tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

lunes, 22 de febrero de 2010

Juzgan a un hombre que intentó cortarle el cuello a un mosso


La Audiencia de Barcelona juzgará hoy la grave agresión que sufrió un mosso durante una detención en la comisaría de Ciutat Vella. La Fiscalía pide 12 años de cárcel para el marroquí Mounir Ch., quien la tarde del 20 de mayo de 2008 se encontraba vendiendo sustancias estupefacientes en las Ramblas. Todo ocurrió pasadas las siete de la tarde, cuando Mounir Ch. logró vender un comprimido de Trankimazín a un peatón, hecho que vio una patrulla. Cuando los agentes realizaron un primer cacheo a Mounir, le decomisaron otros seis comprimidos enteros y 47 fragmentados, por lo que le arrestaron por un delito contra la salud pública. Pero el detenido, según el escrito del fiscal, comenzó a mostrar "una fuerte oposición física y violenta" al arresto, "mostrando gran agresividad, dando puñetazos y patadas a los agentes", que solicitaron refuerzos a otra dotación.

Su traslado hasta la comisaría también fue violento, ya que según el relato de los hechos del fiscal, el detenido comenzó a gritar a los agentes frases como "te voy a matar, hijo de puta, tengo que matar a un secreta, me voy a follar a tu madre y luego te voy a matar".

Una vez en las dependencias policiales, cuando se iba a proceder a cachearle minuciosamente, Mounir Ch. se lanzó al suelo, fingiendo llorar y pidiendo perdón a los agentes. En ese instante, la víctima se agachó para calmarle, "momento que aprovechó el procesado para, con una cuchilla (tipo cúter) que llevaba en la mano izquierda, con el propósito de acabar con la vida del mencionado agente", y mientras le decía "te he dicho que te iba a matar», le cortó el cuello. Lo hizo "con un movimiento rápido de arriba abajo, y de izquierda a derecha", que le causó una herida de 20 centímetros de longitud y dos centímetros de profundidad a lo largo del cuello, de "claro y alto riesgo vital" para el agente, dado que "de haber profundizado un poco más, habría afectado a grandes vasos sanguíneos".

Tras la agresión, Mounir Ch. siguió con su actitud "agresiva y violenta", moviendo la mano con la cuchilla hacia los agentes, gritando "os voy a matar hijos de puta", llegando a herir de nuevo a la víctima con otro corte en el pómulo, mientras cortaba el brazo a otro policía que estaba con él.

Ante la gravedad de los hechos, el fiscal pide dos años de cárcel por un delito contra la salud pública, otro año por el delito de resistencia a agente de la autoridad, y otros nueve por atentado y homicidio en grado de tentativa. Solicita, además, que indemnice al agente con 7.800 euros, y con 300 al segundo policía herido, más el pago de unos 800 euros de multa.

El agente herido, que trabajó en la unidad de los Furas de los Mossos d'Esquadra -especializados en la detención de delincuentes multirreincidentes, principalmente dedicados a los hurtos en el centro de Barcelona-, necesitó 14 puntos de sutura, y no pudo trabajar durante un mes. Desde entonces, cambió su destino y actualmente trabaja en investigación. El Sindicat de Policies de Catalunya (SPC), se ha personado como acusación en este caso, de la mano del abogado José María Fuster-Fabra.

No hay comentarios: