tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

domingo, 22 de enero de 2012

La propuesta electoral de Putin


Imagen activa
Moscú (PL) La presentación de la plataforma electoral preliminar de Vladimir Putin como candidato presidencial se produce en condiciones diferentes a sus dos participaciones anteriores en la contienda por la jefatura del Estado ruso.

Putin acude ante los electores, tras una pausa de cuatro años en el Kremlin, que le permitió acumular experiencia como primer ministro en el trabajo ejecutivo directo, escuchar los halagos y las quejas de la población sobre problemas suyos y heredados.

De ahí que el programa, dividido en seis capítulos, se inicie con un balance de más de una década de gobierno, en los cuales entrelaza sus años de labor anterior como mandatario ruso y los correspondientes a su cargo de jefe de Gobierno.

Entre los principales logros concretos que muestra Putin en su programa como candidato, a diferencia de sus competidores, está haber sacado a la economía rusa de su condición semidestruida en la década de 1990 a ser la sexta del mundo al concluir 2011.

Además, Rusia ocupa ahora el tercer puesto en el orbe por el índice de crecimiento económico del Producto Interno Bruto (PIB), sólo superada por China e India, mientras que los ingresos reales de la población crecieron en 2,5 veces en ese lapso.

Rusia pasó de 20 por ciento de inflación en el 2000 a 6,2 en el año que concluyó, el desempleo se redujo en ese período en 35 por ciento, la población por debajo del nivel de pobreza es ahora dos veces menor, mientras que en 2010 hubo 40 por ciento más nacimientos que en el 2000.

Putin recuerda, además, que en el período 2008-2009, en pleno auge de la crisis económica, el gobierno ruso incrementó la ayuda social, pero, reconoce, los ciudadanos resolvieron problemas fundamentales y ahora saltan a la vista otros temas pendientes desde hace tiempo.

Muchos asuntos nos incomodan a todos como la pobreza latente, el negativo clima empresarial, la corrupción y la falta de efectividad de funcionarios para resolver problemas esenciales de los ciudadanos, incluida la seguridad, admite el jefe de Gobierno.

Analistas consideran que tales aseguraciones van de la mano con estudios realizados entre participantes de protestas multitudinarias, en las cuales muchas personas expresan en esta capital su descontento con la situación en general, sobre todo, con la corrupción.

Ello aparece más bien exigencias de la clase media de las grandes ciudades, aunque las demandas de gran parte de la población fuera de los centros urbanos son bien diferentes y ello deben tomarlo en cuenta todos los candidatos presidenciales, estiman analistas.

La plataforma de Putin se basa en un cúmulo de un millón y medio de propuestas de un grupo de trabajo multidisciplinario de especialistas y del Frente Patriótico de Toda Rusia (FPTR), señaló Nikolai Federov, presidente del Instituto de Estudios Socioeconómicos y Políticos.

Muchas de las iniciativas y conceptos introducidos a la discusión de ese grupo tomaron en cuenta las más de 17 millones de preguntas y preocupaciones recogidas a mediados de diciembre pasado, cuando Putin conversó por más de cuatro horas con la población por televisión.

Su programa propone elementos novedosos como la creación del fondo estatal y municipal de viviendas para garantizar techo a familias de bajos ingresos, algo que no existió en dos décadas, recuerda Federov. Tal plan debe ponerse en práctica en uno o dos años, mientras que casi todo el programa y las medidas propuestas por él tienen un límite concreto de entre cinco y seis años para la acción.

Una de las principales tareas que propone la plataforma electoral de Putin se refiere a la efectividad económica que pasa por una mayor productividad del trabajo y rendimiento energético, parámetros en los que Rusia está dos o tres veces por debajo de países desarrollados.

Para ello será necesaria una modernización económica a gran escala, y un aumento de la actividad empresarial y las inversiones, considera, aunque el país deberá luchar para evitar la repetición de una fuga de capitales como la de 2011: casi 85 mil millones de dólares.

Además, el jefe de Gobierno considera importante tomar en cuenta a los 143 millones de ciudadanos rusos, para lo cual será necesaria una política de desarrollo más allá de las grandes ciudades.

Sin embargo, el experimentado político aclara que la centralización de recursos en un centro federal permitió dirigir el desarrollo de regiones económicamente atrasadas.

En ese sentido, se pronuncia ahora por dejar gran parte de los impuestos recogidos a las formaciones regionales y municipales para que cuenten con financiamiento suficiente para sus proyectos.

Por otro lado, propone formar fondos especiales, con apoyo del presupuesto federal, para el desarrollo municipal de infraestructuras, zonas rurales, acueductos, alcantarillados, carreteras, jardines infantiles y salas deportivas, entre otros proyectos.

Respecto a aspectos esencialmente sociales el candidato para las presidenciales del 4 de marzo próximo sugiere mejorar la situación actual en que muchos ciudadanos trabajan, reciben salarios y aún así se mantienen por debajo del límite de la pobreza.

En el tema de los servicios comunales, su calidad y las tarifas de los mismos, uno de los temas más tratados por los candidatos, por ser un punto sensible para la sociedad rusa, el estadista busca atraer la inversión privada para resolver el dilema en esa esfera.

El propio Putin llegó a amenazar en una de las primeras reuniones del gabinete, tras los feriados de Nuevo Año, que, de vencer en los comicios presidenciales, aplicará medidas organizativas en el caso de funcionarios que sean incapaces de lidiar con el mencionado problema.

Por otro lado, al referirse a la perspectiva del desarrollo del país, constata que la economía rusa basada en la producción de combustibles y en un capital de base de la época de la Unión Soviética, ya agotó sus recursos y por ello es necesario cambiar el modelo.

El jefe de Gobierno considera que para crear 25 millones de empleos en las dos próximas décadas será necesario aumentar los niveles de inversión hasta en el 25 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y crear condiciones para acelerar la aplicación en la producción de adelantos tecnológicos.

Otro de los virajes importantes del citado documento es el concepto de que en esta nueva etapa el papel de los órganos del orden público debe ser apoyar y proteger la actividad empresarial, en lugar de luchar contra ella.

Además, Putin se pronuncia por someter las leyes nacionales a una amplia discusión de parte de los ciudadanos, el empresariado y las organizaciones sociales y sindicales.

En cuanto a la política exterior rusa, la propuesta de Putin se mantiene en el marco de las expectativas, tanto dentro como afuera de Rusia, de una mayor defensa de intereses nacionales y una aproximación más estrecha en el marco de la Comunidad de Estados Independientes.

Así, el primer ministro busca reforzar la integración en el espacio post-soviético, un proceso que tomó fuerza con la entrada en vigor en este año del Espacio Económico Común entre Rusia, Kazajstán y Belarús.

Además, considera que en materia de seguridad colectiva deberá tomarse en cuenta la posición de Rusia y evitar las medidas unilaterales en esa esfera, lo cual recibirá nuestra adecuada respuesta, señala el documento.

Las Fuerzas Armadas contarán con armamento moderno, elevados salarios y condiciones de vida, y deberán ser capaces de rechazar cualquier amenaza externa y contar con gran movilidad, afirma Putin en su documento electoral.

LOS OPONENTES

A diferencia de este, el magnate Mijail Projorov, con una fortuna personal de unos 18 mil millones de dólares, promete una fórmula de programa de ideas cortas, salida de la sugerencia de sus asesores, que incluye a periodistas de televisión y a otras personalidades.

Projorov, del cual muchos recuerdan los buenos nexos en el pasado con el Gobierno, ahora, tras fracasar su proyecto de revivir al partido de derecha Causa Justa, propone un programa que compara sus visiones políticas, económicas y sociales con las de Putin.

El multimillonario pretende posicionarse como la representación del futuro y presentar al jefe de Gobierno como un símbolo del pasado.

Pero las encuestas están muy alejadas de sus propósitos. El Centro Levada señala que Putin ronda por ahora los 42 puntos de apoyo popular y Projorov apenas cuenta con un por ciento de intenciones de voto.

Otro aspirante a la presidencia, el líder del Partido Comunista de la Federación Rusa, Guennadi Ziuganov, también presentó su programa que se basa en un rescate del control estatal sobre los recursos naturales y esferas estratégicas del país.

Así, Ziuganov propone regresar el control del Estado sobre los recursos naturales mediante leyes como la de Bosques, de Tierra, del Código Acuífero y sobre suelos.

El dirigente comunista aboga por nacionalizar, en estricto apego a la ley, la banca y la energética, mientras detalla un plan para lidiar con la crisis que, según él, afecta la esfera aeroespacial, naviera, de construcción de maquinarias y del complejo militar-industrial.

Ziuganov también propone crear un gobierno de unidad nacional de patriotas y profesionales para luchar contra la desigualdad social.

Asimismo, se refiere a la necesidad de incrementar la ayuda estatal a la esfera agrícola hasta más del 10 por ciento del PIB.

El dirigente comunista es partidario, además, de efectuar nuevas elecciones parlamentarias a finales de este año y considera que el robo de votos debe ser un delito sin fecha de prescripción.

Sin embargo, la campaña electoral apenas comienza, pues aún se deben definir todos los candidatos en la contienda. Por ahora se trata de una etapa de primera presentación de ideas al público en una competencia en la que sobresale Putin.

No hay comentarios: