tanto monta monta tanto olga maria a monago como a Carlos Muñoz eso si solo pilla a los del PP costa de nuestros impuestos, amor incondicional por la buxaca de los corruptos

.

.

miércoles, 6 de agosto de 2014

Oroterapia al poder en Ibiza

Para quienes los tratamientos de belleza a golpe de chocolate o vino se les han quedado cortos, aquí está la revolución más sibarita: la oroterapia. O cómo lucir una piel tersa y, de paso, borrarse de un plumazo unos años, tirando, eso sí, de polvos de oro de 24 quilates. Una propuesta tan exquisita como ésta no podía estar lejos de la isla pitiusa. Ni de uno de sus principales hoteles de lujo, el Ibiza Gran Hotel, centrado en el arte (acoge 365 obras originales de 28 artistas contemporáneos diferentes) y a un paso de los puertos de Marina Botafoch y de Ibiza.
Allí se esconde su Open Spa de 1.300 metros cuadrados, dividido en cuatro áreas: Agua, Fitness, Belleza y Experiencias. Esta última ejerce de escenario del tratamiento tanto facial como corporal Golden Elegance, cuya duración es de 110 minutos y tiene un precio de 220 euros. Los productos que se utilizan en este caso son de la exclusiva marca Selvert Thermal.

Adiós a las arrugas

Polvos y crema a base de oro.
Con apenas unos meses de vida (es la novedad del spa durante esta temporada), ya se ha convertido en su joya de la corona. Y es que los sabios en esto de lacosméticaaseguran que pocos elementos hay tan poderosos como el oro a la hora de poner la piel a punto y cargarse unas arrugas. También pueden usarse polvos de plata, caviar, perlas o diamantes, pero no es lo mismo. Por algo dicen que la propia Cleopatra se embadurnaba con oro cada noche. Y es un básico en la medicina tradicional china, donde los doctores de la Corte imperial lo empleaban para proteger el cuerpo de agresiones externas y para nutrir y revitalizar la sangre.
Serían algunos de los beneficios. Pero hay más: estimula la renovación celular, favorece los procesos de cicatrización, previene el envejecimiento, proporciona firmeza, hidrata la piel, potencia la iluminosidad, incrementa las defensas de la epidermis... ¿Convencido? Pues manos a la obra. Lo primero que hay que hacer es limpiar la piel y dejar paso a una completa exfoliación facial para eliminar las células muertas.

'Momento mascarilla'

Una de las piscinas del hotel ibicenco.
El siguiente paso es un envolvimiento con polvos de oro por todo el cuerpo a través de ligeros masajes. Al cabo de un rato, toca abrir los ojos y sentirsecual burbujita de cava en el anuncio de Navidad. Sí, dorada de arriba abajo. Tras la foto de rigor (no es obligatoria, pero...), espera una ducha de agua tibia, ya que a la tercera fase hay que ir totalmente inmaculada. Calma, que el preciado metal ya se ha introducido en nuestra piel y comienza a actuar poco a poco.
Y por si acaso, llega más oro, esta vez en forma de finas láminas. Sensación de paraíso total. Después, «momento mascarilla facial» humedecida con vapor frío para que haga un mayor efecto y, como colofón, un relajante masaje corporal. Si la noche promete, barra libre de oro en el escote, el cuello o donde haga falta. La manicura y pedicura con el carísimo elemento de por medio (que también existen) lo dejamos para otra ocasión.
IBIZA GRAN HOTEL. Calle Juan Carlos I, 17, Ibiza. Tfno: 971 80 68 06. Internet: www.ibizagranhotel.comDesde 280 euros la junior suite doble con desayuno tipo buffet. Éste sorprende con una sección especial cada día: ostras y champán, jamón de jabugo, queso con vino dulce, bombones hechos al momento a manos de un maestro chocolatero, ahumados, cócteles creativos...

No hay comentarios: