tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

sábado, 21 de junio de 2014

Egipto condena a muerte al líder de los Hermanos Musulmanes y a otros 182 islamistas

Said Yusef, bautizado por los medios de comunicación egipcios como"el juez de las ejecuciones", continúa haciendo honor a su fúnebre apodo al mantener la pena de muerte dictada previamente contra 183 simpatizantes del ex presidente Mohamed Mursi. Entre ellos se encuentra el líder supremo de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badía, quien acumula más de 40 casos en su contra y ya había sido condenado el pasado jueves a perecer en la horca, junto a otras 13 personas, en una sentencia que deberá ser confirmada el próximo 3 de agosto.
El tribunal que ha hecho público su veredicto en la localidad de Minya, situada a unos 300 kilómetros al sur de El Cairo, tenía que decidir el destino de los 683 adeptos del derrocado presidente islamista que habían sido condenados a la pena capital en un primer juicio celebrado el pasado 28 de abril. Tras considerar el dictamen no vinculante del gran muftí Shauqi Alam, máxima autoridad religiosa del país, el magistrado ha tomado su decisión final, en la que cuatro de los acusados han visto conmutadas sus condenas por la de cadena perpetua y el resto han sido declarados inocentes.

Numerosos cargos

Los procesados se enfrentaban a numerosos cargos que incluyen elasesinato de dos policías y el asalto a la comisaría de Adwa, en la provincia de Minya, en los disturbios desatados el 14 de agosto de 2013 tras el violento desalojo policial de las acampadas pro Mursi en la capital egipcia. El veredicto puede ser apelado ante el Tribunal de Casación.
Se trata del mayor proceso judicial de la historia del país. Las autoridades egipcias ilegalizaron y declararon organización terrorista a los Hermanos Musulmanes del derrocado presidente Mohamed Mursi.
Fuentes de la Defensa han calificado el caso de ridículo, aduciendo que muchos de los acusados ni siquiera se encontraban en Minya el día de autos. Ésta es la misma versión que mantienen algunos de los familiares, quienes esperaban frente a las puertas de la corte penal que sus allegados estuviesen en la lista de los liberados. El abobado Abdel Hamid ha informado además de que ninguno de los defendidos se encontraba presente en la sala. De los 683 sólo 110 permanecen bajo custodia, mientras que los demás han sido juzgados en ausencia.

El 'carnicero' de la Justicia egipcia

El presidente del tribunal, Said Yusef, ha demostrado con creces queno le tiembla la mano a la hora de firmar sentencias de muerte. El pasado mes de marzo, un primer veredicto en el que enviaba al patíbulo a 529 personas, provocaba una fuerte oleada de críticas dentro y fuera de Egipto, no sólo por el número de condenados sino por la falta de garantías procesales denunciadas por la defensa y por diversas organizaciones de derechos humanos. En en la segunda y definitiva sesión celebrada en abril, el magistrado confirmó la pena capital para 37 de ellos, mientras que 492 vieron conmutada su sentencia por la de cadena perpetua.
Hasta la fecha, ninguno de los veredictos dirigidos contra los seguidores del ex presidente Mursi se ha traducido en ejecuciones. No obstante, el goteo de muertos en las calles no cesa. Este viernes dos hombres perdían la vida en El Cairo en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, en una jornada de manifestaciones organizadas por los Hermanos Musulmanes para protestar contra las masivas sentencias de muerte. Según fuentes gubernamentales, 53 personas fueron detenidas en las concentraciones que se desarrollaron en numerosas ciudades del país.
Desde octubre de 2011 no se había llevado a cabo ningún ajusticiamiento, de acuerdo con un informe de Amnistía Internacional, hasta que la racha se rompió el pasado jueves. Sólo trece días después de que el flamante presidente de Egipto, Abdel Fatah Al Sisi, tomara posesión de su cargo, tres hombres eran llevados a la horca por su implicación en diferentes casos de asesinato.
También la prensa local informa de que bajo los mandatos de Mohamed Mursi y del ya ex presidente interino, Adli Mansour, no se ejecutaron este tipo de sentencias. Resulta simbólico que su reanudación se haya producido dos días antes antes del juicio en el que 183 personas, entre ellos varios menores, han recibido la pena máxima contemplada en la legislación egipcia.

No hay comentarios: