tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

viernes, 31 de octubre de 2014

El PP teme una debacle electoral si Rajoy no frena la corrupción

El Gobierno y el PP se sienten en un agujero electoral al que nadie le ve de momento la salida, según admiten varios de sus dirigentes en privado. La sucesión de escándalos que afectan directamente al partido tiene conmocionados especialmente a los alcaldes y dirigentes territoriales, los primeros que se van a enfrentar a unas elecciones. “Se lo estamos dando todo hecho a Podemos”, resumió la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre. En ese ambiente, diversos dirigentes están trasladando a la cúpula y a Mariano Rajoy que tiene que limpiar el partido y frenar la sangría, según varios de los consultados.
Una de las cabezas que más se reclama, sobre todo entre los más fieles a Rajoy, es precisamente la de Aguirre. Madrid es el epicentro del último escándalo y muchos reclaman al presidente que entre en tromba en esta comunidad para cambiar radicalmente y quitar tanto a Aguirre como a su sucesor, Ignacio González, buscar nuevas caras y renovar el partido por completo. Pero Rajoy, como respuesta a ese ambiente interno, decidió apoyar a la presidenta del PP madrileño, que pese a estar muy tocada aún no se descarta entre las posibles candidatas a la alcaldía de Madrid. “Esperanza Aguirre se equivocó como yo y como todos los que estamos aquí. Yo tengo que ser justo; ¿o es que hay alguien que no se ha equivocado alguna vez en su vida? Y tengo que ser equilibrado. Aguirre es un activo muy importante del partido y cuenta con mi apoyo”, dijo ayer en su rueda de prensa con la presidenta chilena, Michelle Bachelet.
El propio González aseguró que él “no va a ser cabeza de turco” y afirmó que la idea de que Rajoy podría estudiar la posibilidad de tomar el control en Madrid a través de una gestora son “rumores y especulaciones”. Aguirre también descartó su propia dimisión al frente del partido en esa comunidad: “No voy a abandonar el barco cuando parece que se hunde”. Fue precisamente Aguirre la que, en una entrevista en Onda Cero, abrió ayer incluso las especulaciones sobre la posibilidad de que Rajoy no repita como candidato en 2015. Diputados veteranos señalan que esa sería una solución para la situación de deterioro de imagen del PP, dar paso a una nueva generación, pero todos los consultados creen que eso solo sucederá tras las elecciones generales si Rajoy pierde. Creen que él en ningún caso se va a plantear la posibilidad de dejarlo tras una sola legislatura. Insisten en que el presidente confía en que la recuperación económica, el paso del tiempo e incluso el miedo a Podemos hagan que los votantes tradicionales del PP, ahora en la abstención, vuelvan a apoyarle.
Varios barones autonómicos, que reclamaron medidas contundentes, apoyaron la continuidad de Rajoy como candidato. “El candidato del PP a las siguientes elecciones es sin duda el presidente Rajoy. No hay dudas al respecto”, aseguró el gallego Alberto Núñez Feijóo. El valenciano Alberto Fabra también contestó a Aguirre —quien se había limitado a decir “vamos a ver qué se plantea, no avancemos las cosas”, cuando se le preguntó si creía que Rajoy debía repetir— y dijo que el mandatario es “la persona adecuada para seguir al frente del Gobierno de España”.
Precisamente a la Comunidad Valenciana miran también los dirigentes que piden a Rajoy más contundencia. El lunes, el Rey visitará Alicante y el martes lo hará el presidente, ambos para participar en el Congreso de la Empresa Familiar. Ambos se encuentran con el problema de que quieren evitar la fotografía con la alcaldesa, Sonia Castedo, imputada por corrupción. Es probable que logren convencerla de que no se acerque, pero el PP exige a Rajoy que haga algo para que Castedo deje ya la alcaldía y, si no, que le monte una moción de censura. La dirección aprieta a Fabra para que lo consiga, pero el riesgo de ruptura del grupo municipal les ha impedido moverse hasta ahora. El nuevo ambiente recrudece la presión.
Estos dirigentes, que aseguran que este asunto de la reacción ante la corrupción es el único tema de conversación en el PP estos días, también miran a la calle Génova. La cúpula aún no ha dado una sola explicación sobre el supuesto pago con dinero negro de al menos 1,7 millones de euros. En privado, los dirigentes se lanzan contra el juez Ruz, al que ven con animadversión hacia el PP, pero también exigen que el partido explique de una vez qué ha pasado con la caja b y la sede y se asuman responsabilidades “caiga quien caiga”.
Rajoy matizó ayer su discurso del día anterior en el Congreso y ya no dijo que “todas las personas” implicadas en escándalos estaban fuera del partido, sino “la gran mayoría”. Algunos de estos dirigentes reclaman que se haga algo también con el exsecretario general Ángel Acebes, imputado por la caja b y también por el caso Bankia. Y no solo en el partido, apuntan, sino también en Iberdrola, de cuyo consejo consideran que es miembro por pertenecer al PP. También reclaman más contundencia con Rodrigo Rato, que está igualmente en el Banco Santander y en Telefónica. La cúpula contesta que Rajoy está haciendo todo lo que puede y que la clave radica en las leyes anticorrupción que el PP va a aprobar ahora en solitario.
Los más fieles a Rajoy insisten en que debe salir a la ofensiva, contar todo lo que ha hecho y va a hacer contra la corrupción y no dejar más espacio a Podemos. “La conducta de unos pocos no puede convertirse en una enmienda a la totalidad del sistema”, señaló José Manuel Soria, ministro de Industria y muy cercano al presidente, en un mensaje muy repetido en la cúpula.

No hay comentarios: