tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

jueves, 30 de octubre de 2014

La ludopatía se extiende por Internet y alcanza a los jóvenes españoles

Sólo la pasión amorosa se iguala al azar en lo que adicciones no tóxicas se refiere. Lo contaba el escritor Fedor Dostoievski en una de sus novelas más célebres: El jugador. En ambos escenarios hay necesidad, tensión y un sinfín de elementos psicológicos que condicionan la actividad del individuo. Si por su accesibilidad e inmediatez eran las tragaperras las grandes protagonistas, ahora el peligro viene desde el universo digital. En las madrugadas televisivas, donde antes había pornografía y, luego, artes adivinatorias, ahora hay casinos y póker on line.
Tanto ex jugadores rehabilitados como psiquiatras expertos en el tratamiento de la ludopatía tienen en la actualidad la misma preocupación: el alarmante éxito del juego on line entre los jóvenes. Sitúan el peligro entre aquellos que ahora tienen entre 12 y 15 años.Susana Jiménez es la psiquiatra responsable de la Unidad de Juego Patológico en el Hospital del Bellvitge (Barcelona) y, en estos momentos, su paciente más joven tiene 17 años, lo que considera la «edad media» entre los que demandan ayuda.
'Los jugadores en red se parecen más a los internautas que a los jugadores presenciales'
En un año, llegan a su consulta 450 jóvenes de entre 15 y 19 años. «Ahora mismo, tenemos nueve casos de menores de 19 años, y el inicio de los síntomas aparece en los 16, aproximadamente», explica.
Según las estadísticas de la unidad, «si en 2005 el número de consultas relacionadas con el juego on line era el 0,6% de los casos, en 2012 es del 13, 1%». Además, el periodo de latencia (el tiempo que pasa entre empezar a jugar y tener un problema con el juego) es mucho menor en los jugadores on line. Si en un jugador presencial es de ocho años, en un jugador en red el margen oscila entre uno y dos. Por eso, que desde la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (Fejar) incidan en la prevención a edades tan tempranas tiene sentido: el problema se puede desarrollar en muy poco tiempo.
El pasado septiembre, en colaboración con el Plan Nacional de Drogas, presentaron la campaña Nocaigas.com, un proyecto de prevención de conductas adictivas dirigido a adolescentes, porque consideran que es del uso masivo del móvil por parte de los más jóvenes de donde pueden venir los problemas con el juego. Ayer, precisamente, se celebró el Día Sin Juegos de Azar. Para Juan Lamas, uno de los responsables de Fejar, «desde que en 2012 se legalizaron las normativas y se concedieron las licencias, los jugadores on line aumentan exponencialmente; en estos momentos hay más de millón y medio, y la mayoría son adolescentes que llegan tras el uso incesante del móvil y las redes sociales y por la publicidad agresiva que realizan los operadores de juego en todos los medios de comunicación».
'El uso incesante del móvil, las redes sociales y la publicidad agresiva aumentan los riegos de adicción'
La aparición de personajes famosos e inspiradores para la juventud, como Rafa Nadal, en la promoción del juego on line es otra de las grandes preocupaciones de todos los profesionales relacionados con la prevención y el tratamiento de las ludopatías. Es la primera vez que en el informe anual Percepción social sobre el juego de azar en España (elaborado por la Universidad Carlos III de Madrid, con el patrocinio de la Fundación Codere) se incluye un apartado propio al juego on line.
Dice el informe: «En los datos de 2013 reaparece una idea de ediciones anteriores, que los jugadores on line se parecen más a los internautas que a los jugadores presenciales. Son internautas que juegan, no jugadores que se han desplazado a internet para jugar, los canales de juego on line y presencial responden a patrones y motivaciones diferentes».

Problemas de adicción

Sobre la posible simultaneidad, Mariano Chóliz, doctor en psicología que forma parte del Consejo Asesor de Juego Responsable de laDirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), lo explica: «En principio, un joven de 15 años que sea jugador on line podría dar el salto al juego presencial pero, para cuando lo haga, probablemente ya tenga un problema de adicción con el propio juego on line. Es como si comienzas a consumir crack para luego pasarte a la cocaína esnifada, es decir, antes de que pueda cambiar de tipo de juego posiblemente ya tenga un problema de ludopatía».
El año pasado es el primero del que se tienen datos oficiales sobre el juego a través de internet en España, dado que hasta junio de 2012 la DGOJ (un organismo que depende del Ministerio de Hacienda) no había otorgado las licencias pertinentes a las empresas de juego on line y a algunos concursos de televisión. En aquel momento, solicitaron autorización 59 empresas y consiguieron licencias 53.
La doctora Ángela Ibañez, responsable de la Unidad de Ludopatía (integrada en el departamento de psiquiatría) del Hospital Ramón y Cajal (Madrid), reconoce que «hay cada vez más pacientes de ludopatía on line y que son cada vez más jóvenes». En este momento, el porcentaje de casos en los que está trabajando relacionados con el juego en internet «es un 20%».
«En los últimos años ha sido un goteo y, desde que se reguló, un boom. La legalización y la publicidad han hecho que el juego on line parezca atractivo y sin riesgos. En los últimos dos años llegan muchos jugadores de este tipo, cuando antes eran la excepción. Ahora están a la par los jugadores presenciales y los digitales, e incluso a veces estos últimos son más. El problema es que los que más buscan tratamiento son los primeros», resume.

Identidad falsa

Ibañez menciona edades: 15, 16, 17 años... Y que, para poder jugar, antes como ahora, en tanto que se trata de menores, los jóvenes han de usurpar una identidad. De ahí que la regulación del juego on line necesite aún de más exhaustividad.
«Los adolescentes han estado jugando utilizando datos falsos, que es algo muy sencillo de hacer en internet», advierte Chóliz, «esto podría solucionarse si se realizara una regulación del juego como la que hemos propuesto al Ministerio». Chóliz ha presentado tanto en la Dirección General de Ordenación del Juego como en el Congreso de los Diputados «un ambicioso programa de prevención basado en la evidencia científica y en experiencias de otros países que, estoy seguro, reduciría enormemente la aparición de la adicción al juego».
«Se sabe cuáles son los elementos que influyen en el juego patológico, de manera que sólo hace falta voluntad política para llevarlos a cabo», considera. Otro asunto es el de las motivaciones propias del juego en internet, muy distintas de las que provocan una adicción al juego presencial. En la red «domina el entretenimiento, cierta forma de racionalidad», y los jugadores quieren demostrar habilidad.

No hay comentarios: