientes a la hora de buscar empleo pero en algunos casos nos equivocamos. Según parece, si se echa una ojeada a los portales de búsqueda de empleo, hubiéramos hecho mejor, en vez de invertir tantos años de estudio, en recaudar lo necesario una operación de aumento de mamas, un buen set de tintes para el pelo y, de paso, una lobotomía para no cortarse las venas y ser insensible a la cruda realidad.


mojando a la azafataAltura, pechos grandes, una talla determinada, edad específica son ahora requisitos indispensables para obtener algunos trabajos, y no se piensen que incumbe solo al mundo de las modelos o azafatas de congresos, sino que la tendencia va contagiando otros campos para los que, en principio, cualidades tan específicas nunca habían sido indispensables. Según denunciaba eldiario.es desde su blog Micromachismos, no hace mucho que la web Mediterráneo Digital buscaba una periodista “sexy y guapa” y publicaba en su página de Facebook las fotos de las candidatas. Las criticas de las redes sociales les parecieron absurdas a esta compañía, que se defendía con este argumento: “ofrecemos un puesto de reportera y nos llaman machistas, sexistas, fascistas y todo lo (malo) que acabe en “istas”. Y esto pasa en un país con un desempleo juvenil del 50%, más de 4 millones de parados y en el que cierran, a diario, medios de comunicación de todos los sectores” para acabar con una profunda reflexión filosófica: “señala la luna a un idiota y el idiota solo verá el dedo”.



Afortunadamente, anuncios como el anterior aún no son frecuentes en el mundo periodístico, pero si se quiere ser azafata de congresos, cada vez es más común exigir cuerpos a lo Jessica Rabbit. El Salón Internacional de la Moda de Madrid, que se celebró del 14 al 16 de febrero, pedía también en yobalia.com candidatas a azafatas de imagen con tres requisitos imprescindibles: un mínimo de 1,70 de altura, talla 36 a 38 y una medida de pecho entre 90 y 95. Con semejantes medidas muchas empezaron su carrera de modelos y llegaron a top, ahora una debe estar agradecida si te cogen para repartir folletos a la entrada de una feria, en la que el resfriado o la gripe están garantizados.


Si causar impacto era lo que el stand de Gandía, en la pasada edición de FITUR, pretendía, sin duda lo consiguió, ya que por él deambulaban unas azafatas de la discoteca Bacarra, una de las más conocidas de esa playa valencia, enfundadas en ajustadísimos monos rosas que, imagino, se pusieron el primer día de la feria y les quitaron cuando esta finalizó al modo que un médico te retira una escayola. El atuendo de las azafatas fue muy comentado y hasta Esquerra Unida lo calificó de “vergonzoso y machista”. El ayuntamiento de esa localidad, sin embargo, se desvinculó de la idea, que atribuyó a una “empresa privada”.


azafatas bacarraPaola, 28 años, que trabaja como azafata de congresos mientras no encuentra otra ocupación mejor, a pesar de que acabó la carrera de derecho, reconoce que “lo importante es la imagen, y nada más. La mayor parte de las veces no te piden si sabes idiomas, algo bastante importante porque a este tipo de ferias acuden muchos extranjeros, sino que tengas una determinada talla, una altura y buena apariencia. Muchos te piden que seas rubia o morena o que tengas mucha delantera. No es mi caso y a esas ofertas no voy, pero cada vez son más exigentes con la apariencia”.
Otro ámbito donde las tetas pesan más que la masa encefálica a la hora de ser la candidata perfecta, es en el mundo de los deportes masculinos, en el que las chicas parecen entrar, junto con la copa, dentro del trofeo al ganador. Se buscan modelos para las carreras de coches, para recoger pelotas en los partidos de tenis, para avisar de los rounds en el boxeo y para recibir al ganador de las carreras ciclistas. Y en algunos casos, éste se cree que las muñecas de carne y hueso son parte del premio, como le ocurrió al ciclista eslovaco Peter Sagan el pasado año, cuando pellizcó el culo a una azafata.


Ser azafata de congresos en China no requiere de grandes tetas, pero si de unentrenamiento similar al de las atletas olímpicas. Estas “chicas de cortesía” entrenan una media de 8 horas diarias, deben estar sonrientes y ser capaces de pasar horas sin mover un músculo. Deben dominar el difícil arte de agacharse en un ángulo exacto de 45 grados y sonreír enseñando solo 8 dientes. Muchas estudian ballet clásico, y una gran proporción abandona este entrenamiento por dolores y lesiones musculares.



La página 100x100 azafata da consejos sobre como comportarse y ascender en este fascinante mundo. Algunos tienen el tonillo de aquellos manuales del siglo pasado que nos enseñaban a ser sumisas y perfectas esposas, siempre bellas.


No hay comentarios: