tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

viernes, 18 de julio de 2014

Las farmacias españolas están desabastecidas de cientos de fármacos

"Casi sin entrar en la farmacia pregunto desde la puerta si tienen prednisona". Ángela, que prefiere no dar su nombre real, se ríe de sus propias peripecias en busca del medicamento que necesita para una patología inflamatoria, medicamento que desde hace meses tiene problemas de suministro en las farmacias españolas. Ni Sanidad ni los laboratorios se ponen muy de acuerdo para explicar por qué, puntualmente, algunos fármacos dejan de llegar a las farmacias con normalidad, pero las cifras están ahí y en la actualidad hay casi 180 medicamentos con problemas.
La cifra la aporta a EL MUNDO un portavoz de la distribuidora Cofares citando el listado que regularmente actualiza la Agencia Española del Medicamento (AEMPS). Ese listado, pensado para profesionales sanitarios y farmacéuticos (no para pacientes), refleja problemas de abastecimiento, aunque no aclara con exactitud las causas de que un fármaco no llegue con normalidad hasta el paciente.
Esos motivos pueden ir desde un problema puntual causado por la retirada de algún lote, incidencias concretas en alguna planta de producción que repercuten en toda la cadena o maniobras más o menos claras de los laboratorios en función de sus stocks o de las políticas de precios del Ministerio.
Aunque todas las big pharma consultadas para este reportaje han negado la influencia de los precios o la existencia de un competidor genérico, desde Cofares señalan que "cada vez que se introducen genéricos se produce una bajada de la producción de un 40%, que incluso puede ser del 60-70% si aparecen más genéricos más baratos. Baja la producción, [la cadena] empieza a fallar porque los genéricos aún están en stock y mientras se acomoda el mercado hay problemas. Con un fármaco que antes costaba 100 euros y ahora cuesta dos, el laboratorio se piensa si le interesa seguir".
Josep María Piqueras, director general del fabricante de genéricos Kern Pharma, aclara que los precios de referencia que establece el Ministerio afectan sobre todo a los stocks, no a la producción en sí. "Bajar los precios obliga a los laboratorios a ser muy precisos y trabajar con stocks muy bajos para evitar cualquier sobrecoste". El problema viene dado, añade, cuando algún laboratorio deja de ofrecer un medicamento y el resto de fabricantes tiene que asumir ese exceso de venta no previsto. Además, augura más complicaciones en el futuro por motivos de mercado ya que "tanto las subastas como la política de precios de referencia son un binomio peligroso para la estabilidad de cualquier fábrica".
Desde Cofares van más allá en la búsqueda de un porqué y hablan de un problema en la "comercialización efectiva del medicamento". El sistema está regulado para evitar el desabastecimiento (que el medicamento falle en origen) pero no está legislado ni se controla que el suministro sea el adecuado, lo que facilita que las reglas del mercado sean las que dicten el juego y provoca problemas como éste con cierta frecuencia ya que "el mercado se ajusta por prueba y error". Y si a eso le sumamos 17 sistemas diferentes de prescripción de medicamentos y la lentitud en la comunicación al médico (para que deje de recetar el fármaco con problemas), el cuadro ya está completo.
Ángela admite que ha llegado a visitar hasta ocho farmacias en el centro urbano de su ciudad en busca de la prednisona. "Como en mi comunidad hay receta electrónica sólo tengo unos días para encontrar el medicamento, porque si no la receta se bloquea y tengo que volver a médico a renovarla", admite. Como ella, Antonio Martínez confiesa haber recorrido varias farmacias de Madrid en busca del mismo medicamento (comercializado por Merck como Dacortín) para su mujer. "Conseguí las últimas cajas que les quedaban en una farmacia y ahora que estoy de vacaciones en Andalucía hemos comprado otra caja, también la última, con la nota que nos dio el especialista", explica a este periódico.
En otros casos, los pacientes acaban volviendo al médico para que les recete otro tratamiento equivalente. "Se funciona con el 'nunca pasa nada', 'vuelve la próxima semana' y, en el 99% de los casos entre el médico o la oficina de farmacia", admiten desde Cofares.Entre el listado de la Agencia del Medicamento no sólo figuran corticoides, sino un amplio elenco de antitumorales (como Tamoxifeno), antiepilépticos (como la gabapentina), anestésicos (fentanilo) o antiinflamatorios (como Feldene) y ansiolóticos (como Trankimazin). VEA EL GRÁFICO
El Ministerio de Sanidad, que no ha querido precisar si la cifra de productos con problemas en la actualidad es mayor o menor que en otros momentos, ni sobre los motivos concretos de cada caso (para lo que remiten a los laboratorios), sí insiste en que en ningún caso se trata de medicamentos en alerta (para los que no existe alternativa o que han sido retirados). Una explicación que comparten desde el gigante Pfizer, que también señala que en el caso de sus productos con problemas "existen sustitutos terapéuticos disponibles por lo que la salud del paciente no se ha visto comprometida en ningún momento".
El medicamento que Ángela necesita, la prednisona, se fabrica en la planta que la alemana Merck tiene en Mollet del Vallés (Barcelona). Un portavoz de esta compañía admite que "como consecuencia de la revisión y adecuación de procesos de fabricación, el suministro regular de algunos medicamentos se ha visto afectado", aunque añade que están trabajando "para restablecerlo a la mayor brevedad posible".
Para ello, añade este portavoz (que coincide con sus colegas del sector en utilizar las palabras "puntual y excepcional"), se están distribuyendo medicamentos comercializados en otros paísesde la Unión Europea con el mismo principio activo, dosis y forma farmacéutica". Aunque para ello son necesarios ciertos trámites burocráticos que pueden retrasar la llegada efectiva de los medicamentos a las farmacias.
El Colegio de Farmacéuticos de Valencia, que mantiene activo un listado privado de medicamentos 'problemáticos' (no accesible para el público), desmiente a la industria y asegura que se trata "de un problema frecuente, que se da cada cierto tiempo (normalmente coincidiendo con la entrada en vigor de bajadas de precios)".
Como explican desde Cofares, el 70% de los 15.000 fármacos dados de alta en España están dentro del sistema de precios de referencia, es decir, se trata de medicamentos para los que existen genéricos (el otro 30% está aún protegido por patente). Eso quiere decir que más de 10.500 productos son susceptibles de tener problemas puntuales de suministro como los que se están viviendo este verano.

No hay comentarios: