tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

viernes, 4 de noviembre de 2011

Las chicas tienen el mando en la cama

Al menos en lo que se refiere a sexo, las adolescentes españolas no son como sus madres o sus abuelas. Ellas sí tienen el mando. Esta es la conclusión más importante de una nueva investigación realizada con 764 chicos y chicas nacionales de entre 13 y 20 años.

Félix López, catedrático de Psicología de la Sexualidad en la Universidad de Salamanca y coautor del trabajo, reconoce a AUGIRONA que se "ha producido una transformación sociológica muy importante en la sexualidad de las mujeres". Y es que, ahora, ellas dicen que sí o no al sexo cuando realmente quieren.

"Las chicas se consideran con el derecho a decidir libremente o a tomar la iniciativa en las relaciones sexuales y no han de cumplir con la función asignada en las sociedades tradicionales: decir no a los varones, si no era en el matrimonio heterosexual y con el fin de tener hijos". Este es el cambio más importante en la actualidad", detallan las conclusiones del trabajo, elaborado conjuntamente con expertos de la Universidad de Cantabria.

Publicado en 'Anales de Psicología', el ensayo ha contado con adolescentes y jóvenes de centros escolares de secundaria y formación profesional de Zamora, Ávila y Badajoz. Un 23,5% era creyente practicante, un 52,9% creía pero no practicaba y un 23,6% no era creyente. De todos ellos, un 14,4% nunca había tenido pareja, "aunque un 81% de los chicos y un 64% de las chicas reconocen haber tenido contactos sexuales", reza el documento

"No obstante, aunque ellas afirman haber tenido más conductas de besos y caricias, sin incluir genitales, que los chicos, cuando se les pregunta por conductas sexuales concretas y explícitas (sexo oral, vaginal y anal) sólo hay diferencias en el caso del sexo anal, infrecuente en ambos, pero más común en los chicos", añaden los especialistas.

Para Félix López, las "chicas han dejado de ser el 'control sexual de los chicos' diciendo siempre que no. Antes muchos de ellos se iniciaban en el sexo a través de la prostitución, algo que actualmente no sucede". Es más, tal y como recoge el trabajo, a la hora de ligar, el 43% de los chicos y el 53% de las chicas manifiestan que los dos tomaron la iniciativa.

Diferencias

Pese a esta clara evolución, algunos factores sociales, culturales o biológicos siguen pesando sobre el sexo femenino. Así, "ellos tienen más motivaciones sexuales más explícitas y más abiertas a diferentes personas, a la vez que su sexualidad ocupa más sus mentes y sus afectos. Ellas piensan menos en la sexualidad, que vinculan más a los afectos y a una pareja o a un número más reducido de chicos", agrega el experto.

Es más, sólo un 7% de los varones asegura no haberse masturbado nunca durante el último año, frente al 83% de las féminas, lo que puede explicarse porque se trata aún de una conducta mejor aceptada socialmente en los niños.

"Nuestros datos apuntan en la dirección de la existencia de un doble patrón para chicos y chicas con respecto a sus afectos y conductas sexuales. Hemos encontrado diferencias en todos los afectos, aunque más en algunas conductas, como la masturbación".

Los expertos de la Universidad de Salamanca y Cantabria establecen varias hipótesis para explicar este doble patrón. "Las diferencias podrían tener una base biológica (el hombre y la mujer son distintos hormonal, anatómica y cerebralmente), una cultural, y una tercera hipótesis, defendida por los investigadores, que sostienen que las causas hay que buscarlas tanto en factores biológicos como culturales", defiende los investigadores.

Las personas de ambos sexos se "sienten con derecho a tener relaciones sexuales si lo deciden, ambos sexos pueden tomar la iniciativa y, de hecho, chicos y chicas en un número cada vez más semejante tienen relaciones a una edad similar y con un número de parejas cada vez más parecido. Todo parece indicar que estos patrones están cambiando, pero es arriesgado aventurar cómo evolucionará en las próximas décadas", concluye el estudio.

No hay comentarios: