tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

viernes, 13 de diciembre de 2013

El Gobierno rechaza las peticiones de Adelson para instalar Eurovegas

Tres meses después de que Madrid perdiera la carrera olímpica para celebrar los Juegos de 2020, la Comunidad de Madrid se ha quedado sin el otro gran proyecto con que soñaban sus dirigentes regionales. Eurovegas y la inversión de 17.000 millones de euros y un cuarto de millón de empleos -hay más de 600.000 en la Comunidad de Madrid- que prometían sus cifras grandilocuentes pasará a la historia como otro castillo más en el aire. La primera piedra del megacomplejo de casinos, prevista inicialmente para este mes y posteriormente para los primeros meses de 2014, nunca se pondrá. Por más que el presidente regional, Ignacio González, asegurase recientemente que las conversaciones entre La Moncloa y Las Vegas Sands "avanzasen en muy buena dirección". Y cumpliendo el augurio que el secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, pronunció el pasado julio: "¿Se ha caído el proyecto de Eurovegas? Nosotros tenemos la información de que así ha sido”.
El golpe de gracia al polémico proyecto por el que también pujó Barcelona se lo ha dado el Gobierno de Mariano Rajoy tras rechazar definitivamente hoy las  exigencias de Las Vegas Sands para instalar en Madrid, en la localidad de Alcorcón, el macrocomplejo de ocio y juego. El “ligero retraso” del que hablaba el alcalde de la localidad, David Pérez (como todas las Administraciones implicadas del PP), “sobre una estimación” de hace “dos o tres meses pero no sobre un plazo formal” será un retraso eterno. Lo será porque el alud de peticiones del magnate Sheldon Adelson para instalarse en España se ha convertido en un trago "inaceptable" para el Ejecutivo. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado hoy que no eran aceptables por el Ejecutivo central, la Comunidad y la Comisión Europea.
Entre las cláusulas con las que el accionista mayoritario de la multinacional estadounidense pretendía blindar Eurovegas estaba que el Ejecutivo se comprometiese a "revertir toda la inversión que se realizara, más las pérdidas que se podrían generar ante un posible cambio normativo y una indemnización". Rajoy había llegado a recibir en tres ocasiones a Adelson en La Moncloa, otorgando a la 15ª fortuna del mundo en 2013 según la revista Forbes -retrocediendo un puesto respecto al ejercicio anterior- un tratamiento digno de un jefe de Estado.
Losfiscales
La empresa norteamericana no ha tardado en responder este mediodía al anuncio del Gobierno mediante un comunicado que abandona la idea de instalarse en España y que se centrará en sus proyectos en Japón y Corea del Sur. El interés de Adelson de acceder al mercado nipón, donde el primer ministro, Shinzo Abe, planea legalizar los casinos y el juego, es muy goloso para las pretensiones de Eurovegas, ya instalada en Macao (China) y Singapur. La elección de Tokio para albergar los Juegos Olímpicos de 2020 ha incrementado el interés de la compañía norteamericana oriunda de Las Vegas.
En concreto, el Gobierno en los últimos encuentros con la empresa estadounidense le trasladó su negativa a aceptar las condiciones que quería imponer para llevar a cabo el macrocomplejo en Madrid, que pasaba por revertir toda la inversión que realizara, más las perdidas que se podrían generar ante un posible cambio normativo. La posibilidad de poder fumar en determinados espacios, lo que obligaba a modificar la ley antitabaco, tampoco era vista con agrado. Otros cambios normativos que preocupaban a los promotores afectaban a tributación y las exenciones fiscales que se aplicaría al complejo, así como los permisos para fumar en los casinos.

El proyecto previsto en 750 de las 1.231 hectáreas del secarral que es el Distrito Norte de Alcorcón preveía 12 hoteles, con 36.000 habitaciones. La inversión inicial estaba cercana a los 6.000 millones de euros (17.000 al final) e iba a contratar a 25.000 personas en la construcción y a 75.000 en el sector servicios. La primera fase de las tres que figuraban en el proyecto original se pretendía que estuviese completada en 2017. La segunda, siempre que la inicial le saliese rentable a Las Vegas Sands, se iniciaría año y medio después. El complejo entero estaría listo en 15 o 18 años -para entonces Adelson, nacido en 1933, sería centenario en caso de seguir vivo- y sus rascacielos, sin límite de altura según por ley, se convertirán los edificios más altos de España. Alguno de ellos, incluso, tendrá casi 20 alturas más que las cuatro torres del paseo de la Castellana. La inversión inicial ascendería a 6.750 millones de euros, de los que la empresa aportaría 2.700. Los otros 4.000 los aspiraba obtener a partir de 2014 de inversores y bancos, entre ellos alguno español.
Ante esta situación los interlocutores del Gobierno manifestaron su rechazo ante unas condiciones que para los representantes de Sheldon Adelson eran innegociables. Según las voces consultadas, las condiciones exigidas por la empresa norteamericana han sido de última hora y sin precedentes en ninguno de los países en los que ya están asentados.
La inversió
Para atraer el proyecto, frente a las pretensiones de Cataluña, que perdió el pulso con Madrid el pasado septiembre, la Comunidad de Madrid diseñó y aprobó a finales del año pasado lo que la oposición tildó "un traje a medida fiscal" y el Ejecutivo bautizó como Ley de Centros Integrados. El presidente regional, Ignacio González, nunca escondió que su Gobierno, a falta de las competencias estatales, había cumplido con los requerimientos de Las Vegas Sands para atraer el negocio a Madrid. La Ley de Acompañamiento, aprobada el pasado diciembre, contempla una batería de rebajas y exenciones fiscales —por ejemplo, bajar el tributo del juego del 40 al 10%, al nivel del establecido en Las Vegas— y de otro tipo, como que no haya límite de alturas a los rascacielos del complejo. "Desde el punto de vista fiscal está casi todo resuelto a falta de algunos cambios por parte del Estado. Los menores no podrán jugar, está prohibido. Los casinos representan una parte muy pequeña de este proyecto", resaltaba González el pasado febrero. Según la Comunidad, representará el 17% del volumen del negocio.
La normativa incluida en la Ley de Acompañamiento no era la única que favorecía a Adelson. La Ley de Patrimonio Histórico, aprobada en junio de este año, libraba al magnate de la competencia de otros casinos durante al menos diez años. Y también suprimía los trabajos de arqueología preventiva antes de iniciar unas obras, lo que entender de oposición y arqueólogos beneficiaba expresamente a Eurovegas, ya que no era obligatorio hacer esos trabajos en los lugares donde no hubiera constancia de la existencia de restos de épocas anteriores. 
En un comunicado, Las Vegas Sands ha señalado esta mañana que "después de meses de conversaciones continuadas a varios niveles con el Gobierno de España y de un análisis a fondo, Las Vegas Sands Corp no presentará una propuesta formal de invertir 30.000 millones de dólares en una serie de resorts integrados en Madrid". "No vemos un camino que pueda conducir a obtener los criterios necesarios para sacar adelante este desarrollo de gran escala. Como resultado, ya no perseguiremos esta oportunidad, " señala en el comunicado Adelson. Y concluye: "Ha sido una idea personal desde hace años, pero hay un tiempo y un lugar para todo y en este momento nuestra atención se centra en impulsar países asiáticos, como Japón y Corea, para mejorar drásticamente su oferta turística a través del desarrollo de Resorts Integrados allí".
De acuerdo con fuentes consultadas y que conocen las negociaciones, las razones por las que Las Vegas Sands no se instalará en Madrid son la falta de financiación y las dudas sobre la rentabilidad de la inversión. Por ese motivo, la empresa habría buscado la fórmula para cargar la responsabilidad al Gobierno de la Nación. Prueba de ello sería un informe de la firma a la Securities and Exchange Commission (SEC) de Estados Unidos en el que reconocería que no tiene la financiación para el proyecto y no podía asegurarla. “No se puede afirmar que podamos obtener la financiación para poder construir y posteriormente abrir los proyectos que están planeados”, recoge el documento. Los riesgos crecientes en los negocios actuales existentes reducirían la capacidad de la multinacional para poder financiar nuevos proyectos. A su vez, su situación está pendiente de poder afrontar las inversiones en Macao, inversiones con dificultades de financiación.
Otro síntoma de la incertidumbre que rodeaba al proyecto es que Las Vegas Sands no informó a la SEC, ni a ninguna autoridad económica norteamericana de la existencia del proyecto planeado en Madrid.

No hay comentarios: