De la misma manera que el gobierno boliviano tiene un Ministro de la Marina a pesar de no tener mar, España tiene un Ministro de Justicia

.

.
Puerto de Llançá - Provincia de Girona - República de Cataluña

jueves, 18 de junio de 2009

Inventos Uruguayos III: S.U.N - Carlos Caggiani



Nombre: SUN (Soy Una Novedad).

Era mi intención ponerle sun -como sol en inglés- pero ese nombre ya estaba registrado. Rápidamente, pensé en formar una frase usando las primeras letras en mayúsculas y se me ocurrió el nombre Soy Una Novedad, el que lógicamente no existía», contó su inventor.
Iventor: Carlos Caggiani.
Para qué sirve: Para calentar agua, té, café o cualquier líquido.
Dos fechas: Fue creado en 1962 y patentado en 1963.
Una curiosidad. Todos lo conocen como ZUM.
Cómo nace. «Se me ocurrió la idea de inventar este calentador un día en que estaba haciendo unos trámites en la Caja de Jubilaciones y vi más de una caldera sobre una plancha eléctrica, tirando humo a los cuatro vientos». Así fue como se prendió la lamparita de Caggiani. Lo primero que hizo fue un prototipo usando planchas de cobre con un separador y cerrando el circuito con el agua. «Éste calentó el agua, pero cuando la envié para analizarla, tenía contaminación por desprendimiento de material», contó. El nuevo calentador fue hecho con una resistencia de cromo-níquel, que solucionó este problema.
Desde lejos Contactado vía mail (pues vive en Estados Unidos desde hace casi cuatro décadas) , Caggiani se mostró agradecido de que su invento siguiera siendo recordado y utilizado por los uruguayos: "Me enorgullece saber que se le siga dando importancia al que en realidad fue mi primer invento, el calentador SUN». Este uruguayo que se fue del paisito hace ya muchos años, inventó muchas más cosas, trabajó incansablemente en el área de la invención y la creatividad, y hoy está jubilado. Esto que sigue es un pequeño resumen de su vida. "Para contarle algo de mi vida en ese tiempo, le explicaré que era un aventurero y que vendí la patente en 1964 y me largué a recorrer el mundo en una vieja motocicleta, con la cual visité 26 países. Uno de ellos fue Estados Unidos, donde ahora resido desde hace 38 años. Después de mi recorrido por el mundo, regresé en 1966 a Uruguay con una valija cargada de ideas y con muchas ganas de realizarme. Como no tuve la recepción indicada en mi país y tenía una promesa de trabajo y estudios en Estados Unidos, al mes de estar allí y después de vender mi motocicleta, decidí emigrar al país que me ofrecía la oportunidad. Trabajé y estudié acá (en Estados Unidos), y pude formarme en el ramo de la ingeniería, en donde practiqué m!s ideas con el soporte de las dos empresas para las cuales trabajé durante 38 años. Ellos creyeron en mis ideas y me dieron todo lo necesario para hacerlas realídad. Hoy tengo algunas patentes en productos médicos y otras en turbinas de aviación, y en el año 2002 me jubité como vicepresidente de una empresa multinacional. De todo esto surgió un libro, «Un Nuevo Martín Fierro», que está a la venta en www.amazon.com y cuya recaudación está dedicada a ayudar a la asociación uruguaya Gurises Unidos. En este momento disfruto de poder dedicarme a mis hobbies, que son muchos, a ayudar a mis hijos en una nueva empresa, y a viajar por el mundo siempre que tengo una oportunidad".