tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

jueves, 10 de enero de 2013

Hasta siempre, netbook

"Aún así, hay un artículo en eWeek del mes de julio en el que la consultora ABI dice que 'el interés del consumidor en los netbooks no muestra signos de decrecer, y la atracción continua siendo la misma: buen precio frente a potencia'.
En realidad, el número de netbooks vendidos en 2013 será mucho más cercano a cero que a 139 millones".
La tesis del artículo se apoya en en las últimas decisiones de Asus y Acer -los dos principales fabricantes- de abandonar el mercado de los netbooks. Este año no se venderá prácticamente ninguno y no habrá nuevos modelos. La idea del netbook ha muerto.
Con la ventaja que da mirar con perspectiva es fácil ver que el "éxito" de estas máquinas -fundamentalmente durante 2009 y 2010- se debía fundamentalmente al precio, no a la filosofía. El usuario no buscaba un ordenador portátil pequeño, sino uno barato. Querían una máquina que por menos de 400 dólares les permitiera leer el correo y mirar Facebook. En definitiva, realizar el tipo de trabajo más común para la mayoría de los usuarios, que no requiere de altas prestaciones o gran potencia. 
Cuando la tableta -entendida como evolución del móvil, no del PC- apreció en el mercado, el foco de la atención cambió. El netbook obligaba a lidiar con los sistemas operativos tradicionales, la tableta ofrecía una experiencia de uso mucho más agradable y sencilla y mayor autonomía y portabilidad. Para el usuario que sólo quería consultar el correo o navegar por la web resultaba una proposición mucho más interesante, aunque fuera unos 100 o 150 dólares más cara. Además, muchos portátiles "convencionales" comenzaron a rebajar sus precios y la diferencia con los netbooks ya no resultaba tan evidente.
Como dice Arthur lo más interesante es que el netbook pasó en pocos años de ser el salvador de la industria del PC a ser prácticamente su condena. Su aparición en escena obligó a los fabricantes a lanzarse a una carrera para conseguir el precio más bajo y el margen de beneficio más ajustado que aún está vigente. Intel fue rápida y cambió rápidamente su estrategia para promocionar el concepto de Ultrabook, donde el precio ocupa un papel secundario, pero muchos fabricantes aún se resienten de los años locos del "portátil barato".

No hay comentarios: