tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

jueves, 2 de julio de 2009

COLONIA: "Patrimonio Histórico de la Humanidad"


Colonia del Sacramento en el presente es una de las ciudades turísticas más visitadas del Uruguay. Es una ciudad preparada para complacer al visitante a la vez que ha logrado mantener su gracia antigua. No sólo es colonial, también fue punto de asiento de colonizadores, siendo una de las ciudades con historia más colorida del Uruguay. Vimos muchos museos, antiguos edificios que de por sí son reliquias y en los patios de los hoteles, restaurantes y en las casas de antigüedades una serie de artefactos que nunca habíamos visto antes. Tenemos entendido que en algunos lugares se puede participar en tours guiados.
Con respecto a la orientación no tuvimos ningún problema. Bueno, es que nos acompañaban dos amigas que ya conocían a Colonia y con las ocurrencias de una uruguaya y una argentina aun si nos hubiésemos perdidos, la hubiésemos pasado bien. Nosotros llegamos a esta ciudad vía el ferry de Buenos Aires. Comenzamos temprano en la mañana y ya al atardecer regresamos en el mismo ferry a la Argentina. El ferry arriba en un muelle al sur de una pequeña península. Es en esa península donde se encuentra el Barrio Histórico de Colonia del Sacramento. En total unas cinco o seis cuadras de norte a sur y unas siete u ocho cuadras desde el puerto del ferry hasta la rambla costera. En la mayor parte de esta zona las calles corren o bien de norte a sur o de este a oeste. La avenida General Flores, que es ancha e imposible de confundir, corre de este a oeste aproximadamente por el centro de la península. Una vez ubicado, no se va a perder.
Muchas de las calles aun son de adoquines o piedras duras, aunque también tiene avenidas amplias como la propia General Flores. Realmente en el diseño las calles se distinguen al menos tres épocas bien marcadas; la de la colonización al extremo oeste de la península, las coloniales y las modernas. Por todas partes los árboles proveen una brisa refrescante que inducen al caminar, conversar y disfrutar el momento pausadamente. Las flores resaltan en los jardines y en algunos lugares cubren hasta las paredes de las casas y otras edificaciones. Los parques o plazas son amplios, los cuales encontramos dentro de la ciudad y bordeando la costa. Tanto al visitante como al natural se les ven disfrutando de este ambiente calmado y acogedor. Al visitante conversando y mirando, al natural bebiendo su mate.
Colonia del Sacramento se encuentra a unos 180 kilómetros al oeste de Montevideo, en la costa norte del Río de la Plata prácticamente al norte de Buenos Aires. Desde Montevideo se puede ir por carretera; el viaje toma unas dos horas manejando con precaución. Tal carretera continúa hacia el oeste del Uruguay hasta llegar al río Uruguay, que es la frontera con la Argentina; ruta que muchos argentinos prefieren tomar para visitar al Uruguay durante sus vacaciones de verano. Desde Buenos Aires diariamente salen varios ferry que por un costo módico toman de una a dos horas atravesar el Río de la Plata. Los dos ferry que tomamos, en la ida y la vuelta, estaban muy bien equipados con sillones muy cómodos, cafetería y una tienda de dutty free que abrió cuando salimos del puerto. Tenemos entendido que también se puede ir a Colonia por avión, al menos desde Montevideo.
Hay varios hoteles disponibles, vimos uno de ellos que lucía extraordinario por su elegancia y buen gusto; aunque como en el resto del Uruguay, es recomendable tener reservaciones si se decide visitar durante la temporada (de enero a marzo). Los restaurantes son muchísimos y en el que almorzamos la atención y el menú no pudieron ser mejores. Ese es el problema con el Uruguay, la atención es tan buena que probablemente la próxima vez que visitemos iremos a almorzar al mismo restaurante. Y es que siempre nos pasa lo mismo, nos sentimos tan bien donde quiera que vamos allí que en realidad no deseamos irnos o cambiar, y por eso nunca llegamos a ver mucho. Pero bueno, eso es lo que unas vacaciones están supuestas ser.

No hay comentarios: