tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

viernes, 19 de septiembre de 2014

Murio China Zorrilla

Los restos mortales de China Zorrilla fueron despedidos este jueves en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo, donde se realizó su velatorio al cual asistieron legisladores de todos los partidos políticos y personalidades artísticas uruguayas y argentinas. El gobierno uruguayo había decretado duelo oficial. Concurrieron el presidente de la República, José Mujica, su esposa, la senadora Lucía Topolansky, el vicepresidente Danilo Astori, el ministro de Educación y Cultura, Ricardo Ehrlich, y el director de Cultura, Hugo Achugar, entre otros ministros y demás autoridades nacionales y departamentales. También asistieron los ex presidentes Tabaré Vázquez y Julio María Sanguinetti, legisladores, actores y actrices, los argentinos Boy Olmi y Soledad Silveira, y el uruguayo Carlos Perciavalle. Luego del mediodía partió el cortejo fúnebre rumbo al Cementerio Central, y se detuvo frente al Teatro Solís. Sus restos fueron inhumados en el Panteón Nacional ante la congoja de su público. El ministro Ehrlich expresó en nombre del Poder Ejecutivo, que con particular emoción despedimos a una personalidad “grande entre las grandes”. Remarcó que cada uno de quienes la conocieron o admiraron en el teatro, la televisión y el cine “conserva sus recuerdos, su anécdota particular”. “Fue una seductora, plena de humor y finas ironías. Hay quienes la recuerdan como un ser libre y solidario, mientras que hay otros que recuerdan su arte en obras teatrales como ‘Madre Coraje’, ‘La Zapatera Prodigiosa’, ‘Los Gigantes de la Montaña’, o en sus comienzos en el cine con ‘Un Guapo del 900’ y más cerca de nuestros días en ‘Elsa y Fred’”, recordó el secretario de Estado. Dijo que “fue una y fue muchas, fue un ser humano excepcional”. “Recorrió el mundo y los escenarios más diversos, cosechó y sembró. Fue una gran dama en las artes escénicas y el cine. No hay quien haya tenido ocasión de conocerla que no haya quedado transformado por su versatilidad, porque además de ser una gran actriz en la comedia y en la tragedia, fue antes que nada una buena persona”, remarcó Ehrlich. Destacó que China Zorrilla “amó y fue amada”, pero aseguró que su amor mayor estuvo en “la actuación, porque actuar era su mayor placer, así como en su entrega solidaria al otro”. “Su vocación por la solidaridad y el servicio al otro fueron parte esencial de una mujer que, además de todo lo que hizo y logró, tuvo esa experiencia con expresiones múltiples hasta llegar a ser enfermera y cuidadora de gente común”, remarcó el jerarca de gobierno. Manifestó que no solo fue la gran actriz, la gran dama de las artes, sino una excepcional mujer que nos hizo mejores por haber disfrutado de la vida a plenitud y por habernos representado de 1.000 maneras en nuestras alegrías, en nuestras tristezas y en nuestra condición humana múltiple y diversa.“No se la despide, sino que se la acoge en la memoria. La dejamos seguir viviendo entre los grandes y las grandes de nuestra historia”, sentenció Ehrlich.

¡Admirable!

Por su parte, el presidente José Mujica destacó que China Zorrilla ha sido una figura del río de la Plata, no solo de Uruguay, porque ha sido muy querida, muy respetada, muy valorada en Argentina. “Una vida que se va y es útil recordar que hay gente que vive porque ha nacido, pero hay algunos privilegiados, como China, que le dan un contenido a la vida y la proyectan hacia el futuro. Es una siembra”, manifestó el jefe de Estado. Mujica pidió que, en medio de la tristeza, la cultura del pueblo uruguayo genere “otras ‘Chinas’ que anden por el mundo”. “Seguramente ella fue de las que rompe el molde, pero podríamos generar personas que se aproximen y que vayan construyendo nuestra cultura”, comentó. Remarcó que se trató de una mujer con un mensaje “siempre optimista, haciendo reír, sonreír, dándole para adelante, con ganas de vivir, sin el ceño fruncido, sin ofender a nadie, sin tirar la bronca con nadie. ¡Admirable! Se nos fue un pedazo de nuestra mejor historia”.

Su vida

Concepción Matilde Zorrilla de San Martín Muñoz, conocida como China Zorrilla, nació el 14 de marzo de 1922 en Montevideo. Perteneció a una familia de artistas, en la que destacó su abuelo, el poeta Juan Zorrilla de San Martín y su padre, el escultor José Luis Zorrilla de San Martín. Fue primera actriz, comediante y directora teatral, varias veces premiada en cine, radio y televisión. China Zorrilla inició su vida artística como actriz y directora en el grupo de teatro Ars Pulcra, de la Asociación de Estudiantes Católicos. La primera obra en la que actuó fue “La anunciación de María”, de Paul Claudel. Entre los años 1946 y 1948 estudió becada por el British Council en la Royal Academy of Dramatic Art de Londres, allí tomó cursos con figuras de la talla de Katina Paxinou, la gran trágica griega. Luego, en Montevideo, se incorporó al elenco de la Comedia Nacional, en el cual  permaneció hasta 1958. Debutó en “Una familia feliz” de Antonio “Taco” Larreta en la Comedia Nacional Uruguaya en 1949. Actuó como primera actriz en más de 80 obras en el Teatro Solís, dirigidas por artistas del prestigio de Margarita Xirgu, Armando Discépolo y Orestes Caviglia. Entre las obras que se destacan, se encuentran: “Madre Coraje y sus hijos”, de Bertolt Brecht; “La gaviota”, de Antón Chéjov; “Tartufo” de Molière; “Macbeth” y “Sueño de una noche de verano”, de Shakespeare; o “El diario de Ana Frank”, dirigida por Antonio Larreta. En 1961 co-participó en la fundaciónd el Teatro de la Ciudad de Montevideo (TCM) junto con Antonio Larreta y Enrique Guarnero. Ya en el año 1971 filmó en Buenos Aires: “Un guapo del 900”, dirigida por Lautaro Murúa. En 1975 dirigió “El barbero de Sevilla” de Rossini, en el Teatro Argentino de La Plata. Por entonces, se radicó durante cinco años en Nueva York, donde trabajó como profesora de francés y secretaria de una agencia teatral. Con su amigo entrañable, el humorista Carlos Perciavalle, presentó en Broadway la comedia musical “Canciones para mirar”, sobre textos de María Elena Walsh. Pese al prestigio creciente de la actriz, la dictadura cívico-militar -que irrumpió en Uruguay el 27 de junio de 1973 y que se extendió hasta marzo de 1985-, la proscribió como actriz. Ello no fue óbice para que su trabajo actoral continuara en expansión constante. Así, se radicó en Buenos Aires, donde desplegó todo su talento actoral tanto en teatro como en cine y en televisión. China Zorrilla ha participado en más de 50 películas cinematográficas, e incursionó en todos los géneros actorales. Con el retorno a la vida democrática en el Uruguay, en marzo de 1985, la actriz volvió a actuar en Montevideo,  la obra fue “Emily”, de William Luce, sobre la poeta estadounidense Emily Dickinson. La lista de obras de inigualable éxito es extensa, y abarca tanto la comedia, como el caso de “El diario privado de Adán y Eva junto a su entrañable amigo Carlos Perciavalle, y el drama: “Camino a La Meca”. En televisión actuó en el ciclo “Alta comedia”, en “El tobogán” de Jacobo Langsner junto a Narciso Ibáñez Menta, Inda Ledesma y Pepe Soriano y la versión original de “Esperando la carroza”, que seria adaptada para cine en 1985. Ha sido una presencia constante en los últimos 35 años del teatro argentino cosechando éxitos como Judith Bliss en “Fin de semana” de Noel Coward, “Querido mentiroso”, “La voz humana” de Jean Cocteau, “Encantada de conocerlo” de Oscar Viale, “Una corona para Benito” y “Una margarita llamada Mercedes” de Jacobo Langsner. China Zorrilla ha recibido innumerables premios y reconocimientos, entre ellos: el “Chevalier” de la Legión de Honor del gobierno francés en 2008. La Orden de Mayo del Gobierno argentino. La Orden al Mérito Docente y Cultural Gabriela Mistral del Gobierno chileno en el año 2000. El Premio Fondo Nacional de las Artes. Fue reconocida como “Ciudadano ilustre de la Ciudad de Buenos Aires” en 1988 también “Ciudadana Ilustre de Montevideo”, y“Ciudadana Ilustre de Mar del Plata”. Logró la “Mención de Honor Domingo Faustino Sarmiento” del Senado de la Nación Argentina 2010. El Sello postal honorífico de la República Oriental del Uruguay 2011. Fue ganadora de los premios: Cóndor de Plata, Konek, del Festival de Cine de La Habana, del Festival Internacional de Cine de Moscú y del Festival de Málaga de Cine Español. También recibió el premio Martín Fierro tanto por su actuación como actriz de reparto, por su participación especial y por trayectoria. Fue galardonada con los premios Clarín, Iris, ACE, Estrella de Mar, Florencio,  Trinidad Guevara y María Guerrero. El 14 de marzo de 2012 festejó su cumpleaños número 90 en el escenario de la sala María Guerrero del Teatro Nacional Cervantes, en Buenos Aires, y recitó textos y poemas.

No hay comentarios: