tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

martes, 8 de abril de 2014

¿Qué son los detectores de radar y por qué se multará su uso?

La prohibición de los detectores de radar supone, en realidad, un retorno a la situación que existía hasta 2009. Antes de ese año estaban prohibidos (y por eso se llevaban ocultos dentro de la carrocería o en el compartimento del motor), pero en la reforma de laley de Tráfico aprobada en noviembre de aquel año, en el último momento, no se especificó esa prohibición.
Tampoco se permitió expresamente el uso, pero ese vacío es el que ha permitido que no se pueda multar por su utilización. Ahora ya se recoge una prohibición expresa "por su incompatibilidad con las normas sobre limitación de velocidad y, en general, con las políticas de seguridad vial".
Pero ¿qué diferencias existen entre avisadores, detectores e inhibidores? Técnicamente, mientras el primero es una herramienta pasiva que informa al conductor, los otros dos están continuamente rastreando el entorno del coche. Es decir, el avisador sólo nos indica que unos metros más adelante hay un radar porque esa información procede de una base de datos y nunca sería capaz de descubrir uno móvil escondido o en movimiento a bordo del vehículo que estamos a punto de adelantar.
Esto sí pueden hacerlo tanto un detector como un inhibidor, ya queambos detectan las señales que emite cualquier cinemómetro y, en el caso del segundo, además, las perturbas. Por eso estos últimos siempre han estado prohibidos y su uso multado con extrema dureza (6.000 euros y seis puntos). Una analogía son los sistemas que llevan los coches oficiales o de grandes empresarios para impedir el accionamiento de bombas ocultas, pero que también pueden anular las llaves electrónicas que usan muchos automóviles o un simple mando de garaje.

Aplicaciones de móvil

Avisadores de radar son, por ejemplo, muchas aplicaciones que se descargan para el móvil, aunque también puede ser una funcionalidad más de un sistema de navegación o un aparato a la venta en cualquier centro comercial. Necesitan una conexión GPS pues la información que tienen procede de listas como las que elabora la propia DGT sobre la ubicación de radares fijos, o las que diseñan empresas privadas a partir de un histórico de multas.
En algunos casos, como puede ser el de los dispositivos de la compañía francesa Coyote, sus usuarios forman una comunidad que puede avisarse de la presencia de un control. Basta que el conductor, una vez descubierto el radar, introduzca la alerta en el aparato para que llegue poco después a todos los que circulan por los alrededores.A Tráfico le gustaría poder 'meter mano' también a estos sistemas, pero legalmente es casi imposible, salvo que se castigue la manipulación en marcha.
Los detectores e inhibidores, que son siempre pequeños aparatos, avisan al conductor mediante luces y sonidos, no necesitan GPS, ni pantallas ni bases de datos ya que hacen continuos barridos en distintas frecuencias para detectar las ondas que emiten los radares.

No hay comentarios: