tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

jueves, 25 de junio de 2009

Semana de la Cerveza de Paysandu

HISTORIA
Una semana con historia: 41 años ininterrumpidos de fiesta.En 1966, un grupo de sanduceros --presididos por el propio Intendente Municipal de la época, Oscar Garrasino-- organizó la Primer Semana de la Cerveza de Paysandú.De aquel instante, han pasado treinta y nueve años. Han venido otros hombres. Otras mujeres. La historia doméstica se ha nutrido de la fiesta y ésta de Paysandú. Los años han ido marcando las transformaciones de la Semana de la Cerveza de Paysandú.Cuando Jorge Gavary, el empleado de Cervecería y Maltería Paysandú, embotelladora de la cerveza "Norteña", se tomó una vacaciones y viajó a Argentina, a una fiesta popular, todo cambió. Aunque a finales de los años sesenta, fermentales como pocos, con triunfos deportivos de Tomás y Jorge Correa, de Ana María Norbis, de grandes sanduceros que llevaban muy adentro la "camiseta" de su solar, nadie se daba cuenta. Por entonces sí se comenzó a hablar del puente internacional Paysandú-Colón, pero del puente flotante, un proyecto muy defendido, que finalmente no se concretó.Y también era una dura época, con problemas económicos, con inestabilidad de precios. En fin, que la vida era como siempre, lo urgente por encima de lo importante.En medio de todo eso, Jorge Gavary trajo y defendió su idea. Los entonces directores de "Norteña" tomaron la idea con cariño. La Intendencia Municipal enseguida la apoyó. La comunidad lo mismo.Los primeros años, como suele suceder, fueron modestos pero plenos de significación. La plaza Constitución --pleno centro-- el lugar de los festejos centrales, aunque no había entonces un predio ferial y en cada zona de la ciudad se organizaban actividades.En 1966 hubo visita presidencia y un muy joven Alfredo Zitarrosa, entonces flamante Revelación de Cosquín, brindó un recital que aún se recuerda.Un año después, en 1967 se inició el entrentenimiento popular más famoso, "La búsqueda del tesoro", organizado por la emisora CW 39 Radio La Voz de Paysandú.Por aquellos años, 18 de Julio era una fiesta con vistosos desfiles, uno de los atractivos principales de la cervecera fiesta. Junto a las "criollas" que ponían a prueba el coraje de los jinetes y la bravura de los potros.Con la llegada de los años setenta, apareció el concepto de "escenario mayor", un lugar donde noche a noche se reunían miles de personas para disfrutar de atracciones nacionales y argentinas, especialmente folklóricas.Y en esa década la fiesta se trasladó a plaza Artigas, con una amplia explanada. Allí también nació la "feria de exposición y ventas". Poco a poco, la fiesta comenzó a concentrarse en un solo lugar, aunque todavía no era un predio ferial. Los desfiles fueron dejados de lado, aunque serían retomados la década siguiente.En 1988, casi al final de los años 80, la Semana de la Cerveza de Paysandú, que por entonces ya había probado varias fórmulas, creó el "predio ferial" en la costanera, en la zona del Balneario Municipal.Así se benefició de manera fundamental la fiesta. Por un lado, la "feria de exposición y ventas", que ganó espacio; por otro el escenario mayor, que cual gitano se trasladó por varios lugares; el teatro de Verano (después nominado "Eduardo Franco" en homenaje al compositor y cantante de "Los Iracundos", el predio conocido como "la cancha de rugby", donde hoy se levanta el anfiteatro, en la calle, frente al teatro de Verano y en la calle, cerca del parador de la zona "A", en plena avenida "Los Iracundos", como se llama desde hace un par de años.Con los años noventa, con el afianzamiento del "predio ferial", llegaron los artistas de nivel internacional. Muchísimos. Como Valeria Lynch, Mariano Mores, Teresa Parodi, Antonio Tarragó Ros, Piero, César Pueyrredón, Roque Narvaja, Ignacio Copani, Gian Franco Pagliaro, Alejandro Lerner, The Sacados, Sandra Mihanovich, María Martha Serra Lima, Vilma Palma & Vampiros, JoséVéez, María Creuza, Fabiana Cantilo, Pimpinela, Sergio Denis y Luciano Pereira. Y todos, lo que no es poca cosa, en su auténtico apogeo de fama.En 1997 la Semana de la Cerveza de Paysandú dio otro gran salto. El sábado 22 de marzo de 1997 se inauguró el Anfiteatro Del Río Uruguay, con una capacidad para 20.000 personas sentadas y una acústica similar a la de los grandes anfiteatros griegos.Esto habilitó la presencia de estrellas internacionales, que llegaron precedidas de su fama. León Gieco, Los Aunténticos Decadentes, Mercedes Sosa, Soledad, Sombras, José Luis Rodríguez, Chayanne, Los Fabulosos Cadillacs y Christian Castro.A partir de la segunda mitad de los años noventa, los visitantes al predio ferial se cuentan por cientos de miles en el resumen de los nueve días, aunque obviamente el número total resulta imposible de determinar desde que no hay mecanismos para efectuar el recuento de la concurrencia.En el año 2000, el Presidente de la República, Jorge Batlle, hizo el tradicional espichado del Primer Barril de Cerveza. Fue en realidad la primera vez que un Primer Mandatario realizaba tan significativa acción, desde que en la Primer Semana de la Cerveza no se realizó. Además, en aquel entonces quien visitó la fiesta fue el Presidente del Consejo Nacional de Gobierno. En el 2000, en cambio, Jorge Batlle, presidente constitucional, tomó el primer vaso de cerveza y firmó el delantal cervecero.Fue seguramente uno de los tantos símbolos de la fiesta. Que ya no es la Semana de la Cerveza de Paysandú. No, es la Fiesta Nacional de la Cerveza.La fiesta ingresó ya al tercer milenio cristiano y al siglo XXI. Lo que a fines de los años sesenta parecía tan lejano es presente. Y aquello la rica historia de una fiesta que está en el corazón de cada sanducero, no importa adonde vaya.Ahora, desde el 2003, nuevamente la transformación. La Intendencia Municipal de Paysandú y el Centro Comercial e Industrial de Paysandú, a quienes apoyan la Cámara de Turismo de Paysandú y el Círculo de la Prensa de Paysandú, han tomado en forma directa la responsabilidad de organizar y financiar la Semana de la Cerveza.Nuevamente el desafío, pero al mismo tiempo, nuevamente el "ser sanducero", el "espíritu de Paysandú" saliendo al cruce de dificultades y épocas difíciles, para una vez más, salir airosos. Siempre con un brindis. Con cerveza, en una fiesta que seguirá distinguiendo a la ciudad y a la comunidad. Más allá de una marca.

No hay comentarios: