tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

sábado, 4 de octubre de 2014

Al menos 33 personas mueren en una estampida en un evento religioso al norte de la India

Una estampida durante la celebración de un festival hindú se cobró la vida de al menos 33 personas en Patna, en el estado de Bihar, al norte de India. Hay al menos otros 26 heridos, cinco de ellos en estado crítico, que fueron trasladados al hospital universitario de la ciudad.
"Entre los muertos había unos cinco o seis niños y alrededor de 20 mujeres", dijo a la prensa local el magistrado del distrito, Manish Kumar Verma, sobre el suceso ocurrido a última hora del viernes y cuyas causas están aún por aclarar.
Testigos afirman que la avalancha se produjo cuando una multitud presente en el parque Gandhi Maidan temió, presa del pánico, después de ver que caía al suelo un cable eléctrico descontrolado. Las autoridades no confirman esta versión.
"Algunos dicen que el incidente tuvo lugar después de que algunas personas cayeran en un desagüe. Otros hablan de un rumor difundido entre la multitud por un cable de alta tensión. Sabremos la verdad sólo después de una investigación exhaustiva", afirmó el ministro de Bihar, Vijay Chaudhary, a la televisión local NDTV.

Protestas contra la policía

Las protestas por lo ocurrido no se han hecho esperar. Muchos testigos culpan a la policía de la falta de seguridad del lugar y del plan de evacuación que se llevó a cabo. "El sitio no estaba preparado para una salida masiva de miles de personas por una única puerta en plena oscuridad y todos al mismo tiempo", le dijo un testigo al diario Hindustan Times. Según cuentan los supervivientes, Gandhi Maidan tiene cuatro salidas y sólo una de ellas permanecía abierta, lo que obligó a la turba a dirigirse hacia la misma puerta, empeorando así la caótica situación. "Había tanta prisa hacia la puerta de salida que varias mujeres y niños fueron atropellados", señaló Verma.
Los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad se han visto también en el hospital local. Fruto de la angustia, las personas que no encontraban a familiares desaparecidos la han tomado con los agentes por la falta de información al respecto, según dicen algunos testigos a la prensa, lanzándoles zapatos y botellas de plástico. Las autoridades han anunciado que otorgarán 200.000 rupias (2.500 euros) a las familias de los fallecidos y 50.000 (650 euros) a los heridos de gravedad.
El Primer Ministro, Narendra Modi, ha expresado sus condolencias a los familiares de los fallecidos. "La estampida en Patna es profundamente entristecedora. Hablé con el jefe de gobierno de Bihar sobre la situación. Mis condolencias a las familias de los que perdieron su vida y mis oraciones están con los heridos", escribió en Twitter a primera hora de la mañana.
La líder del Partido del Congreso, Sonia Gandhi, también ha lamentado lo ocurrido. "Consternada por el desafortunado incidente, (Sonia) Gandhi expresó su esperanza de que los heridos estén siendo atendidos adecuadamente y transmitió sus condolencias a las familias de los fallecidos", señaló el partido en un comunicado. Las formaciones políticas de Bihar han aprovechado la ocasión para criticar al gobierno del Estado por los fallos de seguridad durante el evento.
Las celebraciones del festival hindú de Dussehra son las más importantes de la capital de Bihar y anualmente reúnen a 50.000 personas para asistir a la quema de las efigies de Ravana, una deidad dentro del hinduismo.
Las estampidas son comunes en India, sobre todo durante celebraciones religiosas que congregan a miles de fieles. El pasado mes de agosto 10 personas murieron mientras se celebraba el festival hindú de Somvati Amavasya, en el estado de Madhya Pradesh, en el centro del país. En ese mismo estado, justo hace un año, un centenar de personas perdieron la vida al desatarse el pánico en un puente sobre el que estaban 25.000 fieles de camino al templo de Ratangarh. En Patna, en 2012, una veintena de peregrinos murió en una estampida durante el festival de Chhath y un año antes, en el estado de Kerala, un centenar de devotos fallecieron en una avalancha cuando regresaban de un santuario hindú. Las malas infraestructuras de los lugares de reunión unidas a una multitud presa del miedo suelen ser los dos componentes demoledores que llevan a estos fatídicos resultados.

No hay comentarios: