tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

lunes, 24 de noviembre de 2014

Cayetana Fitz-James Stuart, la duquesa de Alba era residente fiscal en Madrid

Aunque enamorada de Sevilla, Cayetana Fitz-James Stuart, la duquesa de Alba era residente fiscal en Madrid, en el Palacio de Liria, según ha podido confirmar EL MUNDO por fuentes de la Administración. Esta situación tributaria le permitió un sustancial ahorro cuando adelantó a sus hijos parte de su herencia en 2011 y también en sus sucesivas declaraciones de Impuesto de Patrimonio, puesto que la Junta de Andalucía mantiene una presión fiscal más elevada que la de la Comunidad de Madrid.La recaudación del Impuesto de Sucesiones y resto de tributos autonómicos pendiente tras su muerte corresponderán a la Comunidad que preside Ignacio González y no a la de Susana Díaz.
La Junta de Andalucía señaló en un comunicado el pasado jueves, que «la duquesa era una personalidad íntimamente ligada a la forma de ser andaluza y muy especialmente a Sevilla» y deslizó que ésta es la «ciudad en la que residía habitualmente, en el Palacio de las Dueñas, donde también ha fallecido». La Ley General Tributaria establece que «la residencia habitual» debe ser la fiscal, por lo que es importante el comunicado de la Junta andaluza, aunque ésta no ha dado señales públicas hasta ahora de que quiera disputar la recaudación a Madrid con respecto a los Alba.
La legislación puede amparar a la duquesa de Alba. El artículo 48 de la normativa vigente prevé que si el contribuyente realiza actividades económicas, «la Administración Tributaria podrá considerar como domicilio fiscal donde esté efectivamente la gestión administrativa». Cayetana Fitz-James nació en Madrid y tenía todas sus empresas domiciliadas en la capital de España, según aparece en el Registro Mercantil.
«Lo que más siento es no haber nacido en Sevilla», confió antes de morir la duquesa a su confesor Ignacio Jiménez Sánchez Dalp. También la presidenta de la Junta andaluza, Susana Díaz, resaltó al trasladar el pésame a la familia su «vinculación a las costumbres andaluzas». Pero, pese a su pasión personal, los asesores fiscales de la duquesa no podían ver ningún estímulo en trasladar su residencia tributaria a Sevilla ante la gran diferencia de impuestos entre ambas comunidades. Según el informe Panorama de la Fiscalidad Autonómica y Foral 2014 del Colegio de Economistas, la Junta andaluza figura entre las regiones que más penalizan fiscalmente las sucesiones y donaciones. Llega a aplicar un tipo del 36,5% cuando la base liquidable de lo que se recibe o hereda supera los 797.555 euros.
Sin embargo, la Comunidad de Madrid ofrece una bonificación de hasta el 99%, siempre que la donación se formalice en documento público. A esto último se acogió la duquesa en 2011. El 4 de julio de ese año adelantó gran parte de su herencia a sus hijos mediante una donación en Madrid ante notario. Sus seis hijos -Carlos, Jacobo, Alfonso, Fernando, Cayetano y Eugenia- pasaron a ser titulares registrales de bienes de la duquesa, aunque ésta podía seguir administrándolos. Aceptaron así su último matrimonio con Alfonso Díez.
El 1% tributado por esa donación está incluido entre los 354,5 millones que recaudó el Gobierno regional de la entonces presidenta Esperanza Aguirre en concepto de Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Lo que recaudó la Junta del entonces presidente José Antonio Griñán fueron 326 millones, pese a que es una comunidad más poblada y que fija impuestos más altos. ¿La razón? El consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, suele sostener que impuestos más bajos generan más recaudación: atraen grandes patrimonios y evitan el fraude. Desde que Madrid bonificó hasta casi suprimir este impuesto, las donaciones en vida pasaron de 5.000 a 28.000.
La asociación de técnicos de Hacienda (Gestha) señaló que si el patrimonio de la duquesa de Alba corresponde a los 3.200 millones que estima Forbes, el abono a la Agencia Tributaria es sólo de seis millones. El «exiguo tipo efectivo del 0,2%» se debe a la baja tributación de Madrid y a que el grueso de los bienes está exento de impuestos al formar parte del Patrimonio Histórico.

No hay comentarios: