tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

jueves, 8 de julio de 2010

España, la favorita

Fue un triunfo por la mínima diferencia pero para disfrutar a lo grande. España venció 1-0 a Alemania y por primera vez en su historia se metió en una final de la Copa del Mundo.

Una lluvia de ataques españoles durante casi todo el partido fue coronada por un cabezazo de Carles Puyol a los 73 minutos, para depositar a España en una final inédita contra Holanda.

España empezó mejor y se perdió el primero cuando Villa recibió de Pedro Rodríguez, enfiló hacia el arco y su remate fue bloqueado por Manuel Neuer, salvando a Alemania de lo que parecía una caída segura.

Toque en el medio con Xavi manejando los hilos y rotación en el ataque con Villa de punta y Pedro un poco más atrás, le fueron dando a España el dominio del partido.

Sin resignar de su propuesta que también fue el ataque, Alemania se mostraba lejos de la contundencia de sus últimos duelos, al costarle encontrar espacios, con Mesut Ozil y Bastian Schweinsteiger sin reeditar la próspera sociedad de la que venían haciendo gala.

La sensación visual era que los españoles cuidaban el cero como agua en el desierto ya que a cada amenaza alemana defendían hasta con seis. Pero cuando atacaban también lo hacían casi en masa.

Suficiente como para mantener a raya a los alemanes, que por entonces no habían hecho nada, con Lukas Podolski y Miroslav Klose absorbidos por sus marcas y sintiendo la ausencia de Thomas Muller, quien purga una fecha de suspensión. Su reemplazante fue el pálido Piotr Trochowski. Pero de Alemania nunca hay que fiarse.

Cuando parecía adormecida, Podolski se hizo de la pelota y sacó un bombazo casi a ras del piso que Iker Casillas mandó al córner casi con la uña de su mano, cuando la media hora recién había quedado atrás.

Alemania le dio un aviso que esos regalos se aceptan pero que se pueden pagar caro. Pero España no estaba dispuesta a pagar nada: Puyol abrió la cuenta con un soberbio cabezazo. Ese tanto destrabó un partido en el que dominio español en posesión no fructificó ante una defensa alemana bien plantada. Pedro se perdió el segundo por hacer una de más y Alemania buscó el empate con fuerza pero sin ideas.

No hay comentarios: