tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

domingo, 7 de agosto de 2011

¿Cuánto cuesta crear un crack como Diego Forlán?


Desde niño se sueña con ser una estrella del fútbol. Todos tienen un ídolo y esperan, algún día, ocupar su lugar. Las calles son testigo de picaditos improvisados, niños que dicen ser Forlán, Suárez o Cavani. Los gestos de gol se multiplican, festejan como el ídolo, como antes lo hacían con el "Cacique" Medina, Marcelo Salas, los cinco dedos de Bengoechea, el cuello de la camisa levantado a lo Ruben Sosa o Eric Cantona, el corte de pelo del brasileño Ronaldo. Ahora ¿cuántos de estos sueños se harán realidad?

En medio del furor tras ganar la Copa América, Diego Forlán expresó que le daba orgullo ver a los niños que hoy toman a los jugadores de la Selección como "ídolos, cuando antes los ídolos eran extranjeros". Ahora la pregunta está en cuántos de esos niños que sueñan ser Forlán llegarán, aunque sea, a Primera División profesional.

Uruguay tiene una tradición futbolera que hace que todos quieran seguir escribiendo la historia. El entrenador uruguayo Sergio Markarian afirmó que nuestro país "tiene una base de historia que todos los chicos quieren imitar". Es así que uno de cada tres niños del país juega en la Organización Nacional de Fútbol Infantil (ONFI) que nuclea a todas las ligas y equipos de niños entre 6 y 13 años. Alfredo Etchandy, presidente de ONFI, comentó que hay registrados 60.000 niños en total, 15.000 en Montevideo y 45.000 en el Interior.

Estos datos llevaron a Markarian a afirmar, en conferencia de prensa, tras la derrota de Perú ante Uruguay, que nuestro país tiene "la más densa red de fútbol infantil que existe en el planeta" y que, debido a esto, "no se escapa ningún jugador talentoso". Etchandy matizó este concepto. Si bien no está en condiciones de asegurar si es la red más grande del mundo en cuanto a la cantidad de jugadores, posiblemente lo sea en relación a la población del país.

Por el momento se podría decir que, para el niño que sueña convertirse en su ídolo, los números no son muy alentadores. Etchandy deslizó que cerca de 8.000 niños se van de ONFI debido a que culmina su etapa de "fútbol infantil". Según estimaciones de la ONFI, dentro estos 8.000 niños, cerca del 90% verá truncado su sueño a los 13 años: 7.000 no jugarán en inferiores y 1.000 serán captados por la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) o la Organización de Fútbol del Interior (OFI).

Para Aníbal Saralegui, entrenador de 6ta y 7ma división de River Plate, en el baby fútbol hay una "gran obra". Esto hace que Saralegui valore la experiencia que adquiere el niño. "¿Cuántos niños juegan en el baby fútbol? ¿Con cuántos partidos llega un chico a séptima? Con muchísimos partidos encima, jugando domingo a domingo. Y [en algunos casos] los miércoles: campeonatos de liga de clubes, metropolitano, de selecciones, campeonato de campeones, entre otros. Llegan con muchísima competencia arriba", reflexionó.

Los números le dan la razón a Saralegui. ONFI estima que en campeonatos infantiles se juegan 2.000 partidos por semana, mientras que la AUF realiza 3.600 encuentros al año. Es decir, en dos semanas se juegan más partidos de fútbol infantil que en la AUF en todo el año.

La AUF y la OFI solo están autorizadas para fichar jugadores a partir de los 13 años. Esto hace que informantes o entrenadores de los distintos clubes estén atentos a figuras que sobresalgan. Saralegui hace 12 años se encarga tanto de la captación como de la formación de futbolistas. El técnico destacó que si bien se presentan cerca de 300 jóvenes al año "algunos quedan pero son los menos", solo son seleccionados "uno o dos", el resto que comprenderá el plantel de la 7ma división sale de la base del club que tiene en fútbol infantil, más los que son traídos al club por los informantes.

Pero los filtros no se detienen, continuarán a lo largo de las sucesivas divisiones, hasta alcanzar el tan deseado debut en Primera División.

Al ser preguntado sobre cómo se trabaja con la frustración de los jóvenes al no llegar a Primera División, respondió que tratan de "trabajar con ellos y mostrarles un estadística tonta: si un plantel tiene 30 jugadores de entre 20 y 30 años, eso da que llegaron solo 3 por generación. O sea que hay 22 por generación que quedan fuera. ¿Y si no están preparados para la vida? Nosotros les decimos que tomen esto como deporte, disfrútenlo, y sigan estudiando" concluyó. Etchandy comentó que un estudio de la gestión anterior de la ONFI, presidida por el ex futbolista Gustavo Poyet, indicaba que solo un 0.14% de los jugadores de ONFI jugarían en el exterior, es decir 84 de 60.000.

¿Cuánto cuesta llegar? Para empezar, de los 60.000 niños del baby fútbol solo pasarán a inferiores 1.000. De los 300 que no tengan la suerte de ser seleccionados por un "cazatalentos" solo seguirán en carrera 1 o 2.

Suponiendo que se tuviera la suerte de jugar en 7ma división, el jugador deberá sortear todos los obstáculos del proceso de inferiores. De esa 7ma (de 25 jugadores por plantel) solo llegarán 3 al añorado debut en Primera. Pero, desde ya, este es solo un paso para la consagración como futbolista.

¿Pero qué importan los números? Hay razones del corazón que la razón no comprende.

No hay comentarios: