tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

viernes, 29 de enero de 2010

Policías ingresan armas y droga

Otras "megarequisas" como la del Comcar tendrán lugar en Libertad, Canelones y Las Rosas. Se comenzó aplicar un sistema de contralor externo para combatir la corrupción policial, un camino de ingreso de armas y drogas en las cárceles.

La tranquilidad reinó ayer en el Comcar, luego del masivo procedimiento policial que se realizó el miércoles y que permitió ubicar 220 cortes carcelarios, un revólver calibre 22, una granada desactivada y casi 300 teléfonos celulares con sus respectivos chips.

El inusual procedimiento implicó un cambio de criterio de parte de las autoridades del Ministerio del Interior y de la Dirección Nacional de Cárceles, que hasta ahora habían optado por realizar requisas en zonas puntuales de algunos módulos conflictivos del Comcar, como lo son el 3 y el 4.

El operativo tuvo mejores resultados que los que a priori esperaban las autoridades policiales, ya que los reclusos se mostraron dispuestos a colaborar. Previamente las autoridades les explicaron los motivos del procedimiento.

El director interino de Cárceles, José Colman, dijo ayer a El País que en los próximos días habrá una reunión evaluatoria del operativo policial, el cual fue filmado por cinco cámaras. Señaló que en principio se considera que fue sumamente exitoso, ya que no hubo ningún tipo de incidente ni fue necesaria la utilización de la fuerza.

El jerarca carcelario afirmó que en función de esta experiencia es altamente factible que se desarrollen operativos de esas características en otras cárceles problemáticas, aunque aclaró que no existe una decisión formal al respecto.

Colman dijo que, eventualmente, procedimientos de estas características podrían realizarse en el Penal de Libertad, la cárcel de Canelones o el centro Las Rosas, en Maldonado, donde impera un gran hacinamiento de la población reclusa.

La requisa del miércoles motivó la movilización de más de 2.000 detenidos de todos los módulos, y contó con la participación de unos 400 policías, que actuaron bajo las órdenes de Colman y el director nacional de Policía, Sidney Ribeiro.

La decisión de realizar el procedimiento fue la seguidilla de revueltas diarias entre los detenidos y la muerte de un recluso a causa de un disparo. El arma que fue utilizada en ese caso fue incautada en la requisa del miércoles.

CORRUPCIÓN. El miércoles comenzó a aplicarse un sistema de control externo para los policías de la Dirección Nacional de Cárceles que prestan funciones en el Comcar. Se trata de una experiencia piloto que es desarrollada por efectivos de la Jefatura de Policía Caminera, Bomberos, dijo Colman.

A nivel oficial existe conciencia de que la corrupción policial es una de las claves para frenar el ingreso de armas y drogas a las cárceles, lo que permitirá disminuir los índices de violencia que existen en los centros penitenciarios.

"Una de las vías (para el ingreso de armas y drogas) más probables y que no se puede descartar son los policías. Pero también hay abogados defensores y familiares que en el último tiempo han pretendido entrar a centros carcelarios con elementos indebidos", expresó Colman.

Otras fuentes del Ministerio del Interior dijeron a El País que si bien no se parte de la base de que los efectivos policiales que custodian las cárceles son corruptos, en el último tiempo varios policías fueron procesados por diversas irregularidades, lo que demuestra que el problema existe, y por eso debe ser atacado. Las fuentes agregaron que el procedimiento realizado en el Comcar y los próximos que se puedan realizar en otros centros penitenciarios demuestran que el ministro Jorge Bruni "asume las dificultades que hay en las cárceles" y que "las cosas no pueden seguir así".

Por su parte, el comisionado parlamentario para el sistema carcelario, Álvaro Garcé (que el miércoles actuó como veedor de la requisa junto con la diputada Daniela Payseé, presidenta de la Comisión de Seguimiento Carcelario) dijo que en las cárceles se debe aplicar el concepto de seguridad "apersonal y ajerárquica", ya que cualquier persona que ingresa o abandona un establecimiento debe ser controlada.

Garcé consideró que los policías que colaboran en el ingreso de armas y drogas en las cárceles incurren en una actitud "desleal" hacia la institución policial y, además, ponen en riesgo la vida de sus propios compañeros de trabajo.

MÁS CONTROLES. A juicio de las autoridades, la incidencia de los policías en el ingreso de elementos prohibidos a las cárceles es sólo uno de varios aspectos que se deben atender, como por ejemplo los familiares que concurren a las visitas.

Al respecto, Colman dijo que en 2009 fueron procesados 25 civiles y diez policías por irregularidades vinculadas con el ingreso de drogas y armas a centros penitenciarios.

Por eso, desde el miércoles está operativo en el Comcar un nuevo escanner de arco que permite detectar el ingreso de elementos metálicos. El aparato es igual al que habitualmente se usan en los aeropuertos.

Además, y en virtud de gran presencia de celulares entre los reclusos de ese centro penitenciario, la Dirección de Cárceles espera recibir cuanto antes un dispositivo que bloquea la señal de los teléfonos, ya que se estima que muchos dirigen de ese modo actividades delictivas desde la cárcel (ver nota en esta página).

Colman señaló que el sofisticado sistema fue ofrecido por una empresa belga, y que actualmente se está en proceso para adquirirlo.

Las cifras

280 Fueron los teléfonos celulares que se incautaron en celdas del Comcar durante la requisa que se realizó el miércoles.

5 Fueron las cámaras con las cuales las autoridades policiales filmaron cada instancia del procedimiento policial.

VISIONES SOBRE Lo QUE OCURRE EN LAS CÁRCELES

José Colman

Director NACIONAL DE CÁRCELES "Policía es vía probable"

Uno se pregunta ¿cómo ingresó esto a la cárcel?, y una de las vías más probables es a través de los policías, pero tampoco se puede sembrar un manto de dudas sobre todos los efectivos.

Guillermo Stirling

ex ministro del interior "Más tecnología"

Los controles deben ser semanales. La imaginación del recluso no tiene límites. Hay complicidad de familiares y policías. La corrupción policial en una cárcel se ataca con más tecnología.

Álvaro Garcé

Comisionado parlamentario "Deslealtad policial"

Hay policías que se prestan para ingresar elementos prohibidos a las cárceles, y eso implica una actitud desleal de su parte hacia sus compañeros y hacia la institución policial.

Luis Hierro López

ex ministro del interior "Hay corrupción policial"

Es evidente la corrupción. La requisa fue eficiente pero siguen entrando armas y drogas. Hay que separar las cárceles del Ministerio, con funcionarios profesionales y bien pagos.

No hay comentarios: