tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

lunes, 30 de mayo de 2011

Una Champions al ritmo de Shakira


Hay que ver cómo ha degenerado una canción. Comenzó siendo himno del Mundial, luego en una especie de lenguaje abstracto y un tanto absurdo y ahora, en la banda sonora original de un club. Shakira es la nueva (waka) musa del Barcelona como lo es de Gerard Piqué. Ella se ha abrazado al sentimiento azulgrana como a un fan que quiere hacerse una foto. Hasta celebra sus títulos como una loca, loca, loca, parafraseándola.

Ayer convirtió en fiesta azulgrana por la Copa de Europa su concierto en el Estadio Olímpico de Montjuïc. Una fiesta a la que tanto ella como su pareja Piqué habían invitado a todos a través de Twitter. Fue una campaña de marketing brutal, porque las previsiones de asistencia no eran favorables. Hubo más público del esperado -unas 20.000 personas de las 60.000 que puede acoger el recinto- pero tampoco fue para tanto. Al menos, la llamada y el reclamo de los futbolistas barcelonistas, que participaron en un momento puntual tras subir al escenario unos minutos, surtió efecto.

"Bona nit Barcelona", saludó la colombiana, y los primeros acordes de 'Why wait' daban comienzo a la fiesta. Lo siguiente que hizo fue decir en un aceptable catalán: "Gràcies per vindre en un dia com avui que hi ha tant per celebrar. Gràcies per fer-me sentir com a casa, això ara es la meva casa". Vamos, que sólo le falta empadronarse en Barcelona.

No le faltará mucho visto lo visto en el escenario. En su cuarto tema, se sacó del vestuario del Barça, que no de la manga, a algunos jugadores azulgrana. "Que suba alguien muy especial, el número tres del Barca". No acabó su confesión porque Piqué subió al escenario con Xavi, Pedro, Villa, Bojan y Busquets. Nombró a otros, pero ni rastro de ellos.

'Estoy loca con mi Piqué'

"Tengo aquí a medio equipo, pero del mejor equipo del mundo, como su entrenador", dijo antes de hacerles mover la cadera, imitando sus suntuosos contoneos de pelvis. Hasta se agarró a su pareja y todo. "Visca el Barça", gritó para despedir a sus nuevos amigos y retomar el tema que estaba cantando. Ese que cuenta: "Contigo, mi vida / quiero vivir la vida / [...] estoy hasta el cuello por ti / quiero que te quedes junto a mí". Sintomático

Shakira se ha convertido en una especie de Yoko Ono azulgrana... aunque deseando que no finalice este asunto como la relación de los miembros de The Beatles, claro. De momento, hace bailar a algunos jugadores barcelonistas en el escenario, que ya es un logro. Y canta: "Estoy loca con mi Piqué". Literal. Y varias veces.

El concierto fue prácticamente un calco a otros de la gira actual de la cantante de Barranquilla. Aunque habría que constatar si en otros torturó previamente tanto a sus seguidores, muchos con su camiseta y bandera azulgrana con una espera de una larga hora y cuarto. No hay excusa con los jugadores azulgrana, puesto que fueron puntuales.

No hubo más novedad. Ni siquiera ese cacareado cambio de look con pelo corto. Nada de eso. Como en esta gira su segundo tema es 'Te dejo Madrid', que no deja de tener su gracia por la rivalidad con el Barcelona, regaló un guiño y mucha guasa con ese tema.

Casi al final, un público entregado, entre el que también había niñas encandiladas a pesar de lo avanzado de la hora, pidió con insistencia el 'waka-waka', que llegó a la una de la madrugada y fue el broche de un concierto marcado por la celebración deportiva.

No hay comentarios: